Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº101 >
  4. La piratería informática. Una de terror para la industria del cine

La piratería informática. Una de terror para la industria del cine

Funes, Nicolás Ezequiel

(Redacción publicitaria I. Docente: Myriam Contreras)

Escritos en la Facultad Nº101

Escritos en la Facultad Nº101

ISSN: 1669-2306

Marea Digital. Ensayos de estudiantes DC sobre negocios, comunicación y tendencias en el mundo digital

Año X, Vol. 101, Noviembre 2014, Buenos Aires, Argentina | 108 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

El avance de la piratería en la industria cinematográfica está estrechamente relacionado con el desarrollo tecnológico. Con el tiempo, los formatos y las calidades de las películas piratas fueron (y continúan) mutando y responden al origen de su extracción: antes del estreno (ej. DVD promocionales), dentro de las salas de cine (ej. Ripping), de soportes comerciales (ej. VHS, DVD, Bluray) o de emisiones televisivas.
En nuestros días, la mayoría de las personas que consumen películas piratas lo hace a través de Internet, de manera gratuita y sin la necesidad de salir de su casa. La tecnología P2P (peer-to-peer o entre pares) es uno de los sistemas de descarga de archivos de Internet más utilizados en el último tiempo. Permite el intercambio de contenidos de manera sencilla y a gran velocidad, sin la necesidad de servidores ni clientes.

Desarrollo 
La última novedad referida a la visualización de películas en streaming es la creación de PopCorn Time, un nuevo servicio que funciona bajo el protocolo BitTorrent. 
Aunque oficialmente PopCorn Time dio de baja su servicio a menos de dos semanas de su lanzamiento, el proyecto pasó a formar parte de los usuarios, quienes nuevamente le dieron vida. Esto fue posible gracias a que se trata de un software open source o de código abierto, es decir, distribuido y desarrollado libremente, permitiendo la modificación del mismo para quien esté dispuesto a hacerlo. 
Actualmente está almacenado en el repositorio GitHub y cuenta con más de 50 colaboradores de todo el mundo y ya ha sido traducido a 32 idiomas diferentes. 
Ésta aplicación de sólo apenas 40mb fue titulada por la BBC como “La pesadilla de Hollywood hecha por argentinos”, mientras que la revista Times afirma “Es tan bueno para ver películas piratas que da miedo". 
Sin dudas, el cierre de servidores de alojamiento de archivos en la nube como Megaupload, sumado a la caída y el irregular funcionamiento de sitios web como Películas Yonkis y Cuevana respectivamente, han contribuido al rápido crecimiento de esta novedosa aplicación. Además, este servicio multiplataformas está disponible tanto para Windows, Mac como Linux, por lo que no existe ningún tipo de barrera para el acceso de los usuarios. Sumado a todo esto, se encuentran las palabras que hizo públicas el reconocido cineasta argentino Juan José Campanella en contra de la aplicación, que se multiplicaron en las redes sociales y obtuvieron una gran repercusión mediática (“Te felicito “Sebastián”, creador de Popcorn Time. Sos un chorro argentino más en nuestra larga lista”). 
La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por una industria que pinta a la innovación como una amenaza a su anticuada receta comercial. A todos les parece que directamente no les importa resolverlo. 

Fue parte del mensaje dejado por los creadores de PopCorn Time en su sitio luego de dar un paso al costado. "Como proyecto, PopCorn Time es legal. Lo verificamos. Cuatro veces. Pero como muchos sabrán, pocas veces alcanza con eso”, refutaron en respuesta a las distintas posturas y debates acerca de la ilegalidad de estos sitios en cuestión.

Conclusión 
El legado de PopCorn Time parece no tener fin y cada vez son más sus clones que salen a la luz. Se trata de aplicaciones como Time 4 PopCorn (sumamente parecido, incluso hasta en el nombre de su antecesor), Cuevana Storm (creada por los desarrolladores de Cuevana), Peerflix, Flixtor y Cinefi, para nombrar las más conocidas. La noticia de la reciente aparición de un programa llamado HipHop, diseñado para escuchar música gratis de forma ilimitada, hizo que la industria musical se viera igual de amenazada.
Todo esto demuestra claramente que PopCorn Time no sólo fue un proyecto que revolucionó el mercado del cine, sino el mercado digital en términos generales, por su accesibilidad y su eficacia. Como es prácticamente imposible detener los avances tecnológicos, no hay dudas de que la industria cinematográfica deberá adaptarse e idear nuevas estrategias para subsistir y atraer al público a las salas al igual que lo ha hecho históricamente hasta el momento.


La piratería informática. Una de terror para la industria del cine fue publicado de la página 32 a página32 en Escritos en la Facultad Nº101

ver detalle e índice del libro