Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Queríamos proponer un teatro que fuera una experiencia y no un espectáculo”

Dijo Lola Arias en Escena Creativa

El 16 de septiembre se llevó a cabo el seminario de autor “Intervenciones en la ciudad” a cargo de la escritora, directora y actriz Lola Arias focalizando sobre todo en su experiencia como curadora en Ciudades Paralelas.

15/3/2012

“Queríamos proponer un teatro que fuera una experiencia y no un espectáculo”

Ciudades Paralelas consiste en una serie de intervenciones que transforman lugares de uso cotidiano en escenarios temporarios que le permiten al espectador adentrarse de un modo distinto un acceso subjetivo a espacios concebidos para masas. Es un proyecto que surge de trabajar de otra manera, usando las geografías urbanas como escenografías de intervenciones.

Sobre el surgimiento del proyecto, Lola Arias explicó: “Junto con Stefan Kaegi nos propusimos visibilizar eso que existe en la ciudad y no usarla sólo como escenario. Queríamos hacer un proyecto donde la ciudad aparezca como es: algo vivo, en funcionamiento. Convocamos a diversos artistas para que propusieran intervenciones en espacios públicos. Se seleccionaron ocho artistas con sus respectivos espacios urbanos. La estructura y forma de cada obra era libre. La elección de los lugares fue de los artistas. Pero eran espacios en los que estamos constantemente, es decir, espacios funcionales. Esta idea del espacio funcional salió de Mark Augè y su concepto de los no-lugares, vinculado a aquellos espacios que borran su historia en pos de su funcionalidad: cuartos de hotel, bibliotecas, centros comerciales, estaciones de trenes y fábricas. Son espacios que tienen una existencia paralela en todo el mundo, con algunas características locales pero en general sus reglas y fórmulas se repiten”.

“Las intervenciones intentaban producir una suerte de relato de la ciudad. Estos tenían que ver con las experiencias de personas en distintos ámbitos, que no siempre estaban a la vista para uno. Por ejemplo, la fábrica es un universo con el que uno no interactúa a menos que forme parte de la maquinaria”, dijo y agregó “Queríamos proponer un teatro que fuera una experiencia y no un espectáculo. Además, queríamos que el festival fuera portátil. Trabajamos con ocho artistas que pudieran ir de ciudad en ciudad rearmando el proyecto. La idea era que el artista se involucre con la ciudad al tener que rehacerla en un espacio nuevo y con performers diferentes. En lugar de transportar escenografías y grupos teatrales, transportamos conceptos e intervenciones que se repiten. Es decir, el formato de cada historia se repite, pero cambia su contenido de ciudad en ciudad y de persona en persona”.

A continuación habló puntualmente de los diferentes proyectos del Festival, entre ellos, el del shopping: “Esta intervención evidenciaba cómo se ejerce continuamente el control del cuerpo. Permitía ver cuál es la coreografía con la que nos movemos en la ciudad. Era llamativo el hecho de que, al detenerse a observar, se veía que la expresión de los consumidores no era de felicidad sino de frustración. Hay un montón de reacciones e interacciones que se generaban con la gente de alrededor”. Finalmente anticipó: “Estamos trabajando una edición con varias pantallas para que se pueda ver en vivo lo que está pasando en puntos distintos de la ciudad”.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“Es necesario contextualizar los clásicos y quitarles el bronce para introducir una mirada contemporánea”

“La obra funciona como dispositivo de autoproyección de quien observa”

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones