Para comprender la evolución histórica que tuvo el Estado es fundamental empezar por definirlo tomando en cuenta que es un concepto que difiere dependiendo del autor. Así una de las primeras definiciones señala al Estado como una forma de organización social, política, soberana y coercitiva, formada por un conjunto de instituciones que tiene el poder de regular la vida nacional en un territorio determinado. Sin embargo, esta no es la única concepción que surge; para Weber el Estado es una organización política cuyos funcionarios reclaman con éxito para sí el monopolio legítimo de la violencia en un territorio determinado. Y sobre esta definición aclara que la violencia no es el primer recurso ni el más destacado sino el de última instancia, aquél con el que el Estado cuenta cuando todos los demás fallaron.  Es decir que monopoliza para sí el empleo de la fuerza legal. Por lo cual se encuentran dentro del Estado instituciones tales como las fuerzas armadas.

Compartir en:

  add to del.icio.us Add to Blinkslist add to furl Digg it