Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº 32 >
  4. Libros pop-ups: vista histórica desde ilustración infantil en Colombia

Libros pop-ups: vista histórica desde ilustración infantil en Colombia

Camargo Amago, Angela

Actas de Diseño Nº 32

Actas de Diseño Nº 32

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/https://doi.org/10.18682/add.vi32

XIV Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” X Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Comunicaciones Académicas

Marzo 2020, Año 14, Vol. 32, Buenos Aires, Argentina | 260 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Libros pop-ups: vista histórica desde ilustración infantil en Colombia

Angela Camargo Amago (*)

Resumen: El desarrollo histórico de la ilustración infantil en los libros pop-up en Colombia, es el tema en el que se exponen, de manera general, los avances, transformaciones y dificultades que ha presentado la elaboración, construcción y producción ilustrativa de estos libros para efectos de la ingeniería del papel, haciendo énfasis en una cronología básica de los mejores libros pop-up (libros animados) que fueron fuente de inspiración para ingenieros de papel internacionales, en las décadas de los 80, 90 y en algunos libros de la década del 2000. Se expone un criterio para su producción: la mano de obra femenina colombiana, con los problemas mercantiles, la caída comercial, el abandono precipitado de las fábricas, y así mismo el panorama general de lo que vivió Colombia como país productor de miles de libros pop-up durante los años de más comercialización y los interrogantes que nos deja.

Palabras clave: Ilustración infantil - libros pop-ups - papel - ingeniería - editorial - Colombia - mano de obra.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en p. 91]

La Ilustración infantil en libros pop-ups en la literatura Colombiana

Colombia posee excelente personal trabajando en la ilustración infantil, dedicados a la creación, producción, edición, impresión y manufactura de los libros ilustrados. Se encuentran algunas investigaciones, como el caso del libro Una historia del libro ilustrado para niños en Colombia (Castillo, 2011). La realización de este libro constituye una serie de artículos que diseñadores, pedagogos y escritores reflejan un desarrollo cronológico descriptivo de la ilustración infantil, álbum-libro, en la literatura Colombiana, ayudando a otros investigadores a profundizar escritos similares.

A pesar de este especial libro y su exposición frente al desarrollo histórico, en Colombia no se encuentran investigaciones de carácter histórico sobre las ilustraciones en los libros pop-ups, llámese libros animados: Estos son libros didácticos o lúdicos, que ayudan a visualizar con sorpresa, admiración o curiosidad un texto o imagen. El libro registra fuera de la imagen y el texto unos elementos para textuales, como solapas, tapas, contratapas, carruseles, troquelados, movibles o desplegables, ayudando al joven lector a interactuar activamente con el libro (Cards, 2009).

Se carece de información puntual o certificada en cuanto a este tipo de textos y de ilustraciones con la que se pueda realizar un documento con profundidad en el tema. Partiendo de esta base, el artículo habla del desarrollo histórico de la ilustración infantil en los libros pop-ups en cuanto a su producción por el mundo de manera general y el panorama histórico que ha vivido Colombia en las décadas de los 80, 90 y 2000, con las editoriales y los posibles ilustradores, haciendo énfasis en algunos. No se comentará sobre ilustradores de álbum-libro, de comics, de televisión, ni de personas que hayan trabajado pop-ups para adultos o con criterios no afines a la ilustración infantil.

Aunque el tema se centra en las tres décadas, se aclara que la década de los 80 y 2000 son las de mayor información, gracias al auge comercial, al apoyo del gobierno y de las buenas editoriales que contribuyeron a la expansión internacional en la promoción y desarrollo de estos libros. Cabe comentar que durante la década del 90, la decadencia de los libros pop-ups infantiles fue notoria, se cambió calidad por cantidad por los altos volúmenes de producción (Castrollón, 2011). Además, a finales de los 90s, las editoriales no siguieron produciendo libros popups y la excelente mano de obra colombiana se trasladó a mano de obra extranjera, para países como China y Corea. Se puede afirmar que la producción de estos libros se realizaba en conjunto con varios países simultáneamente. Ilustradores y escritores eran extranjeros, haciendo que Colombia y otros países latinos como México y Argentina se dedicarán a la impresión, el troquelado y el montaje o construcción de los libros. La excelente mano de obra se localizaba en Cali, Bogotá y Medellín. Hay que tener en cuenta que la elaboración de estos libros desde su escrito, bocetación, diseño, ingeniería de papel y construcción, por los altos costos siempre se desarrollaba en países americanos o europeos.

Vale la pena recordar que la ilustración infantil va ligada estrechamente de la literatura infantil y a los procesos educativos de formación pedagógica (Pardo Chacón, Z., 2009). Colombia ha hecho esfuerzos en conjunto con el Ministerio de Educación, el Ministerio de Cultura y las Bibliotecas Públicas, para fortalecer la calidad en las producciones de estos libros. Los libros pop-ups son para el niño una fuente de formación, donde juega la sociedad un papel importante, se ve reflejada la cultura, el pensamiento del niño y sus imaginarios. El libro animado genera en la literatura un aporte de enseñanza lúdica, acoplando educación y entretenimiento.

Cabe resaltar que el punto focal en la literatura infantil, además de las editoriales, los escritores, los ilustradores, diseñadores y artistas, son las ilustraciones mismas. Por este motivo este trabajo pretende centrarse en el reconocimiento de la imagen y de los mecanismos editoriales como parte de la producción en los libros pop-ups.

Los pop-ups, libros creativos en la ilustración infantil

El epíteto pop-up se suele aplicar a cualquier libro tridimensional o móvil, aunque apropiadamente el término “libro móvil” abarca los libros pop-ups, transformaciones, libros de (efecto de) túnel, volvelles, solapas que se levantan (flaps), pestañas que se jalan (pull-tabs), imágenes emergentes (pop-outs), mecanismos de tiras que se jalan (pull-downs) y más, cada uno de los cuales funciona de una manera diferente. También se incluyen las tarjetas de felicitación tridimensionales ya que emplean las mismas técnicas (Pogue, 2007). Toda la creación, producción y edición sufren una serie de pasos que deben ser planeados con mucha estrategia y lógica para que su resultado sea efectivo, estético, interesante, artístico, pedagógico y produzca la reacción esperada en el público: sorprender. Estos libros son de extrema delicadeza, además de sus especiales papeles y materiales para su duración y el hecho de que en su mayoría se dediquen a un público infantil (Sabuda, 2008).

Las editoriales colombianas, retazos en la historia de los libros pop-ups

Colombia ha mantenido una constante en la producción de libros para la literatura infantil desde finales del siglo XIX. Las editoriales nacionales han ido fortaleciendo la ilustración en libros infantiles. Una de las editoriales más antiguas que representó gran producción de libros pop-ups en el mundo fue la editorial Carvajal S.A., una pequeña editorial sin pretensiones fuertes durante sus inicios en 1904, generando propuestas para folletos, imprenta de revistas, panfletos, etc., cuando abrió sus puertas con una pequeña imprenta en Cali. Las primeras cinco décadas la empresa se posicionó nacionalmente y en la siguiente década, para los 60s, generó cambios positivos en Colombia, tanto para la empresa misma como para el mercado internacional y el empleo femenino durante varios años. “Carvajal se destacó en distintos campos de la gerencia, como innovación, calidad, vocación internacional, manejo del talento humano, gerencia de una empresa familiar, estrategia y desarrollo tecnológico, entre otros” (Dinero, 2004).

En 1967 La editorial Carvajal a cargo del presidente Manuel Carvajal, buscó nuevos mercados en el exterior, interesándole la producción de los libros pop-ups. Se dio cuenta que Colombia poseía el potencial para desarrollar mano de obra, los mecanismos de ensamblaje y formación mecánica de los libros animados. En 1969 realiza alianzas mercantiles con algunos países. Así relata el inicio de la historia Guillermo Holguín, gerente de Mancol, en una entrevista publicada para la revista Semana (Lloreda, 1986). Ya en 1986 la compañía Carvajal S.A. se convirtió en la primera editorial del mundo en producción de libros pop-ups, mejoró las producciones internacionales, tanto así que superó las producciones mercantiles colombianas del café en cuanto a reconocimiento internacional, abarcando un 60% del mercado mundial. Carvajal S.A. logró que editoriales como McGraw Hill, Hallmark y Random House aceptaran trabajar en conjunto, y que la mano de obra colombiana terminara los procesos de ensamblaje de los libros pop-ups. Carvajal se convirtió en el líder mundial en la fabricación de libros animados cuando la compañía de seguros TransAmérica con sede en San Francisco, la contrató para desarrollar el primer aviso publicitario en forma tridimensional, aviso que fue publicado en una revista de alta circulación en Estados Unidos, en septiembre de 1986 (Ugalde, 2009).

Las filiales de Carvajal en la década de los 80s eran la Editorial Mancol con su gerente ya nombrado Guillermo Holguín y la Editorial Norma con su gerente Mario Ernesto Calero. Las dos editoriales produjeron un considerable número de libros animados, casi seis millones y medio de libros al año, que se vendieron en diferentes idiomas, abarcando una gran parte del mercado internacional, con países como China, Islandia, Suecia, Finlandia, Inglaterra, Escocia, Gracia, Israel, Japón, y la editorial Norma vendió casi 500 mil libros anuales a Latinoamérica. Según los gerentes de Mancol y Carvajal, las empresas fueron montadas en lugares estratégicos en Colombia. Ellos buscaron varios espacios que dieran la tranquilidad y el personal acorde a sus investigaciones. Hallaron que el Cauca era el departamento con mayor asertividad para este trabajo y montaron tres fábricas: en Popayán, en Santander de Quilichao y en Tunía.

Carvajal S.A. hizo que la mujer tuviera ventajas laborales, frente a tanto conflicto armado durante esa época en este sector. En varias oportunidades, la empresa colaboró en la buena estabilidad laboral de ellas, un salario mayor al mínimo, estabilidad en seguro social y bonos gratificantes por labores extras. Colombia vivió uno de los mayores aciertos en cuanto a manejos empresariales y sostenibilidad laboral, con una empresa con casi 900 empleados donde el 95% de ellos era de género femenino.

Así la editorial Carvajal S.A. Se llegó a convertir en la mayor productora de libros animados a nivel mundial, produciendo más de 2.400 títulos y varios millones de ejemplares en 34 años de labores continuas. Lastimosamente Carvajal cerró su producción a finales del 2000, debido a la competencia de otros países por el bajo costo de mano de obra que implementaban. Esto hizo que Carvajal S.A. disminuyera la producción, dando paso a tener que prescindir de varias de sus empleadas y así mismo determinar cerrar sus tres plantas.

Según una empleada de Carvajal en la entrevista que le hizo Diana Lloreda para la revista Semana en 1986: En efecto, los libros animados que produce Carvajal S.A. son de pasta dura y bastante resistente, puesto que son elaborados con cartulina esmaltada de 220 gm por m2, material que debe ser importado. Tanto niños como adultos de todas las edades gozamos con ellos, porque son más un juguete que un simple libro. Están divididos en tres niveles, según las dificultades de sus mecanismos, que entre más complejos, se vuelven más didácticos (Lloreda, 1986).

Las diferentes formas de ensamblar un libro especializó al personal trabajador en las editoriales. De esta manera, se clasificaron suboficios titulados según el tipo de mecanismo y como resultado en pocos minutos se podía terminar un libro y así generar mayor productividad.

Ilustradores colombianos pop-ups

A finales de la década de los 80s, Colombia no solamente tenía reconocimiento internacional por la producción de los libros pop-ups, sino que además estaba viviendo cambios rotundos con las nuevas estrategias pedagógicas que otorgaban el gobierno Colombiano y el Ministerio de Cultura. Se buscaba fomentar la lectura en los niños y en los jóvenes.

Además de lograr que los textos infantiles fueran ilustrados, se triplicó la venta nacional de libros animados, es así que los libros elaborados por las empresas filiales a Carvajal subieron sus ventas notoriamente. Más que buscar la metodología para hacer que los niños leyeran, se logró vender la idea de leer por diversión, jugando con el libro. Desafortunadamente, en los textos animados no se hallan ilustradores colombianos durante la década de los 80s y 90s, exceptuando el libro publicado por la Editora Filial de Carvajal Smurfit Cartón de Colombia, que en celebración de sus 40 años de producir cartones y papeles, decidió editar un libro de cuentos del escritor colombiano Gabriel García Márquez, llamado Cuentos de mi abuelo, el coronel, enfocado a niños e instituciones educativas de primaria. Se autorizó en 1988 la edición y publicación conmemorando el premio Nobel del escritor, con algunos cuentos de su autoría, el Diseño de Uldarico Minoltta, impreso y ensamblado por Carvajal S.A. Cali, producido por Editorial Smurfit Cartón de Colombia, ilustrado por el Pintor Ecuatoriano y nacionalizado en Colombia Mario Gordillo, único ilustrador que logró un importante aporte a la historia de la ilustración infantil Colombiana en los libros pop-ups. En la actualidad el libro se encuentra a la venta por internet, rota varios espacios, pero ninguna librería estandarizada lo tiene, con un precio que oscila entre 700 euros. También existe la venta de este libro por mecanismos particulares en línea (OLX, 2013) o en otros sitios, como Amazon, por un valor de $600 dólares (Amazon, 2013). El libro no presentó sino una sola edición, se publicaron un total de 10.020 ejemplares en mayo de 1988.

