1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº108 >
  4. Escena, hábitat y ciudad. Un cruce espacio-temporal entre acción, cotidianeidad, metáfora y proyecto.

Escena, hábitat y ciudad. Un cruce espacio-temporal entre acción, cotidianeidad, metáfora y proyecto.

Gallarato, Paola [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Escritos en la Facultad Nº108

Escritos en la Facultad Nº108

ISSN: 1669-2306

Proyecto de Graduación Edición XXX: 15 de julio de 2015 Trabajos Finales de Grado presentados y aprobados [Resúmenes] de todas las carreras de grado de la Facultad y de los ciclos de Licenciatura en Diseño y de Licenciatura en Negocios de Diseño

Año XI, Vol. 108, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 128 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

“El estilo de arquitectura teatral que domina nuestra época es una supervivencia del absolutismo: es el teatro de corte. Su división en orquesta, balcones, logias y galerías reproduce la jerarquía social de la sociedad feudal”. (Piscatore, 2005)
“Puedo tomar un espacio vacío y llamarlo un escenario desnudo. Un hombre camina por este espacio vacío mientras otro le observa, y esto es todo lo que se necesita para realizar un acto teatral.” (Brook,1973. p.9)
La caja teatral – así llamamos el lugar que más tradicionalmente asociamos a escena o escenario – es aquel espacio aparentemente neutral que, hacia el ojo del espectador, se transforma cada vez en un universo distinto, hospedando acciones dramáticas que trazan puentes a una multiplicidad de contextos, lugares, épocas y tiempos. El nombre caja es indicativo de su forma – una caja – e implica un espacio ilusoriamente cerrado, cuyos límites definen el marco en donde la puesta en escena acontece. Decimos ilusoriamente porque en realidad sus límites no son exactamente impenetrables ni menos aún fijos: las patas – o quintas laterales – permiten el acceso de los actores por los costados, el fondo es una tela que cuelga flotando, el techo es en realidad una parrilla tecnológica a veces más alta que dos pisos, el solado es una plataforma ahuecada que puede desplazarse por medio de montacargas y el telón – símbolo y concreción de la efímera cuarta pared – es la tapa frontal que abre y cierra la caja. Estos límites ocultan el backstage, encapsulando la acción teatral como el marco de una ventana, como un encuadre inamovible. La acción, sin embargo, transciende esos límites espacio-temporales desde su concepción hasta su disolución: los ensayos, las puestas de luces, la maquinaria intricada de cables y tensores que como un engranaje mueven, cambian y transforman, los camarines, los espejos, las guías, los reflectores y los técnicos son tan parte de la escena cuanto la coreografía y la escenografía enjauladas en aquella caja contenedora y perfecta.
La cuarta paredes el límite virtual que aísla el escenario del público, manteniéndolos divididos, independientes, como un vidrio que protege la incolumidad de ambas partes, asegurando y definiendo sus roles.

Siempre nos vemos sentados ante este espacio limitado por un marco lleno de pinturas recortadas, en medio de
las cuales se pasean los actores, separados de nosotros por una línea demarcatoria, la embocadura del telón.
(Appia, 1970)

Históricamente, varios estudiosos, escritores y críticos han debatido sobre el significado y las implicaciones de esa división, reconociendo en ella un vicio que fijaba la experiencia teatral en una vivencia pasiva, de un entretenimiento que recuerda aquel ambiente aristocrático-burgués. Sin embargo, las manifestaciones teatrales han tenido varios formatos, así como también el espacio escénico ha tenido diversas configuraciones, desde el teatro griego hasta las expresiones más espontáneas, al aire libre y callejeras, donde la cuarta pared se
quiebra permitiendo un intercambio más directo, mezclando de a poco actores y público, confundiendo sus roles.
La misma palabra escena (o escenario) lleva implícita una noción espacial que quiere clasificar un área o superficie separándola de su entorno por medio de una división virtual que involucra un límite: dicho límite existe tanto que se trate de una caja tridimensional cuanto que se manifieste con una línea – real o imaginaria – que define el perímetro de la porción de espacio en donde toma cuerpo el acto teatral. De alguna manera, entonces, se podría pensar que la escena es aquella porción de espacio que hospeda una manifestación o acción teatral.
Así como es posible abatir los límites protectores de la caja y extender la performance para que abarque la preparación y el backstage, de la misma manera se ha podido llevar la escena a cualquier tipo de contexto, en particular en aquellos espacios de libre fluir, característicos de lo urbano.
La ciudad como conjunto de espacios públicos y privados es aquel tejido de canales y áreas por el cual nos desplazamos, nos encontramos, nos sentamos, nos despedimos, nos nutrimos.
Es un sistema de conductos abiertos que se expanden y se comprimen, acelerando o demorando el movimiento/
flujo de nuestras acciones, proponiendo pausas, empujando corridas, todo a través de un escenario nuevo y cambiante que se reconstruye a cada esquina, a pesar de la ceguera ignara de nuestros ojos desatentos.
Si es la acción el evento determinante, entonces la escena puede volverse porosa y cualquier lugar o espacio puede potencialmente convertirse en ella. En este caso, una acción no convencional – con respecto a un cierto lugar – tiene el poder de transformarlo.
De la misma manera, un lugar o espacio que – por medio de una intervención formal que altere su configuración – se convierte en escena y ofrece la posibilidad de transformar las acciones o hábitos de los que lo recurren, volviéndose el catalizador de una acción poética.
Ahora bien, podríamos decir que la escena es una pecera de posibilidades que transcienden lo real, donde la ficción – por ser tal – tiene licencia de mostrar aspectos de la vida que normalmente quedan escondidos, donde las actividades más comunes pueden transformarse en otras cosas, convertirse en metáforas, ser símbolos y espejos de lo que normalmente queda entre líneas. Marta Zatonyi lo llama desplazamiento simbólico – lugar de desahogo y de exploración libre.
Si llevamos estas reflexiones al hábitat cotidiano, observamos que nuestras acciones – bien alejadas de la escena teatral – están sumergidas en ciertas estandarización, a lo que el Arq.
Jorge Sarquísse referiría con el término dispositivos: los espacios que conforman nuestro entorno están organizados de una manera óptima para que podamos desenvolver todas aquellas actividades que hacen a nuestro vivir, tanto desde un punto de vista funcional cuanto desde un punto de vista social.

Usualmente cuando pensamos en dar una respuesta desde el proyecto […] a los modos del habitar y su expresión física: la vivienda, lo hacemos desde sitios o miradas que están enraizadas en malas prácticas de la sociedad y que merecen una reflexión crítica acerca de sus condiciones de actualidad. Estos "dispositivos de habitar" han cristalizado modos de comprender y manipular diferentes actividades que se desarrollan en una vivienda y sus ámbitos. (Sarquis, 2015)

Desde el proyecto podemos desarrollar estrategias que nos permitan ofrecer variantes creativas a la estandarización de nuestros modos de vivir, abriendo la posibilidad de re-pensar y re-significar nuestras acciones cotidianas. Si transportamos el poder transformador y generador de sensaciones de la acción dramático/poética al hábitat, nuestra cotidianidad podría ser re-formulada y re-inventada, tanto de un punto de vista funcional cuanto de un punto de vista estético. Esto es aplicable tanto en un ámbito privado – la vivienda – cuanto en un contexto
público – la ciudad: si consideramos el ámbito urbano como un espacio libre y de flujo, quizás podemos empezar
la transformación – y la generación de anti-dispositivos – de allí. Usando intencionalmente las dos mayores herramientas escénicas (acción y escenografía) en conjunto con lógicas formales se podrán, entonces, alterar las percepciones y las experiencias cotidianas, generando nuevos modos de habitar.
Melisa Álvarez Terán, en su Comida sobre ruedas, presenta una propuesta altamente innovadora para un restaurante autosustentable en un colectivo doble piso, ampliando el formato pop-up para generar un restaurante itinerante que no necesite ser desmontado y remontado cada vez. La autora elige y explicita claramente los tres ejes que determinan sus pasos proyectuales: ergonomía, sustentabilidad y flexibilidad espacial, ahondando con detenimiento y un sólido respaldo teórico en la descripción y estudio de cada eje, generando así una estructura conceptual clara para el desarrollo de su propuesta.
La propuesta resulta viable y toma en cuenta los varios niveles de especificaciones esperados en un Proyecto de Graduación, los cuales incluyen las instalaciones – abastecimiento y desagüe del agua, electricidad e iluminación, gestión de los residuos, climatización, aislación y temperatura – la elección puntual del equipamiento – que en este caso explora los muebles plegables y multifunción – tanto del comedor cuanto de la cocina, y examina con precisión el estado existente del medio elegido – el colectivo doble piso – para poder explicar exhaustivamente la intervención estructural y espacial de su propuesta. Su escrito es un documento claro y exhaustivo y representa un buen ejemplo de cómo las herramientas adquiridas a lo largo de una carrera, usadas con independencia intelectual y rigor metodológico, pueden generar profesionales capaces de enfrentarse a desafíos nuevos, inexplorados y enriquecer la disciplina, ampliando sus confines.

La premisa principal de este proyecto de graduación no se centra únicamente en la realización final de un proyecto creativo de diseño de un restaurante en un colectivo doble piso, sino que su objetivo se esconde entre las páginas aquí presentes, en la investigación preliminar que se ha realizado, buscando las diferentes opciones y herramientas existentes que posee un diseñador de interiores para trabajar en un proyecto de esta envergadura. Habiendo surgido desde la curiosidad y la exploración de la actividad profesional, se eligió un ámbito reducido que fuese un reto, que permitiese un trabajo fluido pero a la vez complejo y completo, en donde el trabajo del diseñador de interiores fuese mucho más allá de la mera decoración. (Alvarez Terán, 2015)

Maria Verónica Díaz Romero, en su Delimitar el home office, estudia con buena profundidad el ámbito del teletrabajo – que incluye la idea del trabajo a distancia y el concepto de home office – analizando casos existentes de una cierta relevancia y terminando con una propuesta de una serie de modelos de oficinas ajustados a distintos tamaños de vivienda. La autora toma en cuenta variables esenciales al tipo de proyecto desarrollado cuales la iluminación, la ergonomía, la aislación acústica y la necesidad del acondicionamiento adecuado del tendido eléctrico, incluyendo también variables de orden psicológico cuales la dificultad de permanecer muchas horas en el mismo lugar y la separación entre vida privada y actividad laboral. La autora, además, enfoca su intervención a una tipología de espacios particular que no cuenta con ambientes extra que puedan ser destinados a distintas funcionalidades, generando una sección del espacio integrado reservada permanentemente al desarrollo de la actividad laboral. Se considera, sin embargo, que la propuesta presente incongruencias conceptuales, por ejemplo la elección del cliente – un chef – no ofrece el perfil ideal de un teletrabajador: la autora explicita, de hecho, que el usuario necesite utilizar el home-office para tener un lugar en su casa para relajarse durante los fines de semana y leer un buen libro.

Hoy en día tanto empleados independientes como de empresas han descubierto que trabajar desde su casa se
adecua más a su estilo de vida y la mayoría de las grandes compañías a nivel mundial descubrieron que este hecho aumenta la productividad del empleado que trabaja desde su casa (Schloss, 1996, p.1). Esto es gracias a que la tecnología ha avanzado de tal manera que una persona puede estar no necesariamente en el mismo lugar, ciudad o país y aun así seguir comunicado con su trabajo. […] El hecho de que la persona traslade el trabajo a su casa con frecuencia lo hace preocuparse menos por adaptar este ambiente necesario solo para trabajo. Este trabajo de grado estudiará la necesidad de crear este espacio dentro de la casa que se separe de los espacios comunes. Se apuntará a crear un lugar ameno a nivel de diseño que podría influir en el rendimiento laboral de la persona que trabaja desde su casa. El trabajo se basará en los conocimientos de diseño aprendidos y en estudios psicológicos en el área de diseño de interiores acerca de cómo el entorno que rodea al individuo puede influir en el modo en que el mismo vive, trabaja o se relaciona con los demás. Por lo que se propondrá el proyecto de una empresa que preste el servicio de acondicionar oficinas para profesionales que trabajan desde sus casas. (Díaz Romero, 2015)

Laura Victoria Grün, en su Luego de la comida, el juego, desarrolla un proyecto profesional que propone el rediseño de un comedor escolar ubicado en el barrio Saavedra de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – nivel subsuelo. El eje de la intervención consiste en generar un espacio más adecuado a niños de jardín de infantes y primaria, revitalizando el comedor con colores en paredes y solado y reorganizando la distribución del mobiliario con nuevas mesas y sillas. La viabilidad de la propuesta es justificada también por tener un costo contenido, por lo que la autora decide de no intervenir la cocina adyacente que considera ser suficientemente funcional. La autora construye su discurso organizando los núcleos temáticos según un orden lógico y coherente, desarrollando
cada capítulo con atención y eligiendo un marco teórico sólido, adecuado y completo que sustenta su hipótesis. Se destaca el análisis de casos en el capítulo 3, donde la autora asocia a ejemplos existentes los parámetros planteados en el desarrollo teórico-conceptual de los capítulos anteriores; sin embargo, hubiera sido apropiado elaborar una vinculación entre el color y la iluminación, dos temas intrínsecamente conectados y que la autora trata paralelamente y por separados.
En general, todos los núcleos temáticos están bien armados y bien elegidos y generan un cuerpo teórico sólido que sustenta la propuesta. En cuanto a la intervención, se destaca un relevamiento fotográfico detallado, acompañado por un análisis exhaustivo y profundo del estado existente del espacio, donde la autora observa y reflexiona mientras va juntando la información necesaria para tomar decisiones proyectuales. 
La propuesta resulta, por ende, viable y bien explicada: es un buen ejemplo de integración teórico práctica, donde se pretende fusionar factores educativos y psicopedagógicos con el diseño – no estructural – de un espacio destinado a funcionar como comedor escolar. Se considera que cada proyecto necesite un extenso trabajo de campo, acumulando los datos necesarios para que las decisiones tomadas sean justificadas y documentadas con claridad.

A través de una rigurosa observación del espacio, el diseñador de interiores elabora su proyecto en dos partes.
En primer lugar, combina materiales, texturas, colores, formas para generar una estética en el espacio. Y, en
segundo lugar a dicha estética le otorga funcionalidad.
Asimismo, el profesional tiene en cuenta la ergonomía y la antropometría de un espacio para que el mobiliario
dialogue con los comitentes de una manera favorable.
Para ello, el profesional indaga y explora las diferentes variedades de mobiliario existentes en el mercado, para
estudiarlos posteriormente concluir en el empleo del equipamiento adecuado. […] se considera pertinente que
el diseñador de interiores esté al tanto de las tendencias en mobiliario, materiales y demás elementos que tengan
que ver con el entorno escolar ya que la tecnología y los intereses de las personas cambian a medida que transcurre el tiempo. A su vez, se debe tener presente el mundo del niño desde su observación, percepción, emociones, ya que esto contribuirá a una mejora en el diseño de espacios infantiles. (Grün, 2015)

En Catálogo de diseño flexible, Ricardo Aníbal López Taliente se propone el desafío de recopilar una serie de pautas y soluciones creativas para convertir un espacio convencional en uno con un mayor grado de flexibilidad. El autor examina referentes existentes de diseño de mobiliario que ofrecen alternativas originales y ergonómicamente funcionales para transformar el uso y la habitabilidad de espacios de dimensiones reducidas.

