Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Lo importante es el ejercicio de tirar ideas hasta que, de repente, fluye”

Expresó Ana Frenkel en la Facultad

El 23 de abril Ana Frenkel y Daniel Cúparo hablaron sobre la creación grupal e hicieron un acercamiento a la obra “Corazón idiota”, dentro del marco de la onceaba edición de Escena Creativa.

7/6/2010

“Lo importante es el ejercicio de tirar ideas hasta que, de repente, fluye” “Lo importante es el ejercicio de tirar ideas hasta que, de repente, fluye”
En este seminario de creación grupal, los expositores reflexionaron sobre su propia forma de llevar adelante los proyectos. Comenzó hablando Ana Frenkel, quien expresó: “Antes de que entrara Daniel y Juan Minujín, El Descueve estaba compuesto por un grupo que se formó cuando teníamos 18 años. A partir de entonces trabajamos muchos años juntos”. Sobre ese primer momento, Daniel Cúparo contó: “Fui a ver El Descueve y me gustó muchísimo porque contaban una historia a través de sensaciones y un lenguaje físico. Cuando los vi me di cuenta de que quería hacer eso y formar parte de su grupo. Las creaciones colectivas son súper caóticas, pero de ese caos surge algo creativo”.

En el caso de “Corazón idiota”, Peterson y Siliani los convocaron porque deseaban hacer una obra que fuese musical y decidieron escribir una obra que fuera para ellas. En esta última obra, fueron tres directores que escribieron juntos y, si bien luego todos terminan decidiendo juntos, se ocupan en principio de distintos roles: Carlos Casella de la coreografía, Daniel Cúparo escribe y Ana Frenkel de la música: “Trabajamos en dirección rotativa, lo cual es un proceso caótico pero interesante. Con Dani y Casella fuimos convocados por las dos actrices que querían que hiciéramos un musical para que actuaran ellas. Les interesaba el trabajo que veníamos haciendo. Entonces decidimos hacer la obra para ellas. Los directores empezamos a juntarnos para ver qué queríamos hacer. Esto duró meses. Decidimos hablar de esa zona de uno, en la que nos sentimos representados y podemos burlarnos: el corazón idiota.”, explicó Frenkel.

Luego Cúparo agregó: “Creemos que el deseo es un buen punto de partida. Nosotros avanzamos con lo que nos interesa, nos calienta y nos pica. Carlos bajó a tierra el territorio del pub, donde transcurriría la acción. A partir de ese espacio pudimos crear la trama y las coreografías. Una vez que teníamos escritas algunas escenas e imágenes, fuimos a la sala de ensayo. Cuando yo escribía, miraba escenas de lo que habían hecho ellas, para ver el rango expresivo que tenia cada actriz. Uno lleva una idea, el intérprete la reinterpreta y sale otra cosa. Es fundamental la flexibilidad para el trabajo en grupo”.

“Hay que bancarse el vacío, lo importante es el ejercicio de tirar ideas hasta que, de repente, fluye”, dijo Ana Frenkel y concluyó: “El teatro habilita a que vos entres y salgas como quieras. La estructura de cómo uno percibe la realidad es mucho más caótica de lo que se puede contar con palabras. Con el guión sensorial trato de captarte todo el tiempo. El vivo tiene una cosa muy mágica que te invita a que entres”.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Galerías Relacionadas a la nota:

Federico Mizrahi en Escena Creativa 11

Otras notas relacionadas:

Surmenage a Trois

“Creo que me hice un coreógrafo grupal porque me importa mucho lo que pasa en la sociedad”

“Hasta que uno va adquiriendo personalidad, uno se va basando en lo que admira”

“La actuación es una profesión que se evapora”

“La obra es como una pregunta que se va respondiendo a lo largo de los ensayos”

“Nos proponemos que la gente no ponga la cabeza, sino que se deje llevar”

“Nuestra inquietud como artistas fue pensar qué era lo que queríamos transmitir y cuál era nuestra voz propia”

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones