Facultad de Diseño y Comunicación
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Catálogo de Proyectos de Graduación >
  3. Detalles del Proyecto

Diseño Industrial: Herramienta de supervivencia

Autor: Neira, Jerónimo

Carrera: Diseño Industrial

Categoría:

Línea Temática:

Fecha de aprobación: Septiembre 2008

Antecedentes:

Palabras Clave:

Síntesis:

En el contexto de los productos diseñados en serie y en el marco en que se engloban los mismos, siendo ellos diseñados por diseñadores industriales capacitados para resolver las necesidades más generales y específicas de distintos sectores de la sociedad se encuentra el gran conflicto que trae el mega consumo. El deterioro severo del medio ambiente iniciado por el siglo XIX y la Revolución Industrial  trajo consigo una estela de preocupaciones que hoy en el siglo XXI se debe pagar. Es decir, comenzar con una nueva gestión de diseño que revierta esta situación.

El cambio climático, el agujero de ozono, los desastres climáticos, la polución y la contaminación de las aguas dulces y saladas son entre otras las consecuencias que el mundo de hoy padece a causa de la densidad demográfica actual, el consumo que trae consigo y la falta de respeto y consideración que tiene el ser humano sobre el problema.

Desde un punto muy específico, este trabajo pretende aportar tanto conciencia como reflexión  mediante análisis de sucesos y propuestas valederas a aquellos consumidores y diseñadores que se encuentran en el día a día con el nacimiento de nuevos productos masivos.

Esta investigación propone que en el gran conflicto que se ha creado entre el medio ambiente y la producción de productos masivos se geste una nueva oportunidad de diseño. Es decir, que los diseñadores industriales  reorienten los procesos industriales como financieros. Frente a esta proeza este trabajo propone  que los diseñadores se conviertan en creadores de bienes  y servicios que generen ecología con valor social y económico.

En el marco del diseño industrial asociado desde su nacimiento a la Revolución Industrial, se deben los desarrollos de miles y miles de productos pensados desde un punto funcional, estético y económico.

A partir de este análisis, el diseñador, desde sus bocetos como en el seguimiento de la producción del producto tenderá a desarrollar una metodología sustentable de diseño.

En el siglo XXI se pretende que el rol del diseñador, la responsabilidad de la sociedad y las megas empresas tomen conciencia verdaderamente para revertir la crítica situación ambiental a la que esta sujeta.

Luego de analizar las consecuencias que trae la acumulación de productos en desuso, es decir basura y la modalidad de producción de las grandes empresas (generadoras de desperdicios), se generan propuestas en materiales y pautas de diseño viables.

El ecodiseño como gestión de un proceso comprometido con el tema medio ambiental ha demostrado que comenzar el proceso bien es relativamente sencillo. Respetar las etapas de diseño priorizando el medio ambiente y aplicando las técnicas eco son indicios de que un diseño comprometido con la tierra será exitoso para la sociedad y el medio ambiente. Situar los requerimientos ambientales en el origen de las actividades económicas (el diseño) y en un plano de igualdad los otros requerimientos clásicos como son la funcionalidad, la calidad y los costos. Para el funcionamiento correcto de esta modalidad en los centros de diseño se promueven leyes, regulaciones y administraciones. Se sabe que el ecodiseño también tiene capacidades limitadas para cumplir con sus fines que se recuadran bajo influencias del mercado. Empresas guiadas  solamente por la obtención del máximo beneficio buscan optimizar los recursos de que disponen. Obviamente esta conducta se trascribe a impactos medioambientales. Si todas las empresas fueran  obligadas a cumplir las normas regulativas de ecología, se provocaría una mejora susceptible y se revertiría la situación de varios problemas que acontecen actualmente.

El diseño con materiales alternativos es un factor que esta tesis hace hincapié. El poder reemplazar ciertos materiales cotidianos que ambientalmente no aportan nada es objeto de ser rigurosamente analizado y replanteado. El material como base para toda una gestión de diseño es el factor del cual se parte. Proporcionar alternativas y promocionar el desarrollo de materiales biodegradables es una solución muy valedera para aquellos productos de vida corta, que traspasan el lapso productivo  y las manos del consumidor  rápidamente y terminan años en un vertedero.  En este conjunto se invocan materiales tanto biodegradables, reciclables y pre reciclables.  La implementación y uso de estos materiales con estas características son un motivo de diseño suficiente para promocionar productos en armonía con el medio y la sociedad.

En el caso de los materiales biodegradables se pretende la desaparición del producto una vez utilizado y dejado. En los reciclados se fomenta la reutilización del producto usado como materia prima de un nuevo producto. El pre reciclado como método de previa organización y agrupamiento de ciertos materiales para mejorar recolección de estos y agilizar el proceso de reciclado.

De todas formas el uso de  los materiales reciclados  no es la solución definitiva al conflicto. Es un aporte necesario, pero traza solo una pequeña parte del camino hacia la solución. El hecho fundamental es el de generar materias primas no contaminantes o renovables.

En su afán por subsistir y colonizar el mundo, el hombre  ha llegado a contraatacarse sin darse cuenta. Por eso es que hoy deberá afrontar con su inteligencia la supervivencia y mejora de su comunidad y las futuras  además del ámbito donde convive. Tiene la virtud de contar con herramientas para hacerlo. Por ejemplo, la tecnología es una de las herramientas principales con las que plasma toda esa inteligencia que fluye. En el diseño, el diseño multifunción ha brotado inmensamente en su respuesta a la demanda de acciones y tareas que el hombre realiza. Desde una llamada hasta ver una película, mandar un mail o pagar los impuestos utilizando solo un teléfono celular por ejemplo es  consecuencia de un proceso que ahorra grandes cantidades de insumos como el papel o simplemente energía. Desarrollar productos eficaces, capaces de proporcionar variación de funciones es también una brecha hacia el buen diseño ecológico. Es decir, eliminar la individualización de productos para una sola tarea y saciar las múltiples necesidades del consumidor con un solo producto. Se Trata de agrupar acciones semejantes y poder plasmarlas en un único producto. El celular es actualmente el producto de vanguardia en esta modalidad y está comprobado que algunas  empresas ya han tomado la multifuncionalidad como estrategia de diferenciación. 

La verdad más pura de todo este conflicto es que la libertad de exprimir al mundo como fuente de ganancia y objeto de consumo debe terminar. En tanto que un diseñador industrial no debería sentirse satisfecho en tanto y en cuanto no haya puesto también su creatividad del lado de la protección del medio ambiente y no en su mero sometimiento.

El proceso de cambio debe comenzar mucho antes de sacar punta al lápiz y comenzar a bocetar. Los claustros universitarios son agentes que tienen muchísima tarea por hacer. Son los responsables de fomentar la responsabilidad por el medio y concientizar a sus estudiantes y futuros profesionales dueños de la ramificación del buen diseño venidero.

Cultivar bien para cosechar bien, es el objetivo mas desafiante.

 




VERSITIOSDC