Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Es necesario contextualizar los clásicos y quitarles el bronce para introducir una mirada contemporánea”

Expresó Willy Landin en Escena Creativa

El 14 de octubre se llevó a cabo el seminario de autor “La fusión de lenguajes en El burgués gentilhombre” a cargo del director y escenógrafo Willy Landin.

11/11/2011

“Es necesario contextualizar los clásicos y quitarles el bronce para introducir una mirada contemporánea”

Willy Landin comenzó analizando las particularidades del teatro de Molière y cómo trabajó, tanto en El burgués gentilhombre como en Las mujeres sabias, las adaptaciones de los textos: “La primera cuestión es lograr localizar las convenciones de época que son difíciles de traducir a la actualidad, como por ejemplo el anuncio de los personajes que están por entrar. Es necesario contextualizar los clásicos y quitarles el bronce para introducir una mirada contemporánea”. En el texto de Molière, Landin se basó en la idea de que Jourdain era un pretencioso que quería aparentar y en ese momento eso tenía que ver con la imagen, con el ser retratado: “Es por esto que introduje la escena del pintor que además me permitió otorgarle a Pinti y a Lucrecia Capello, la posibilidad divertirse y de explorar la farsa”.

Por otra parte, esa idea de que los cuadros son la imagen terminada de la pretensión de esa época la conjugó con la idea de que los lacayos ayudaban a sustentar y sostener esa pretensión como se puede apreciar en los rituales del “despertar de rey” en la época de Luis XIV, por ejemplo. Entonces, esa idea fue trasladada al dispositivo escénico en donde se ve un escenario vacío en azul y la imagen que el burgués quiere sostener aparece como virtual en las pantallas y se sostiene por los “lacayos” que le ayudan a construirla. En esa construcción de este espacio virtual también es importante la utilización de las maquetas y el cromaquí. Otro de los elementos en los que trabajó para el armado de la propuesta fue la idea de Molière de que la primera regla de la comedia es divertir y que si esta regla no se cumple todas las otras no sirven.

Hay otra cuestión de la obra que aparece y es algo explotado en la puesta, que es la idea de que El burgués es un híbrido: “El rey le pidió a Molière que la segunda parte de la obra fuera una sátira a la visita del rey turco y Molière la escribió en 20 días, además es una comedia con música cuya partitura fue hecha por Lully, es un teatro farsesco, de juego puro y eso tiene que aparecer en la actualidad. Hay un recurso que era muy preciado en la época que eran las peleas de palos que hoy ya no funcionan y que por eso fue resignificado con la idea de la pelea estilo Tarantino”. También se realizó un entrecruzamiento con el tango y lo argentino que se ponen de manifiesto en la escena que se visualizó en clase en donde Jourdain y su esposa están posando para ser retratados y mientras Jourdain se duerme tiene como pesadilla su pasado que le vuelve recordándole su rusticidad y donde él afirma sus pretenciosidad: “Yo no soy Jorgito, soy Jourdain”.

Finalmente, Landin, compartió las imágenes, los materiales, las ideas locas que se le ocurren para concretar una propuesta escénica.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Otras notas relacionadas:

“En los ensayos busco que no se interponga de antemano lo intelectual sino que haya un proceso lúdico”

“Me resulta muy enriquecedor poder vivir las experiencias del off y de la calle Corrientes”

“Queríamos proponer un teatro que fuera una experiencia y no un espectáculo”

Links sugeridos:

Minisitio Espectáculo en Palermo

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones