Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“El actor es un especialista en relaciones humanas”

Expresó la actriz y directora Assumpta Serna en un Seminario de Autor

Durante el segundo cuatrimestre 2009 se realizó la décima edición de los Seminarios de Autor Escena Creativa. Estos cursos conforman un espacio de capacitación y actualización donde los protagonistas y creadores presentan su producción, reflexionan sobre su obra y explican sus técnicas. Entre ellos, Assumpta Serna y Scott Cleverdon, dictaron un seminario sobre la interpretación cinematográfica.

19/12/2009

“El actor es un especialista en relaciones humanas”

Es común que en el universo audiovisual los actores se encuentren aislados del proceso creativo por diversas causas. Por un lado, en su formación, los directores, guionistas y productores del medio audiovisual, a menudo desarrollan la veta técnica pero no la dinámica especial que exige la dirección de actores. Por otro, las escuelas de actuación se focalizan en la actuación teatral, dejando de lado la formación en los medios audiovisuales. La propuesta de Assumpta Serna y de Scott Cleverdon radicó en la necesidad de estudios sobre interpretación cinematográfica que permitan un cambio en la percepción del actor tanto en el medio audiovisual como en la sociedad en general.

El encuentro tuvo una impronta de diálogo entre ellos y con los asistentes. Focalizaron su mirada en la necesidad de una mejor formación del actor cinematográfico y los aportes que ambos han ido realizando a lo largo de estos años. Comenzó hablando Assumpta Serna, quien expresó: “Es necesario apreciar el cine y disfrutarlo, saber ver una película, analizarla y verse a sí mismo. En el cine lo que se nos pide hoy es espontaneidad, naturalidad. Nuestras elecciones tienen que ir con una técnica del tamaño, el plano, la luz. Tenemos que vender el trabajo de todo el equipo. La técnica teatral nos ha acostumbrado a separar nuestra voz del cuerpo, proyectarla, en cine no podemos separar la voz de la imagen”.

Según explicó, ella considera que los dos pilares del trabajo del actor de cine son la imaginación y la observación: “Es necesario entender muy bien la acción, la intención, la actitud y un conflicto para que haya una estructura dramática. Es necesario emparejar la formación con el resto del equipo técnico. El actor es un especialista en relaciones humanas. Un espectador interactúa con el personaje, cuando lo entiende ya quiere pasar a otra cosa. La interpretación siempre es elegir y en nuestras elecciones tenemos que tratar de dejar un espacio abierto para la imaginación del espectador. No tenemos que buscar en cine un personaje desde fuera, nos sirve más un pensamiento, un personaje en el interior de sí mismo. Actuar no tiene que ver con encontrar a alguien diferente, es encontrar las similitudes y de ese modo encontrarte a ti. ¿Cuál es nuestra técnica? Entender lo que necesitamos en cada momento para dejar libre nuestra imaginación. Tenemos que tener ganas de comunicarnos con el espectador. El cuadro, lo que se ve, es lo que realmente tiene importancia”. Y concluyó: “Un actor tiene que saberse ver y entender lo que funciona y lo que no. No podemos ir a ciegas, sólo con lo que el director nos dice”.

Desde su experiencia como actor, guionista y productor, Scott Cleverdon dijo: “El problema con los actores es que somos unos aficionados, los violinistas conocen a Mozart y su música, pero nosotros debemos estar en contacto con nosotros mismos. No se conoce la escuela de los grandes actores. Hay muchos directores que buscan gente que no sea actor y esto es porque la técnica del teatro no corresponde al cine. La “ventana” es muy diferente, la técnica teatral no funciona frente a la cámara. Estamos obsesionados en ser buenos actores y es imposible porque depende de los gustos y lo que habría que ver es si funciona lo que hacemos. En el teatro hay que ocupar el espacio con la voz, en cambio en el cine sólo tienes que estar. En el teatro siempre tenemos que confiar en el otro, nunca podemos ver nuestro trabajo. En el teatro el que monta es el público pero en el cine hay montaje. La emoción es la cosa menos útil para el actor, no tiene ningún interés para el espectador. Los seres humanos siempre quieren estar bien. El conflicto es lo que estimula al espectador, lo que queremos y el obstáculo que nos lo impide. En cine y TV necesitamos siempre de un equipo, nuestra responsabilidad es de vender la verdad del cuadro".


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“Creo que me hice un coreógrafo grupal porque me importa mucho lo que pasa en la sociedad”

“Creo que para escribir un guión es muy útil trabajar con otro, tener un alter ego”

“Es importante explorar lo que cada personaje despierta en nosotros mismos como resonancias”

“Hay una coreografía permanente entre lo que pasa en vivo y lo que pasa en la pantalla”

Links sugeridos:

Minisitio Escena Creativa

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones