Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67 >
  4. Docente: Marina Zurro

Docente: Marina Zurro

Zurro, Marina [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores

Año XII, Vol. 67, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 178 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract

La materia Comunicación Oral y Escrita plantea como trabajo final la construcción, en forma escrita y oral, de una historia familiar propia.

La Real Academia de la Lengua Española define el término historia como la narración y exposición de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, sean públicos o privados.

Para los alumnos leer y repetir historias es algo a lo que están acostumbrados, vienen haciéndolo desde que comenzaron su escolaridad. Pero esas historias son de otros, sucedieron hace mucho tiempo y no logran apropiarse de ellas porque sus sentimientos no están comprometidos. Pero el tener que indagar en la propia familia los coloca en otro lugar.

Comienzan la tarea pensando qué temas podrían ser factibles para un relato. Realizan una investigación exploratoria donde conversan con sus padres, abuelos, tíos, demás familiares y apelan a su propia memoria. Y ahí empiezan las sorpresas.

De esta manera llegan a clase con tres temas viables y juntos conversamos en las distintas posibilidades que les ofrecen cada uno. Efectúan un punteo de los principales contenidos a desarrollar en cada caso, cuáles son las fuentes posibles de consulta que irán desde entrevistas a familiares, revisión de documentos, búsqueda de imágenes, lecturas de libros, periódicos, etc.

La decisión del tema final queda en el alumno, pero debe considerar que la elección debe ser la adecuada, que trabajarán con esa historia durante todo el desarrollo de la cursada y por lo tanto debe ser de su agrado e interés. En los casos que sean temas posibles de originar conflictos familiares o angustias se les aconseja desestimarlos.

Una vez que han desarrollado la investigación exploratoria se comienza a escribir, a enfrentar la situación de encontrarse ante una hoja de papel en blanco donde deben esbozar las primeras palabras sobre la historia.

La tarea es ardua, la historia debe contextualizarse es decir cada uno buscará apelar a bibliografía que le ayude en la construcción de un entorno social, político, económico, sociológico, etc. Además se indagará en fuentes documentales, datos y frases que sirvan para ilustrar la historia.

La historia finaliza con las conclusiones personales: qué significó escribir una historia sobre su familia, qué descubrieron, qué les aportó para su propia vida, etc.

Producción de los estudiantes

José Antonio Alava Sierra

Últimos 20 años de mi familia

Mi trabajo final habla sobre los cuatro integrantes de mi familia, desde la boda de mis padres hasta la actualidad, cómo estamos después de todo lo que hemos pasado juntos y cómo nos ha modificado individualmente.

Hemos pasado por muchos cambios, a pesar de ser una familia algo refugiada del resto, por motivos económicos viajamos mucho y nos trasladamos de lugar constantemente.

Como familia nos empezamos a mudar desde que yo tenía dos años de edad y no paramos por muchos años, una vez que nació mi hermano sabíamos que teníamos que establecernos y cuando él tenía seis años dejamos de viajar.

Por suerte o no, como lo quieran tomar, los viajes y constantes cambios no pararon ahí, porque cada uno individualmente sigue con sus viajes. De eso se trata este trabajo de una familia caracterizada por despegues y arribos; y todo lo que sucede entre los dos.

La gran pyme familiar apertura y cierre

Matías Alcoceba

En esta historia de familia quiero contar cómo llegó mi familia a tener su propia pyme, hasta luego de un problema la empresa se clausuró totalmente.

Todo comenzó cuando mi abuelo Mario Lorenzo Alcoceba conoció a mi abuela Rosita Basurto, ellos vivían cerca y en el mismo barrio.

La gran idea de comenzar una pyme de bulones y tornillos fue de a mi bisabuelo Ricardo Basurto, él comenzó vendiendo bulones por su cuenta en la calle y le iba muy bien. Mis bisabuelos Lorenzo Alcoceba y Dora Iris Sandham tenían un pequeño almacén donde vendían artículos, también les iba muy bien hasta que les surgió un problema: se inauguró un supermercado Canguro y esto los llevó a la quiebra.

Mi bisabuelo Alcoceba quería ver la forma de comenzar a tener dinero, Basurto le dio la idea de comenzar a vender bulones y mi abuelo Mario comenzó por su cuenta hasta que se fusionaron y se armó la empresa.

Amor eterno

Lucila Arrossagaray Gomez Tey

En el presente trabajo se relatará la historia de amor que tuvieron dos personas llamadas María Luisa y Luis, quienes pasaron por muchos momentos lindos y difíciles pero siempre mantuvieron una unión que realmente es muy valorable y un ejemplo a seguir para muchas personas.

La historia se desarrolla en Argentina, se inicia en el año 1959 cuando Luis llega al país luego de haber estado veintisiete años en Madrid, España donde nació y vivió junto a su familia.

Aquí conoce a María Luisa.

Desde que se conocieron supieron que eran el uno para el otro, a partir de ese momento comenzaron a vivir juntos. Tuvieron dos hijos llamados Sergio, quien hoy en día es cura y Julia, actualmente psicopedagoga y madre de Julieta y Lucila.

En el año 2013 ambos fallecen de vejez. Él por una insuficiencia renal y ella de un paro cardíaco luego de haberse enterado de la muerte de su marido mientras padecía demencia.

El Viaje

Tomás Barañao

En mi trabajo final voy a contar la vida de mis abuelos, ambas transcurrieron en tiempos y épocas cercanas debido a sus edades.

Se va a plantear desde sus inicios en sus respectivos lugares de nacimiento y crianza, abarcando así las posibles situaciones vividas por ambos, también se va tratar su vida como adolescentes en donde el estudio, el trabajo y el amor comienzan a tener más importancia, para luego abordar sus tan diversos desarrollos profesionales que los han hecho recorrer parte del país y el mundo. Así como también sus desempeños tan diferentes como profesores, trabajando en organismos públicos como la Aduana Argentina y la AFIP, y por último los negocios familiares que fueron fundados por ellos y siguen estando hasta el día de hoy.

Paralelamente narraré sus vidas personales: desde el amor, el matrimonio y la decisión de conformar sus familias, sus vínculos como padres y por último, la vida siendo personas mayores: la llegada de los nietos y el rol de abuelos.

Adaptación a una nueva realidad

Guadalupe Bertrán

Se narrará la historia de Marta Respuela, mi abuela materna, la cual ha vivido a lo largo de su vida en tres generaciones y entornos diferentes.

Se describirá principalmente la generación en la que le ha tocado nacer, vivir su infancia, adolescencia y conocer a su marido, Rubén Pescio, futuro padre de sus hijos. Durante esta época vivió en un entorno tranquilo y cálido propio al del pueblo de Mercedes en la provincia de Buenos Aires.

Años más tarde se mudan a Castelar, en la zona oeste de la provincia de Buenos Aires y allí nacen sus tres hijos. Poco a poco ella comenzó a notar cambios en la sociedad, sin duda alguna sus hijos iban a crecer en un contexto diferente al de ella, no por esto peor, pero si distinto. La sociedad continuó mutando y Marta se fue adaptando.

En este contexto totalmente distinto y revolucionado verá nacer a sus queridos nietos, quienes serían totalmente ajenos a las costumbres de la época en que su abuela había crecido.

Los años no hicieron de Marta una mujer distinta simplemente se adaptó sin perder por ello su alegría y entusiasmo.

Media docena de hijos

Olivia Leslie Brown

Mi trabajo final narrará la historia de amor de mis papás. Desde sus inicios en la ciudad de San Isidro, puntualmente en el primer local que Mc Donalds abrió en esa localidad.

Empezaré contando sobre Daniel y Karina, sus familias, y sus historias de vida hasta el encuentro. Luego relataré el romance: ¿cómo, cuándo, dónde y qué fue lo que los juntó? Cómo fue el noviazgo y la decisión de construir un futuro juntos, la conformación de la familia desde el nacimiento de Justina y la experiencia de ser padres jóvenes hasta el nacimiento de sus otros hijos: Olivia, Jacinta, Jeremy, Simón y Amanda.

Cómo fueron cada uno de sus nacimientos, la infancia, y lo difícil que fue tener a Olivia, Jacinta y Jeremy seguidos los tres con pañales.

Relataré lo bueno y lo malo de ser una gran familia: de ocho integrantes, más dos perros y un gato. La convivencia, las discusiones y la protección que se siente al saber que los otros siempre están.