Breve cronología de los Libros pop-ups importantes producidos en Colombia

La universidad Estatal de New Jersey en Estados Unidos realizó una exposición sobre la historia de los libros popups en el mundo en 1996, dejando un catálogo que pudo identificar libros importantes y con gran producción con empresas colombianas. Aquí un ejemplo cronológico de los libros producidos por Colombia (Jersey, 1999):

1. El gato con botas: historia contada por Christopher Logue. Nicola Bayley, Ilustrador. Impreso en Colombia, América del Sur. Nueva York, Greenwillow Books, 1976.

2. Amigos del corral: Un libro pop-up sobre los animales de granja. Por Peter Seymour. Pequeños Aprendices Libros Pop-up. Keith Moseley, diseñadora. Pat París, ilustrador. Producido por Intervisual Communications, Inc. Impreso en Colombia, América del Sur. Nueva York, Windmill Books / Simon & Schuster, 1982.

3. Barcos de vela. Por Ron Van De Meer y Alan McGowan. Pinturas de Borje Svensson. John Strejan y David Rosendale, los ingenieros de papel. Producido por Intervisual Communications, Inc. Impreso en Colombia, América del Sur. New York, Viking, 1984.

4. Casas de animales. A Acción Nacional Geographic libro. Jeffrey Terresson, Ilustrador. Alice Jablonsky, escritor. John Strejan, ingeniero de papel. Impreso en Colombia, América del Sur. Washington, DC, la National Geographic Society, 1989.

5. “¿Puedo tenerlo?”. Por Arnold Shapiro. Pat París, ilustrador. Dick Dudley, ingeniero papel. Brújula Productions. Impreso en Colombia, América del Sur. Hauppauge, Nueva York, la serie educativa de Barron, 1990.

6. El buen dinosaurio. Escrito e ilustrado por Mick Inkpen Jim Deesing, diseñador. Rodger Smith, ingeniero de papel. Producido por Libros Intervisual, Inc. Impreso en Colombia y encuadernado en Ecuador. Atlanta, Georgia, Bedrock Press, 1993.

7. Museo de la historia natural. Por Kees Moerbeek. Producido por Libros Intervisual, Inc. Impreso y encuadernado en Colombia, América del Sur. Los Angeles, Price Stern Sloan, 1993.

8. Libros Snack-pack. Concepto e historias por Edmon J. Rodman. Ted y Linda Bick, ilustradores. Producido por Compass Productions. Impreso en Colombia, América del Sur. [Boston], Little, Brown & Company, 1995; entre muchos otros libros.

Para terminar

En la ilustración infantil de los libros pop-ups en Colombia se desconoce qué pasó con los ilustradores infantiles colombianos durante las décadas de los 80s y 90s. Sin embargo, muestra una producción de admirar en cuanto a mano de obra en los libros pop-ups (animados). Desafortunadamente por costos, por falta de un buen patrocinio, por credibilidad, por dedicación, por falta de enseñanza-aprendizaje en cuanto al diseño en las ingenierías de papel, los ilustradores colombianos estuvieron ausentes. Hay que rescatar que la editorial Carvajal se destacó por estrategias, conocimientos de producción, reconocimiento internacional, por la calidad de fabricación y producción y reconocimiento en la historia del libro específicamente en el de la literatura infantil en Colombia.

Con las tecnologías actuales, las redes sociales y los sitios para montar y ver vídeos, estudiantes, ilustradores y docentes han divulgado abiertamente sus avances y logros en la publicación de libros que pueden ser el inicio de una nueva generación de ilustradores para libros pop-ups. Ahora la editorial Panamerica, con ilustradores colombianos han dado marcha a ofrecer un nueva historia en la ilustración infantil para libros pop-ups. De igual manera se han juntado al gremio la editorial Norma, Susaeta y Bedout, brindándole una oportunidad única al talento colombiano. Este es un camino que vale la pena seguir muy de cerca y servirá para futuras investigaciones históricas, como legado colombiano.

Referencias bibliográficas:

Amazon (20/6/2013). Obtenido de http://www.amazon.com/LOSCUENTOS-DE-ABUELO-CORONEL/dp/9589516904

Cards, L. (2009). Mecanismos. Obtenido de http://librospopup. blogspot.com/search/label/Mecanismos

Castillo, M. f. (2011). Una historia del libro ilustrado para niños en Colombia. Bogotá D.C.: Biblioteca Nacional de Colombia.

Castrollón, S. (2011). La ilustración del libro para niños en Colombia: apuntes para una historia. En M. F. Castillo, Una historia del libro ilustrado para niños en Colombia (pp. 129-141). Bogotá D.C.: Biblioteca Nacional De Colombia.

Dinero (2004). Carvajal. Un siglo de desarrollo. Obtenido de http:// www.dinero.com/edicion-impresa/especial-comercial/articulo/ carvajal-siglo-desarrollo/24784

Iberlibro. (2013). Obtenido de http://www.iberlibro.com/CUEN TOS-ABUELO-CORONEL-Selecci%C3%B3n-pr%C3%B3logoJuan/2659067996/bd

Jersey, A. D. (1999). Catálogo de la Exposición Mundial de los popups (1996). Universidad de Rutgers. Estados Unidos: New Jersey. Recuperado de http://www.libraries.rutgers.edu/rul/libs/scua/ montanar/p-cat.htm

Lloreda, D. (1986, ). Un No 1 desconocido. Colombia el mayor productor del mundo de libros animados. REVÍSTA SEMANA, 64. Recuperado de: https://www.semana.com/cultura/articulo/ un-no-desconocido/7571-3

Mercado Libre (2013). Recuperado de http://listado.mercadolibre. com.ar/libros-pop-up

Olx (2013). Recuperado de https://cali.olx.com.co/gabriel-garciamarquez-los-cuentos-de-mi-abuelo-el-coronel-iid-902174017

Pardo Chacón, Z. (2009). Panorama histórico del libro ilustrado y el libro -albúm en la literatura infantil Colombiana. Ensayos historia y teoría del arte, 16(12), pp. 81-114.

Pogue, D. (2007). A Galaxy in your face. Recuperado de http://www.nytimes.com/2007/11/11/books/review/Pogue-t.html?_ r=2&ref=authors&oref=slogin&:

Sabuda, R. (2008). Los libros pop-ups Books cards. Recuperado de http://librospopup.blogspot.com.co/2008/06/haciendo-que-elpapel-escuche-y.html Ugalde, H. (15 de Junio de 2009). Libros Pop-ups, books cards. Obtenido de http://librospopup.blogspot.com

Abstract: The historical development of children’s illustration in pop-up books in Colombia is the subject of a general presentation of the advances, transformations and difficulties presented by the elaboration, construction and illustrative production of these books for the purpose of paper engineering, emphasizing a basic chronology of the best pop-up books (animated books) that were a source of inspiration for international paper engineers, in the 80’s, 90’s and in some books of the decade 2000. A criterion for its production is laid out: the Colombian female labor force, with the commercial problems, the commercial fall, the abrupt abandonment of the factories, as well as the general panorama of what Colombia experienced as a country that produced thousands of books pop-up during the years of more marketing and the questions that leaves us.

Keywords: Children’s illustration - pop-up books - paper - engineering - editorial - Colombia - labor.

Resumo: O desenvolvimento histórico da ilustração infantil nos livros pop-up em Colômbia, é o tema onde se expõe, de modo geral, os avanço, transformações e dificuldades que se presentaram na elaboração, construção e produção ilustrativa destes livros para efeitos da engenharia do papel, fazendo ênfase numa cronologia básica dos melhores livros pop-up (livros animados) que foram fonte de inspiração para engenheiros de papel internacionais, nas décadas dos 80, 90 e em alguns livros da década do 2000. Se expõe um critério para sua produção: a mão de obra colombiana, com os problemas mercantis, a caída comercial, o abandono precipitado das fábricas, e também o panorama geral daquilo que Colômbia viveu como pais produtor de livros pop-up durante os anos de mais comercialização e os interrogantes que nos deixa.

Palavras chave: Ilustração infantil - livros pop-up - papel - engenharia - editorial - Colômbia - mão de obra.

(*) Magíster Angela Camargo Amago. Magíster. Docente investigadora Corporación Universitaria Unitec., Línea de investigación: cultura gráfica registrada en el CvLac, Maestra en bellas Artes, Especialista en interpretación del arte.


Libros pop-ups: vista histórica desde ilustración infantil en Colombia fue publicado de la página 88 a página91 en Actas de Diseño Nº 32

ver detalle e índice del libro