Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

“Tenemos que hacer cosas que nos apasionen”

Dijo Fabián Medina Flores, asesor de moda y co-conductor del programa La Jaula de la Moda.


El 19 de mayo se realizó el Observatorio temático Caras, La expresión del lujo: poderoso elixir, en el Aula Magna de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo.

“Tenemos que hacer cosas que nos apasionen”

Pubicada: 7/7/2016

Patricia Doria, Coordinadora del Área de Moda y Tendencias, fue la encargada de moderar el panel de invitados e introducir el tema: “El lujo es un tema importante, pero ¿entendemos bien qué significa? ¿Cómo se define el lujo? ¿Cuál es la relación que se crea con la moda y la belleza? Los expertos lo van a responder". 
Participaron de la conferencia el asesor de imagen Fabián Medina Flores, el perfumista Bernardo Conti, la asesora de marcas de lujo Marcela García y Fabián Paz, Director creativo de Valdez.
Marcela García expresó: “Celebro que un observatorio de lujo tenga espacio en una universidad, porque básicamente el primer atributo fuerte del lujo tiene que ver con la educación”, dijo y continuó: “No solamente es lo que uno compra y adquiere, sino que el lujo tiene que ver con los modales, el cuidado por el otro, por el medio ambiente, por la sensibilidad, por el trabajo, y el respeto por el oficio de la moda”. 
“En la moda se trabaja con oficios muy arraigados, gente que ha trabajado de generación en generación. La realidad es que el lujo tiene que ver con el valor de la tradición y de la vanguardia. Cuando vemos un desfile o un diseñador, uno ve determinadas siluetas, a veces no nos gustan, pero hay que entender que ellos están adelantados en el tiempo”, confesó García y prosiguió: “La vanguardia empieza en una marca de lujo, de la misma manera que la fragancia se convierte en un clásico, luego de 10 años que está exitosamente en el mercado”. 


Educación y accesibilidad

“Hago hincapié en la educación. El ojo humano tiene que viajar, hay que acostumbrar el ojo al lujo. Y no necesariamente tiene que ser caro”, reflexionó y ejemplificó: “A veces, comprar una chaqueta Chanel con un telar hecho a mano significa un precio que no todo el mundo puede pagar, pero sí alguna de nosotras ha pasado por un perfume Chanel Nº 5, aspiramos a tener ese trozo de lujo que no siempre se puede pagar. Por eso, las marcas también trabajan el tema de la accesibilidad, para que se pueda acceder al Nro 5".La asesora de moda profundizó en la relación directa entre el lujo y la buena educación: “Todos tenemos un nivel de formación y de honestidad que tiene que ver con el lujo. Hay un nivel de honestidad hacia el cliente”, expresó y afirmó: “Las marcas son para hacer felices a las personas, recuerden alguna vez la alegría que les provocó ponerse un par de zapatos con taco alto".
A continuación, Fabián Medina Flores aconsejó utilizar la regla de las 3T, que según él son tiempo, trabajo y tradición. Respecto al uso del tiempo, expresó: “Es un lujo que ustedes nos halaguen con el tiempo dedicado a escucharnos, ya que el tiempo es también un lujo. Debemos valorar y optimizar el tiempo en un trabajo, recibir al cliente lo mejor posible. El cliente es el verdadero anfitrión”. Sobre el trabajo, consideró que tiene que ver con el entusiasmo: “Tenemos que hacer cosas que nos apasionan”. En cuanto a la tradición, explicó la importancia de revalidar los objetos de lujo en la vida diaria, como por ejemplo un sweater gris o un cashmere. Para profundizar en estos aspectos, recomendó su nuevo libro Manual de Estilo, publicado recientemente.
 “Un lujo es que el guardarropa nos de soluciones. En un país como este, vestirse bien es casi imposible porque todo es muy caro”, señaló y declaró: “Las tendencias se gestan en la alta costura. Los complementos de lujo de las marcas las han salvado en épocas de crisis. Tenga mucho o nada que ver con ustedes, hay que saberlo. Pertenezco a una generación donde no había diseñadores”, expresó y señaló que muchos oficios pertenecen a la tradición: “Hay restaurantes en Palermo que duran un mes y hay marcas que siguen por más de 100 años".


Experiencia Valdez

Por su parte, Fabián Paz señaló: “Mi marca Valdez no la considero de lujo, porque le falta aún mucha trayectoria. Le ponemos empeño de que sea un trabajo muy cuidado. Vendemos una experiencia de compra”, confesó y añadió: “Hoy día es un lujo poder trabajar de lo que a uno le gusta. Uno asocia el lujo con lo carísimo”, aseguró y cuestionó la definición del lujo: “Para lo que uno es un lujo, para otro no lo es. Hay que redefinir el concepto”


Percepción de lujo

El reconocido Bernardo Conti, Lic. en Ciencias Químicas y gerente de evaluación de perfumes de la empresa Firmenich S.A, opinó sobre los orígenes del concepto de lujo: “La perfumería tiene mucho que ver con el instinto”. El especialista cuenta con una amplia trayectoria y es “la nariz” de la Argentina. Conti puede reconocer 5000 aromas diferentes y es una de las mil personas que hay en el mundo con su talento. “Los olores y aromas despiertan sensaciones únicas”, aseguró y expresó: “El instinto humano tiene la percepción de lujo desde siempre”.
“El lujo es una escalera, no es necesariamente tiene que ser caro. Nosotros vivimos en América Latina, de la mejor manera que podemos y vamos afinando nuestros gustos”, confesó y fundamentó desde lo vivencial: “Todas las experiencias nos llevan a vivir el lujo de la mejor manera posible. El lujo tiene que ver con lo poco frecuente”, aseguró. 


Comercialización y exclusividad
Conti expresó: “Hubo marcas de lujo que comenzaron a vender en varios lugares, masificando su producto en tiendas y perfumerías, entonces se queman”, y recomendó: “Cuando uno tiene una marca de lujo y la vende en todos lados, no sirve, tienen que ser productos limitados y diseños exclusivos”, aseguró y dijo: “Es un pequeño guiño para que la gente te vea y sepa que estás usando determinada marca”. Al respecto, los panelistas opinaron sobre las marcas de lujo en un freeshop. “El freeshop sirve para contar que esas marcas de lujo siguen presentes”, comentó Medina Flores.
“Una forma de segmentar las marcas es que el perfume solo se encuentre en la tienda, dentro de las boutiques de las marcas, y no en las perfumerías”, focalizó la asesora García y apuntó a la globalización: “Cuando se masifica un producto, deja de ser de lujo. La definición de lujo es justamente aquello que no abunda. Para eso se crean segundas marcas, empiezan a bajar y estratificarse, desde ese posicionamiento del lujo y se satisface a través de segundas marcas”. En este punto detalló con algunos ejemplos: “Calvin Klein tiene su versión jeans. De esa manera se va acercando a la masividad. Hoy por hoy, lo que manda es el volumen”. 
Otro de los temas abordados por los panelistas fue la influencia de los accesorios complementarios al producto de lujo: “La moda es lo que hace el entorno, es decir, el mundo de una marca. Todo lo demás, accesorios y zapatos, es lo que va generando el volumen del negocio y por supuesto, hay que vender”, recalcó García y agregó: “El lujo tiene que ver con el detalle y la diferencia. Todo empieza con un producto único, que se convierta en un lujo es una tradición”.
El famoso co-conductor de La Jaula de la moda opinó sobre la experiencia en una persona cuando utiliza prendas y diseños de lujo: “Para muchas mujeres, el vestido de novia es la única experiencia de poder coquetear con la alta costura”, dijo y criticó en algunos casos el servicio de atención al cliente: “Seguimos siendo una de las pocas ciudades que sigue maltratando al cliente. Tengo la posibilidad de visitar marcas de ropa y es fundamental que los vendedores estén capacitados para atender educadamente, siendo amables y conociendo el producto”.


Capacitación y entornos de lujo

Conti
, por su parte, destacó la importancia de la autocrítica y el aprendizaje: “Hay que ser permeables y escuchar al que sabe. Hay muchas celebridades que se visten mal y no se asesoran bien, entonces no hay que nublarse y aprender de los que saben”. Por su parte, Medina Flores coincidió con la importancia del aprendizaje en la vida diaria: “El empeño que se pone en la arquitectura y diseño de un lugar, completa la prenda. O el diseño de un perfume completa la fragancia. O a veces me pasa en restaurantes caros, que quiero pedir una botella de agua. Y el mozo está usando el celular, con el mensaje de texto. Yo espero una mirada y un buen servicio”, declaró.
A su vez, García relacionó el buen servicio de un vendedor con la buena educación: “Hay que respetar el protocolo de cada lugar y cultura. El protocolo tiene que ver con la educación, hay que saber las órdenes de precedencia”, reflexionó.
Con su inigualable estilo, García asesoró sobre los programas de capacitación para entrenar gente de venta en moda, que suelen incluir visitas a galerías de arte, cuyo objetivo es mejorar el servicio al cliente. “La moda está ligada al arte y a la buena educación. Las marcas tienen que empezar a educar o concientizar a los empleados”, enfatizó.   En este punto, Medina Flores criticó a algunas bloggeras por asistir desinformadas a un evento: “Detesto cuando van a una muestra o conferencia de alguna celebridad y no la conocen. Hay que informarse previamente”. 
En suma, los panelistas dieron su propia definición de lo que significa para ellos el lujo, tal es el caso del experto en perfumería: “El lujo puede ser el cafecito que te gusta tomar cuando llegas a tu casa. Tiene que ver con lo que a vos te hace sentir bien, es la gratificación”. A su vez, el asesor de imagen de las celebridades agregó: “Ninguno de ustedes elegiría a un abogado que tenga una corbata de Mickey”.


Sensibilidad y referentes

Según García, hay que alimentar las marcas con trabajo y no perder el espíritu de quién las inició: “Debemos respetar la esencia del creador de una marca, porque le puso espíritu, alma y una sensibilidad que es intangible y hay que sostener en el tiempo”, destacó y señaló: “Por eso hay marcas que tienen vaivenes. Pero las marcas tienen una base de sustento de creatividad”, aseguró. 
“Hay que tener respeto por el inicio de una marca, por sus creadores”, prosiguió la profesional en referencia a Lagerfeld, quien pudo desarrollar con Chanel. A modo de recomendación, García recomendó prestar atención a las grandes marcas, porque inspiran permanentemente: “Siempre se están elevando, trascienden en el tiempo. Hay que respetar el legado de cada una”. 
Para finalizar, el público consultó sobre la influencia de las redes sociales y su compatibilidad en las marcas de lujo. Los cuatro invitados de lujo coincidieron en que hay nuevas tendencias de difundir una marca en otros mercados. “Las marcas permanecen, aunque los clientes crezcan y vayan cambiando. Una marca tiene llegar a las nuevas generaciones”, aseguró García, mientras que Medina Flores aportó: “Hay desfiles que solamente se anuncian en Instagram”. Por su parte, Conti identificó a Chanel como el primer perfume promocionado en cine: “Fue un riesgo, pero dio un muy buen resultado”. 
+ Agenda del evento + Galería de imágenes + Área de Moda y Tendencias


Categorías a las que pertenece esta nota:

Modas y joyas

Otras notas relacionadas:

La expresión del lujo: poderoso elixir


Ver Noticias Ver Próximos Eventos Ver noticias anteriores