Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño - N° 36 >
  4. Enseñando a señas: la experiencia de la enseñanza para el diseño inclusivo

Enseñando a señas: la experiencia de la enseñanza para el diseño inclusivo

Azucena Baeza

Actas de Diseño - N° 36

Actas de Diseño - N° 36

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/

XVI Semana Internacional de Diseño en Palermo Foro de Escuelas de Diseño • Comunicaciones Académicas EDICIÓN ESPECIAL XI Congreso [Virtual] Latinoamericano de Enseñanza del Diseño 2020

Diciembre 2021 . Año 16 . Nº36 - Buenos Aires, Argentina | 414 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: En estos últimos años, escuchamos la palabra inclusión más seguido de lo que jamás imaginamos, creemos ser inclusivos, aspiramos a serlo; pero realmente ¿Cómo se puede apoyar desde la docencia? Este último año, tuve la maravillosa oportunidad de empezar a dar clases en una universidad privada mexicana (UTECA) y gracias a su alianza con Fundación MVS, la universidad se convirtió en la primera en incluir en la matrícula a un grupo de chicos sordos para la carrera Diseño y Arte Multimedia. Como docentes, esto representó un reto para toda la plantilla educativa. Particularmente, se hablará desde la experiencia con los chicos impartiendo dos tipos de materias totalmente opuestas: Metodología del Diseño y Fotografía; asimismo, se reflexionará acerca de las áreas de oportunidad y los grandes retos que a futuro los chicos pueden enfrentar, sobre todo al inicio de su vida laboral.

Palabras clave: Diseño - inclusivo - sordos - docencia - retos - discapacidad - México - educación.


Introducción

“La identidad como colectivo se basa en la toma de conciencia de todo aquello que se comparte con otros miembros de la comunidad (lengua, experiencia del mundo, necesidad de eliminar barreras de la comunicación y las que impiden el pleno desarrollo de la personas sordas)” (Rodríguez, 2005, p.155).

Empecemos por tomar en cuenta esta barrera cultural natural entre los sordos y los oyentes; tenemos necesidades distintas, vivencias desiguales y un idioma totalmente diferente, que además, puede llegar a estar estigmatizado. ¿Cuántas veces hemos visto a personas hablar en lengua de señas en la calle y las miradas de lo que los rodeamos son de extrañeza?

La comunidad sorda es una minoría cultural bastante aislada, pero que poco a poco, gracias al esfuerzo de distintas instituciones, ha logrado integrarse cada vez más a la sociedad. Uno de estos eslabones clave es la educación, y qué tanto preparamos a los chicos de la comunidad sorda para la vida laboral, fuera de su burbuja; de este tema, profundizaremos.

Para iniciar el reto de formar en diseño a alumnos sordos, la escuela orientó acerca de esta discapacidad: las grandes diferencias de lenguaje, que lo correcto es decirles sordos y no sordomudos, cómo ellos son más visuales, cómo no es recomendable usar metáforas para dar a entender un concepto, ser más directos con ellos, etc. Después de esta plática, vino la adaptación de nuestros contenidos, y también la incertidumbre ¿Cómo reaccionarán los chicos a materias muy teóricas? ¿Cómo captar su atención? y ¿Cómo asegurarme que habían aprendido el contenido de la materia?

Afortunadamente, contamos con un traductor de LSM (Lengua de Señas Mexicana) que nos facilitó mucho el proceso; cada clase era un nuevo aprendizaje para nosotros: una nueva seña, información acerca del contexto social de cada uno de los chicos, las dificultades que tuvieron en otras instituciones, es aquí donde me gustaría extenderme un poco.

Desarrollo

En particular, la educación dirigida a las minorías, debe de ser más cercana, es decir, conocer mejor a los alumnos. A algunos de los chicos les costó trabajo la exigencia del nivel universitario, es decir, estaban acostumbrados a la condescendencia por su misma condición; a muchos se les permitía revisar los cuadernos en los exámenes y les facilitaban un poco la vida, muchas veces sin que tuvieran realmente un aprendizaje sustancial. Considero que este es el primer reto como docentes, brindarle las herramientas necesarias a los alumnos, sin importar su discapacidad; facilitarles el aprendizaje de una forma positiva, no dándoles sólo las respuestas; es decir, interesándose realmente en su aprendizaje. Particularmente en México, el sistema educativo de nivel básico está descuidado e incluso desgastado, si esto afecta a alumnos sin ningún tipo de discapacidad, hay que imaginar el perjuicio que significa para alumnos que batallan con este sistema y con la ignorancia de los mismos educadores ante distintas discapacidades. Esta bola de nieve crece y muchas veces se detona en el nivel superior. ¿Qué nos queda como docentes? Ser pacientes, entender que particularmente grupos como el de estos chicos pudieron tener alguna deficiencia, esto no quiere decir que los alumnos se queden con eso poco que aprendieron, sino fortalecer esta misma educación: hagamos alumnos fuertes para generar profesionales excelentes.

El segundo punto que encontré tiene que ver con el contexto familiar y cultural de los chicos. Hay familias que los apoyan y buscan constantemente integrarse a la misma comunidad sorda. Sin embargo, prevalecen las familias que aún no aceptan la discapacidad como tal y que, por prejuicios o por desinformación, no están del todo dispuestos a generar este lazo de comunicación con sus hijos. Nos comentaban muy brevemente en la capacitación, que a muchas personas sordas, sus mismas familias las obligan a oralizar, es decir, a que aprendan a hablar (que se puede, hay terapias de lenguaje para eso) o se esfuerzan por conseguir un aparato auditivo, que en sordera profunda no es funcional, con tal de que los niños sean “normales”. Hay un gran problema de aceptación a lo diferente, de aceptar que ellos mismos forman una comunidad, con sus propias normas y reglas, y que, el hecho que se unan a esa comunidad no los hace menos como personas, sino que los enriquecen. Pocas son las familias que desde pequeños, al enterarse de la discapacidad de sus hijos, comienzan a aceptar y promover su identidad sorda.

Teniendo en cuenta este contexto, haremos un acercamiento a la carrera que están estudiando y que, como profesionista, considero se tendrán que enfrentar y nosotros como docentes de carreras creativas, debemos reforzar. Lo primero es entender que vivimos en un universo audiovisual: los diseñadores nos nutrimos de toda esa información que vemos y escuchamos: el cine, la música, la cultura POP, etc. Algunos de estos elementos no están presentes en el imaginario colectivo de los sordos. Desde mi experiencia, la mayoría de ellos crecen en comunidades un tanto cerradas de referentes culturales (parte del rezago de educación). En este sentido, es necesario que como docente de alguna comunidad con discapacidad, debemos de tratar de incluirles la mayor cantidad de conocimiento del mundo como nosotros lo vemos; transmitirles la importancia de estar informados de su contexto, de generar conocimientos acerca de historia del arte, personas de cultura pop; hacerlos entender que entre más grande sea su apertura hacia el mundo, mayores referencias van a tener para diseñar y competir con un mundo de diseñadores en formación.

Otra experiencia ha sido la convivencia con sus compañeros oyentes. Afortunadamente, la comunidad UTECA se ha mostrado bastante curiosa y los cursos de lengua de señas tienen buen aforo. Esto permite que, tanto chicos sordos como oyentes, se puedan comunicar y así intercambiar experiencias. El cuatrimestre pasado, junto con los chicos oyentes de la materia de Psicología para el Diseño, realizaron un proyecto llamado “Adivina quién”, que se encargaba, por medio de ilustraciones, de explicar a los chicos el origen de algunos memes y características de nuestra propia cultura. La respuesta de los oyentes para este proyecto fue bastante buena: se enfocaron en hacer una investigación previa, le preguntaron a sus compañeros sordos qué les parecía su trabajo y de esta forma, se logró un buen proyecto.

Conclusión

Este año, además del reto por COVID-19, que además representó un desafío para el desarrollo de contenido para clases en línea y de que los chicos sordos se adaptaran, también es un buen año para reflexionar acerca de los grupos con discapacidad y de su futuro, muchas veces inciertos. ¿Cómo podemos, como profesionales, concientizar a las empresas que no es imposible la convivencia con un profesional, en este caso sordo? ¿Cómo podemos lograr, por medio de un portafolio visual, que los chicos logren abrirse campo dentro de la profesión? Como docentes, nos podemos convertir en verdaderos comunicadores y utilizar los recursos que tenemos para sensibilizar a la población en general, para llevarlos a entender lo que es realmente inclusión.

Como diseñadores, tenemos el reto de hacer más sencilla esta transición, usar el poder de la persuasión y de todas las herramientas gráficas que tenemos a nuestro alcance para lograr romper con las barreras de comunicación y así, de a poco, generar sitios de trabajo cada vez más adaptados a distintas discapacidades.

Para finalizar, recordar que como docentes tampoco dejamos de aprender, y debemos de estar dispuestos a aprender hasta un nuevo idioma (como el LSM) para poder entender y empatizar con nuestros alumnos; que los chicos sientan que de verdad nos interesa comunicarnos y entendernos; dedicarles el tiempo adecuado y sobre todo, evitar crear profesionales que no estén acostumbrados a las exigencias del mundo moderno. Y que así como a los alumnos les enseñamos a evolucionar y a ser mejores profesionistas, nosotros también evolucionamos de la mano con ellos.

Esto, desde mi opinión, es la clave para lograr, esta vez de verdad, conseguir una sociedad más inclusiva.

Referencias bibliográficas

Manual Audio becas UTECA, docentes y administrativos, Material interno de la universidad.

Pérez de la Fuente, O. (2014), “Las personas sordas como minoría cultural y lingüística”, Universidad Carlos III de Madrid, DILEMATA, año 6 (2014), nº 15, 267-287.

Rodriguez, L. (2005), “Estudio sobre la identidad cultural de las personas sordas”, Revista d’etnologia de Catalunya, núm.. 27, pp. 154-157


Abstract: In these last years, we hear the word inclusion more often than we ever imagined, we think we are inclusive, we aspire to be; but really, how can we support it from teaching? This last year, I had the wonderful opportunity to start teaching at a private Mexican university (UTECA) and thanks to their alliance with Fundación MVS, the university became the first to include a group of deaf children in the enrollment for the Design and Multimedia Art degree. As teachers, this represented a challenge for the entire educational staff. In particular, we will talk about the experience with the children by teaching two totally opposite subjects: Design Methodology and Photography. We will also reflect on the areas of opportunity and the great challenges that the children may face in the future, especially at the beginning of their working life.

Keywords: design - inclusive - deaf - teaching - challenges - disability - Mexico - education

Resumo: Nestes últimos anos, ouvimos a palavra inclusão mais vezes do que jamais imaginamos, pensamos que somos inclusivos, aspiramos a ser; mas realmente, como podemos apoiá-la a partir do ensino? Neste último ano, tive a maravilhosa oportunidade de começar a ensinar em uma universidade privada mexicana (UTECA) e graças a sua aliança com a Fundación MVS, a universidade se tornou a primeira a incluir um grupo de crianças surdas na matrícula para o curso de Design e Arte Multimídia. Como professores, isto representou um desafio para todo o pessoal educacional. Em particular, falamos por experiência com as crianças, ensinando dois tipos de disciplinas totalmente opostas: Metodologia de Design e Fotografia; também refletiremos sobre as áreas de oportunidade e os grandes desafios que as crianças poderão enfrentar no futuro, especialmente no início de suas vidas de trabalho.

Palavras chave: design - inclusive - surdos - ensino - desafios - deficiência - México - educação


Azucena Baeza estudió Diseño Gráfico en la FES Acatlán (UNAM), su interés por el cine y la fotografía la llevó a especializarse en medios audiovisuales. En 2016 realizó la especialización Sociología del Diseño en la Facultad de Artes y Diseño (UBA, Arg). Ha trabajado más de 6 años como diseñadora gráfica y creativa, además de desarrollarse como fotógrafa. En medios audiovisuales ha realizado varios cortometrajes y tiene experiencia en dirección de arte y diseño de producción, así como en la realización de guiones para realidad aumentada, videoregistro, videomapping y videoclips. Actualmente se desempeña como realizadora y documentalista independiente para proyectos de distintas marcas internacionales; además de ser docente en la Universidad Tecnológica Americana, en las materias de fotografía, metodología del diseño, psicología del diseño, presentación de proyectos y vinculación empresarial.


Enseñando a señas: la experiencia de la enseñanza para el diseño inclusivo fue publicado de la página 113 a página115 en Actas de Diseño - N° 36

ver detalle e índice del libro