Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Estoy convencido de que la tecnología tiene que estar al servicio de una idea creativa”

Expresó el músico Sebastián Verea

“Planificación y producción de música y sonido” fue el título de esta charla, dentro de la primera jornada de los 3 días de Teatro y Espectáculo de la Facultad de Diseño y Comunicación.

12/1/2012

“Estoy convencido de que la tecnología tiene que estar al servicio de una idea creativa”

Esta charla pertenece a la jornada titulada “El sonido en el Teatro”, organizada por la estudiante DC Lelia Parma y llevada a cabo el 25 de abril. Allí, el músico sebastián Verea expresó: “A través de la experiencia que tengo me di cuenta que mi trabajo ya no termina entregándole la música al director. Me considero compositor y diseñador de sonido. A todos nos interesa el aspecto artístico de una obra, lo vemos desde el lado de la creación. Estoy convencido de que la tecnología tiene que estar al servicio de una idea creativa”.

A continuación expresó: “Un espectáculo es una obra de arte que cada noche es distinta, se modifica porque se reproduce en vivo. Puede cambiar para bien y puede tener imprevistos que modifiquen la idea original. La idea de estos procesos es ver como optimizar el uso de música y sonido en una obra y evitar esos imprevistos. El público está acostumbrado a consumir cine, productos ya cerrados a nivel audiovisual. En las obras es distinto, el menor corte, salto, saca de clima a cualquiera, incluso a los actores les cuesta retomar”.

“Las mejores experiencias que tuve con directores fue cuando no me hablaron de música, sino de gestos, de sentimientos de personajes, sensaciones. No me decían acá me imagino un chelo, un piano. Si no me limitan es mejor.”, dijo y luego agregó: “Al ser independiente tenés límites económicos pero más libertad de tiempos, podés trabajar más en detalle porque no tenés presión estricta de estrenar en cierta fecha”.

Sobre las distintas formas en que se puede reproducir la música, comentó: “El escenario más simple es cuando toda la obra está grabada en un cd y se marcan los tiempos de la obra. Pero esta situación no contempla imprevistos ya que si se cae un actor o bailarín, el cd sigue. Para este sistema incluso, recomiendo dos cds y un mp3 de back up. También hay escenarios más complejos con sonido más difícil, como es el caso de una obra que cuenta con participación del público. Para eso armo canciones divididas en partes y con varias opciones, con finales extendidos. El programa –software- no corta en cualquier momento sino que espera a la melodía, espera que termine el compás. Al sonido grabado le agrego el efecto de reverberación, no lo grabo a la vez. Cuando uno las distintas partes, queda en la reverberación la última nota, entonces se une mejor con la siguiente.”


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“Cuando llega el momento de montar, uno se enfrenta con un montón de realidades que no pudo prever”

“El sonido llega y no se refleja en una dirección sino en todas, el teatro está hecho para que esto suceda”

“No tenemos que imitar la realidad sino hacer ficción, crear una mentira”

Links sugeridos:

Minisitio Espectáculo en Palermo

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones