Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Es importante explorar lo que cada personaje despierta en nosotros mismos como resonancias”

Dijo la actriz Marilú Marini en la Facultad

Se realizó la décima edición de Escena Creativa, seminarios gratuitos de capacitación y actualización donde los protagonistas y creadores presentan su producción, reflexionan sobre su obra, explican técnicas. Allí Marilú Marini dictó su seminario sobre la actuación como profesión.

5/11/2009

“Es importante explorar lo que cada personaje despierta en nosotros mismos como resonancias”

Dedicarse a la actuación requiere entrenarse en varias disciplinas, recorrer distintos caminos desde lo individual, lo grupal, lo social y por sobretodo proponerse una formación permanente en las experiencias humanas. Estos recorridos son múltiples y hay tantos como actores y actrices. A estos trayectos individuales se suman las distintas exigencias de los medios en donde se desarrollan las actividades artísticas, los circuitos teatrales, cinematográficos, televisivos que implican modos diferentes de concebir la actuación y la profesión.

Desde su recorrido como actriz tanto a nivel nacional como internacional, Marilú Marini aportó su visión personal: “Mi trayectoria comienza con una disciplina física ya que primero fui bailarina. El pasaje de la danza al teatro fue lento y al azar. Tuve que enfrentarme a un montón de cosas. Fue importante relativizar lo que me pasaba para no tomármelo de manera dramática. Construí mi trabajo día a día, cincelándolo como si fuera una artesanía. Tener una disciplina y una estructura es algo fundamental, siempre que no nos ahogue sino que nos permita desarrollarnos. Es importante explorar lo que cada personaje despierta en nosotros mismos como resonancias. Hay que tratar de no quedarse en prototipos o construcciones”.

“Hay algo del orden de lo físico que se imprime sobre la voz para que la actuación sea buena. Es una necesidad del cuerpo, no sólo una idea. Ser actor implica un trabajo técnico, físico y mental”, dijo y agregó: “No hay que asustarse con los guiones que presentan mucha precisión. Se puede encontrar libertad también ahí. En “Los días felices” de Beckett respeté los ritmos del autor. No había una interpretación dramática o festiva. El trabajo en el teatro implica mucha concentración y esfuerzo. Uno nunca está sólo sino en relación con los iluminadores, sonidistas, vestuaristas y otras personas que hacen al hecho teatral. Uno nunca llega a tener el instrumento dominado. Cada vez hay circunstancias distintas que modifican todo, nos ubican en una situación de no permanencia. Estamos siempre en la cuerda floja, ese es nuestro trabajo”.

“Hay que ser serio con el trabajo pero no con uno mismo. El trabajo, lo irrespetuoso con un texto y la falta de solemnidad dan muy buenos frutos. El contacto con lo prohibido nos lleva al límite de nosotros mismos, nos exalta. En nuestra profesión tenemos que tratar de ir más allá, incluso a veces hay que perder el ´buen gusto´”.

“Por suerte existe el humor y la posibilidad de distanciarse de uno mismo. A mí me interesa tanto lo que pasa en la cultura que soy muy ecléctica en mis gustos. Veo que hay una gran cantidad de gente que hace cosas interesantes. El nivel actoral en Argentina es muy alto”, concluyó.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“A mí me interesa contener al actor porque sé lo que se siente estar allá arriba”

“Creo que me hice un coreógrafo grupal porque me importa mucho lo que pasa en la sociedad”

“Creo que para escribir un guión es muy útil trabajar con otro, tener un alter ego”

“El actor es un especialista en relaciones humanas”

“Ensayes lo que ensayes siempre sentís que te falta, pero hay un punto en que no avanzás más: necesitás del público”

“Hay una coreografía permanente entre lo que pasa en vivo y lo que pasa en la pantalla”

Links sugeridos:

Minisitio Escena Creativa

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones