Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño nº 28 >
  4. Institucionalización de la carrera de diseño gráfico en la ciudad de Riobamba Ecuador, periodo 1995-2015

Institucionalización de la carrera de diseño gráfico en la ciudad de Riobamba Ecuador, periodo 1995-2015

Barriga Fray, Santiago Fabián

Actas de Diseño nº 28

Actas de Diseño nº 28

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/https://doi.org/10.18682/add.vi28

XIV Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” X Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Comunicaciones Académicas

Julio 2019. Año 14. Nº28. Buenos Aires, Argentina | 260 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: En el Ecuador son exiguas las investigaciones que expongan el origen de la disciplina académica a pesar de contar con varias universidades que ofertan la carrera a nivel nacional, pero, existe información referente para develar el proceso del diseño gráfico como un oficio. Particularmente en la ciudad de Riobamba, la construcción del perfil de egreso y la formación profesional llevada a cabo por la carrera se ha apartado de temas prioritarios, además de la metodología empleada en el aprendizaje y los procesos de investigación, mermando habilidades de comunicación visual y cultural frente al crecimiento de otras Instituciones de Educación Superior (IES).

Palabras clave: Institucionalización - Diseño - Ecuador - Universidad - Educación.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en p. 184]

Historia e institucionalización del Diseño Gráfico en Latinoamérica, una breve panorámica

En Latinoamérica existen varios referentes que abordan la historia del Diseño Gráfico, textos como Historia del Diseño de Philip Meggs y Alston Purvis en 1991, donde se analizan las características del diseño desde la prehistoria y los movimientos culturales en el siglo XX (Meggs & Purvis, 1991).

Otro texto denominado Historia del Diseño en América Latina y el Caribe de Silvia Fernández y Gui Bonsiepe (2008), que tiene por objetivo colocar el diseño en el marco de las políticas económicas y sociales, así como los locales industriales y regionales, y también para establecer el campo para la futura historia de los materiales y la cultura visual, desde la perspectiva proyectiva en América Latina (Bonsiepe & Fernández, 2008).

Publicaciones en España como la de Enric Satué El diseño gráfico en Europa y América (1987) ubica al diseño como factor de responsabilidad social como un servicio en la comunicación con contenidos estéticos y competitivos como anuncios publicitarios, marcas, revistas y señalización comercial (Satué, 1987).

El trabajo realizado en Argentina por la Profesora Verónica Devalle fundamenta el surgimiento de la disciplina del diseño desde 1948 a 1984 y cuando se oferta la carrera de diseño gráfico en algunas universidades haciendo un recorrido histórico por destacados investigadores como Tomás Maldonado entre otros, además de las primeras agencias de diseño que ejercieron influencia en Latinoamérica (Devalle, 2009).

En el Ecuador son precarias las investigaciones que muestren el origen de la disciplina académica a pesar de contar con varias universidades que ofertan la carrera a nivel nacional, sin embargo existe información referente para develar el proceso del diseño gráfico como un oficio.

La investigación realizada por María Luz Calisto y Gisela Calderón denominada Diseño Gráfico en Quito - Ecuador 1970-2005 (2011) hace un recorrido por las distintas épocas en relación a la práctica del diseño gráfico, factores sociales, políticos y económicos que permitieron la profesionalización del diseñador gráfico, además muestra algunos trabajos realizados por artesanos (Calisto y Calderón, 2011).

En el año de 1984 se crea la Escuela de Diseño Gráfico en la Universidad del Azuay, poco tiempo después el Instituto Metropolitano de Diseño abriría sus puertas en Quito en el año de 1985 (Calisto y Calderón, 2011).

“La Metro” es fundada por arquitectos y diseñadores industriales ante el crecimiento del comercio e industrialización, posterior a la explotación petrolera en el año de 1970 (Aguirre, 2015).

No obstante, la creación de la carrera de diseño obvió procesos de investigación dentro del los contenidos metodológicos de la carrera inserta en el sector educativo, aunque el crecimiento de las Instituciones de Educación Superior (IES), establecida por la Constitución del Ecuador, apunta al desarrollo de universidades de excelencia que contribuyan al crecimiento del “Buen Vivir” (Asamblea Constituyente, 2008).

Las IES tienen la obligación de impulsar de forma permanente los aprendizajes, procurando la formación holística de los seres humanos. Además, busca unificar todo el sistema de educación superior incorporando a los institutos pedagógicos, conservatorios e institutos superiores técnicos, excluidos antes de la promulgación de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) (Asamblea Constituyente, 2010) Bajo esta ley, el estado garantiza un vínculo constante entre el sistema educativo superior y los planes de producción, que impulsan los procesos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) organizadas sistemáticamente frente al vertiginoso y cada vez más competitivo entorno global, trascendiendo los niveles de conocimiento alcanzado por los estudiantes durante su formación.

(Dorochesi, 2013) La formación profesional llevada a cabo por la universidad ecuatoriana se aparta de temas prioritarios, además de la metodología empleada en el aprendizaje y los procesos de investigación.

Los ejes de investigación actualmente no responden a los objetivos nacionales de desarrollo, donde es precaria la articulación de saberes y aprendizajes integrados (Larrea, 2013), en una nueva gestión del conocimiento dentro de los modelos pedagógicos, organizados en los programas curriculares de las IES.

Dichos saberes se traducen en la práctica, el vínculo entre el currículo y su entorno, es decir su utilidad social en relación a sectores prioritarios y culturales, formalizando el conocimiento en la práctica y de la práctica al conocimiento (Maturana, 2008).

Los saberes se articulan dentro de la matriz productiva, los conocimientos responden a “tensiones” o “núcleos” que componen el buen vivir, organizados en zonas territoriales, es en este circuito, los procesos de investigación se introducen para transformar la realidad, de características inter y trans disciplinar, con la intervención de ciencias experimentales para los procesos productivos, tecnológicos, de salud; y de ciencias interdisciplinares, sociales, humanísticas, culturales y artísticas en distintas áreas de interés (SENPLADES, 2012).

Sin embargo, una de las carencias del diseño en general consiste en la investigación real de “interfases”, a pesar de aquello, la disciplina se ha sustentado en base a la praxis (Bonsiepe, 1999), en vista que aspectos cognitivos son relegados dentro de las planificaciones curriculares de las IES. Es quizá la limitación de la profesión a la proyección meramente práctica o la carencia de involucrar al diseño con nuevas temáticas complejas en las que se desarrolla la sociedad.

La educación superior reconoce la disciplina del diseño gráfico, esta se ha consolidado en distintos países Latinoamericanos, no obstante las escuelas referentes son aquellas que tienen un bagaje histórico y han estudiado al diseño no únicamente como la creación de formas, sino como un fenómeno social y económico.

Investigaciones como La Travesía de la Forma, de Verónica Devalle (2009), ¿Qué dice el diseño de la enseñanza del diseño? de Cecilia Mazzeo (2014) o revistas como Actas de Diseño de la Universidad de Palermo de Argentina llevan la delantera en abordar al diseño más allá de una disciplina estrictamente práctica sin constructo teórico y metodológico.

Si bien es cierto, el diseño se presenta como una actividad proyectual, sin embargo, la posición actual de la academia no es desvirtuar el término proyectual, como lo señala Tomás Maldonado, quién utiliza dicho término para referirse a la actividad del Diseño (Devalle, 2009); más bien, considero que buscan consolidar el fundamento de la disciplina, muestra de aquello, han empezado a cuestionar la comprensión del diseño dentro de sus programas de estudio, suceso que aún no se lo ha realizado en países como el Ecuador.

Empezar a escribir sobre el diseño por los mismos diseñadores es el punto de partida para explotar nuevos dominios más allá de la gráfica, es poner en crisis argumentos obsoletos dentro de la disciplina y en especial de cómo se desarrolla la carrera y sus metodologías en las aulas de las IES.

El desarrollo de lógicas dentro de la carrera de diseño gráfico se convierte en el punto de partida para la consolidación del diseño vinculado a otras esferas como la tecnología y la comunicación visual como practica social que permitan el debate de cómo se concibe el hecho proyectual y la práctica únicamente. (Mazzeo, 2014) Así mismo Mazzeo reflexiona cuidadosamente con respecto a la investigación en el diseño; señala la falta de antecedentes en la enseñanza del diseño, hace que ella no cuente con tradiciones propias que determinen su marco metodológico específico (Mazzeo, 2014).

