Noticias de la Facultad de Diseño y Comunicación

“El desafío era tratar de unir puntas para construir un ecosistema sustentable”

Expresó Carlos Mazalán, Presidente de Mazalán Comunicaciones

El segundo seminario fue Ghost, el Musical. Un proyecto sustentable, por Marcelo Rosa, Director; Roni Isola, Productor Ejecutivo; Carlos Mazalán, Comunicación y alianzas comerciales; y Matías Mayer, actor, cantante y protagonista de la obra.

1/12/2015

“El desafío era tratar de unir puntas para construir un ecosistema sustentable”

Comenzó Rosa y contó cómo nació el proyecto:“No soy conocido, pensamos en hacer un proyecto con un texto de afuera que pudiera convocar”. Por su parte, Isola prosiguió: “Este proyecto me interesó porque se me ofreció armarlo como quisiese. Hay una forma de llevar adelante los proyectos que es de miércoles a domingo y nosotros decidimos hacerlo los martes que era algo impensable. Sentía que tenía que hacer algo grande, en un marco profesional con actores profesionales”. A continuación, Mayer detalló que la obra la había visto en 2012, en Londres y confesó que creía imposible realizarla en nuestro país: “Me enteré que acá había audiciones y participé para el papel de Sam, esta es una puesta minimalista respecto de la original”.

Mazalán continuó: “Esta es una banda de inconscientes trabajando juntos que me atrajo mucho. Vengo del mundo corporativo de las grandes marcas y lo conocí a Marcelo porque dirige a mi hijo en Historia de amor bajo la lluvia, en un teatro de Almagro. Tenía ganas de hacer un musical. Algo nacional era muy difícil. El desafío en este proyecto era tratar de unir puntas para construir un ecosistema sustentable de teatro, artistas, espectadores. Queríamos hacer una obra y justo se estrenó Ghost en Broadway; es una película que vio todo el mundo, lo cual es interesante porque convoca a gente que no es del musical”.

Respecto a la prensa, Rosa expresó que una de las cuestiones que se plantearon fue darle historias que puedan replicar. Especificó que se preguntaron de qué va a hablar la gente antes de ir a ver la obra, y descubrieron que, en ese sentido, Ghost viene con muchos créditos. Aseguró también que la idea era hacer la versión argentina y trabajaron en torno a ese concepto. El director mostró imágenes de las primeras ideas de espacio y cómo tomaron el tema de la ciudad de Nueva York y sus dos caras como el concepto para elaborar conflicto que desarrolla la historia de los personajes. 

Siguió Isola, quien habló de cómo a través de la producción se pasa de la idea a la concreción: “Se trata de un proyecto de cooperativa, nadie cobra un sueldo sino que se va a porcentaje. El desafío fue hacer que la obra se viera cara cuando en realidad tuvo muy poco costo. La empresa de prensa también entró en la lógica de la cooperativa, no hicimos este proyecto para ganar dinero pero lo que sí logramos es que se nos abrieran puertas”.

Profundizaron luego sobre las audiciones, para las cuales se presentaron 1800 personas en la inscripción online y se preseleccionaron 500 para audicionar. Los criterios que tuvieron en cuenta para fueron el nivel de canto y de baile a la vez; mientras que para los protagónicos se hicieron audiciones cerradas. Mayer contó que su audición fue nefasta: “Venía de hacer función el domingo a la noche. Las audiciones son traicioneras, uno quiere dar lo mejor y las circunstancias no ayudan. Una de las peores cosas que podés hacer es pensar en lo que quiere ver el que toma la audición. Cuando eso pasa, te desviás. Uno tiene que entender lo que tiene que hacer, disfrutarlo y ser lo que es. Si das el personaje bien y si no, no importa. Hay que preparar bien el material. Eso te da una dirección y te hace sentir seguro. Como es una situación de mucha exposición, es obvio que vas a estar nervioso, eso hay que saberlo y usarlo a favor”, concluyó.

+ Agenda del evento
+ Galería de imágenes
+ Área de Teatro y Espectáculos


Categorías a las que pertenece esta nota:

Teatro y Espectáculos

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones