El proyecto potencia la identidad proyectual gráfica de cada alumno, su estilo, su estética personal, su propia imagen profesional, la cual se transformará en la imagen gráfica del diseñador, en su correspondiente marca de identidad. La construcción de la propia identidad a través de un proceso constante durante toda la cursada a través del crecimiento paulatino de cada estudiante han permitido el desarrollo de la marca propia, las piezas gráficas de aplicación de la mismas: papelería, curriculum vitae, piezas de promoción y el Portfolio Profesional impreso y digital conformando una imagen de calidad del diseñador para una futura búsqueda laboral exitosa.