Finalizaré el relato de la historia describiendo cómo se encuentra actualmente esta gran familia, sus actividades y deseos a futuro destacando la fortaleza del amor de mis padres.

Costuras a lo antiguo

Agustina Colombo

La historia cuenta el trayecto de una máquina de coser, que fue pasando a través de varias generaciones en mi familia.

Todo comienza hacia el año 1900 con mi tatarabuela, Josefa Raggio, que luego de darle un importante uso doméstico decidió obsequiarle a su hija, María Adela Ginelli, su máquina de coser.

Debido a los cambios en la moda y a la personalidad particular de Adela, la máquina tomó otros aspectos y usos. Pero, antes de fallecer, se vio obligada a cederle a su hija, Ana María Pratti, algunas pertenencias y entre ellas la máquina, que con mucho cariño se encargó de conservar.

En el año 2000, como la tecnología en el mundo de la moda había avanzado, Ana decidió guardarla en un armario de su casa junto a las demás pertenencias de su pasado.

Años más tarde, luego de mi nacimiento y madurez, las telas pasaron a ser mi debilidad, por esta razón decidí volcar mis estudios hacia el diseño de indumentaria y debido a un proyecto facultativo, la máquina pasó a estar en mis manos.

Aquí se desenlaza la cálida y emotiva historia, donde la relación entre la abuela y su nieta toma protagonismo y la costura y la confección pasan de ser una necesidad a ser una pasión.

Uno entre muchos

Federico Drago

Esta historia habla acerca de la infancia de mi padre Federico Luis Drago y su relación con sus hermanos y padres.

Él tiene una familia muy numerosa, conformada por sus padres y catorce hermanos, un total de diecisiete personas conviviendo juntos. Al ser tantos y siendo el menor de la misma no vivió una infancia normal, debido a su gran diferencia de edad con sus hermanos mayores, a la cantidad de mudanzas y vivencias, entre otras cosas.

Tratará de contar cómo fue vivir en una casa con tantas personas, las complicidades y las peleas, los recaudos que se debieron tomar para la organización general del hogar fomentando los buenos vínculos y por supuesto estableciendo reglas de convivencia. Continuando con la historia abarcaré el tema de las mudanzas, que tuvieron más de una.

Una vez avanzado en la historia, su desarrollo en la escuela, la adolescencia, cómo conoció a mi mamá, Silvia Álvarez, y la familia que formó con ella.

Rememorar

Wanda Camila Feresin

La historia que relataré en el presente trabajo es sobre cómo se enamoraron mis tatarabuelos. Es una obviedad decir que pertenecían a dos familias distintas, pero lo singular de este relato es que se juntaron dos hermanos y una hermana, con dos hermanas y un hermano de otra familia. Al establecer una relación sólida con sus parejas, el sexteto de hermanos decide partir de su país de origen (Italia) hacia Argentina. En donde para poder sobrevivir darían comienzo a la primera empresa familiar, una heladería. Ésta en la parte de atrás tenía una gran vivienda en donde vivían los hermanos. A medida que la familia se fue agrandando algunos siguieron viviendo en el mismo domicilio, manteniendo la pequeña empresa familiar que les permitía sustentar las necesidades de todos. Al crecer los hijos la pequeña empresa tuvo que ser vendida por diferentes razones.

Siguiendo con la cronología del relato de la historia irá contando como estos hijos ya crecidos forman sus familias, e irá avanzando hasta llegar a la actualidad llegando a las últimas generaciones.

Nuevas Oportunidades

Delfina Fried

Corría el año 1912 en Polonia mi bisabuelo, Bernardo Wainstein, era un niño muy travieso de tan solo diez años. Sus papás eran dueños de un aserradero en donde jugaba con sus seis hermanos.

En el año 1914 al comenzar la primera guerra mundial perdieron sus hogares, sus trabajos, algunos lograron emigrar y otros se escaparon.

Mi bisabuelo huyó en el año 1928, en barco y llegó a Argentina sin conocer el idioma. Habiendo estudiado abogacía en su país y sin poder rendir las equivalencias, consiguió un trabajo en los algodonales de Chaco como encargado.

En el año 1935 se entera que su hermana mayor y sus dos sobrinos habían llegado también a Buenos Aires y se habían instalado en Zárate por lo que viajó desde Chaco para estar con su familia. Allí vivió hasta 1936 y conoció a quien sería más tarde su esposa Rosa Dachewsky; con ella tuvieron dos hijas: María Luisa y Julia.

