Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

Proyecto Escénico 1

Función realizada por estudiantes DC

El 2 de julio se realizó la muestra de la cátedra Luciano Suardi en el Camarín de las Musas. Este proyecto es realizado por los alumnos de cuarto año de las Licenciaturas en Diseño de Espectáculos y Dirección Teatral de la Facultad.

18/10/2012

Proyecto Escénico 1

En esta oportunidad la función consistió en la presentación de tres proyectos El paseo de Buster Keaton y La doncella, el marinero y el estudiante, de Federico García y Antígona (prólogo), de Bertolt Brecht. En una mirada introductoria, Luciano Suardi expresó el trabajo “se orientó a experimentar la conformación de un equipo creativo (directora/ escenógrafa/ vestuarista) en la puesta en escena de una dramaturgia clásica, para comprender la dinámica de las relaciones, aplicar e integrar los conocimientos adquiridos en los años anteriores y afianzar una forma de trabajo y una poética propias en el funcionamiento del trabajo en conjunto”

El primer trabajo que vimos fue El paseo de Buster Keaton, de Federico García Lorca. Esta propuesta tuvo la particularidad de tener una codirección entre Andrea Marrazzi y Sabrina Zuliani. Dijo Marrazzi: “En lo particular, elegí esta obra surrealista de Federico García Lorca como desafío, buscando poder disfrutar del proceso sin buscar resultados inmediatos. Recibimos una gran ayuda del profesor (Luciano Suardi), sobre todo por brindarnos confianza y libertad, apoyándonos y apuntalándonos sin que perdamos nuestra individualidad y estilo como creadoras. El trabajo con los actores fue maravilloso y junto son Sabrina (Zuliani, co-directora) logramos generar en el ensayo un espacio de trabajo y de mucha tranquilidad, con respeto por lo que estábamos haciendo y muy poca dispersión” A lo que agregó Zuliani: “Trabajar de a dos en la parte de dirección fue una experiencia nueva y fue muy satisfactoria. Con Andrea tenemos una relación de amistad muy buena, y creo que la confianza y el conocernos mucho hizo que cada una se apoye en la otra y pueda trabajar (organizadamente) con libertad. Los actores fueron un hallazgo de Andrea: profesionales, participativos, abiertos. Los ensayos se ponían cada vez más interesantes, habia una dinámica de trabajo que no cesó nunca y creo que a la hora de hacer la función eso se notó”. La escenografía estuvo a cargo de Melanie Klas, el concepto visual de la obra fue muy fuerte y marcaba un contrapunto entre la escenografía y el vestuario a cargo del María Fridman y Catalina Rubio. La escenografía trabajó lo metálico de la bicicleta, la idea de paseo se prolongaba en un bastidor y en el árbol construídos en metal, El vestuario femenino en una paleta de colores fuerte y acentuando la femineidad a través de las formas contrapuesto a una paleta apagada en el caso de los personajes masculinos. “El diseño de iluminación y sonido fue todo un desafío, ya que durante otras puestas mías no le había prestado mucho atención pero tratando de incorporar lo aprendido durante la carrera y con la ayuda del músico (Gabriel Lucena), pude revalorizar imágenes y encontrar momentos a partir de estas dos áreas”, dijo Marrazzi, a lo cual agregó Zuliani: “Haber trabajado "El paseo de Buster Keaton" fue una experiencia única desde muchos puntos de vista: el texto poético de Federico García Lorca nos abrió un mundo de estética, de colores, sensaciones y de mucho toque personal a todas las integrantes del equipo creativo. Toda la composición de la obra se basó en analizar cada elemento sugerido por el dramaturgo (poeta), atraversarlo en forma individual, luego en grupo analizar y hacer puntos en común para ya ponerlos en la puesta, lo que se vio fue un trabajo terminado, no fue un ensayo general como suele suceder en las primeras funciones, que por cuestiones de tiempo y dinero se suele ensayar poco. Este trabajo fue constante, planificado y creo que el resultado habló por si solo”.

El segundo trabajo La doncella, el marinero y el estudiante, de Federico García Lorca fue dirigido por Johanna Guzmán quien dijo: “Mi idea era crear una puesta en escena donde se mezclan la realidad y la ilusión, utilizándolos como recursos para exponer temas de la humanidad. Quería plasmar la transición de la realidad a lo onírico principalmente en la escenográfica y vestuario . En la parte actoral transmitir lo que ocurre en el interior del ser humano y lo que la realidad le ofrece. Mostrar el abismo existente entre el ensueño del ser y la percepción de su entorno, expresar la dificultad que significa afrontar esa realidad mientras lleva consigo su ilusión”. Dentro de esta línea, la escenógrafa Milena Forero, trabajó el concepto escenográfico: “quise interpretar esa dualidad, sugerir espacios tradicionales, atravesados por elementos surrealistas, durante los sueños de la doncella. Para esto tomé como referencia a un artista contemporáneo que considero, encaja en mi concepto. Claude Verlinde , maneja en su pintura el realismo mágico, que se podría definir, como una pintura que muestra una realidad alterada, es justamente lo que sucede en La doncella, el marinero y el estudiante, más que una puesta surrealista, es una realidad alterada por la imaginación y el deseo. Otro artista que tomé como referencia es a Eduardo Naranjo, pintor contemporáneo español, por esa pintura que sugiere “el sueño del personaje” con elementos sobrepuestos y reminiscencias fotográficas”. El vestuario estuvo a cargo de Natalia Fernández quien nos contó: “Yo particularmente traté de limitarme a mi área, porque generalmente cuando hice proyectos de este tipo intervenía en todo y me pareció bueno que, esta vez, cada integrante del grupo ocupase su rol como si fuese una puesta de una obra real. Sí, hubo una serie de reuniones al principio del proyecto para ponernos de acuerdo en cuanto al tipo de puesta que queriamos hacer y particularmente escenografia y vestuario por el tema de paletas de color y otros elementos para generar una imagen visual armónica. Creo que en ese aspecto las áreas se combinaron bien. Asistí a muchos ensayos y me focalizaba en ver cómo funcionaba el vestuario en escena. Tuve que modificar parte del diseño de un personaje sobre la marcha por no conseguir determinadas prendas y generar un nuevo concepto, pero terminó quedando bien. En cuanto a la reaccion del publico me sorprendio un poco, en un determinado momento se generaron risas en los espectadores, cosa que no me esperaba porque no era una comedia, pero de todas formas creo que fue bien recibida la puesta.”

