Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

“El desafío siempre es salir adelante y ser perseverante con lo que quieres”, dijo Nicolás Tiferes de Mathienzo.

Ciclo de Networking DC. Mate, del objeto a la experiencia. 


¿Cómo se diseña un objeto? ¿Qué diferencias hay entre diseñar un objeto y diseñar una experiencia? ¿Qué herramientas del diseño se aplican a los negocios? Son algunos de los temas tratados el pasado 8 de julio en los Ciclo de Networking DC. 

“El desafío siempre es salir adelante y ser perseverante con lo que quieres”, dijo Nicolás Tiferes de Mathienzo.

Pubicada: 12/9/2020

En este encuentro, nos acompañaron Mercedes Buey Fernández y Nicolás Tiferes que nos llevaron por el mundo del diseño y los negocios. De diseñar un mate a diseñar un negocio basado en la yerba mate (la infusión y la experiencia).

Mercedes es Diseñadora Industrial y se especialista en Gestión Estratégica de Diseño; y, Nicolás es Diseñador Industrial; ambos formados en la Universidad de Palermo. En 2011 juntos fundaron su estudio, donde diseñan, desarrollan y fabrican productos de consumo masivo. En 2012 nació Mathienzo, compañía joven de yerba mate dedicada al diseño de productos y experiencias en torno a la tradición y ritual matero, entregando productos de calidad Premium y alto valor agregado. Mathienzo es hoy el maincore business de ambos, y se comercializa en toda la Argentina y distintas regiones del mundo como Australia, Chile, Rusia, Alemania y Estados Unidos.

Mathienzo nace con el objeto mate, que tuvo gran éxito en el mercado. A partir de entonces, surgieron más productos hasta lograr un “viraje a la experiencia completa”, comentó Buey. Hoy, la marca vende objetos y yerba mate tanto en Argentina como en diferentes partes del mundo.

Como contó Buey, Mathienzo nace de “las ganas de generar un proyecto en común”. Al principio, “empezamos con el típico boceto en papel en un bar. Nos metimos en el mundo del mate porque uno de nuestros objetivos es lucrar con el negocio y crecer, y que Mathienzo sea conocido”, explicó Tiferes.

El mate es una de las experiencias más masivas y tradicionales de Argentina, y que ha logrado impregnarse en distintas partes del mundo, trascendiendo de tal manera, que ha generado un sinfín de experiencias, productos y diseños a su alrededor. “El mate está metido en el 75% u 80% de las casas”, explicó Nicolás. Es por esto, que la marca se implica con esta experiencia, por el deseo de lograr algo masivo.

Sin embargo, el reto se encontraba justamente en la masividad del producto, en lograr generar una experiencia que destaque y se distinga del resto. “Era desarmar y rearmar un producto para darle tu propia impronta”, comentó Tiferes.

“Empezamos a ver las distintas falencias que tenía el objeto original del mate y así nació nuestro producto de silicona. Iniciamos desarrollando un universo de multiproductos, con nuestra impronta y buscándole el significado”, contó Nicolás.

Uno de los puntos fuertes de la marca, es la coherencia de su propuesta. “Lo interesante de esto es que tenemos un proyecto integral. No solamente el mate y la yerba, sino buscar las distintas tendencias y necesidades, poder entender qué es lo que queremos comunicar y cómo lo comunicamos, eso es a lo que le sacamos mucho jugo”, explicó Tiferes.

Inicialmente, los emprendedores se toparon con distintos conflictos como la inexperiencia y la incursión en un mercado completamente tradicional. “Si bien, hoy en día el mate está muy de moda, en su momento no todos lo tomaban”, comentó Buey.

La experiencia en torno al mate, está ligada por lo general a un público tradicional, es por esto que supone un desafío muy grande entrar a este mundo con algo nuevo. Sin embargo, Mathienzo logró darse cabida en este espacio, llegando a ser un negocio de gran éxito en el mercado.

Pero, ¿cómo lo lograron? Con el respeto por la traición en todos los espacios del proyecto. “Desde la comunicación, hay que mostrar este respeto”, dijo Buey.

Asimismo, el éxito logrado se dio gracias a la investigación y la observación constantes, ya que se trata de entender al público e involucrarse con el contexto del que nace el producto. “Empiezas a ver qué es lo que busca la gente de un producto, a observar cómo consume y usa ese producto, y a partir de ahí empiezas a pensar de manera distinta el negocio, te pones a pensar más en estos detalles. Desde el lado del diseño, es esencial el cliente”, explicó Mercedes.

Entender este contexto te permite plantear los objetivos y alcance del producto. En el caso de Mathienzo, entrar en el negocio de la venta de yerba mate supone un gran desafío, ya que se trata de un mercado sumamente establecido y con marcas reconocidas y apropiadas por los clientes. Es por esto que generar una estrategia de negocios es muy importante a la hora de lanzar un producto en un mercado tan competitivo.

“Generamos un producto de preferencia para el cliente. Torcerle el gusto por una yerba a un cliente es sumamente difícil, si está enamorado de cierta marca es difícil. Por eso, trabajamos en una marca con la que la gente se sienta identificada. La comunicación es el juego que manejamos y el arte de seducción al cliente. Mathienzo comunica algo genuino. Rompimos el esquema de comunicación de la yerba mate y entramos en un nicho alto, para no competir con los grandes”, explicó Tiferes.

En este sentido, Mathienzo no solamente vende productos, vende experiencias. Gracias a las distintas estrategias utilizadas, la marca ha logrado un éxito impresionante.

Finalmente, Mercedes y Nicolás brindaron algunos consejos para aquellos emprendedores que aún no se animan a lanzarse al mundo. “La cosa más importante de los emprendedores es que empiezas a trabajar con un instinto de supervivencia impresionante y lo vas perfeccionando día a día. Es muy importante trabajar en equipo y el socio que tengas tiene que ser un pilar fundamental. La confianza siempre tiene que estar presente, saber que el otro está trabajando también para mi beneficio. Aprendes a empatizar, ser selectivo con las personas que te relacionas y a trabajar siempre viendo al precipicio”, concluyó Tiferes.


+ Ciclo Webinar DC


Categorías a las que pertenece esta nota:

Eventos


Ver Noticias Ver Próximos Eventos Ver noticias anteriores