Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

Diversidad de miradas y abordajes en escena

Estudiantes de la Facultad presentaron sus obras en el teatro Regio


Se realizó la cuarta muestra anual de fragmentos de obras de teatro dirigidas por los estudiantes de las carreras de Diseño de Espectáculos (Escenografía y Vestuario) y Dirección Teatral de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, en el Teatro Regio, dependiente del Complejo Teatral de Buenos Aires.

Diversidad de miradas y abordajes en escena Diversidad de miradas y abordajes en escena Diversidad de miradas y abordajes en escena Diversidad de miradas y abordajes en escena Diversidad de miradas y abordajes en escena

Pubicada: 3/12/2009

En esta oportunidad presentaron sus trabajos los alumnos de las cátedras de Dirección I (Alejandro Casavalle), Taller de Dirección I (Darío Levy), Taller de Dirección III (Norberto Laino), Dirección V (Carlos Palacios) y Proyecto Escénico I (Gustavo Schraier). La coordinación escenotécnica de la muestra estuvo a cargo de Héctor Calmet y la coordinación general fue realizada por Andrea Pontoriero. Debido a la gran producción de los estudiantes la muestra fue dividida en dos funciones donde se pudieron apreciar la diversidad de miradas y abordajes que caracteriza a las carreras de Diseño de Espectáculos y Dirección Teatral.

La muestra abrió con una creación de dramaturgia propia de la estudiante Lelia Parma Tan necio. El monólogo trabajaba la idea de fragmento que se desplegaba en la propuesta visual así como en el vestuario de Ana Algranati, en donde se daba una correspondencia entre los trozos de imágenes que manipulaba la actriz y los trozos de texto que se afirmaban o contradecían en contrapunto.

Guillermina González Castro presentó MedeaMaterial. El complejo texto de Heiner Müller se trabajó desde una propuesta visual muy impactante en donde Medea transportaba una estructura con despojos de extremidades humanas. El vestuario y la caracterización subrayaban lo teatral al mismo tiempo que se introducía una ruptura en la ilusión teatral tratando de implicar a los espectadores en la escena a través del manejo lumínico y de la apelación directa de la actriz a la audiencia.

Con la obra de Alejandro Urdapilleta La fabricante de tortas, Javier Marra cambió el tono de la función, la risa grotesca se hizo presente a través de una visión que focalizaba en lo bizarro pero que no dejaba de hacer aflorar una profunda crítica a ciertos hábitos sociales. El vestuario a cargo de Fiorella Pulice fue fundamental en la caracterización del personaje.

La concepción estética y espacial organizó conceptualmente el trabajo de Camilo Caycedo sobre Los Ojos, versión de la novela Angelitos empantanados de Andrés Caicedo. La poesía del texto adaptado por Gustavo Sassi, se vio magnificado por una actuación en donde los ritmos corporales, el despliegue lúdico gestual y vocal, y la interacción con el cubo desarrollado por Lucía García Ibar, marcaron un concepto estético muy pregnante en donde también se destacaba el vestuario de Constanza Gómez y el maquillaje a cargo de Lucrecia Brero.

Julieta Canicoba propuso un concepto minimalista para La paralítica de Alejandro Urdapilleta. La puesta se basó en la voz y el físico de la actriz Sabrina Zuliani, quien elaboró el monólogo sustentado por una carga emocional muy fuerte acompañada por una exploración marcada en el humor negro que propone el texto.

