Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño - N° 36 >
  4. La enseñanza de gramática a través de la fotografía digital

La enseñanza de gramática a través de la fotografía digital

James León Parra Monsalve

Actas de Diseño - N° 36

Actas de Diseño - N° 36

ISSN Impresión 1850-2032
ISSN Online: 2591-3735
DOI: https://doi.org/

XVI Semana Internacional de Diseño en Palermo Foro de Escuelas de Diseño • Comunicaciones Académicas EDICIÓN ESPECIAL XI Congreso [Virtual] Latinoamericano de Enseñanza del Diseño 2020

Diciembre 2021 . Año 16 . Nº36 - Buenos Aires, Argentina | 414 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El uso apropiado de la lengua representa una dimensión esencial para el desempeño del profesional en comunicación y diseño. Por ello, en las mallas curriculares, se continúa incluyendo la enseñanza de gramática o asignaturas similares que buscan perfeccionar esta competencia. Sin embargo, cada vez más se utilizan correctores automatizados que pueden fomentar el descuido sobre la comprensión de la lengua y su funcionamiento. Frente a esta situación se propuso incorporar la fotografía digital como método alternativo para la formación en gramática de estudiantes de Comunicación Gráfica de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, en Bogotá, siguiendo una metodología praxeológica.

Palabras clave: gramática - método de enseñanza - fotografía - tecnología digital - comunicación escrita - praxeología


Introducción

La insatisfacción, la sospecha son, entonces, el motor de la investigación praxeológica y de la crítica; si se quiere perfeccionar la práctica, si se aspira a ser creativo, hay que conocerla con una actitud cuestionadora. Carlos Germán Juliao Vargas Durante 2017 y 2018 la Alcaldía de Medellín, Colombia, fue cuestionada por la aparición de diversos errores ortográficos en vallas publicitarias pagadas con recursos públicos. Errores como “cemáforo” (El Espectador, 2018) o “$3.384 mil millones de pesos” (El Espectador, 2017) causaron indignación y fueron calificados como faltas de estudiantes de nivel primario. Lo cual no es ajeno al contexto argentino. En nota publicada por el diario Clarín (2018) se informa que en las calles de Avellaneda el problema más frecuente en los avisos publicitarios es el de acentuación. En este último caso se destaca la participación de estudiantes de secundaria del colegio Françoise Dolto como “cazadores de errores” ortográficos, en un ejercicio pedagógico interesante en el que pudieron encontrar un centenar de ellos en tan solo una semana de rastreo grupal por la ciudad.

Tales incorrecciones lingüísticas menguan la reputación de las agencias y colectivos dedicados a la creación de mensajes publicitarios o propagandísticos. Escribir correctamente es así una competencia que el profesional debe asumir como parte de la calidad de su trabajo en comunicación y diseño. No obstante, se requiere que los docentes de estas asignaturas entiendan el momento actual y sus implicaciones en términos de una pedagogía activa y participativa porque, como se afirma con razón, existe todavía una “forma analógica de organizar el aprendizaje, desaprovechando las nuevas perspectivas que nos abre la digitalización” (Lisón, 2016, p. 144).

Una enseñanza que acoja, por ejemplo, teléfonos inteligentes, tabletas, computadores portátiles, etc., en la experiencia pedagógica. Dispositivos que potencialmente auxilian, aunque no automáticamente, el desarrollo de competencias en cuanto a corrección y claridad en la creación de mensajes escritos. En esta medida, la gramática brinda un saber necesario en relación con ese sistema de signos que comprende un idioma. La cuestión es que su aprendizaje conlleva un esfuerzo teórico, respecto del reconocimiento de categorías gramaticales, por nombrar solo una de las temáticas que la componen. De tal forma, se requiere innovación para que el proceso educativo pueda realizarse de modos que se alejen de la formación más tradicional.

Aspectos metodológicos de una práctica pedagógica alternativa La praxeología propone cuatro momentos ligados al análisis crítico (ver), la interpretación (juzgar), la reelaboración operativa de la práctica (actuar) y la evaluación y prospectiva (devolución creativa) (Juliao, 2011, 2013). Estos momentos son aplicados a la propia práctica profesional, en este caso pedagógica, para intervenir y mejorarla. Siguiendo estas orientaciones metodológicas, se estructuró una alternativa para la enseñanza de gramática junto a estudiantes del programa de Tecnología en Comunicación Gráfica, en el Centro de Operación San Camilo, Corporación Universitaria Minuto de Dios, en Bogotá. En relación con el primer momento, además de la observación de las dificultades de aprendizaje de los estudiantes en el aula, se hizo una revisión de noticias y de literatura que evidenciaron mejor el problema. De esta suerte, se pudo constatar que alcanzaba también a profesionales y docentes de programas en el área de la comunicación. Referente a estos últimos, se cargaba el peso de la tradición, puesto que una “cultura escolar de la era analógica difícilmente puede tener vigencia ni tampoco es apropiada ni adecuada en una época digital” (Lisón, 2016, p. 143). Una constatación incómoda pero relevante a la hora de analizar las circunstancias pedagógicas en que se venía desarrollando la asignatura hasta 2018.

Lo anterior fundamentó el siguiente momento, el de juzgar, de interpretar ese problema a la luz de sus causas en el contexto disciplinar. A este respecto fueron interesantes algunas conclusiones a las que otros autores llegaron. Uno de ellos delataba la complicidad, el nominalismo y el exceso de comentarios en el ámbito de la enseñanza. La complicidad, esto es, dar por sentado el conocimiento sobre ciertos aspectos de la lengua como si fueran del sentido común; la obsesión terminológica, es decir, “[p] restamos casi siempre más atención a cómo se llaman las cosas que a lo que son las cosas; nos importa mucho más saber identificarlas que distinguir sus propiedades y sus límites” (Bosque, 2018, p. 25); y el exceso de comentarios a textos tradicionalmente recalcados sobre el uso del lenguaje, al mejor estilo de las academias de la lengua. Se señalaba, asimismo, la atrofia de la curiosidad infantil y de las actitudes de indagación en los jóvenes. De ahí la sugerencia pertinente de “tratar de fomentar en las clases de lengua algunas de las actitudes que los profesores de ciencias fomentan en sus propios alumnos a lo largo de la Enseñanza Media” (Bosque, 2018, p. 29). Es decir, de aquellas “habilidades relacionadas con la capacidad de observación, la construcción de representaciones simbólicas con diversos niveles de significación y con el pensamiento complejo” (Lisón, 2016, p. 159).

Se allanó así el terreno para continuar con el momento del actuar, el de la reformulación de la práctica pedagógica. Se planeó entonces una actividad de observación y recolección de evidencias, basada en fotografías digitales, a realizarse en las localidades y calles bogotanas. El ejercicio, que representaba el mayor valor en la evaluación del curso, consistió en cazar errores gramaticales en la publicidad exterior en dichos lugares. Las tomas se podrían hacer con cámaras digitales o de celulares y en total participaron 24 estudiantes, de dos grupos consecutivos, durante dos periodos académicos en 2018.

El último de los momentos, de la devolución creativa, de la reflexión en la acción, de recuperación de la praxis por el logos, se pensó a partir del análisis y sistematización de la experiencia desarrollada durante 2018. Esta evaluación de la práctica y su trascendencia en el ámbito de la enseñanza de la comunicación y el diseño se presentan en las siguientes líneas.

Una competencia necesaria para el profesional en comunicación y diseño

La lengua, competencia imprescindible en el desempeño del comunicador gráfico, debe considerarse más allá de su propia práctica para pasar a un ámbito reflexivo y ético. De este modo, se desarrollan posibilidades mayores para asumir con éxito la creación de contenidos, fundamentados en conocimientos sólidos sobre las técnicas y sus relaciones con la sociedad, con las formas en que en ella se puede comunicar a través de los mensajes creados profesionalmente.