Ésta última se casó con David Fried y tuvieron tres hijos, el menor reside en Israel por lo que en esta historia hago un paralelismo entre mi bisabuelo que emigró de Polonia hacia Argentina y mi tío que partió de Argentina para vivir en Israel.

La maldición de los Herlan

Natalia Hiza Chavez

La historia que voy a narrar es la de mi familia materna. Trata de los hombres que comparten el nombre Herlan, generación tras generación. Todo comienza con mi bisabuelo Herlan y varios de sus descendientes a los que llamaron de la misma manera.

Todo transcurre en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Extrañamente los Herlan de la familia van repitiendo la historia. Ellos mueren de forma inesperada, ya sea por alguna enfermedad presentada de un día para otro, o por suicidio.

Relatando esta historia se me presenta la oportunidad de llegar a fondo en con lo que ha estado sucediendo todo este tiempo con los hombres de mi familia, porque no creo que sea coincidencia pero tampoco estoy segura si podría existir alguna maldición o algún estilo de brujería, hoy en día todavía se siguen haciendo estas prácticas pero en la época de mi bisabuelo eran mucho más frecuentes.

Intentaré encontrar respuestas a un destino que parece marcado desde el nacimiento.

Angelito

Ezequiel Márquez Ainbinder

Cuenta la historia de vida de Ángel Luis Márquez. Persona de gran carácter e ímpetu que desde muy pequeño se enfrentó a grandes cambios como el hecho de emigrar de país y la transformación del estilo de vida que esto implica.

A medida que Ángel va creciendo en edad se refleja un gran progreso en cuanto a su personalidad demostrado por ejemplo, cuando se informa y estudia acerca de los procesos y características de la destilación de alcoholes.

Comienza trabajando en situaciones muy precarias sin las condiciones necesarias para abocarse a esta labor pero aún así se las ingenia para llevarlas a cabo, al principio en una casa alquilada en la cual instala algunos instrumentos para producir los alcoholes.

Al mismo tiempo se casa con Beatriz Ortiz, la mujer que se encuentra a su lado hasta la actualidad y con la que tiene dos hijos.

Luego de algunos años logra hacer contacto con una gran empresa de bebidas alcohólicas que requiere de sus servicios y como él no posee los materiales necesarios para producir la cantidad que se precisa, forman una sociedad en la que le brindan una instalación con todo lo necesario. Es el día de hoy que, con 88 años de edad, Ángel sigue trabajando.

Ejemplo de vida

Camila Martínez

Esta historia contará los años transcurridos hasta el día de hoy de mi abuela paterna Delia.

Desde muy pequeña vivió sucesos importantes que la marcaron y la formaron como persona. Sus primeros años transcurrieron en Mendoza, hasta que por causas mayores debió mudarse a Buenos Aires y convivir con su madre y sus abuelos.

Su adolescencia era como la de cualquier otra chica de su edad hasta que la pérdida de su madre y sus abuelos la hicieron madurar muy rápidamente y debió terminar a cargo de su tía.

Conoció el amor muy chica, ya que se enamoró a los 16 de un joven tres años mayor. Su tía le impedía verlo, sin explicación alguna, pero el amor fue más fuerte y al tener la edad adecuada pudieron casarse y llevar una vida juntos.

Formó una familia con dos hijos varones, a los cuales crió con mucha dedicación.

Luego de la muerte de su marido, a una edad muy temprana, decidió darle un rumbo distinto a su vida. Por ello eligió viajar por toda la Argentina y vivir una vida feliz, sin lamentarse ni preguntarse el por qué de las cosas.

La música en mi familia: un componente para un conjunto 

de compositores

Esteban Martínez

En mi trabajo voy a relatar los diferentes vínculos que tuvo y tiene mi familia con la música. La historia abarca cuatro generaciones de hombres cuya pasión es la música y se mantiene intacta en el paso del tiempo. El legado musical comenzó con mi bisabuelo y su afán por el tango, pero especialmente por su amor hacia el bandoneón. Esa pasión fue transmitida a mi tío abuelo, su hijo, quien compartía los mismos gustos con su progenitor, pero el más joven llevó aún más lejos el legado musical y participó en muchas competencias de tango, donde se destacaba por tocar el bandoneón.

