1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. Pinta tu aldea.

Pinta tu aldea.

Fernández, Marcelo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El presente trabajo se propone reflexionar sobre la potencialidad pedagógica que representa el rico entramado cultural que conforma la comunidad de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. A fin de fundamentar dicha premisa este ensayo expone una experiencia de cursada de la asignatura Taller de Interiores IV (Diseño Escenográfico) perteneciente a la carrera Diseño de Interiores. Esta experiencia surgió a partir de la conformación del grupo de estudiantes asistentes a la cátedra que siendo cinco personas provenían de cinco países diferentes de Latinoamérica. Esta condición tiñó significativamente los contenidos, confiriéndoles intransferibles rasgos regionales según la particular cosmovisión de cada estudiante.

Palabras clave: multicultural - lingüística - comunicación en grupo - diseño de interiores - creatividad 

Para el que mira sin ver, la tierra es tierra nomás

Nada le dice la pampa, ni el arroyo, ni el sauzal…

… un mundo en cada gramilla, adioses en el cardal.

Y pensar que para muchos, la tierra es tierra nomás

(Atahualpa Yupanqui)

La diversidad de gentilicios en una misma clase propone un auspicioso ámbito de intercambio y construcción cognitiva, poblándolo de matices lingüístico-culturales que amplían sustancialmente el horizonte de las posibilidades didácticas.

Pero para que este alentador precepto se concrete será imprescindible predisponer una atenta mirada que en primer lugar no deseche ni omita el amplio abanico de rasgos que emerge de esa diversidad; y en segundo lugar arbitrar los medios para potenciar las múltiples lecturas que de allí surjan.

No omitir significa traspasar sin prejuicios cualquier atisbo de neutralidad coloquial, que puede provenir tanto de una genuina actitud de hospitalidad como de la urgencia que por lo general demanda la propia cursada y que en ambos casos tiende a suavizar los regionalismos, reemplazando simplemente términos y modismos idiomáticos por términos o modismos mas globalizados sólo en pos de la correcta comunicación de conocimientos, sin reparar en el origen, la magnitud o el contexto del que proceden estas marcas socioculturales.

Si consideramos la labor docente como una construcción dinámica, reñida con toda fórmula estanca de aprendizaje, y siempre dispuesta a abordar la interrelación didáctica desde múltiples direcciones, existe pues aquí, en esta pluriculturalidad, una invalorable herramienta de trabajo. Se puede justificar esta idea desde un plano general y hasta poético parafraseando a Alejandro Dolina (2010) que refiriéndose a la condición básica que distingue a los artistas afirma en su programa radial La Venganza Será Terrible, que un artista es aquel que se detiene o advierte una señal donde otros pasan de largo, o desde una enfoque estrictamente didáctico a partir de los conceptos de Anahí Mastache cuando plantea: “La posibilidad de significar lo que se estudia o hace está dada por los conocimientos previos que se poseen, así como por el desafío que representan los nuevos” (2009, p. 84). La idea es precisamente considerar a estas modalidades socioculturales como conocimiento previo, un conocimiento tácito que revela idiosincrasia y conforma una gran base ideológica por donde tamizar los conocimientos futuros.

Lo hasta aquí expuesto puede ilustrarse con una sencilla situación de orden semántico surgida durante la cursada de referencia para este ensayo: durante el desarrollo de una clase práctica y ante la sugerencia de emplear una trincheta o cutter para una tarea específica, se comprobó luego de un breve silencio, no desprovisto de algún gesto de incertidumbre, que sólo el estudiante oriundo de Buenos Aires reconocía al elemento por esos nombres. En el resto de los asistentes había tres formas diferentes de nombrarlo, a saber: stilete en Brasil; cortacartón para Chile y cuchilla en Guatemala y República Dominicana. Más allá de sortear rápidamente el escollo con la convención de un término equidistante, la situación tiñó decididamente la clase con múltiples ejemplos análogos que obligaban a un análisis semántico de ciertos tecnicismos que a su vez aludían a diversos contextos donde esos términos se originaban y que traslucían particulares realidades estéticas y culturales. En definitiva lo que resultó fue una clase con gran participación grupal, no exenta de matices críticos y debate. Una segunda instancia de este trabajo está referida a acciones que tiendan a capitalizar y potenciar en el aula estos rasgos. Experiencias que sólo se muestran a modo de disparadores, con la debida cautela que implica el desafío de abordar procesos didácticos generados en ámbitos de ecléctica naturaleza cultural. En este sentido el lingüista mexicano Rainer Enrique Hamel, advierte:

Es sumamente compleja, sin embargo, la relación entre los objetivos de una planeación educativa y los efectos reales que causa un determinado programa, debido a la diversidad y determinación múltiple de los procesos educativos, especialmente en contextos interculturales. Por esta razón, la investigación y planeación educativas deberán cuidarse de toda explicación monocausal de los fenómenos observados en las que suelen incurrir con mucha frecuencia las investigaciones científicas, tanto en la lingüística de sistemas, la psico socio o lingüística aplicada. (1988, p. 321)