Pero ¿cómo entender la competencia en este contexto educativo? Antes de responder tal cuestión debe decirse que la educación es una “actividad humana, reflexiva y no técnica, cultural y no tanto gerencial, abierta y experiencial en lugar de cerrada, previsible o estandarizada, ligada a ideales de transformación social en lugar de a funciones de reproducción socioeconómica” (Escudero, 2009, p. 78). Bajo esta suposición se imagina la competencia como aquella habilidad en que un individuo “ha de interaccionar con el lenguaje y diversos recursos simbólicos y cognitivos de forma que esté capacitado para “darle sentido” a la realidad, no sólo para actuar con o sobre la misma” (Escudero, 2009, p. 72). Una exigencia para la formación del profesional reflexivo y ético. Ahora bien, si se sigue la metáfora del viaje propuesta por Escudero (2009), una de las opciones para responder a los desafíos de la enseñanza de la gramática actual es proveer explicaciones y prácticas en que se ofrezca la ruta que deberá emplear autónomamente el estudiante en su aprendizaje, más que memorizar todas las categorías y conceptos concernientes a temas, en este caso, gramaticales. En tal sentido, se evaluó oportunamente la inclusión de dispositivos digitales que pudieran reforzar dicha autonomía, actuar y dar sentido a esa realidad que es la lengua. Se señala, con razón, que este tipo de soportes “favorece la implicación del usuario actor en cualquier proceso de comunicación y aprendizaje, permitiendo niveles muy elevados de interactividad y autonomía” (Lisón, 2016, p. 146). Factores importantes a la hora de actuar frente al desinterés marcado en el contexto tradicional de enseñanza de la gramática. Además, se incorporó una perspectiva de implicación y observación urbana en la que la ciudad se convirtió en el laboratorio por excelencia para reconocer incorrecciones en el uso de la escritura en publicidad exterior, señalética y toda suerte de comunicaciones visuales.

Ahora bien, dentro del gran universo de la comunicación digital se prefirió la fotografía, la cual “ha adquirido una nueva dimensión y ha abierto nuevas posibilidades de recogida y acumulación de información, de análisis de datos, de representación y construcción de conocimiento” (Lisón, 2016, p. 144). De esta forma, al tiempo que se integraban elementos tecnológicos de la cotidianidad juvenil, se incentivaba “habilidades relacionadas con la capacidad de observación, la construcción de representaciones simbólicas con diversos niveles de significación y con el pensamiento complejo” (Lisón, 2016, p. 159).

Esta apuesta por transformar la práctica pedagógica y reforzar la competencia lingüística implicó también la presentación de alternativas bibliográficas a los libros más tradicionales. Se propuso así Gazaperas gramaticales (Argos, 1991), una compilación de columnas de Roberto Cadavid Misas, publicadas en El Colombiano y El Espectador, el cual se recomendó como opción de consulta para los discentes, quienes podrían analizarlo y reseñarlo, ya fuera en texto, audio, animación o video. Su escogencia se fundamentó en la forma divertida y amena con la que el columnista desentrañaba las incorrecciones de escritores y periodistas desde una visión muy colombiana.

Hallazgos y evaluación del proceso

Durante las exposiciones finales la mayoría de los estudiantes mostró un dominio básico de temáticas referentes a la gramática. Pocos tuvieron problemas en responder a las preguntas hechas por el docente durante estas presentaciones. Se pudo evidenciar así un mayor interés por el aprendizaje de la lengua española gracias al uso de fotografías tomadas por los propios alumnos a través de las cámaras de sus celulares. De este modo, las explicaciones previamente dadas fueron aplicadas en casos concretos, usando la ciudad como aula. Esto potencializa el trabajo crítico y autónomo en el aprendizaje de categorías gramaticales, puntuación, sintaxis y, en general, de la diversidad de elementos que comprende el español. Las debilidades del aprendizaje detectadas en el primer grupo y periodo retroalimentaron la práctica en el segundo grupo y periodos analizados. Hubo, además, un aumento en la producción de materiales de carácter textual y audiovisual por parte de los estudiantes, que pudieron ser entregados por medios electrónicos, lo cual amplió el abanico de posibilidades creativas y formas asincrónicas de entrega de trabajos que midieran los avances en la adquisición de habilidades lingüísticas.

La práctica propuesta permitió también ejercitar a los estudiantes en la sistematización de evidencias a partir de fichas de registro de las observaciones, así como el desarrollo de competencias en el idioma, a través de la colaboración y el trabajo en equipo para quienes así lo prefirieron. Lo que se tradujo en un reconocimiento en impresiones localizadas en espacios públicos de la relación estrecha de la gramática y el uso de la lengua española en contextos de diseño, publicidad y comunicación. Exigencia del día a día en las industrias gráficas, creativas y de contenidos. Esta práctica reveló, además, la recursividad discente, por cuanto una parte de las exposiciones trajeron incorrecciones de otras fuentes que complementaron la muestra exigida para los trabajos finales.

Debe anotarse, finalmente, que los textos recomendados en el programa curricular, así como la alternativa de consulta propuesta al segundo grupo/periodo analizados (Gazaperas gramaticales), fueron nula o escasamente consultados. Una de las causas de este resultado puede deberse a que el material propuesto no estaba disponible para su descarga en internet y a que no se concretó su uso obligatorio en asignaciones específicas dentro de la clase. Es decir, dado que se valoró especialmente la autonomía estudiantil, dicha bibliografía se concibió inicialmente como material optativo para consulta y, por ello, los estudiantes se restringieron a las notas tomadas durante la clase o a consultas en buscadores de internet cuando así lo necesitaron. En una futura oportunidad se pretende incorporar ejercicios de lectura compartida del material en clase o la creación de otro tipo de productos digitales basados en esos textos alternativos para que esa literatura propuesta no quede relegada.

Conclusiones

La fotografía digital, aplicada a la práctica pedagógica de la gramática para comunicadores gráficos, demostró su novedad y pertinencia como herramienta clave en el desarrollo de habilidades de manejo de la lengua española. El uso de celulares y el aprovechamiento de la experiencia cotidiana en la ciudad, a partir de la observación sistemática, se mostraron grandes aliados para el proceso formativo. De esta manera se confirmó la potencialidad de su incorporación en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la gramática.

En ese orden de ideas, es necesario entender que las audiencias han transformado los modos de consumo y producción, al ritmo acelerado de los dedos pulgares. Un reconocimiento pertinente de la contemporaneidad ligada a la práctica pedagógica misma, pues, antes “de enseñar cualquier cosa a quien sea, al menos es necesario conocerlo. ¿Quién entra hoy a la escuela, al colegio, al liceo, a la universidad?” (Serres, 2013). Son personas que han crecido con un celular o una tableta en sus manos, que tienen cuentas en varias redes sociales y que han hecho del meme un fenómeno de expresión particular de nuestro tiempo.

En cuanto a la praxeología, se logró evidenciar su pertinencia en la indagación acerca de las prácticas pedagógicas que desarrollan los docentes. Como metodología ofrece una vía para el ejercicio del círculo virtuoso de la reflexión sobre la práctica, posibilitando de esa manera su mejora. El ver, juzgar, actuar y la devolución creativa ordenan la aproximación a problemas de este tipo y facilitan su sistematización y análisis, a partir de una actitud cuestionadora.

Respecto al alcance de la investigación cabe señalar las limitaciones del diseño exploratorio y el periodo de aplicación de la práctica pedagógica. En otras palabras, variables como la cantidad de estudiantes por ejercicio o grupo o la localización de los errores gramaticales podrían considerarse en otro estudio de corte no cualitativo. A su vez, la consideración de un mayor número de periodos o grupos, inclusive de otras universidades, podría evidenciar tendencias relevantes desde la comparación para mejorar la práctica pedagógica en gramática. Hay que decir, de igual forma, que estos hallazgos se circunscriben principalmente a ámbitos urbanos, donde el uso de dispositivos digitales y conexión en red es ya parte de la cotidianidad, lo cual no es así en sectores rurales o en áreas marginadas en las que la brecha digital continúa siendo un obstáculo para muchos estudiantes.

En conclusión, habida cuenta de las condiciones concretas de la práctica analizada, se trata de una experiencia enriquecedora que podría replicarse en otros programas de diseño y comunicación. Los dispositivos electrónicos no deben seguir viéndose como distractores del proceso formativo; por el contrario, en la práctica pedagógica actual, ellos se proyectan como potenciales aliados. Al fin y al cabo, una hora de embotellamiento en el tránsito puede convertirse en un momento oportuno para el aprendizaje por intermedio de los teléfonos inteligentes y los anuncios que pululan en las calles de la gran ciudad.

Referencias

Argos (1991). Gazaperas gramaticales. Medellín: Universidad de Antioquia.

Bosque, I. (2018). Qué debemos cambiar en la enseñanza de la gramática. Revista de Gramática Orientada a las Competencias, 1 (1), pp. 11-36. Doi: https://doi.org/10.5565/rev/regroc.12 Clarín (2018, junio 17). Los estudiantes salen a cazar errores de ortografía en calles de Avellaneda. Recuperado de https://www.clarin.com/zonales/estudiantes-salen-cazar-errores-ortografiacalles-avellaneda_0_S1pR2UxWQ.html

El Espectador (2018, diciembre 14). “Cemáforo”: el error ortográfico en una campaña publicitaria de la Alcaldía de Medellín. Recuperado de https://www.elespectador.com/noticias/nacional/antioquia/cemaforo-el-error-ortografico-en-una-campana-publicitaria-de-laalcaldia-de-medellin-articulo-829177

El Espectador (2017, agosto 30). Las vallas con errores ortográficos que generaron indignación en Medellín. Recuperado de https://www.elespectador.com/noticias/nacional/antioquia/las-vallascon-errores-ortograficos-que-generaron-indignacion-en-medellinarticulo-710807

Escudero Muñoz, J. M. (2009). Las competencias profesionales y la formación universitaria: posibilidades y riesgos. Revista Interuniversitaria de Pedagogía Social, 3 (16), pp. 65-82.

Juliao Vargas, C. G. (2013). Una pedagogía praxeológica. Bogotá: UNIMINUTO.

Juliao Vargas, C. G. (2011). El enfoque praxeológico. Bogotá: UNIMINUTO.

Lisón Arcal, J. C. (2016). Cultura escolar, móviles y fotografía digital. Encounters in Theory and History of Education, 17, pp. 142-162. Doi: https://doi.org/10.24908/eoe-ese-rse.v17i0.6316

Serres, M. (2013). Pulgarcita. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.


Abstract: The appropriate use of language represents an essential dimension for performance of the communication and design professionals. For this reason, in the curricular plans, teaching of grammar or similar subjects that seek to improve this competence continues to be included. However, more and more automated correctors are used, which can encourage negligence in understanding the language and how it works. Faced with this situation, it was proposed to incorporate digital photography as an alternative method for the grammar training of Graphic Communication students of the Corporación Universitaria Minuto de Dios, in Bogotá, following a praxeological methodology.

Keywords: grammar - teaching methods - photography - digital technology - written communication - praxeology

Resumo: O uso adequado da linguagem representa uma dimensão essencial para o desempenho do profissional de comunicação e design. Por esse motivo, nas malhas curriculares, o ensino de gramática ou disciplinas semelhantes que buscam aprimorar essa competência continua sendo incluído. No entanto, corretores automatizados são usados cada vez mais, o que pode incentivar o descuido na compreensão do idioma e como ele funciona. Diante dessa situação, propôs-se incorporar a fotografia digital como método alternativo para o treinamento gramatical de estudantes de Comunicação Gráfica da Corporación Universitaria Minuto de Dios, em Bogotá, seguindo uma metodologia praxeológica.

Palavras chave: gramática - método de ensino - fotografia - tecnologia digital - comunicação escrita - praxeologia


James León Parra Monsalve: Doctor en Planeación del Desarrollo, Magíster en Historia y Comunicador Social – Periodista. Es Investigador Docente en la Corporación Universitaria Minuto de Dios y miembro del grupo de investigación Nexos: Narrativas y Experiencias de Organizaciones y Sujetos. Correo electrónico: jparramons1@ uniminuto.edu.co


La enseñanza de gramática a través de la fotografía digital fue publicado de la página 220 a página223 en Actas de Diseño - N° 36

ver detalle e índice del libro