A más de ello, en países como México se trabaja en la fundamentación teórica de la profesión de la mano de la Profesora Luz del Carmen Vilchis, la autora presenta al diseño como una disciplina con vinculación preponderante en el ámbito social, hace hincapié al presentar los principios teóricos y de las metodologías del diseño gráfico que lo componen (Vilchis, 2002).

Vilchis abre el punto de partida para la comprensión de distintas metodologías y técnicas desde la filosofía, la ciencia y la práctica del diseño enlazadas a la comunicación objetual, coincide con la postura del deficiente material bibliográfico del diseño frente al desarrollo investigativo.

Estas investigaciones ponen en tela de duda la calidad de los procesos de las IES en relación a las metodologías para el diseño y la preocupación en la enseñanza teórica de las disciplinas proyectuales, a esto se suma lo dicho por Shön (1992): “los problemas fáciles de controlar se solucionan por medio de la aplicación de la teoría y la técnica con base en la investigación” (p. 1), el autor no deja de lado los conocimientos teóricos sobre el empirismo de la práctica.

Sin embargo, desde la posteridad de la Bauhaus, el intento por introducir disciplinas cognitivas dentro de la praxis del diseño ha sido el objetivo de quienes formaron parte de ella, prueba de aquello, Laszlo Moholy-Nagy en 1937 incluyó conferencias de la mano de filósofos y científicos dentro de la Escuela de Diseño de Chicago, dando paso a la inclusión en los planes de estudio a disciplinas como la semiótica o teoría literaria, y así reconocer que la profesión del diseño necesita ampliar su campo de acción (Swanson, 1994).

Es quizá el punto neurálgico para afirmar empíricamente que el diseño gráfico utiliza metodologías de otras disciplinas de las ciencias prácticas y ciencias sociales, carente es la bibliografía que describa procesos de diseño desde miradas teóricas que lo sustenten (Pontis, 2009), la autora hace hincapié en la investigación del proceso de diseño como un estudio de caso.

Algo semejante ocurre con la posición de Richard Buchanan en la Revista Design Issues (1998), quien concuerda con colegas de otras áreas como la física, la química, o la biología, donde un campo se caracteriza por una cuestión de conocimiento coherente del sujeto, un conjunto de métodos y procesos, y una comunidad de personas que tratan de entender los principios de funcionamiento que dan forma a la materia (Buchanan, 1998). Sostiene que, esto está empezando a surgir en el diseño, con una masa crítica de individuos que están motivados para comprender la naturaleza del diseño y de actuar en su entendimiento con el fin de mejorar la práctica del diseño.

A esto se suma lo expuesto por Clarence-Fincham y Naidoo (2013), sostienen que el proceso de enseñanza de diseño en la universidad de Johannesburgo debe “tener una visión más holística e interrogar la comprensión de sus disciplinas” (Clarence-Fincham, 2013, p. 85), sus planes de estudio y la práctica pedagógica, esto les permite perfeccionar conocimientos teóricos en el campo de los estudios de educación superior que permitan facilitar la enseñanza y el aprendizaje. El acceso al conocimiento disciplinario es el medio por el cual los estudiantes cuentan con acceso a la complejidad del mundo y el plan de estudios es el vehículo utilizado para proporcionar acceso a este conocimiento.

Las múltiples perspectivas para la descripción de la investigación del diseño son de un crecimiento sano y de un campo que avanza para enfrentar los desafíos de nuestro tiempo, en lugar de quedar agobiados por ellos (Frankel y Racine, 2010). Su trabajo se esfuerza por organizar la información bibliográfica para desarrollar una idea del complejo campo de la investigación: para el diseño, a través del diseño, y sobre el diseño.

Para ello, Frankel y Racine (2010) se basan en la amplia gama de actividades en el área de investigación de diseño que está alimentando el discurso y la difusión del conocimiento de la investigación del diseño. La visión histórica inicial proporciona un contexto para la comprensión de los fundamentos de la investigación del diseño, cuando éste surgió como un campo por sí mismo a principios del siglo XX.

A pesar de la relativamente corta historia de la investigación en el diseño, no deja de ser la base para pensar en cuestiones de diseño contemporáneo. La complejidad no es meramente una cuestión de taxonomía; también es una cuestión de amplitud. La amplia gama de enfoques de investigación discutidos en su artículo se utilizan en diversos grados en la búsqueda del conocimiento que sea específico para un proyecto de diseño, correspondiente a una clase de problemas de diseño, o fundamentalmente a la propia naturaleza del diseño.