El ser humano, al incrementar su conocimiento mediante acciones empíricas, a diario descubre nuevas necesidades.
Adaptar las circunstancias para ir llenando los vacíos que surgen después de estas, es difícil de lograr. Puede ser por falta de medios económicos o simplemente, por no tener el conocimiento necesario para hacerlo. Pero revisando la historia, se pueden encontrar claros ejemplos de pueblos que lograron evolucionar: Japón ya usaba la flexibilidad espacial y disponía de sus beneficios desde hace ya algunos siglos. A medida que las ciudades iban creciendo y conglomerando seres humanos en puntos determinados, estos empezaban a formar una sociedad, donde cada habitante tenía la responsabilidad de obrar para un bien común y dar comienzo a la comunidad. Este torrente de respuestas que eran requeridas a efectos del crecimiento demográfico que se daba continuamente, despertó en el hombre un fuerte sentido de adaptación, para lo cual debía ser flexible.(López Taliente, 2015)

Por última, Martina Boari, en su En otro mundo, explora una tipología espacial, dentro del interiorismo, no convencional: los espacios destinados al ocio y/o entretenimiento en un contexto de vivienda.

Durante el desarrollo del presente PG se revela la importancia de los diseñadores de interiores en el momento de
comenzar a proyectar nuevos espacios. En el momento en el que se desea reutilizar ambientes otorgándoles nuevas funciones, es necesario conocer en profundidad sus características para así, poder llegar a un mejor resultado final del diseño proyectual.[…]El desarrollo de los 5 capítulos permite conocer disciplinas que se relacionan con el diseño, y sobre todo con el diseño de espacios interiores que deberían ser abordadas y conocidas por todos los profesionales del rubro como lo son la antropometría y la antropología. […]Finalmente se creó un espacio de distención, que invite a realizar actividades lúdicas y de entretenimiento el cual se adapta a las necesidades de sus usuarios permitiendo a partir de la sectorización espacial que todas las actividades que allí se realicen puedan realizarse cómodamente en un lugar pensado específicamente para ellas. (Boari, 2015)

Referencias Bibliográficas
Appia, A. (1970) Hacia el concepto del lenguaje escénico. En Hormigon, A. (año) Investigación sobre el espacio
escénico. Zaragoza: edit
Brook, P. (1973) El espacio vacio. Barcelona: Ed.Peninsula.
Breyer, G. (2005) La escena presente. Bs As: Infinito.
Eco, U. (1992) Obra Abierta. Barcelona: Ed. Planeta – De Agostini.
Sarquis, J. (2015) Investigación sobre los modos de habitar. Disponible en http://blogs.unlp.edu.ar/tallerdiezfau/
files/2015/03/2015-N2-N4-Programa-A02-A041a.pdf

(*) Maestranda en Lógica y Técnica de la Forma (UBA). Especialista en Lógica y Técnica de la Forma (UBA). Posgrado en Fotografía de Arquitectura y Espacio Urbano (UP). Diseñadora de Interiores (UP).

Resúmenes de Trabajos
Finales de Grado aprobados
Organizados alfabéticamente por apellido del autor

Melisa Álvarez Terán
Comida sobre ruedas. Diseño de un restaurante pop-up autosustentable en un colectivo doble piso
Diseño de Interiores. Categoría: Creación y Expresión.
Línea Temática: Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes.

