Se realizó una campaña para la marca Sprite. "Cortá con tanta amargura" fue el concepto el cual fue desplegado a través de dstintos medios y formatos: Desde gráficas que presentaron una manera distinta de proyectar la marca con un tono nostálgico hasta radio y televisión y plantearon a fondo la cuestión del hate y las distintas maneras de revertirlo. Por último se desarrolló BTL y la activación digital de las cuales destacamos su alto nivel de creatividad y practicidad.