En esta muestra tuvieron lugar también exploraciones sobre el teatro lírico. Hubo tres work in progress sobre El Barbero de Sevilla con música de Giaccomo Rossini y libreto de Cesare Sterbini. Isamara Mazzaferra concibió una estructura abstracta donde se escondía Rosina conviviendo con un mobiliario y un vestuario actuales para los personajes del conde y Bartolo. La propuesta visual se combinó con el movimiento de los cantantes que seguía una línea coreográfica marcada. Natalia Pezzi investigó sobre el rol del reggiseur en el fragmento Ehi di casa de la misma ópera y convocó a siete cantantes de distintos registros acompañados en el teclado por Javier Mas, logrando una potencia en el canto y un tono de comedia de enredos en su puesta. La concepción espacial, que se basaba en mostrar las estructuras de los objetos a partir de una materialización de lo blando, estuvo a cargo de los estudiantes Osvaldo Melián y Sonia Sorino y el vestuario que continuaba esta línea de trabajo en las texturas y la paleta de colores estuvo a cargo de Sofía Moreno Cagnolo. En la segunda jornada la propuesta lírica fue llevada a cabo por Gustavo Sassi, quien presentó el aria La calumnia. La propuesta se caracterizó por el gesto irónico. El canto a capella de Don Basilio preparando un jugo de naranja al que le agrega una cantidad considerable de sal y se la ofrece a tomar al público le otorga un gesto escénico que aporta a la contundencia sonora y visual del aria.

La segunda función abrió con un fragmento de Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores de Federico García Lorca. Lo interesante de esta propuesta de la estudiante Andrea Marrazzi fue conjugar el monólogo de Doña Rosita con las diferentes materialidades del blanco que se desplegaban en un espacio acotado, arrinconado en donde los objetos adquirían un vuelo poético que acompañaban la cadencia y el contenido del texto de Lorca.

Sabrina Zuliani trabajó Crave de Sarah Kane, su propuesta se basó en la emotividad de la actuación y la utilización del recurso de la voz en off que funcionaba en contraposición con lo que veíamos en escena: los cuerpos de los actores actuaban en contrapunto con el texto enunciado. El espacio despojado, la luz y la oscuridad enmarcaron la concepción actoral.

Andrés Morales presentó una adaptación de Alicia a través de la ventana sobre el texto de Lewis Caroll. Lo musical se hizo presente en esta versión a través de la rítmica alocada del texto de Alicia y la danza del Gato de Cheshire. La concepción visual marcó una visión inusual del personaje de Alicia con una paleta de colores y texturas que se salían de lo esperable, dándole un tinte visual y sonoro pregnantes a la puesta.

Mujer garrapiñada de Julieta Canicoba fue una propuesta grotesca lindando en lo bizarro, donde se parodiaba un ensayo y la relación director – actriz. A través de la exageración se burlaban de concepciones y técnicas actorales, de la omnipotencia del director y el sometimiento de los actores a las propuestas más extravagantes. El proyecto trabajó con la ruptura de la caja a la italiana y con la inclusión de un “guitarrista folklórico” en escena. El vestuario de Ana Algranati completó la configuración bizarra de los personajes.

Para el cierre de la muestra se presentó El epílogo uno de los work in progress presentados en el Proyecto Escénico I trabajado por los estudiantes de cuarto año de las carreras de Dirección Teatral y Diseño de Espectáculos. Esta versión de Ricardo III de William Shakespeare fue dirigida por Alejandra Gargiulo, el vestuario estuvo a cargo de María José Moreno y la escenografía fue diseñada por Dalia Kluger. Esta puesta, que fue presentada anteriormente en el Camarín de las Musas, constituyó un cierre para la muestra marcando el trabajo integral que realizan los estudiantes en el último año de la carrera en donde lo estético y el diseño minucioso sobre todos los signos que conforman el espectáculo marcan la coherencia de la puesta en escena.

Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Galerías Relacionadas a la nota:

Teatro Regio: Fragmentos en escena

Otras notas relacionadas:

“El espectáculo debe ser lo suficientemente atrayente para mantener al espectador atento”

“La obra funciona como dispositivo de autoproyección de quien observa”

“La puesta en escena no es la idea genial de un director sino el trabajo de su equipo”

Links sugeridos:

Carrera Diseño de Espectáculos

Minisitio Espectáculo en Palermo


Ver Noticias Ver Próximos Eventos Ver noticias anteriores