Luego nació mi padre, quien pasaba mucho tiempo con su abuelo y su tío y, como era predecible, ellos le transmitieron su afición por la música. Desde muy joven mi papá comenzó a interesarse por cantar y tocar el piano, pero luego se preocupó por aprender a utilizar otros instrumentos como el bajo, la guitarra y el bandoneón.

Cuando nací, al igual que mi papá, pasé mucho tiempo con mi bisabuelo y mi tío abuelo. Ellos despertaron en mí el gusto por la música, el cual fue creciendo a medida que transcurrían los años. A diferencia de mis anteriores generaciones, yo no sé tocar con precisión ningún instrumento, pero soy el que más cantidad y variedad de música escucha.

Al este del Guayas

Miguel Merino Puente

Miguel Ángel Merino Basantes nace en la ciudad de Guayaquil el 26 de junio de 1966 cuando la dictadura militar controlaba el país. Comienza sus estudios en un jardín de infantes cerca de su casa, la cual quedaba en un barrio humilde.

Después de un año empieza la escuela primaria, a unas pocas cuadras de su hogar, pero la culmina en la Escuela Adventista Gabriela Mistral por problemas entre los profesores y el gobierno.

El secundario lo cursa en el Colegio Técnico Experimental Francisco de Orellana, en este hace grandes amigos. Al llegar a su quinto año inicia la etapa que marcará su vida, una serie de conflictos entre dos colegios que van más allá de las canchas de fútbol, violencia, ira y adrenalina correrían por las calles del sur de la urbe a causa de esto. Dos años seguidos de revueltas culminan con la expulsión de los implicados que se escudaban diciendo que luchaban para honrar a su instituto.

Finaliza su etapa colegial con broche de oro, cargado en los hombros de sus compañeros y rindiendo sus últimas pruebas con honores. Acaban los conflictos externos e internos en su vida y empieza una nueva etapa en la que se independizará y se valdrá por sí mismo.

Recuerdos de provincia, de San Luis a Buenos Aires

María Victoria Orlando Pernas

La historia que voy a llevar a cabo es sobre la vida de mi madre, María Virginia Pernas, la elección de este tema se debe a que desde muy pequeña escuchaba a mi madre contarme de su infancia y su niñez en el campo, experiencias muy diferentes a las mías y a la de mis hermanos.

Se va a relatar en primera persona a partir de sus vagos recuerdos y anécdotas, preguntándose ¿Cuánto tiempo pasó desde que era niña? ¿Cuántas cosas viví? ¿Cuántas personas que amaba perdí? ¿Cómo llegue a vivir acá? Cuántas cosas lindas viví.

Los momentos que se tomarán como punto de partida serán de su nacimiento en la provincia de San Luis, su niñez en el campo, su pupilaje durante la adolescencia.

También se narrará su años de estudiante en Villa Mercedes en el profesorado de Historia y su carrera universitaria en Buenos Aires.

Me parece interesante relatar tanto su juventud como su adultez, finalizando con los nacimientos de sus cinco hijos y su mudanza a la localidad de Pilar, Buenos Aires.

Pasión compartida

Mariana Daniela Padín Palavecino

Trata de la historia de mis padres, que si bien podría ser un relato de amor normal, tiene un detalle que la hace totalmente diferente. Ellos además de ser marido y mujer son piloto y copiloto de rally.

Mi papá corre desde muy joven pero un día su navegante, el copiloto, se enfermó y él no podría correr solo, fue entonces cuando mi madre sin dudarlo se subió al auto. A partir de ahí comenzaron a competir juntos, de hecho mamá fue una de las primeras mujeres en Tierra del Fuego en participar del automovilismo.

Ellos tuvieron dos hijas que obviamente impidieron temporalmente que Sandra corra pero no los detuvo. Ellos dejaron de correr hará unos diez años atrás, cuando se plantearon que era una locura que ambos estuvieran en un auto a alta velocidad, teniendo dos hijas que los esperaban al final de cada tramo de competencia, pero actualmente, ya con sus hijas mayores, volvieron a las pistas.

Altibajos hubo varios, pero sí que eran buenos, muchos trofeos y anécdotas traen con todas sus carreras, buenas y malas experiencias, siempre presente la familia.

José María Sobral y el continente antártico

Sofía Pensa

Esta historia trata del primer hombre de nacionalidad argentina en ir a la Antártida y los años que estuvo allí varado junto con la tripulación restante de otros países. Desde sus comienzos mi tío bisabuelo, José María Sobral asistió a la Escuela Naval Militar habiendo decidido formar parte de la Armada.

En 1901, en Suecia se organizó una expedición al continente antártico con tripulación de científicos navegantes, con el objetivo de explorar las únicas tierras de las que no había información. 

José María Sobral, un joven proveniente de Entre Ríos, fue el elegido, con solo 21 años de edad, como representante de la Argentina en esta expedición.

En el año 1903 se produce, en un lapso de veinticuatro horas, el hundimiento del Antartic, nave en la cual se realizaba la expedición, debido al amontonamiento de hielos que el barco no pudo soportar, dejando a todos sus tripulantes náufragos.

Recién en septiembre del mismo año los tripulantes fueron rescatados por una nave que salió de Santa Cruz y había sido refaccionada y preparada para navegar en hielos. La tripulación había pasado veinte meses varada en el continente polar.

La Porteña

Camila Peralta Ramos

La Porteña es una historia personal que narra sobre los orígenes de mi familia por parte paterna hasta los tiempos de hoy.

Esta gira alrededor del año 1900, en mi campo, que se encuentra en Córdoba, Jesús María. El lugar hoy es muy significativo ya que han sucedido las mayores desdichas y gracias de los Peralta Ramos. La historia comienza con los cuentos de mi abuelo, Marcos, quien suele exagerar la realidad y distorsionar los hechos. A partir de ahí empieza un proceso de investigación en donde se intenta responder a las preguntas

¿Quiénes somos? ¿De dónde provenimos? Ante la incertidumbre, los integrantes de la familia comienzan a encontrar respuestas sobre sus orígenes descubriendo que por más disparatados que fuesen los cuentos del abuelo, estos fueron siempre reales.

La historia tendrá un tono cómico a causa de las versiones y distorsiones de la realidad yacentes en el cuento. Estas, a su vez, ayudarán al lector complementado con sucesos en la familia que no han sucedido en el campo pero que tienen un nexo en común agregando información sobre la época, acontecimientos históricos, culturales y anécdotas.

José María Sáenz Valiente

María Sáenz Valiente


Esta historia cuenta de la vida de José María Sáenz Valiente. 

Nacido en 1949, es el segundo de cuatro hermanos, tres varones y una mujer. Sus padres se llamaban José María Sáenz Valiente (Pepen) y Marta Viel Temperley. Vivió en Martínez por mucho tiempo, donde fue a muchos colegios. Pepen y Marta se separan cuando José tiene 18 años.

Luego de terminar la secundaria empezó a estudiar ingeniería industrial. Pero no era la carrera para él. Entonces siguió los pasos de su papá y se decidió por Derecho en la Universidad Católica Argentina.

José María Martínez Vivot (Pinky), primo de José, le presentó a Claudia García Hamilton. Más tarde, estuvo un año en el servicio militar pero logró terminar la carrera y casarse con Claudia.

Empezó a trabajar con Pepen pero luego de una pelea no se hablaron durante muchos años. Se desempeñó profesionalmente en otros estudios hasta que después de doce años se arregló con su padre y regresó a trabajar con él.

Tuvo a su primer hijo Ignacio José María, después a Mariana, Agustín José María, más tarde a Luz María Clotilde, Santiago José María y luego de nueve años a María.

Dos Conocidos

Olivia Sanmartin

En el siguiente trabajo me propongo contar la historia de mis papás, Dolores Bereterbide y Miguel Sanmartin. Comenzando en Mercedes, en el año 1968, narrando particularidades de la infancia de cada uno, la cual fue muy distinta a la mía debido al paso del tiempo que conllevó distintos cambios sociales; desde la forma de comunicarse y organizar encuentros con conocidos, hasta las actividades y forma de vida que se llevaban a cabo. Pasando, luego, por el momento en que mi mamá y mi papá se conocieron, el cual considero llamativo, extraño, particular, entretenido y distinto al resto. Siguiendo con las particularidades del momento en que contrajeron matrimonio, a los veinte años de mi mamá y veinticinco de mi papá, por lo cual al ser tan jóvenes decidieron tener una luna de miel acorde a sus edades. En la actualidad siguen estando juntos, realizando planes a futuro y acompañándose en cada momento, luego de haberse mudado a Capital Federal y haber tenido dos hijos: mi hermano Manuel y yo.

Elegí contar esta historia es porque considero importante incluir tanto a mi mamá como a mi papá en el relato y creo que el hecho de poder comparar ciertos aspectos de aquella época y de su vida con la actualidad es enriquecedor.

Adolf Hitler en la Patagonia

María Laura Stocker

Mis tíos y padrinos, hace aproximadamente diez años, fueron los administradores de una hostería en la Patagonia, llamada Inalco, en la cual mi familia y yo vacacionamos durante casi toda mi infancia.

Hace dos años salió un documental que desarrolla la teoría de que en dicha hostería vivió hace muchos años Adolf Hitler, luego de su supuesto escape de Alemania y de fingir su muerte para refugiarse en el sur de Argentina. Incluso, el documental presenta comparaciones de la arquitectura de Inalco con la casa de Hitler en los Alpes y hasta el testimonio de mi tío con respecto a la historia del lugar.

Aunque hay varios motivos para creer que esta historia es cierta, es simplemente una teoría ya que no hay pruebas contundentes del paso del líder nazi por Argentina.

Hoy en día, la hostería está casi abandonada, se mantiene en pie solamente porque hay una familia de cuidadores que hace un mínimo mantenimiento del lugar y evita el ingreso de los curiosos, ya que desde que se publicó el documental, llegan los turistas atrapados por tan interesante historia. El terreno se encuentra a la venta por una suma extraordinaria de dinero y casualmente la ofrece una inmobiliaria alemana.

Amor a distancia

Bárbara Ter Meulen

El relato del que voy a hablar es la historia de amor de mis abuelos maternos, llamados Margarita Peirano y Carlos Muñoz.

Margarita era una joven recién recibida que había tenido una vida y educación en una zona rural con muchos hermanos y casi completamente aislada de la ciudad. Luego de obtener su título de maestra decidió venir a Buenos Aires, donde conoció a Carlos, un joven muy amable y trabajador.

Tuvieron varios encuentros casuales y así empezaron a tratarse.

Pero la relación se complicó cuando Margarita tuvo que volver a su pueblo y el único medio de comunicación, para seguir en contacto, eran las cartas.

Obviamente era muy difícil llevar adelante un vínculo con una persona de esa manera pero ellos no iban a rendirse. Así que mantuvieron esta relación a distancia por cinco años viéndose ocasionalmente cuando alguno de los dos podía viajar. Luego decidieron casarse, para no tener que separarse más y formar una familia. Desde entonces viven felizmente en Buenos Aires, orgullosos de las decisiones que tomaron y de la vida que pasaron y siguen teniendo juntos.

No hay mal que para bien no venga

Franco Terranova

Este relato cuenta las distintas circunstancias que llevaron a Marcela Scotti, mi madre, a encontrar su vocación en la vida, que es la de ser médica.

Todo empezó cuando yo tenía tres años de edad y me diagnosticaron un cáncer llamado linfoma no Hodgkin. Vivimos un año en Houston, Estados Unidos donde se encuentra uno de los mejores hospitales oncológicos, allí se me hizo un tratamiento y me sané.

Al volver a Mendoza, mi ciudad, mis padres notaron que los tratamientos contra el cáncer que se hacían eran muy precarios o ni siquiera se practicaban y que la mayoría de las personas no contaban con la opción de viajar fuera del país para tratarse. Entonces decidieron dar inicio a una Fundación llamada Fundavita para la lucha contra el cáncer.

Mi madre hasta ese entonces, con 41 años de edad, sólo había estudiado la carrera de Educación Física y había ejercido otras profesiones, pero nada la apasionaba realmente. Luego de mi lucha, se dio cuenta que quería ser médica. Hizo la carrera y hoy ejerce la profesión.

Además, hoy en día, por mérito de Fundavita se está por sancionar una ley sobre los bancos de sangre para que el acceso a transfusiones sanguíneas sea más accesible en los tratamientos que se realizan en Mendoza.


Docente: Marina Zurro fue publicado de la página 77 a página83 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº67

ver detalle e índice del libro