Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº9. >
  4. El diseño gráfico en los mercados locales y regionales

El diseño gráfico en los mercados locales y regionales

Tissier, Pedro

Actas de Diseño Nº9.

Actas de Diseño Nº9.

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/https://doi.org/10.18682/add.vi9

Diseño en Palermo. V Encuentro Latinoamericano de Diseño 2010. Comunicaciones Académicas.

Año V, Vol. 9, Julio 2010, Buenos Aires, Argentina. | 264 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Logística Arte (Área de Logística Arte y contactos y agenda de clientes)

Esta área es una disciplina que he implementado desde mis comienzos como diseñador: es el área de relaciones públicas, pero con un conjunto de herramientas para llevar contactos, agenda y cartera de clientes para luego efectuar buenos negocios.

La palabra seguimiento es la clave de esta idea, el hecho de seguir cada pieza gráfica desde su creación hasta la impresión y la entrega en mano al cliente satisfecho. Es mi tarea saber que las partes cumplan con lo pactado.

Este punto es un eje que requiere mucha atención en los detalles mas ínfimos, para que la paga sea correspondida y la satisfacción también. Muchos de los clientes, por ejemplo, creen que imprimir es lo mismo que diseñar; diferenciar estas actividades es el punto de partida del presupuesto –previa entrevista– para que el interesado aprecie todo el diseño global, digamos que diseñamos dentro del diseño… Entregando nuestro presupuesto ya estamos vendiendo diseño y eso tiene que estar claro de entrada para que sea efectivo el trabajo realizado.

Dentro del estudio cada uno de nosotros tiene su propia cartera de clientes, pero cada uno sabe que si un cliente requiere de algo automáticamente nos comunicamos y se resuelve su problema. Atender al cliente significa estar dispuestos a escuchar, a proponer y a solucionar en el momento, adelantarnos a los hechos y sumar a la idea del cliente.

Negociar es otro punto importante a la hora de saber qué quiere el cliente, una de nuestras primeras preguntas es cuánto usted pretende invertir: esto nos posiciona –como vendedores y como diseñadores–.

Mi especialidad en el diseño se relaciona con el espectáculo, la cual la he forjado de la mano de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, en la Cátedra Prácticas Integradas III del Dr. Marcelo Jaureguiberry en la Facultad de Arte.

Desde mi primer contacto con la gente de esa Facultad he desarrollado el diseño desde la agenda cultural hasta la creación del boleto de entrada, vinculándolos como un todo, como una unidad en cada espectáculo. Una de las ventajas que me ha dado la creación de afiches para espectáculo es que tengo un trato directo con el productor o el director de la obra, quienes generalmente conjugan una actitud de creadores natos. Para ello suelo requerir del libreto del autor o características del mismo, y una reunión previa con el grupo de actores, donde me voy involucrando con la idea desde la consulta. Ver los ensayos, además, ayuda a modificar esa imagen que se desprende del imaginario colectivo, esas creaciones son las más puras dado que son incorporaciones de otro punto de vista de la imagen o del juego gráfico. La crítica posterior refuerza también la idea y suma la visión que deja como huella en la retina y en los sentidos del espectador.

El trabajo que he realizado desde Tandil ha sido para varias compañías y siempre observo este gran fenómeno de creación que es lo colectivo, lo plural, que multiplica las ideas que emergen disparadas desde estos espacios escénicos, mi tarea, en conclusión, es tomarlas y plasmarlas en el afiche y las reproducciones graficas necesarias a publicar.

El diseño gráfico en poblaciones pequeñas

María Ignacia - Est. Vela es un pueblo situado a 54 km. de la ciudad de Tandil, fundado hace 125 años, su población actual es de 2000 hab. La actividad comercial predominante es la agropecuaria. Tuvo su auge comercial entre las décadas del ´20 y el ´60, donde la población era de alrededor de 7000 hab.

En las décadas entre 1960 y 1990 el diseño gráfico en mi pueblo (María Ignacia - Vela) es prácticamente inexistente, sólo algunos rastros de cartelería comercial en chapa esmaltada de promoción. Esta ausencia de diseño se debe, a mi parecer, a un factor principal: la disminución de la población.

En las localidades donde todos los habitantes se conocen, la publicidad no es necesaria, la inversión en diseño e imagen no se produce ya que se piensa que el cliente no va a un negocio por su imagen sino porque quizá sea el único en su ramo (generalmente hay un almacén –o dos–, una frutería, una fotocopiadora, una librería, etc.). Con el auge del turismo rural y el incremento de la población en los últimos años los comerciantes, profesionales y pequeñas empresas están sintiendo la necesidad de promocionar sus mercaderías, de tener una vista más atractiva de su negocio para sus clientes, ya que también comenzó a haber competencia en algunos rubros.

Los recuerdos de publicidad gráfica que tengo son apenas algunas chapas pintadas por algún letrista, algunos carteles hechos en stencil y propaganda política (“El Segundo Plan Quinquenal” por ejemplo), hasta que encontré ciertas piezas gráficas utilizadas para invitar a “Fiestas Danzantes” y unos afiches de publicidad de obras de teatro o remates de hacienda. No obstante la utilización de logotipos para marcas o productos no ha sido necesaria hasta la década del ´90, donde la introducción de los medios de comunicación (TV por cable principalmente) y la informática hicieron más popular el diseño gráfico.

Mi actividad me ha llevado a trabajar como diseñador de imagen empresarial, papelería, rediseño de logotipo y cartelería en distintos tipos de rubros comerciales y no comerciales como: funerarias, Asociación Bomberos Voluntarios, ferreterías, talabarterías, escuelas municipales.

Ya con la aparición de nuevos materiales y herramientas (vinilos adhesivos, plotter de corte e impresión) y el bajo costo de los mismos, comenzaron a verse nuevos carteles y vidrieras para identificar algunos comercios, dando inicio así, a cierta conciencia de la necesidad de diseño para diferenciarse.

El principal problema que se le presenta a un diseñador es que el cliente no necesita diseño gráfico ya que la publicidad boca a boca es mucho más efectiva y económica.

La idea de invertir en algo que a simple vista no necesita es algo en lo que se piensa mucho después de comenzar un negocio y/o emprendimiento comercial.

Poco a poco esta necesidad de diseño se ha ido afianzando en la gente, llegando a diseñar logotipo, papelería, cartelería etc para empresas tan pequeñas como una despensa de barrio, asociación de bomberos voluntarios, funeraria, talabartería.

Por otro lado, mi trabajo como ilustrador llevó a buscar trabajo en una ciudad poco más grande, como es Tandil donde pude desarrollar, siendo parte de Nómade DG, del dibujo aplicado a la gráfica, donde pude realizar caricaturas para fiestas de 15 años, casamientos, ilustración y diseño para tazas, remeras deportivas, ilustraciones de animales para imagen institucional y muestras grupales en galerías de arte.


El diseño gráfico en los mercados locales y regionales fue publicado de la página 246 a página247 en Actas de Diseño Nº9.

ver detalle e índice del libro