Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº4 >
  4. El diseño como proyección en diferido de las ideas

El diseño como proyección en diferido de las ideas

Olivera, Virginia

Actas de Diseño Nº4

Actas de Diseño Nº4

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/https://doi.org/10.18682/add.vi4

II Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas. Julio y Agosto 2007, Buenos Aires, Argentina

Año II, Vol. 4, Marzo 2008, Buenos Aires, Argentina. | 257 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El sentido del diseño gráfico en pocas palabras es la secuencia de situaciones por las que un sujeto sensible y temporal (el diseñador) conforma y forma su pensamiento e ideas respecto a la necesidad de un comitente externo, y manifiesta su modo de comprender un mensaje determinado, que contiene una finalidad, una dirección y un tiempo.

Entonces podemos referirnos al sentido del diseño en relación a la comprensión de la capacidad de visualizar y configurar con creatividad la interpretación de un mensaje específico.

Ya tenemos dentro de esta síntesis a un diseñador, un comitente y los intérpretes, además una necesidad, una realidad, una idea y/o pensamiento, una nueva interpretación de la realidad y la pieza de diseño.

Entonces el sentido en el diseño gráfico, se construye en un proceso de semiosis1, en el que se teje una urdimbre de significación que resulta de la acción de los signos, generada por necesidades y capacidades culturales adquiridas e innatas.

Si intentamos hacer una especie de ecuación entre el sentido del diseño y el tiempo, encontraremos que los tiempos se dividen y convergen para luego dividirse nuevamente, una especie de confluencia creativa de tiempos.

El significado de tiempo resulta confuso, pero tenemos algunas observaciones interesantes a detallar.

El tiempo pasa por la mente de manera fugaz, imposible de atrapar. Ese tiempo interno es de espera, memoria y atención. El futuro es lo que se espera, el pasado lo que se recuerda y el presente aquello que se está atento.

Este tiempo personal, es la percepción del tiempo vulgar en nuestro cerebro.

El tiempo vulgar es el fechable, medible, registrable. Décadas, años, meses, semanas, días, horas, minutos, segundos.

Estaciones, solsticios, equinoccios. Noche y día.

El tiempo interno y el vulgar son asincrónicos. El interno es el de las ideas con sus leyes y el vulgar es un tiempo “real” con sus medidas y leyes particulares.

Hoy nadie discute que la experiencia de tiempo se adquiere desde el nacimiento, en el interior del grupo y de la colectividad, en contacto con las personas y los objetos que nos rodean. De esta experiencia emana una cierta conciencia de temporalidad –de percepción mental del tiempo, el tiempo psicológico– que cambia y se modifica con la edad y con las nuevas experiencias. Lo habitual es que esta conciencia se vaya adquiriendo de forma espontánea e intuitiva aunque esté inmersa dentro de un tiempo social que la enmarca, la contextualiza y la explica.

Las evidencias indican que el universo existe hace mas de 15.000 millones de años. Escala de tiempo muy grande para medirla con la de un ser humano. Es obvio que la evolución del universo es dinámica, expansiva, variable como la evolución humana, la evolución cultural, tecnológica, entre otras más.

Pero cada una tiene su principio, su propia historia que contar, como nuestra propia historia desde que nacemos, crecemos y algún día moriremos.

Aquí tenemos un tiempo histórico, que para cada caso a explicar tiene un inicio y evolución dinámica, expansiva y variable.

Ya tenemos divididos en tiempo personal, vulgar e histórico.

Convengamos que de esto aquí detallado en un análisis más profundo surgen nuevas y mayores posibilidades de divisiones, por ejemplo la cantidad de calendarios a los cuales nos regimos los seres humanos; solares, lunares, lunisolares, fenológicos, geológico. Así como el tiempo histórico tiene cambio y permanencia, cronología y periodización, pasado - presente - futuro, explicación y comprensión.

El tiempo vivido se construye a través de nuestras vivencias, mientras que el tiempo histórico se construye desde referencias distantes, a las que no hemos asistido personalmente; el vivido es siempre una construcción subjetiva, cargada de significado emocional; mientras que el tiempo histórico es de carácter colectivo y se ocupa de duraciones, sucesiones y cambios de los hechos sociales.

Entonces podemos decir que el diseñador en su tiempo personal se une al tiempo personal del comitente, de allí genera una idea pensamiento en un tiempo histórico, volcando esto al sentido del diseño gráfico se genera en un acto creativo la pieza gráfica que a su vez se desata de todos esos tiempos convergente para fluir sola en un tiempo histórico y unirse así al tiempo personal de los receptores.

La pieza según sea su función, puede tener una vida (inicio, evolución y muerte), hay obras que superan su estadio de evolución y perduran.

Ahora, si tenemos una pieza u obra que perdura, aquí podemos hablar de temporalidad, es el tiempo como advenir o suceder, es una especie de presente que incluye al pasado y al futuro.

Bergson dijo dio frase que dejó paso al análisis “Yo soy una cosa que dura”. La duración y el movimiento, hacen al significado de temporalidad, mientras que el significado de tiempo puede tomarse como una realidad vivible y medible, pero los dos en un fluir común.

El acto creativo donde convergen los diferentes tiempos, sincronía2 y asincronía3, es el punto fundador de la idea o pensamiento que dará forma a ese objeto diseñado.

El tiempo y la temporalidad en el diseño interactúan entre contextos, personas y objetos, todos permeables al dinamismo, a la expansión, variabilidad y duración.

Notas 1. Es un proceso que se desarrolla en la mente del intérprete; se inicia con la percepción del signo y finaliza con la presencia en su mente del objeto del signo 2. Coincidencia en el tiempo de dos o más hechos, fenómenos o circunstancias, especialmente cuando el ritmo de uno es adecuado al de otro: sólo allí donde existe una sincronía entre la vida y la conciencia personal puede hablarse de la posibilidad de una consciente actuación del hombre en su vida.

Ling. Estudio o análisis lingüístico que trata una lengua o un fenómeno lingüístico en el estado en que está en un momento determinado, sin tener en cuenta su historia o su evolución en el tiempo: la sincronía se opone a la diacronía, que considera la lengua desde el punto de vista histórico, evolutivo.

3. En tiempo diferido

Virginia Olivera. Diseñadora independiente localizada en Argentina donde realizó sus estudios y capacitaciones. En todas las áreas de la comunicación ha realizado mas de 600 trabajos en asesoramiento, diseño de imagen, impresión y proyectos de multimedia y web.


El diseño como proyección en diferido de las ideas fue publicado de la página 199 a página200 en Actas de Diseño Nº4

ver detalle e índice del libro