Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“Nuestra motivación está en cruzar cierto estilo compositivo de época con un tratamiento sonoro moderno”

Dijo el bajista de Mompox, banda que estará en Espacio Cabrera

El 31 de agosto Mompox cerrará el CROMA mini-fest I con un show en vivo súper eléctrico, con mucha experimentación sonora y un gran trasfondo artístico.

8/8/2012

“Nuestra motivación está en cruzar cierto estilo compositivo de época con un tratamiento sonoro moderno”

La banda, conformada por Juan Tobal (vos, acústica, teclados), Ezequiel Spinelli (bajo, teclados), Alejandro Goldberg (voz, teclados), Ignacio de Andrés (guitarra, voz), Maximiliano Cataldi (batería), Andrés Ravioli (trompeta, percusión) y Maxi Russo (trombón, FX), estará presente en el cierre del CROMA mini-fest I.- galería de imágenes del evento.

CROMA mini-fest I forma parte de la agenda de Espacio Cabrera, y se trata de un festival en pequeño formato que se llevará a cabo el 31.de agosto de 17 a 22hs en Espacio Cabrera 3641, transgrede la habitual dinámica universitaria invitando a sumarse en experiencias participativas que exploran nuevas tendencias.

A continuación, un fragmento de la entrevista (que se puede leer completa acá), hecha por Bianca Barone:

¿Cómo nace Mompox?


Nacho: Mompox empezó en el 2007 como empiezan muchas bandas: grupo de amigos que se junta a tocar por placer. Todos veníamos de trabajar en distintos proyectos musicales y nos vimos unidos por nuestro gusto por la música norteamericana de los 50’s y 60’s: los Beach Boys, Eddie Cochrane, los standards de jazz, el rockabilly y sobre todo por los grupos vocales de la década del 50 como The Flamingos, de los que nos fascinaban los arreglos de voces.


Eze: Todo se mantuvo dentro de la esfera del ocio hasta que un día salió la idea de hacer un disco en tres meses. Todos veníamos de diferentes procesos de grabación bastante tediosos que se estiraron más de la cuenta, por lo que nos atrajo mucho la idea de hacer un disco rápido, grabarlo en un mes y mezclarlo los dos meses siguientes. Así que nos embarcamos en ese proyecto y el resultado de todo esto fue “Mompox & The big umbrella”, nuestro primer disco, que se editó en 2010. En términos de lo que había sido la idea orginal, podemos decir que fue un fracaso rotundo: terminamos tardando dos años. Y el método de producción fue bastante desprolijo, empezamos a meter cuerdas por aquí, vientos por allá, metalofón en este tema, banjo en este otro, etc, etc. Terminamos grabando como a veinte músicos invitados. Cuando nos dimos cuenta, había pasado un año y medio desde que empezamos la grabación.


Ale: Sin embargo, más allá de que no respetamos para nada el plazo que nos habíamos dado, quedamos muy felices con el resultado. Hoy, es un disco que escuchamos y nos gusta y del que nos sentimos orgullosos, tiene ideas muy bien logradas, una sonoridad muy particular y refleja muy bien la música que brotaba de nuestras cabezas en ese entonces. Recién después de haberlo terminado dijimos “che, hicimos un disco, tenemos cinco cajas con mil cd’s en el garage, tenemos que presentarlo, tenemos que hacer algo con esto”.


Tobe: Ahí podemos decir que nació Mompox como banda, como conjunción de partes tirando todos para el mismo lado. La grabación fue un experimento que recién a partir de la edición del disco se transformó en un proyecto.

¿De dónde surgió la idea de hacer canciones en inglés y por qué?


Tobe
: Nunca dijimos “che, hagamos canciones en inglés” ni nos pusimos a pensar en qué idioma íbamos a escribir las letras. Fue natural.


Nacho: Creo que simplemente es algo que tiene que ver con nuestra educación musical, que siempre estuvo más ligada al rock angloparlante. Crecimos escuchando Elvis Presley, los Beach Boys, Roy Orbison, Lee Hazlewood, Donovan, el primer Bowie, Syd Barrett. Con todo respeto, nunca nos vimos muy atraídos por el rock en español, salvo por los primeros discos de Invisible y la etapa ochentosa de Charly.

Eze:Incluso lo que más nos gustaba del rock nacional era Sumo, que cantaban en inglés casi todos sus temas.

Nacho: Así que cuando nos sentamos a componer nuestras primeras canciones salió de forma natural que fueran en inglés.


Ale: No tenemos escuela en escribir en castellano ni tampoco tenemos problema con eso. La cacofonía del inglés nos cierra bien para los temas que hacemos.


Tobe: Tal vez, en Argentina hay cierto preconcepto o idea formada acerca de las bandas que cantan en inglés. Se lo suele ver como algo llamativo o raro. Lo cual no deja de sorprendernos en un país donde uno de los máximos referentes del rock nacional es Luca Prodan.


Eze: Por suerte eso está desapareciendo gracias al trabajo de excelentes bandas del under que cantan en inglés y cuya calidad trasciende completamente al idioma. Por decir algunas, Brian Storming, Nairobi, Trijaus, Maxi Trusso, Les Mentettes, Agathe y el Fideicomiso, Springlizzard, Morbo y Mambo...


Tenemos entendido que, musicalmente, lo suyo es un género muy amplio, con varias ramificaciones ¿Podrían explicarnos un poco de qué va la mano con eso?


Nacho
: Hace poco llegamos a una síntesis bastante explicativa acerca de lo que hacemos: “canciones con una fuerte influencia del rock/pop angloparlante de las décadas del 50 y 60 pero con un revestimiento sonoro moderno”.


Eze:Nunca nos interesó sonar “retro” ni trabajar un sonido desprolijo (con todo el respeto que lo retro y lo desprolijo se merecen) sino que nuestra motivación está en cruzar cierto estilo compositivo de época con un tratamiento sonoro moderno. Creo que en el último disco pudimos llevar esta idea a un siguiente nivel.


Categorías a las que pertenece esta nota:

Imagen y Sonido

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones