Trabajo fotográfico que retrata el lado negativo de la Calle Corrientes, un lugar icónico de nuestra ciudad, que si se mira con otros ojos revela la decadencia que sufrió en los últimos años.