Si el diseño implica la resolución de problemas, la creación de algo nuevo, o la transformación de deseos intangibles a objetos, surge la necesidad que los diseñadores entiendan cómo funcionan las cosas y por qué; esto lleva al análisis y a la explicación, siendo aquel el propósito de la teoría (Friedman, 2003).

Friedman describe un marco para la construcción de la teoría en el diseño donde busca aclarar el significado de la teoría y la teorización, explicando la naturaleza y usos de la teoría como un concepto general. Además, propone las condiciones necesarias y suficientes para la construcción e investigación de la teoría en el diseño.

Ahora bien, los abordajes de estos autores se vinculan a distintas realidades latinoamericanas, específicamente en la ciudad de Riobamba en Ecuador. El oficio del diseño nace tras la inversión privada y el aumento del consumo de bienes y servicios, éste se produjo por varias razones, la modernización de la tecnología, las campañas de publicidad, la evolución de materiales en formas y colores, las exigentes demandas del mercado y variedad de productos han facilitado la producción en serie y el aumento de necesidades en la población.

En este contexto, empresas dedicadas a la producción han invertido considerables sumas de dinero para promocionar dichos productos y convencer al consumidor, agregando valor a través de estrategias y técnicas verbales (texto) y no verbales (imagen). Tanto el discurso como las imágenes de los productos están formados por las ideas que modifican el comportamiento social.

Por otro lado, la expansión de la publicidad estuvo acompañada por el desarrollo del diseño gráfico como un oficio ejercido por artistas gráficos, pintores o en algunas ocasiones por arquitectos. Sin embargo, la ausencia de mensajes concisos, sin componentes psicológicos o limitadas ilustraciones, debilitaron la decodificación inmediata por parte de sus potenciales clientes.

Por este tiempo, la preocupación ya no está presente no sólo los mensajes, para ello, se hicieron grandes inversiones en el sector gráfico, haciendo posible una evolución muy importante en las técnicas y profesionales interesados en su puesta en práctica.

En consecuencia, dieron lugar a la formalización o institucionalización de dichos profesionales, y muestra de aquello se crean carreras universitarias de tercer nivel de interés local con formación proyectual estrictamente, emulando lo hecho por otras latitudes del país ante la creciente demanda de profesionales para el sector gráfico.

Es necesario mencionar que, en la ciudad de Riobamba existen dos universidades públicas que ofrecen la carrera de Diseño Gráfico en la actualidad. La Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (ESPOCH) arrancó con el programa académico en el año 2000; posterior a ello, la Universidad Nacional de Chimborazo (UNACH) oferta en el año 2002 la Escuela de Artes en la Facultad de Ciencias de la Educación, Humanas y Tecnologías, no obstante, la carrera de Diseño Gráfico era una de sus aristas. En el caso de la carrera de Diseño Gráfico en la UNACH, se plantearon planes académicos en base a disciplinas consolidadas como el Arte, a más de ello se tomaron en cuenta las técnicas utilizadas por artistas gráficos aplicadas en la incipiente comunicación profesionalizada, y la proyección en el uso anacrónico de programas multimedia.

Una vez creada la carrera de Diseño Gráfico en la ciudad de Riobamba, sus programas de estudio han respondido a contenidos superficiales carentes de metodologías para la enseñanza de la disciplina, basados en experiencias empíricas por los docentes de turno u obsoletos procedimientos publicados para la construcción del diseño, esto ha dado lugar a un endeble constructo metodológico en la formación de los diseñadores gráficos.

Referencias

Asamblea Constituyente. (2008). Constitución de la República del Ecuador. Recuperado el 10 de Septiembre de 2015, de http://www.asambleanacional.gov.ec/documentos/constitucion_de_bolsillo.pdf

Asamblea Constituyente. (2010). Ley Orgánica de Educación Superior.

Recuperado el 22 de Marzo de 2015, de http://www.ceaaces.gob.ec/sitio/wp-content/uploads/2014/02/LOES.pdf

Bonsiepe, G. (1999). Del objeto a la interfase. Buenos Aires: Ediciones Infinito.

Bonsiepe, G. y Fernández, S. (2008). Historia del diseño en América Latina y el Caribe. San Pablo: Blücher.

