Se realizó un análisis comparativo entre dos obras de arte pertenecientes a épocas con más de 800 años de por medio. Una fue un mosaico románico en la Basílica de San Miniato al Monte ubicada en Florencia (siglo XII) y la segunda fue La última cena, una fotografía del fotógrafo y director estadounidense David LaChapelle. Ambas tratan el tema de la religión cristiana pero al haber nacido en periodos tan distintos, el trato del tema y el sentido de la obra son otros. Se analizó la importancia del contexto a la hora de estar expuestos a una imagen y como la realización de un análisis solamente técnico resulta en la mistificación de la obra.