Conscientes de esta realidad lo primero que se puede afirmar es que la sola postura de enfatizar estos rasgos para incorporarlos a la situación de clase; confiriéndoles un espacio protagónico, sin la pretensión de incurrir en complejas cuestiones de índole psicológico que seguramente constituyen temas como el desarraigo o los procesos de integración, contribuye a borrar límites, propiciando un ámbito de confianza y complicidad por donde negociar significados. Esta búsqueda recurrente de poner énfasis sobre la palabra más allá de la palabra, comulga con la clara mirada de Godenzzi:

Sería erróneo pensar que la actividad del lenguaje se agota en su función cognoscitiva o comunicativa; si bien de un modo a veces clandestino, el lenguaje cumple otra función igualmente esencial: la de ser un instrumento de poder. Los hablantes, y sus respectivos grupos, entre sí, configuran en todo momento sus correlaciones de fuerza; de ese modo, en la interacción verbal no se busca solamente ser comprendido sino también ser creído, obedecido, respetado, distinguido. (1992, p 52).

Bajo esta premisa los Trabajos Prácticos aplicados en la cursada que aquí se expone fueron de los más variados y siempre direccionados a que constituyeran un nuevo matiz para lo ya planificado. El proceso fue gradualmente involucrando cada vez más elementos y conceptos surgidos de esa pluriculturalidad. Desde ejercicios meramente plásticos a través de la realización de grafismos y texturas hasta el Trabajo Práctico Final basado en el análisis de un texto seleccionado por cada estudiante que fuera representativo de su lugar de origen, sobre el cual diseñar una puesta escenográfica y plasmarla en una maqueta. Esta modalidad de bifurcar la propuesta originalmente planificada, al concebir un trabajo final personalizado y no desde un sólo texto propuesto unilateralmente por el docente, permitió una fluida y espontánea participación del grupo, con múltiples aportes que atravesaron los contenidos desde diversos aspectos ideológicos, estéticos y conceptuales.

A modo de conclusión, la idea central sobre la que pretende reflexionar este trabajo es fundamentalmente la de poner un foco de atención en el enorme potencial que representa para la interrelación didáctica la incorporación de todo rasgo de diversidad cultural. A partir de las experiencias aquí expuestas se puede aseverar que en la medida en que se propongan contenidos más permeables a la influencia de esos rasgos se contribuirá a cursadas con mayor sentido de pertenencia y compromiso, que propicie una enseñanza comprensiva en beneficio del acto creativo

Referencias bibliográficas

Dolina, A. (s.f.). La Venganza será terrible. [Programa de radio]. Buenos Aires: Radio Continental.

Godenzzi, J. (1992). El Quechua en Debate. Cusco: Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas. Citado en: Albarracín, L. I. y Alderetes, J. R. (2005). El Español regional: Patrimonio que merece ser conservado. En: Primeras Jornadas de Antropología Rural, San Pedro de Colalao - Prov. de Tucumán, 23 al 25 de mayo de 2005.

Hamel, R. (1988). Determinantes sociolingûísticas de la educación indígena bilingûe. México: Signos. Anuario de Humanidades.

Mastache, A. (2009). Formar personas competentes. México: Novedades Educativas.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The present study focuses on the pedagogical potential representing the rich cultural tapestry that makes up the community of the Faculty of Design and Communication at the University of Palermo. In order to substantiate this premise this paper presents an experience of the subject Studied Interior Workshop IV (Set Design) belonging to the race Interior Design. This experience arose from the formation of the group of students attending the lecture that with five people came from five different countries in Latin America. This condition significantly stained contents, conferring transferable according to the particular regional characteristics of each student worldview.

Keywords: multicultural - language - group communication - interior design – creativity.

Resumo: O presente trabalho propõe-se reflexionar sobre a potencialidade pedagógica que representa a rica malha cultural que compõe a comunidade da Faculdade de Design e Comunicação da Universidade de Palermo. A fim de fundamentar dita premisa este ensaio expõe uma experiência de cursada da matéria Workshop de Interiores IV (Design Escenográfico) pertencente à carreira Design de Interiores. Esta experiência surgiu a partir da conformação do grupo de estudantes assistentes à cátedra que sendo cinco pessoas proviam de cinco países diferentes de Latinoamérica. Esta condição tiñó significativamente os conteúdos, conferindo-lhes intransferíveis rasgos regionais específicas de cada visão de mundo do aluno.

Palavras chave: multicultural - linguística - comunicação em grupo - design de interiores - criatividade.

(*) Marcelo Fernández: Artista Plástico – Escenógrafo – Realizador. Docente de la Universidad de Palermo en el Departamento de Diseño de Espacios de la Facultad de Diseño y Comunicación


Pinta tu aldea. fue publicado de la página 149 a página150 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro