Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

“En general, los que compran textos teatrales son los alumnos o directores”

Dijo José María Salort, vendedor de libros teatrales


“Librería Teatral Salort. Distribución de textos teatrales” fue el título de esta charla, dentro de la segunda jornada de los 3 días de Teatro y Espectáculo de la Facultad de Diseño y Comunicación.

“En general, los que compran textos teatrales son los alumnos o directores”

Pubicada: 10/4/2012

Esta charla pertenece a la jornada titulada “La dramaturgia en el proyecto teatral”, organizada por la estudiante DC Michelle Wejcman y llevada a cabo el 26 de abril. José María Salort comenzó contando acerca de su historia como actor de teatro independiente: “Empecé con el elenco Luz y sombra en el ´48, haciendo ´El puente´ y después me fui a estudiar a La Plata. Mientras, trabajaba en una fábrica y dormía 4 horas por día para poder actuar. Años después me cuentan sobre un elenco que se está formando en Capital Federal. En la primera reunión con el director, él me pregunta cuándo puedo ir y le respondo que todos los días y que quería vivir en Capital. Ruffo me ofrece una habitación en el teatro. Ahí viví un tiempo, y después estuve 7 años en el ABC. Esa fue la época más importante del teatro independiente, del 50 al 70. Se trabajaba de martes a domingo y se hacían más funciones que hoy”.

Luego se refirió a su experiencia como vendedor de libros teatrales en distintos teatros: “En el ´55 empecé a vender libros en lo que hoy es Fray Mocho. Con un socio puse una librería, donde estuve por 2 o 3 años. Tiempo después entré al conservatorio nacional como maestro, en cada aula tenía un armario lleno de libros y los vendía a profesores y alumnos. Al jubilarme empecé a vender en escuelas privadas. Luego pasé a trabajar 3 años en el hall del Cervantes, que no me convenía porque la gente no lo veía. En el 2000, una alumna estaba armando La Casona del teatro. Ahí estuve 7 años y empecé a buscar un local. Un uruguayo que vendía discos de pasta me propuso compartir un local en calle Corrientes. Acepté compartir, lo hice por 11 meses y fue una pérdida de plata. Mientras, el dueño de una editorial me contactó por el stand del Teatro San Martín. El teatro no me cobra nada, sólo el editor me cobra por los muebles del stand”.

Por último, sobre las dificultades del mercado editorial, explicó: “Hoy en día no se editan muchos textos teatrales ya que la gente en Argentina lee muy poco. En general, los que compran textos teatrales son los alumnos o directores. A eso se le suma que ahora es difícil comprar libros de España o México sin pagar fortunas, y que a veces las editoriales se manejan por consignación”.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“Actualmente Argentores recauda los derechos de autor de los autores teatrales, radiales y de tv”

“Los dramaturgos estrenamos para dejar de corregir”

Links sugeridos:

Minisitio Espectáculo en Palermo


Ver Noticias Ver Próximos Eventos Ver noticias anteriores