El tercer proyecto el prólogo a Antígona de Bertolt Brecht estuvo dirigido por Michelle Wejcman. Asistimos a una ambientación en la segunda guerra mundial en donde el mito de Antígona se resignificaba a partir de este contexto. Las actuaciones nos hacían entrar en un clima que movilizaba a identificarse y al mismo tiempo a reflexionar y que llegó al máximo climax con la voz en off de Francisco Faivel Wichter, sobreviviente del holocausto en total oscuridad. El espacio escénico, a cargo de Milena Forero estuvo muy logrado: “El disparador de creación surgió a partir de la insinuación del texto, de algo que sucede afuera y la necesidad de querer ver qué es lo que pasa….esa misma necesidad de Antígona (Hermana segunda) de querer seguir sus instintos y de Ismene (Hermana primera) que no los sigue por miedo, porque prefiere la opción de evadir, de hacer caso omiso a lo que sucede. Mi propuesta fueron dos espacios que se contraponen, por un lado tratar de mantener el rigor histórico de Berlín 1945, en cuanto a la paleta de colores y texturas, y objetos de utilería y por otro lado fusionar de alguna manera formas características de la tragedia griega, sin evidenciarlo demasiado. Dos espacios diferentes pero que mantienen la misma atmósfera de tragedia. La puerta, fue la encargada de recrear el tono emotivo, esa sensación de decidir el adentro o el afuera”. En cuanto al vestuario, estuvo a cargo de Valentina Gall quien nos dijo: “Trabajar con el Prólogo a Antígona de Brecht, me encantó, me pareció fascinante ya que ese texto reúne dos temas que me sensibilizan y que me interesan mucho: la segunda guerra mundial y el teatro griego. Creo que la unión de estos temas propuesto por Brecht es sumamente sensible, rico e interesante para trabajar y ahondar. Antígona sugiere a una mujer que lucha por lo que quiere o por lo que cree que es correcto imponiéndose frente al poder establecido. La idea de una eterna Antígona que se manifiesta en cada uno de nosotros, abriéndonos la la posibilidad de ahondar en nosotros mismos y reveer los ordenes impuestos por la sociedad. Es muy interesante como la tragedia griega nos acerca temáticas que hoy en día son vigentes”. Para concluir Valentina expresó: “Fue sumamente emocionante poder ver en un teatro como lo es el Camarín de las Musas, nuestro trabajo realizado durante el cuatrimestre. El cual demandó mucho compromiso, trabajo y sobretodo, ganas. Verlo sobre el escenario, con todo el trabajo realizado en grupo (tanto en dirección, actrices, escenografía y vestuario) rodeado de familiares, amigos y docentes fue realmente muy gratificante. una instancia profesional en medio del trabajo universitario. Además, contar con Luciano Suardi como profesor fue increíble. Su sensibilidad y simpleza a la hora de transmitir sus conocimientos es super valorable. Creo que todas hemos aprendido mucho como alumnas suyas. Me siento muy emocionada luego de ver el resultado de los tres grupos. Ya que de alguna manera u otra nos fuimos acompañando y ayudando a lo largo de este proceso entre si”.

(Andrea Pontoriero)

Ficha Técnica:

El paseo de Buster Keaton, de Federico García Lorca

Hay cosas que no se pueden decir porque no hay palabras para decirlas, y si las hubiera, nadie entendería sus significado”. Federico García Lorca.

Elenco:

Búster Keaton: Javier López

La Joven / La americana: Ariadna Asturzzi

El Actor: Roberto Cuello

El Negro: Joan Manrique

Vestuario: María Fridman y Catalina Rubio Pineda

Escenografía: Melanie Klas

Dirección: Andrea Marrazzi y Sabrina Zuliani

La doncella, el marinero y el estudiante, de Federico García Lorca

Lucha siempre, lucha con la realidad que la cerca y lucha con la fantasía cuando ésta se hace realidad visible“. Federico García Lorca.

Elenco:

La doncella: Sabrina Marcantonio

La vieja, madre: Verónica Barberis

El marinero: Maximiliano Amarilla

El estudiante: Paulo Zuñiga

Vestuario: Natalia Fernández

Escenografía: Milena Forero

Realización de escenografía: Diego Rojas y Milena Forero

Iluminación: Milena Forero

Dirección: Johanna Guzmán

Antígona (prólogo), de Bertolt Brecht

Teníamos la ilusión de que sería posible olvidar el pasado”. Francisco Faivel Wichter, sobreviviente de la lista de Schindler.

Elenco:

Hermana 1: Geraldine Lapiduz

Hermana 2: Yésica Wejcman

SS: Marcelo Aruzzi
Voz en off: Francisco Faivel Wichter

Vestuario: Valentina Gall

Escenografía: Milena Forero

Realización: Milena Forero y Diego Rojas

Adaptación y dirección: Michelle Wejcman


Ver galería de imágenes de la presentación

Proyectos Escénicos

27 de junio - Gustavo Schraier - Vanesa Zadoff Programa | Galería de imágenes

5 de julio - Gustavo Schraier Programa | Galería de imágenes

Categorías a las que pertenece esta nota:

Generacion DC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones