Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº18 >
  4. Introducción

Introducción

Zurro, Marina

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº18

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº18

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores.

Año V, Vol. 18, Octubre 2008, Buenos Aires, Argentina | 81 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La materia Comunicación Oral y Escrita plantea como trabajo final la construcción, en forma escrita y oral, de una historia familiar propia.

La Real Academia de la Lengua Española define el término historia como la narración y exposición de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, sean públicos o privados.

En el primer día de la cursada de la materia se les plantea la consigna y los alumnos en su mayoría se sienten desconcertados.

Suponen que no hay nada de su familia interesante por contar, que todo ha sido una rutina y hasta en algunos casos se molestan con la tarea de escribir sobre sus propias raíces.

Para los alumnos leer y repetir historias es algo a lo que están acostumbrados, vienen haciéndolo desde que comenzaron su escolaridad. Pero esas historias son de otros, sucedieron hace mucho tiempo y no logran apropiarse de ellas porque sus sentimientos no están comprometidos. Pero el tener que indagar en la propia familia los coloca en otro lugar.

Comienzan la tarea pensando qué temas podrían ser factibles para un relato. Realizan una investigación exploratoria donde conversan con sus padres, abuelos, tíos, demás familiares y apelan a su propia memoria. Y ahí empiezan las sorpresas.

De esta manera llegan a clase con tres o cuatro temas viables y juntos conversamos en las distintas posibilidades que les ofrecen cada uno. Efectúan un punteo de los principales contenidos a desarrollar en cada caso, cuáles son las fuentes posibles de consulta que irán desde entrevistas a familiares, revisión de documentos, búsqueda de imágenes, lecturas de libros, periódicos.

La decisión del tema final queda en el alumno, pero debe considerar que la elección debe ser la adecuada, que trabajarán con esa historia durante todo el desarrollo de la cursada y por lo tanto debe ser de su agrado e interés. En los casos que sean temas posibles de originar conflictos familiares o angustias se les aconseja desestimarlos.

Una vez han desarrollado la investigación exploratoria y la elección del tema final se trabaja en la justificación del mismo, explicando con sus propias palabras en forma escrita y oral el porqué de su elección. En el caso que la historia lo amerite se construye un árbol genealógico que servirá de ayuda para organizar los personajes de la historia.

Paralelamente se comienza a escribir, a enfrentar la situación de encontrarse ante una hoja de papel en blanco, donde deben esbozar las primeras palabras sobre la historia, el trabajo es difícil para algunos y más sencillo para otros.

Pero la tarea es ardua, la historia debe contextulizarse es decir cada uno buscará apelar a bibliografía que le ayude en la construcción de un entorno social, político, económico, sociológico.

La historia no se da sola, sino en el contexto de una determinada sociedad, momento y lugar. Además se indagará en fuentes documentales datos, frases. que sirvan para ilustrar la historia.

¿Y qué va sucediendo a lo largo de todo este proceso? Que toman conciencia de hechos, sucesos y de miembros de su familia que desconocían por completo, que muchas de las historias que tienen en su memoria no fueron de esa manera o bien amplían considerablemente su primer recuerdo.

Escribir no es tarea sencilla pero expresarlo en forma oral y delante de sus compañeros menos. No es simplemente relatar una historia, es mucho más que eso, es pararse frente al grupo, cuidar la postura corporal, el vocabulario, la entonación.

Nada debe descuidarse el grupo-público que debe quedar cautivado por la historia.

La construcción de la historia es larga, se realizan diversas entregas periódicas por escrito y presentaciones orales. Cuando la cursada está por culminar se lleva a cabo la Semana de Proyectos Jóvenes donde los alumnos tienen un espacio para presentar en forma oral y visual sus trabajos finales (todavía en proceso de preparación) en el contexto del aula, con sus compañeros y docentes. Ese día los alumnos eligen entre todos cuál historia los representará en el concurso que organiza la Facultad.

La historia concluye, pero para ellos la tarea sigue ya que deben expresar sus conclusiones personales. A saber: qué significó escribir una historia sobre su familia, qué descubrieron, qué les aportó para su propia vida.

Diversos son los temas que los alumnos eligen para narrar: varían desde la vida de sus antepasados: de inmigrantes, sucesos trágicos, historias de amor, de lugares, de viviendas. Y en función de la elección también versarán las conclusiones.

Muchas de ellas tienen que ver con encontrar un espacio de diálogo con sus padres, de reencuentro con abuelos, de estrechar vínculos. En otros casos los alumnos han tomado conciencia de las dificultades con las que se encontraban sus antepasados, cómo vivir guerras, desarraigos, pobrezas.

También toman noción de cómo ha cambiado la sociedad y que lo que para ellos es cotidiano era impensable sólo hace unos años. En ocasiones estas historias se transforman en homenajes a seres queridos.

En unas cuantas oportunidades se han involucrado tanto con su historia que han logrado transmitir esa pasión al resto de los compañeros. Como docente me siento involucrada con el proceso y con las historias que me cautivan y ansío que llegue la siguiente entrega para seguir leyéndolas.

Cuando la cursada llega a su fin observo que esos alumnos que el primer día de clase se mostraron reacios ante la consigna están parados en otro lugar, han logrado el objetivo: escribieron una historia de su familia.


Introducción fue publicado de la página 11 a página11 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº18

ver detalle e índice del libro