Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

'En esta profesión uno tiene que estar conectado todo el tiempo con el proyecto'

Dijo el productor y artista multidisciplinario, Matías Umpierrez.

El 13 de septiembre, dentro del marco Escena Creativa 18, se llevó a cabo un workshop sobre "Teatro Solo: La nueva relación actor - espectador", organizada por la Facultad de Diseño y Comunicación.

22/2/2014

'En esta profesión uno tiene que estar conectado todo el tiempo con el proyecto'
Durante el segundo cuatrimestre de 2013 se realizó la décimo octava edición de los Seminarios de Autor Escena Creativa. Estos cursos conforman un espacio de capacitación y actualización donde los protagonistas y creadores presentan sus producciones, reflexionan sobre sus obras y explican técnicas. 

Con la coordinación académica de los docentes Héctor Calmet y Andrea Pontoriero, se dictaron 4 seminarios que respondieron a las siguientes temáticas: dos workshops de Nueva generación de directores. 

La apertura fue con el ciclo con la Nueva generación de directores. En el primero Teatro solo. La nueva relación actor – espectador, Matías Umpierrez comenzó definiéndose como un artista multidisciplinario que trabaja en distintos formatos. Realizó un recorrido por su carrera y expresó que haber entrado al campo profesional en el 2001 le fue muy significativo, ya que en ese momento de plena explosión tuvo que comenzar a producir en todo sentido. 

Su formación es en Publicidad en la Universidad de Palermo, y junto a Rubén Szuchmacher y Julio Chávez se formó como actor. “En esta profesión se trabaja el doble que en otras porque es full time, uno tiene que estar conectado todo el tiempo con el proyecto”, dijo. Luego describió su primer trabajo como creador director en 2006 y realizó un recorrido por sus siguiente puestas, haciendo hincapié el los temas y la experimentaciones que luego se manifestarían en su proyecto Teatro Solo. 

Este proyecto reúne 5 intervenciones performático - teatrales en cinco sitios de la ciudad para un solo espectador. Esta propuesta parte de un gesto primario que une al teatro con la narrativa: siempre que hay alguien escuchando una historia, hay una situación teatral, por consiguiente el teatro puede existir en cualquier situación siempre que haya un intérprete dispuesto a comunicar un relato. 

Definió a Teatro Solo como “una experiencia que se produce entre un espectador, un intérprete y un espacio real”. El espectador en esta propuesta es alguien que busca nuevas experiencias y distintas formas de abordar lo espectacular, el intérprete desafía los límites de la teatralidad y el espacio real es un espacio entre lo público y lo privado, que pueden ir desde viviendas a espacios públicos. Teatro Solo se estrenó en Graus, en el límite de España y Francia, en los Pirineos. Los espacios elegidos en esta comunidad, fueron una escuela, una fábrica de embutidos, un departamento y una basílica. Todos fueron seleccionados trabajando los valores, las creencias y los espacios míticos del pueblo. 

“Con este espectáculo las expectativas eran pocas, pero el boca en boca funcionó muy bien y se vendieron todas las entradas y se produjo una movilización muy fuerte entre los habitantes al punto tal que generaron una asamblea donde se reunían a contar las experiencias que habían vivido a partir del hecho teatral”, manifestó Umpierrez

En Buenos Aires, fue realizado por el CTBA en el ciclo Rituales de pasaje, el MALBA y el Gobierno de la Ciudad, los espacios elegidos fueron: El museo MALBA en donde se trabajó el espacio público – privado ya que la intervención se desarrollaba en la sala de empleados del museo. El segundo espacio fue totalmente público, se citó al espectador en una estación del subte D y toda la escena se desarrolló en el viaje en el subte donde el espectador siguió al actor y sus monólogos. El tercer espacio fue la parte de atrás del escenario del Teatro Alvear en donde la experiencia del espectador se desarrolló atravesando el teatro desde los lugares a los que generalmente no tiene acceso y el cuarto espacio fue una oficina y la terraza de la Casa de la Cultura. En todos los casos se trató de experiencias muy intensas tanto para el espectador como para los actores, dado que los monólogos son de 30 minutos de duración, en una situación de cercanía, casi de intimidad con el espectador, también requiere un esfuerzo muy fuerte de dirección y de producción.

Luego habló de su estreno actual: Distancia en donde explora el tema de los medios y las TIC: “El teatro tiene problemas para pensar la virtualidad, se queda con poco estímulo frente al 3D y a un espectador que está muy vinculado a la tecnología en su vida cotidiana, entonces en esta obra me propuse trabajar la distancia con un dispositivo mediante el cual los espectadores entran a un lugar donde hay pantallas en las cuales actúan 4 actrices virtuales que se encuentran en 4 ciudades diferentes, a 7 mil kilómetros de distancia y hablan en otros idiomas. En el espacio una orquesta toca para esas actrices distantes y el espectador es el que edita, todo eso que ve, es la idea del hipervínculo donde hay mucha información a la vez”, concluyó.

+ Agenda del evento
+ Sitio Escena Creativa
+ Galería de imágenes
+ Carreras del Área Teatro y Espectáculos en Palermo


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones