Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº17 >
  4. La formación universitaria con la visión del diseño como un proceso industrial

La formación universitaria con la visión del diseño como un proceso industrial

Aramayo, Alejandro

Actas de Diseño Nº17

Actas de Diseño Nº17

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/https://doi.org/10.18682/add.vi17

IX Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” V Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Comunicaciones Académicas

Año IX, Vol. 17, Julio 2014, Buenos Aires, Argentina | 256 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

¿El fin del artesanado?

Si bien es cierto que una particularidad de esta disciplina es su movilidad, sus límites imprecisos, también es cierto que ya tiene más de un siglo de historia como práctica, y bien podría haber desarrollado con mayor rigor un corpus teórico que le permita definirse con mayor claridad1.

La propuesta innovadora del nuevo plan de estudios de las carreras de Diseño de la UNNOBA, con un fuerte sustento en la investigación permite: •Referenciar el plan a las necesidades sociales y propiciar un plan de estudios socialmente útil.

•Solventar la falta de planificación de la relación aparato productivo/ aparato educativo (la libre inversión no se ejerce en los lugares necesarios sino en los más rentables).

•Determinar explícitamente qué prácticas profesionales resulta prioritario atender en el plan de estudios.

•Definir el perfil profesional contextualizado con un plan de carrera universitaria sin perder de vista la totalidad histórico social de la comunidad2.

De los alcances de los títulos surge la pregunta ¿en cual marco profesional el egresado podrá desarrollar las actividades en las que estará capacitado?

Actualmente el diseñador se comporta como un artesano; reducido en su cubículo crea piezas con improntas únicas e irrepetibles, se esfuerza por eso, pero luego las comercializa al minoreo en un mercado que por desconocer el proceso las paga al valor que tendría un “Recuerdo de Cafayate” en cualquier puesto de venta ambulante de ese pintoresco pueblo de la Quebrada Salteña. Son pocos los que alcanzan el reconocimiento de un “artista”, al que su producción se valora de otro modo por su calidad, originalidad, detalle, etc. A fin de cuentas se valora su genialidad. ¿Es sustentable y real la suposición de que todos los egresados luego de un proceso de maduración –experiencia, práctica, actualización constante, etc.– lograrán que su trabajo artesanal sea considerado lo suficientemente bueno como para alcanzar un prestigio, reconocimiento y un valor que supere con creces los costos de su producción? En todas las profesiones existen personalidades destacadas que marcan hitos y generan tendencias. Pero también en casi todas las profesiones existen marcos contenedores que delimitan funciones e instituciones legitimadas que parametrizan su ejercicio.

Es así que un egresado de la carrera de Abogacía3, estadísticamente tendrá pocas posibilidades de emular los logros y exposición mediática de Fernando Burlando4, pero sí podrá desde el momento de su egreso establecer su posición y mensurar sus ingresos logrando previsibilidad y contención.

Salvo que por su incapacidad pierda su matrícula, manteniéndose en el límite de su escalafón podrá obtener una compensación monetaria establecida por las instituciones legitimadas y aceptadas por todos los individuos que requieran sus servicios.

Partiendo de esta base NO MENOR, la carrera que realice como profesional podrá llevarlo a otros niveles dentro del complejo sistema social - productivo.

Cómo puede la universidad resolver en alguna medida esta compleja disyuntiva en un campo cuyos límites no están marcados y constantemente ingresan en conflicto o superposición con otros

• Dando a entender que –desde siempre– el diseño está inmerso en el proceso industrial como un engranaje fundamental y hoy más que nunca es necesario para reasignar valor a muchas piezas que a diario consumimos todos los habitantes de este planeta de recursos finitos5 (y aquí me refiero a todos los diseños, desde el mobiliario hasta las nuevas tendencias en libros digitales necesitan constantemente rediseñarse y adecuarse a los urgentes requerimientos de reducción de impacto ambiental y promoción de la sustentabilidad en todo el proceso: producción, consumo y desecho).

• Instruyendo que diseñador debería moverse en “manada” pero de grupos multidisciplinarios donde varias especializaciones interactúen; las afines (gráfico, industrial, textil) y muy particularmente las tecnológicas (informática, TICs, biotecnología, etc.). El diseñador debe abandonar su visión de artesano con aspiraciones de artista y reclamos salariales de un operario y concebirse como gestor de innovación que puede cambiar el proceso industrial con el que interactúa.

• Incentivando desde el inicio de la carrera el interés por la investigación y desarrollo ya que estos son los pilares con los que podrá seguir produciendo la innovación necesaria en un campo de características muy dinámicas6.

Si tomamos como ejemplos trabajos realizados hace 10 años en proyectos de tesis de alumnos de las carreras de diseño; hoy el avance de las tecnologías, su masividad, la facilidad de uso por parte de los nativos digitales, los bajos costos, la reducción de la brecha digital y otros factores, permiten que llegue a los mismos resultados ya en los primeros años de la carrera, o sea que los planes de estudios que no acompañaron este dinamismo están –mínimamente– 3 años obsoletos. Si no hay un constante flujo de profesionales que generen I+D en el campo del diseño, lo límites se van diluyendo cada vez más y las distancias con el mundo real y productivo se hacen insalvables.

• Identificando constantemente los nichos productivos en los que el diseñador puede insertarse, explicando los alcances de las funciones en las que el diseñador podrá desarrollar sus competencias.

El Diseño en si es un proceso que se sigue para conseguir un fin determinado pero que este proceso no es estandarizado; es decir, que el proceso se da de acuerdo a las necesidades del diseñador y del problema, por lo tanto el Diseñador debe estar preparado para utilizar los pasos adecuados para que su diseño sea el más indicado.

• Promoviendo que desde el momento que se concibe al diseño como un proceso industrial el mismo puede SI puede ser estandarizado y seguir normas de calidad que lo certifiquen. Esto además de garantizar una producción estable le da un gran valor agregado y lo distingue del producto artesanal.

¿Debemos seguir produciendo artesanías o tenemos que ingresar de lleno en un proceso industrial?

Es un debate que se debería dar en una etapa en la que la carrera ya tiene la edad suficiente y es altamente necesario para conocer nuestra condición.

No se propone la anulación de un modelo que sobrevivió muchos años y donde hay casos exitosos, pero la intención es definir una postura como institución, sobre el tipo de profesional que se entregará a un mundo con una necesidad imperiosa de cambios y procesos.

Como ejemplo el software ya se dio cuenta, desde hace años se está hablando de la industria del software y en muchas jurisdicciones de la Argentina las empresas de  este rubro se enmarcan en los beneficios de las leyes de promoción industrial que promueven su desarrollo (reducción de impuestos, planes de promoción, subsidios, etc.) Esta industria está muy relacionada con el diseño y requiere constantemente profesionales que ingresan a sus filas, pero todavía la tendencia actual de los egresados de diseño es montar su propio “artesanato” en vez de tratar de ingresar al modelo industrial.

Notas

1. Fragmento de la introducción del Plan de Estudios 2010 de las Carreras de Diseño - UNNOBA.

2. IDEM.

3. Similar comparación puede aplicarse a la medicina.

4. Abogado argentino muy ligado a casos con gran repercusión en los medios de comunicación.

5. Me refiero a que todos los diseños, desde el mobiliario hasta las nuevas tendencias en libros digitales, necesitan constantemente rediseñarse y adecuarse a los urgentes requerimientos de reducción de impacto ambiental y promoción de la sustentabilidad en todo el proceso: producción, consumo y desecho.

6. Si consideramos los trabajos realizados hace diez años en proyectos de tesis de alumnos de las carreras de diseño, hoy el avance de las tecnologías, su masividad, la facilidad de uso por parte de los nativos digitales, los bajos costos, la reducción de la brecha digital y otros factores, permiten que se llegue a los mismos resultados ya en los primeros años de la carrera; o sea que los planes de estudios que no acompañaron este dinamismo están —mínimamente— tres años obsoletos.

Abstract:

The designer still behaves like a craftsman who creates pieces with unique impressions –they strive because of that– instead of trying to enter the industrial model.  Based on the analysis of the new planning of the design careers in UNNOBA recently implemented, the profile of the future graduate must be defined. “While it is true that a peculiarity of this discipline is its mobility, its vague boundaries, it is also true that it has over a century of history as a practice, and may well have more rigorously developed a body of theory that allows defining more clearly”.

Keywords:

Education - Curriculum - University Student - Graduate - Process.

Resumo:

O designer comporta-se ainda como um artesão que creia peças com características únicas –esforça-se por isso– em vez de procurar ingressar ao modelo industrial. Partindo da análise do novo plano de estudos das carreiras de design implementadas recentemente na UNNOBA, surge a inquietude e necessidade de definir firmemente o perfil do futuro egresso. Se bem é certo que uma particularidade de esta disciplina é sua possibilidade de movimento, seus limites imprecisos, também é certo que já tem mais de um século de história como prática, e bem poderia haver desenvolvido um corpus teórico mais rigoroso que lhe permita definir-se com maior claridade.

Palavras chave:

Formação - Plano de estudos - Estudante universitário - Egresso - Processo.

(*) Alejandro Aramayo.

Diseñador en Comunicación Visual de la Universidad Nacional de La Plata. Socio fundador y presidente (periodo 2003, 2008) de la Asociación de Diseñadores en Comunicación Visual de la Provincia de Jujuy. Actualmente se desempeña como Director Creativo de Altura SRL, Industria Creativa y es docente en la U.N.NO.B.A.

(**) El presente escrito fue presentado como conferencia dentro del Tercer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño (2012). Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Buenos Aires, Argentina.


La formación universitaria con la visión del diseño como un proceso industrial fue publicado de la página 174 a página176 en Actas de Diseño Nº17

ver detalle e índice del libro