Buchanan, R. (1998). Education and professional practice in design. Design Issues, 63-66.

Calisto, M. y Calderón, G. (2011). Historia del Diseño Gráfico en Ecuador 1970 - 2015. Quito: Instituto Metropolitano de Patrimonio.

Clarence-Fincham, J. a. (2013). Taking a Longer View: Processes of Curriculum Development in the Department of Graphic Design at the University of Johannesburg. Critical Studies in Teaching and Learning (CriSTaL), 1(1), 80-102.

Devalle, V. (2009). La travesía de la forma. Emergencia y consolidación del Diseño Gráfico (1948-1984). Buenos Aires: Paidós.

Dorochesi, M. (2013). C³, Creatividad, Complejidad y Cambio. Valparaíso: USM.

Frankel, L. y Racine, M. (2010). The complex field of research: For design, through design, and about design. Recuperado el 12 de Septiembre de 2015, de Design & complexity: International conference of the Design Research Society. Design Research Society: http:// www. designresearchsociety. org/docs-procs/DRS2010 Friedman, K. (2003). Theory construction in design research: criteria: approaches, and methods. Design studies, 24(6), 507-522.

Maturana, H. (2008). Emociones y Lenguaje. Santiago: J.C. Sáenz.

Mazzeo, C. (2014). ¿Qúe dice el diseño de la enseñanza del diseño? Buenos Aires: Infinito.

Meggs, P. y Purvis, A. (1991). Historia del Diseño. McGraw-Hill.

Pontis, S. (2009). Diseño gráfico: Un novel objeto de investigación.

Caso de estudio, el proceso de diseño. Iconofacto, 5(6), 9-18.

Satué, E. (1987). El diseño gráfico en Europa y América. Madrid: ARAM.

Schön, D. (1992). La formación de profesionales reflexivos. Hacia un nuevo diseño de la enseñanza y el aprendizaje en las profesiones.

Barcelona: MEC - Paidós.

Swanson, G. (1994). Graphic Design Education as a Liberal Art: Design and Knowledge in the University and the “Real World”.

Design Issues, 53-63.

Vilchis, L. d. (2002). Metodología del Diseño. Fundamentos Teóricos.

México: Editorial Claves Latinoamericanas.

Abstract: In Ecuador are exiguous investigations that expose the origin of the academic discipline despite having several universities that offer career at the national level, however, there is information relating to unveil the process of graphic design as a profession. Particularly in the city of Riobamba, the construction of the graduate profile and training carried out by the race has turned away from priority issues, in addition to the methodology used in learning and research processes, diminishing visual communication skills and Cultural against the growth of other Higher Education Institutions (IES).

Keywords: Institutionalization - Design - Ecuador - University - Education.

Resumo: No Equador são poucas as pesquisas que exponham a origem da disciplina acadêmica apesar ter várias universidades que oferecem a carreira a nível nacional, mas, existe informação referente para develar o processo do design gráfico como um oficio. Particularmente na cidade de Riobamba, a construção do perfil de egreso e a formação profissional realizada pela carreira apartou-se de questões prioritárias, além da metodologia empregada na aprendizagem e os processos de pesquisa, reduzindo habilidades de comunicação visual e cultural em frente ao crescimento de outras Instituições de Educação Superior (IES).

Palavras chave: Institucionalização - Projeto - Equador - Universidade - Educação.

(*) Santiago Fabián Barriga Fray. Docente investigador Diseño Gráfico - Facultad de Ciencias de la Educación. Ecuador. Licenciado en Diseño Gráfico en 2008 y Magíster en Desarrollo de la Inteligencia y Educación en 2013 por la Universidad Nacional de Chimborazo (UNACH), de Ecuador. Magíster en Diseño y Gestión de Marca en 2014 por la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) de Ecuador. Actualmente estudiante de Doctorado (PhD) en Diseño por la Universidad de Palermo de Argentina. Ha realizado publicaciones dentro del campo de la Educación y el Diseño participando como Ponente en Congresos Nacionales e Internacionales. Es Docente de la Carrera de Diseño Gráfico UNACH desde el año 2011 hasta la actualidad.


Institucionalización de la carrera de diseño gráfico en la ciudad de Riobamba Ecuador, periodo 1995-2015 fue publicado de la página 181 a página184 en Actas de Diseño nº 28

ver detalle e índice del libro