Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño - N° 36 >
  4. Siete principios teóricos modernos presentes en los primeros planes reguladores ecuatorianos.

Siete principios teóricos modernos presentes en los primeros planes reguladores ecuatorianos.

Santiago Vanegas Peña, Carlos Espinosa Abad, Mishel Guillen Arias, María Delia Bermeo Silva y Alexis Schulman Pérez

Actas de Diseño - N° 36

Actas de Diseño - N° 36

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/

XVI Semana Internacional de Diseño en Palermo Foro de Escuelas de Diseño • Comunicaciones Académicas EDICIÓN ESPECIAL XI Congreso [Virtual] Latinoamericano de Enseñanza del Diseño 2020

Diciembre 2021 . Año 16 . Nº36 - Buenos Aires, Argentina | 414 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El interés en esta investigación, nace de la necesidad de entender la ciudad actual, a través del estudio de la ciudad del pasado. Conocer para incidir, es uno de los objetivos que persigue este proyecto. Entender la ciudad actual, interpretando la ciudad del pasado, nos podría permitir, colocar puntos en el futuro y aproximarnos a ellos. A mediados del siglo XX, el arquitecto logró posicionarse en el centro de la planificación y la construcción de las ciudades. Papel que poco a poco ha ido perdiendo protagonismo, hasta poner en crisis su rol dentro de la planificación.

Palabras clave: Gilberto Gatto Sobral - Guillermo Jones Odriozola - Plan Regulador de Cuenca de 1947 - Plan Regulador de Quito de 1943


Reconstrucción del Plan Regulador de Cuenca ideado por Gilberto Gatto Sobral LAU – Laboratorio de Arquitectura y Urbanismo. Proyecto generado a través del Vicerrectorado de Investigaciones, 2019. Universidad del Azuay.

Introducción

El análisis del Primer Plan Regulador para la ciudad de Cuenca, elaborado por el arquitecto uruguayo Gilberto Gatto Sobral, es interpretado mediante un análisis de contenido de los documentos y láminas presentadas al Concejo Cantonal de Cuenca en 1947, complementado con una metodología exploratoria que combina una revisión bibliográfica y documentos históricos, con entrevistas a personajes con autoridad en la planificación urbana de la ciudad de Cuenca.

El proyecto inició con una descripción de la situación histórica en la cual se desarrolló el Plan Regulador de 1947, ubicándolo dentro de la denominada modernidad periférica en Latinoamérica y relacionándola con la influencia de la arquitectura moderna uruguaya en el Ecuador. De la cual los arquitectos uruguayos Guillermo Jones Odriozola y Gilberto Gatto Sobral son los exponentes más representativos. La relación entre el Plan para la ciudad de Quito de 1942 - 1945 y el de la ciudad de Cuenca de 1945 -1947 es muy estrecha, así que su análisis se lo realiza con dos sesgos, el primero su comparación, y segundo, la revisión de los referentes teóricos utilizados por los autores. Con este estudio se definen siete principios teóricos comunes entre estos dos planes. Estos siete principios son la base de un modelo teórico para la construcción de una ciudad ideal, que se plantea a través de un ejercicio académico en la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Azuay.

Desarrollo

1947, es un año crucial para la planificación, control y configuración de la ciudad de Cuenca. Por cerca de cuatrocientos años, Cuenca mantiene su configuración espacial establecida por la cuadrícula en damero de su fundación española. Pero los cambios ideológicos, sociales y productivos del siglo XX, obligan a buscar nuevas opciones para su planificación, que la separan de la tradición española y la sintonizan con el espíritu de la época: la modernidad y el progreso. La ciudad de Cuenca contrata los servicios del joven arquitecto uruguayo Gilberto Gatto Sobral, quien será el autor de su Primer Plan de Regulación, que dejará huellas en sus calles, edificios, y forma de la ciudad. Este plan visionario, fue ejecutado parcialmente, pero la fuerza de sus ideas y conceptos teóricos siguen vigentes y hoy nos permiten interpretarlos.

La presencia uruguaya, en la transformación urbanística y arquitectónica del país en los años cuarenta, se materializa en tres acontecimientos claves: el Plan Regulador para la ciudad de Quito de noviembre de 1942 propuesto por Jones Odriozola, el Plan Regulador para la ciudad de Cuenca de 1947 y la creación de la Escuela de Arquitectura, actualmente la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central del Ecuador bajo la dirección de Gilberto Gatto Sobral. Este ultimo elaboró el plan de estudios para Quito, en base a la malla curricular de sus estudios en la Facultad de Montevideo, que cursara en la década de los treinta. La Facultad de Montevideo había recibido una gran influencia de arquitectura moderna generada por las visitas de Le Corbusier a Rio de Janeiro y Buenos Aires en 1929, consolidando lo que Jorge Francisco Liernur en el 2008 denomina La Red Austral.

Jones y Gatto estudiaron en la Escuela de Arquitectura de Montevideo fundada en los años veinte por Joseph Paul Carré bajo un modelo francés Beaux Arts. Esta Escuela experimenta un importante cambio, que según Martin Cobas en el 2012, se debe a la introducción de las vanguardias, la Bauhaus y el Movimiento Moderno en las cátedras de Proyecto de Arquitectura y Trazado de Ciudades y Arquitectura Paisajista del profesor Mauricio Cravotto dictadas entre 1925 y 1952. Cravotto es autor del Palacio Municipal de Montevideo en 1929 y el Anteproyecto del Plan Regulador de Montevideo de 1930. Mauricio Cravotto se convierte en un referente importante para los dos jóvenes arquitectos, quienes estudian bajo la influencia de estas dos corrientes, la Beaux Arts y la Modernidad. Dentro de la formación de la Escuela de Montevideo, el viaje académico tenía un especial énfasis. Anualmente la Facultad concedía El Gran Premio, que consistía en un concurso entre egresados que emulaba el Gran Prix de Roma, el cual significaba una beca de viaje de formación durante dos años en el extranjero, especialmente Europa. Cravotto lo ganó en 1918 y Jones en 1941.

Los viajes de Jones Odriozola formaron su profesión. Obras y autores se tornaron referentes que pueden ser el marco con el cual se analice su obra. Haremos un breve repaso por su formación en route o en el camino descrita por Cobas en el 2012. Guillermo Jones Odriozola en 1937 visita Brasil, conoce a Roberto Burle Marx, Henrique Mindlin y Oscar Niemeyer. En 1938 viaja al norte de África y Europa, en París, conoce a Auguste Perret y a Le Corbusier. En 1939 forma una oficina con Aurelio Lucchini y Gilberto Gatto Sobral. En 1941 gana el Gran Premio de la Facultad de Arquitectura de Montevideo, Jones ante una Europa en mitad de la Segunda Guerra Mundial, solicita al Consejo de Facultad, le permitan viajar por América. En febrero de ese año comienza su viaje, que originalmente estuvo previsto para Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Estados Unidos, el cual es modificado tomando una larga estancia en Quito. Ese año llega a Quito y dicta varias conferencias sobre planificación regional y urbana. En 1943, durante el desarrollo del Plan Regulador, Jones es invitado por Henry Taylor, Director del Museo de Nueva York, con una beca de las Fundaciones Carnegie, Guggenheim y Rockefeller. En este viaje por Estados Unidos, Jones conoce a Frank Lloyd Wright, Walter Gropius en Harvard, Eliel Saarinen en Cranbrook Academy, Antonin Raymond, William Lescaze, Josep Lluís Sert, Lewis Mumford y Marcel Breuer en Nueva York.

Por otra parte, Gilberto Gatto Sobral, se incorpora de arquitecto en 1940 por la Escuela de Arquitectura de la Facultad de Montevideo. Llega a Quito en el año 1942 junto con los arquitectos uruguayos Jorge Bobino y Alfredo Altamirano, luego de recibir la invitación de Jones Odriozola.

Por temas de salud, en 1944, Jones se ve obligado a abandonar el Ecuador, dejando la entrega y presentación del Plan para Quito, a su colega Gatto Sobral, con quien había colaborado en varios proyectos arquitectónicos con Jones. Es así, que el Plan de Cuenca de 1947, se relaciona al Plan de Quito de 1945, y estos a los referentes de la formación en route de Jones. Un diálogo entre Jones y Gatto, y ellos con Vilamajó, Saarinen, Woodward Smith, nos permite tener un análisis con tres sesgos: la relación entre los dos planes y la relación de éstos a sus referentes teóricos.

La Ciudad total

Existen ideas que no se han construido, pero que según Aurelio Vallespín en el 2016, han tenido tanta fuerza que han sobrevivido incluso sin haber sido materializadas. Para Martin Cobas (2012), la ciudad irreal aproxima al plan, hacia esta dimensión ficcional, que se diferencia de la utopía porque el plan constituye una imagen, una posible proyección de ficción de ciudad. Es el caso de la imagen-objetivo de Puerto Madero, en Buenos Aires, que según el profesor Homero Prellicer, noventa años después de la visita en la que Le Corbusier trace su famoso esquema de las cinco torres, su fuerza esta vigente y dirige la configuración actual de esa zona.

Bajo estos términos de enfoque total, ciudad ideal, o imagen – objetivo, y de la relación entre los planes de Quito y de Cuenca y los referentes teóricos de la formación en route de Jones, se definen siete principios comunes:

Primer principio: Una Ciudad para el Pueblo, que es la dimensión humana del plan. Gatto Sobral (1947), inicia su propuesta dedicando el Plan “a todos los niños que establecerán para mañana una era de equilibrio en la vida social construyendo con la obra colectiva de la Ciudad, su hermosura y el bienestar de las generaciones venideras” (p.1). Toda la primera parte de la propuesta de Gatto, hace referencia tres conceptos generales: el hombre, la colectividad y los conglomerados, relacionándolos con la evolución de las ciudades, y con la evolución del hombre que habita en ellas física, moral e intelectualmente. Gatto (1947), coloca al hombre en el centro del desarrollo de la vida culta y moderna.

Por su parte Jones Odriozola (1943), parte para su propuesta con una filosofía que era el pueblo, había que crearle al pueblo lo que el pueblo necesitaba y no tenía. Inicia su propuesta enunciando que “la ciudad es hecha por el hombre para el hombre” (p.8). En las creaciones humanas, existe para Jones (1943), un factor de suma importancia, que es la emoción del individuo, la obra creada debe llegar a trascender y materializar “el querer de las gentes” (p.10). En la entrevista que Jones Odriozola le otorga a Walter Domingo (1991), destaca la importancia de caminar las ciudades, hay que recorrerlas, las ciudades deben entrar en el arquitecto por las suelas de los zapatos. Recomienda que hay que mirarlas desde el punto de vista que la gente ve, la gente que disfruta de la ciudad anda a pie. La caminabilidad y la escala humana son componentes fundamentales de este principio. Estos criterios, no solo se lo puede relacionar con teóricos de la época como Eliel Saarinen, sino con teóricos urbanos actuales, Jan Gehl (2014) propone ciudades para la gente, en donde, la gente es el punto de partida.

Segundo principio: La Ciudad como un organismo vivo. Para el Plan de Cuenca, Gatto (1947), realiza un breve análisis del desarrollo físico, moral y espiritual del hombre desde su niñez hasta la formación de un hogar. Determina el hogar –familia- como la célula del conglomerado, la denomina como el átomo del hábitat, en la cual el hombre constituye la molécula en la que se desarrolla su vida: la Familia. Para él, esta unidad – la familia- merece la máxima atención del urbanista, manifiesta su mínima estructura constructiva al realizar su vivienda.

Por otra parte Jones, inicia el documento para el Plan de Quito con una analogía entre la ciudad y un organismo vivo. “Células tejidos y órganos unidos por los sistemas circulatorios nerviosos y óseos forman el cuerpo humano. Unidades mínimas, barrios, distritos unidos por un sistema viario y de verde dentro de un esqueleto geográfico forman la ciudad“ (Jones Odriozola, 1943, p. 5). Para Cobas (2012), la ciudad de Jones, es un tejido vivo, transformable, siempre provisional e inacabado.

Tercer principio: Centros caracterizados. Gatto (1947), propone la importancia de los barrios, distritos y centros funcionales caracterizados. Las agrupaciones en núcleos ciudadanos en áreas para Cuenca, corresponderían proporcionalmente al esfuerzo diario del conglomerado, facilitando la vida y haciendo más eficientes las labores. De las características topográficas, vías de circulaciones de gran importancia, los ríos y las actividades concentradas, Gatto (1947), propone establecer tres Centros de Distrito: Norte, Sur y Este, en donde radica edificios de carácter público, subordinado a la Centralidad Principal. Esta concentración de actividades específicas, deben ubicarse en un solo punto, emergiendo los Centros Funcionales, ubicados con respecto a los centros densificados. Así se establecen: el Centro Funcional de Transportes y Productos, el Centro Deportivo y Hospitalario y el Centro para la Ciudad Universitaria. Jones (1943), define para Quito, un sistema de centros caracterizados, en los cuales, los centros cívicos, son sus principales eslabones. La idea de Jones (1943), era reunir en puntos alejados del centro de la ciudad, servicios que demanden cada zona, descentralizando los servicios. Se determinaron tres centros caracterizados para la ciudad de Quito: Centro Cívico de Gobierno, Centro Universitarios y Centro Deportivo.

Cuarto principio: Zonificación Agrupación de funciones, cercanía del trabajo y vivienda. Vivimos en un estado social, que para Gatto (1947), obliga a que la ciudad aglutine la vivienda, el trabajo y los sitios de recreo. En el caso de Quito, el futuro de la ciudad, para Jones (1943), debía ser proyectada por la subdivisión de sus funciones, sin descuidar la unidad de todo el conjunto, de ese hogar cada vez más limpio, sano, moral que forman una familia. Partir de una organización perfecta y funcional en relación con la estructura de vida, es para Jones (1943) el inicio de su propuesta para Quito. Según este enfoque, el ciudadano divide sus horas en tres funciones claramente diferenciadas: trabajo, esparcimiento y descanso. La ciudad debe ser el reflejo en su sentido y en su forma de esta división que resulta de sus maneras de vivir. De ahí se desprenden tres zonas dentro del área urbana: Zonas de Vivienda (obrera, media y residencial), Zonas de Trabajo (industrial, artesanado, oficinas y negocios) y Zonas de Esparcimiento (deportes, pase y descanso).

Quinto principio: Sistema verde, integración de sistemas naturales Este aspecto es considerado importante en la estructuración y remodelación de Cuenca. Sus beneficios son varios, para Gatto (1947), el contacto directo con la naturaleza aporta al hombre salud por el deporte y por la liberación de la estrechez del aglutinamiento colectivo. El aire puro y el sol, no solo mejora la higiene, sino también beneficia y dignifica la salud mental, espiritual, liberándola de la pesadumbre de los encierros psicológicos. Eso se puede distinguir en la imagen “Mira el Sol” que acompaña la lámina número ocho.

El espacio verde público, son para Gatto (1947), un servicio de carácter colectivo y deben ser promovidos por el Municipio. Estarían conformados por: parques infantiles, parques zoológicos y botánicos, andenes y jardines en avenidas, plazas ornamentales y campos de reserva para su utilización en el futuro. Se propone 15 m2 de área verde por habitante, basado en las normas inglesas y estudios locales.

No sólo el municipio debía contribuir a este sistema verde, el Plan para Cuenca de 1947, propone una categoría de espacio verde privado, la Ordenanza, prevé retiros y condiciones mínimas para los espacios laterales y frontales de los edificios. Garantizando no sólo aberturas para la ventilación e iluminación de las viviendas, sino otorgar a los obreros el goce de un pequeño jardín o huerto.

Sexto principio: Sistema vial, conexión eficiente de las funciones urbanas. El sistema vial, para Gatto (1947), debía cumplir los fines del conglomerado, este debía estar organizado en sintonía con el plan, sus zonas y funcionamiento, internas y su conexión con la región. Las vías internas debÍan estar distribuidas y conformadas para que favorezcan la división de zonas barriales. Determina tres categorías de vías de circulación: la primera, preferenciales, conformadas por vías rápidas y densas, unen centros y zonas clasificadas con distintas funciones. Segundas, secundarias, se enlazan con las preferenciales, soportan las necesidad de conectar la vivienda con el trabajo. Finalmente las Internas Barriales, aquí se origina el nacimiento del movimiento vehicular o de peatones, conformando las áreas de construcción y las manzanas. El Plan de Gatto (1947), determina también tres categorías de rutas viales de conexión: la primera, Postales o de telecomunicaciones, segunda Comerciales, soportan los transportes de productos agrícolas y elaborados en las plantas industriales, y tercero las sociales, soporta la interacción entre hombres. Las calles para el proyectista moderno, según Woodard Smith (1943) no son el origen de la planificación de la ciudades, sino su resultado, de cómo las calles pueden servir mejor a las funciones de las decisiones tomadas a gran escala.

El sistema vial propuesto por Jones (1943), muestra una estrecha relación con la configuración barrial y el sistema verde. Pasear por el sistema de vías es marchar por llevado por la emoción del sistema verde a manera de un espectáculo paisajista. Jones(1943), procura que las conexiones más rápidas entre las distintas zonas urbanas. Los sistemas viales para Quito, no atravesaban Barrios, sino los bordeaban con pequeñas avenidas parque, las vías que penetraban estaban previstas para usuarios que se dirigían al barrio, esto fomentaría el uso y ocupación de la calle.

Séptimo principio: Sistema económico, que garantiza la conexión regional, etapabilidad y el financiamiento. Principio que organiza la incidencia del plan en la producción interna y regional de la ciudad. Visibilizando los potenciales sus potencialidades. Definiendo los fundamentos económicos de servicio y actividades vitales que influyen en el territorio. Este Plan, debería desarrollarse de manera paralela a la justicia social, esta es la única manera que Gatto (1947), propone para distribuir la riqueza municipal de manera equitativa, una justicia social que ampare al desafortunado, protege la obra colectiva y particular, cuidando la explotación en beneficio de pocos. Partir de hechos económicos actuales es básico para Jones (1943), esto garantizaría la ejecución del proyecto por etapas, su modalidad financiera para la obtención de las premisas estipuladas. Que permita según Cobas (2012), la transición entre lo planificado y lo ejecutado. También se suma la importancia de educar sobre el Plan. Para Jones (1943), la ciudad es el lugar geométrico de la cultura de toda la zona. Era necesario para el Plan de Quito, un instrumento que articule las temas sociales y económicos. Jones Odriozola (1943) plantea a Quito como un posible polo estratégico a nivel regional, estudia la relación entre los distintos sectores y escalas de la producción, cómo la producción se moviliza desde y hacia la ciudad, para determinar los intereses de participación social de los productores en la planificación. De esta manera Jones (1943) busca idear un modelo que le permita la construcción de una sociedad social y productivamente sustentable. Partiendo de estos principios teóricos presentes en los primeros planes modernos ecuatorianos, llevamos estos requerimientos a manera de enunciados, que podrían insertarse en las aulas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Azuay. 

Con las determinantes teóricas definidas, buscamos referentes arquitectónicos que aporten materiales de proyecto, con los cuales podríamos concretar el ejercicio académico de especulación. Acudimos al Fondo Documental PUCE LIPADA, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, quienes disponen una gran colección con valiosos materiales que conservan la memoria de la arquitectura, el diseño y las artes del Ecuador del siglo XX. LIPADA nos facilitó los archivos de los proyectos no construidos de Oswaldo Muñoz Mariño, Ovidio Wappenstein y Milton Barragán Dumet. Sus criterios de implantación, conformación y materialidad, fueron aplicados al ejercicio académico de los equipamientos de ciudad: El terminal Terrestre – Hotel, el Jardín Botánico, planteados por Gatto Sobral para la Cuenca en 1947 y la vivienda en altura, que fue emplazada en la zona prevista por el Plan del 47, para este ejercicio partimos de referentes como las Torres de Parque de 1964 Bogotá - Colombia) diseñada por Rogelio Salmona, José Antonio Coderch Jopep Lluis Sert y Moshe Safdie.

Esta investigación que se concreta en un ejercicio académico, es una posible proyección ficcional de la ciudad de Cuenca proyectada a cincuenta años, que nos permite pensar la ciudad, o al menos imaginarla, lo cual, ahora, se convierte en una necesidad. Para Jorge Luis Borges, la ciudad nos impone el deber terrible de la esperanza.

Referencias Bibliográficas 

Cobas, M. (2012). La mirada distante: Jones Odriozola y una modernidad en Route. En Felipe Correa, Una línea en Los Andes (1ra ed), pp. 91-122). Harvard GSD.

Domingo, W. (1991). Jones Odriozola, Guillermo, entrevista de Walter Domingo. Arquitectura (263), (25 de julio de 1991).

Gatto Sobral, G. (1947). Anteproyecto del Plan Regulador para la Ciudad de Cuenca. Quito.

Gehl, J. (2014). Ciudades para la gente. Buenos Aires, Argentina: Ediciones Infinito.

Jones Odriozola, G. (1943). Plan Regulador de Quito. Quito: Imprenta Municipal.

Vallespín Muniesa, A. (2016). Ideas no construidas | Unbuilt ideas. ZARCH, (6), pp. 2-5. Tomado de https://papiro.unizar.es/ojs/index.php/zarch/issue/view/143 

Woodard Smith, C. (1943). Informe presentado al Concejo Municipal por la Arquitecta-Urbanista Sra. Clothiel Woodard Smith, sobre el Plan Regulador de la Ciudad. En Guillermo Jone Odriozola, Plan Regulador de Quito. Quito: Imprenta municipal.

Bibliografía

Benavides, J. (1995). La Arquitectura Moderna en Quito. En La Arquitectura del siglo XX en Quito. Quito: Banco Central, pp. 57, 58.

Borja, J. (2012). Espacio público y derecho a la ciudad. Barcelona.

Cravotto, F. (2016). Documento Original - Curriculum Vitae de Mauricio Cravotto. Fundación Cravotto. Montevideo: Fundación Cravotto De Sierra Brandón, F. (2012). Las valijas de Vilamajó (Doctorado). ETS Arquitectura UPM.

Del Pino, I. (2010). Arquitectura Moderna en Quito. Revisiones Sobre Arquitectura Moderna, (28), 20-29.

Liernur, J. (2008) La Red Austral. y proyectos de Le Corbusier y sus discípulos en la Argentina (1924-1965). Colección Las Ciudades y las ideas. Universidad Nacional de Quilmes

Sempértegui, J. (2010). IX Conferencia Latinoamericana de Cancilleres 1959. Revisiones Sobre Arquitectura Moderna, (28), 12-19.


Abstract: The interest in this research arises from the need to understand the city of today, through the study of the city of the past. To know in order to make an impact is one of the objectives of this project. Understanding the city today, interpreting the city of the past, could allow us to place points in the future and approach them. In the middle of the 20th century, the architect managed to position himself in the center of the planning and construction of cities. A role that has gradually lost its importance, until it has put its role in planning in crisis.

Key words: Gilberto Gatto Sobral - Guillermo Jones Odriozola - 1947 Basin Regulatory Plan - 1943 Quito Regulatory Plan.

Resumo: O interesse nesta investigação surge da necessidade de compreender a cidade de hoje, através do estudo da cidade do passado. Saber para ter impacto é um dos objectivos prosseguidos por este projecto. Compreender a cidade de hoje, interpretando a cidade do passado, poderia permitir-nos colocar pontos no futuro e abordálos. Em meados do século XX, o arquitecto conseguiu posicionar-se no centro do planeamento e construção de cidades. Um papel que foi perdendo gradualmente a sua importância, até ter colocado o seu papel no planeamento em crise.

Palavras chave: Gilberto Gatto Sobral - Guillermo Jones Odriozola - 1947 Plano regulador da bacia - 1943 Plano regulador de Quito.


María Delia Bermeo Silva: arquitecta por la Universidad del Azuay (2015) y Master of Research in Interdisciplinary Urban Design por University College London (2018). Co-fundadora del colectivo de urbanismo táctico Raíces Creativas (2014-2017) e investigadora en el Laboratorio de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad del Azuay (2015-2017, 2018-2020). Actualmente su práctica se enfoca en la búsqueda de caminos alternativos para la exploración, reflexión y manipulación del entorno, donde la investigación y el diseño son parte de un proceso de retroalimentación. Michelle Guillen Arias: Arquitecta por la Universidad del Azuay (2014). Ha colaborado con diversas oficinas internacionales como Ecosistema Urbano (Madrid) y Jan Gehl (San Francisco). Ha realizado estudios de gestión inmobiliaria y Urbanismo en la Universidad Complutense de Madrid. Investigadora en el laboratorio de arquitectura y Urbanismo de la universidad del Azuay 2018 - 2020. Santiago Vanegas Peña: Candidato a Doctor por la Universidad de Palermo, Buenos Aires – Argentina, Master en Proyectos Arquitectónicos por la Universidad de Cuenca, Arquitecto por la Universidad de Cuenca, Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Azuay desde 2017, Investigador y Docente Titular de la Universidad del Azuay desde el 2015, Director de la Unidad Técnica de la Fundación Municipal El Barranco 2013 -2014. Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona 2016 y Jean Paul L´Allier 2013, Gubbio 2011. Alexis Schulman: graduado de la Ecole Spéciale d’Architecture en París. En 2013 obtuvo el premio CIAF en el XI Foro de Jóvenes Arquitectos en Kosice, Eslovaquia. Cuenta con una maestría de Estudios Avanzados de Diseño Urbano de la ETH Zurich. Actualmente es profesor de proyectos, urbanismo y teoría en la Universidad del Azuay y ejerce como arquitecto independiente.


Siete principios teóricos modernos presentes en los primeros planes reguladores ecuatorianos. fue publicado de la página 42 a página46 en Actas de Diseño - N° 36

ver detalle e índice del libro