Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

“El impacto que me causó estar parado ahí, de frente a la platea vacía, fue fulminante”

Dijo Daniel Mañas, autor, director y productor internacional de espectáculos


Daniel Mañas estuvo presente en los Diálogos con Artistas del Ciclo Diseño y Comunicación en las Artes del Espectáculo, organizado por los docentes Claudia Kricun y Dardo Dozo, junto al Complejo Teatral de Buenos Aires.

“El impacto que me causó estar parado ahí, de frente a la platea vacía, fue fulminante”

Pubicada: 18/3/2010

Según contó, desde pequeño se vio atraído hacia el gran mundo del espectáculo, aunque en su familia nadie hablaba ni se interesaba por esto: “Me divertía recortando figuras de revistas, fotonovelas y afiches de películas, para armar paneles con los estrenos más importantes de la semana, reuniendo como sus espectadores a todos los animalitos que habitaban en ese patio de su casa en Tandil”. Estos juegos de la infancia fueron el disparador de lo que es él hoy.

“Cuando era chico no tenía televisión, siempre nos reuníamos en casa de algún vecino a ver juntos la tele. Una vez que tuvo tele, no la dejé más”, dijo y agregó: “Pero más poderoso que Internet, la televisión y todo es la imaginación”. Su primer contacto con el teatro se dio casi de casualidad cuando Astor Piazzolla se presentó en Mar del Plata. Daniel, de 13 años, apenas se enteró del evento, fue a comprar inmediatamente la entrada en primera fila, al centro, justo en frente del artista. Al escuchar a un músico de tantos quilates por primera vez en vivo, le voló la cabeza y supo que ese ambiente le correspondía.

La primera obra en la que trabajó fue “Cien veces no puedo” y su rol era el del “che pibe” pasando el café, luego de esto trabajó con Pepe Soriano haciendo labores similares. “Un día, mientras estaba limpiando antes de una presentación, pasé por el escenario, el impacto que me causó estar parado ahí, de frente a la platea vacía, fue fulminante, supe entonces que quería pertenecer al espectáculo, pero no de frente al público, sino detrás del escenario”.

En una de sus tantas aventuras, contó, se encontraba trabajando como ayudante en un hotel de Mar del Plata, en este lugar se alojaba con frecuencia Mirtha Legrand. Se decidió con determinación a dejarle una carta por debajo de la puerta de su habitación; en el escrito le comentaba sus ansias por trabajar para ella y su esposo en lo que se les ofreciera. Daniel, el esposo de Mirtha, le dijo que no necesitaba a nadie por el momento, pero Mirtha lo persuadió a darle una oportunidad. Desde entonces empezó junto a ella, en su programa, ella le enseñó mucho del mundo de la producción y fue su asistente. Realizó muchos viajes al exterior y en cada uno de estos aprovechó para perfeccionar sus conocimientos, estudiando producción de televisión en París y haciendo una gran variedad de cursos en Estados Unidos. Siempre regresaba a su natal Argentina a poner en práctica todos los conocimientos y experiencia adquiridos. Con estos realizó cambios en el programa de Legrand, creando un vínculo más estrecho entre ella y su público.

Incursionó y se posicionó en la producción de espectáculos, creando, diseñando y escribiendo un show para Carlos Perciavale que consistía en varios personajes interpretados por un solo actor, lo cual era bastante novedoso y osado para la época. Luego de trabajar en varios espectáculos de gran envergadura tales como: “La mujer del año” con Susana Giménez, “La jaula de las locas”,”100 años de tango” entre otros, decide independizarse para realizar cosas propias, con lo cual se separa del grupo Perciavale. Luego de unos años y mucha más experiencia funda su propia empresa “Starlight”. Se define como un hombre no muy interesado en el derroche y dice muy seriamente “nunca fui de Ferrari, ni de trajes Armani… con mi primer sueldo grande me compré un departamento para tener un bien, una propiedad”.

“No hay nada que no se pueda hacer, sigan su vocecita interior... cuando surgen problemas, siempre hay que tratar de sacarle lo bueno a eso”, y a modo de consejo, dijo por último: “Sigan guiándose por sus instintos. Júntense con gente con sus mismos códigos. Golpeen puertas. Insistan en esas cosas”.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“Tuve roles hermosos pero también muchos desastrosos, no me arrepiento de ninguno de ellos”

“Uno estudia teatro para defenderse de los malos directores”

“Yo siempre había querido hacer teatro, aunque mi madre sentía que no era un ambiente apropiado para una nena”

Links sugeridos:

Ciclo Diálogo con Artistas

Minisitio Espectáculo Palermo


Ver Noticias Ver Próximos Eventos Ver noticias anteriores