Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº4 >
  4. Experiencia y conocimiento

Experiencia y conocimiento

Vargas, Jorge

Actas de Diseño Nº4

Actas de Diseño Nº4

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/https://doi.org/10.18682/add.vi4

II Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas. Julio y Agosto 2007, Buenos Aires, Argentina

Año II, Vol. 4, Marzo 2008, Buenos Aires, Argentina. | 257 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Siempre deseamos tener la experiencia necesaria para enfrentar las dificultades que nuestra profesión y la vida trae consigo, pero sólo en ese momento, al enfrentarlas y superarlas, logramos aprender bien sea porque abordamos los problemas de manera efectiva y salimos airosos o porque a pesar de haber hecho nuestro mejor esfuerzo caemos derrotados ante la dificultad y no queda más remedio que analizar las cenizas y aprender de ellas.

Admiro a los teóricos, por su conocimiento, capacidad de análisis y crítica, por la tranquilidad y paciencia que solo el conocimiento puede dar, admiro a aquellos curtidos por la experiencia, porque ese conocimiento adquirido con los años, esa experiencia de mil batallas, esos cayos en sus manos de tanto empuñar la espada, admiro a ambos, dos maneras de abordar la vida, pero con el mismo objetivo, el conocimiento.

Hoy desde la docencia tratando de encontrar la media, el punto de equilibrio entre la teoría y la práctica, siento que es labor de los docentes en carreras donde el talento creativo es el rector de sus rumbos y donde es vital la fundamentación teórica formar personas con bases sólidas y con la capacidad de enfrentarse al medio con agudeza y sabiduría. Esto puede caer en lo absurdo, ¿cómo desde la academia, donde se supone ser el lugar donde el conocimiento se transmite, se puede salir con experiencia? Es difícil transmitir la experiencia por no decir que imposible, pero creo que es posible encaminar el aprendizaje teórico con la transmisión de experiencias convirtiéndolas en vivencias para los alumnos.

Por experiencia propia y ajena he notado que aprendemos más en nuestro diario que hacer de aquellos que nos contradicen con argumentos o sin ellos por el más mínimo detalle que de aquellos a los que les presentamos un trabajo y todo esta perfecto. En ocasiones cuando mis alumnos llegan a exponer algún trabajo, trato de realizar mi mejor función, como un cliente arrogante y pretencioso, o como cliente desinteresado y disperso con el fin de que ellos enfrenten esa situación, logren manejarla y sacarla adelante, muchos caen derrotados la primera vez, pero al terminar la función me quito el disfraz y les explico la realidad del ejercicio, maduraron, aprendieron, se dieron cuenta que la vida es un baile y tenemos que danzar según la música que suene, no todo es color de rosa, aprenden que el cliente no siempre tiene la razón como siempre se dice en le medio publicitario, y que se acomoda mejor la frase: “nosotros no entendimos bien los requerimientos del cliente o no supimos obtener de él la información”, aprenden que ante un cliente distraído o negativo hay que saberlo enfrentar y decirle las cosas, aprenden que se tienen que saber vender, y que tienen que vender bien su principal producto: su creatividad.

He aprendido que estas experiencias fortalecen los conocimientos y la convicción de la profesión elegida por mis alumnos, aprenden a valorar más sus conocimientos, su formación, es ilógico, como dije antes, transmitir la experiencia, pero si desde la academia es necesario que los profesores nos ingeniemos métodos que fortalezcan el carácter de los alumnos, que se acerquen un poco a la vida real, a como es el medio afuera, que tengan la fortaleza de reconocer los errores y defender las virtudes de sus creaciones.

Varios practicantes, muchos, bajo mi supervisión y gran cantidad de ellos se paralizan ante la primera dificultad, ante el primer “no me gusta ni cinco” o “creo que he perdido mi tiempo” de un cliente, por eso hoy le apuesto a enseñar por experiencias a mis alumnos para que eviten llegar a expresiones tan descalificadoras como estas y sepan exponer sus ideas dignamente.

La teoría nos recorta enormes trayectos que fueron recorridos por la experiencia y que no son necesarios volverlos a recorrer, también se dice que la experiencia hace al maestro, todos los días tenemos nuevas experiencias y siempre habrá un maestro con muchas más que otro.

Hay experiencias que son necesarias vivirlas en nuestro medio para poderlas entender.

Y como nadie aprende por experiencias ajenas…


Experiencia y conocimiento fue publicado de la página 211 a página211 en Actas de Diseño Nº4

ver detalle e índice del libro