En el mundo globalizado actual es cada vez más difícil para los profesionales del diseño confirmar que son necesarios. Los programas de hágalo usted mismo, las revistas especializadas, los tutoriales en Internet, todo le facilita al público general la producción de sus propios objetos, o el diseño y decoración de su propia casa. Es por esto que el diseño de interiores en la actualidad debe afianzar sus lazos con el marketing, con la publicidad, con todas aquellas disciplinas que nacen del mundo capitalista, las que atraen la atención e incitan a la compra, y que son las que el usuario común no ha podido replicar todavía.
En el marco de esta necesidad de constante innovación en la presentación de espacios y experiencias de usuario es que nacen los espacios pop-up, espacios efímeros y temporales en donde el público visitante se puede ver involucrado en innumerables situaciones, desde propuestas artísticas hasta espacios de compra, e incluso restaurantes. Los restaurantes pop-up presentan la ventaja de no demandar pagos de alquiler mensual, salarios o impuestos, y brindan al chef anfitrión la posibilidad de presentarse ante sus clientes de una manera
diferente, que lo haga resaltar de entre la enorme oferta gastronómica actual.
El Proyecto de Graduación presenta la creación de un espacio gastronómico pop-up, emplazado en un colectivo doble piso, que permita no solo la innovación en cuanto al lugar, sino también su itinerancia y autosustentabilidad. Utilizando como pilares los conceptos de sustentabilidad, antropometría y flexibilidad espacial, la investigación previa a la concreción del proyecto se centra en analizar las que se creen herramientas esenciales para la construcción de cualquier espacio, y su posterior adaptación al espacio reducido elegido. El resultado de la implementación de este sistema es la creación de un restaurante que sea cómodo tanto para los clientes como para los empleados, y que pueda contener todos sus elementos característicos en un emplazamiento completamente diferente. 
El diseño final presenta no sólo la ventaja de la innovación en sí del proyecto planteado, sino también la posibilidad de la exploración creativa, de la experimentación con herramientas que no suelen utilizarse en cualquier proyecto.
La disciplina del diseño de interiores enfocada hacia lo comercial se acerca cada vez más a la integración con el usuario, a ayudar tanto al que ofrece un servicio o producto como al que lo compra, alejándose del frío tratamiento de la decoración por mera combinación de colores o generalista análisis psicológico.
Debería ser la finalidad de todo diseñador de interiores la de crear espacios confortables, espacios que puedan ser habitados y transitados a diario y dejen en el usuario una experiencia placentera, un recuerdo positivo de aquel lugar por el que pasaron. Es el objetivo fundamental de este proyecto la creación de este tipo de espacio, que deje una huella en aquel que lo transite, y pueda ser utilizado como ejemplo futuro, para la construcción de otros que se le parezcan.

Martina Boari
En otro mundo. Espacios para el entretenimiento en viviendas familiares
Diseño de Interiores. Categoría: Creación y expresión. Línea Temática: Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes.

El Proyecto de Graduación, inscripto en la categoría Creación y Expresión y en la línea temática Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes, estudia el diseño de espacios destinados al entretenimiento en tipologías de viviendas familiares. Uno de los puntos centrales en los que se basa el PG, es en el estudio de los espacios que eligieron para realizar el proyecto final, estos son el playroom y las salas de home theater. Conocer sus características y necesidades espaciales para desarrollar las actividades en ellos es necesario para conseguir una buena propuesta final de diseño.
Estudiar las funciones de la vivienda y como estas responden dependiendo de la cantidad que ambientes que la casa posea, y la incorporación de nuevos espacios destinados a actividades específicas, como podría ser un espacio de juego, son algunos de los planteos realizados en el desarrollo de este proyecto. 
El ocio es estudiado para lograr entender cuáles son las necesidades que deben satisfacerse en el diseño interior de estos ambientes dependiendo de las edades de los usuarios y del espacio con el que se cuente para desarrollar las actividades. 
Otros aspectos que son contemplados en este trabajo son la materialidad, y la iluminación. La materialidad es primordial en el momento de diseñar. Los acabados de los materiales elegidos para ser utilizados en los revestimientos pueden contribuir en el uso cotidiano de manera favorable o hacer que el espacio no se adapte a las necesidades materiales de las actividades que allí se realizaran. Lo mismo sucede con la iluminación, que puede acentuar detalles estructurales que favorezcan al diseño pautado o ayudar a disimular características espaciales que no aportan a la percepción del ambiente y del diseño realizado.
El color es un recurso muy utilizado en el interiorismo. A través de este, se pueden transmitir diferentes sensaciones dentro de un ambiente, como también, se pueden generar distintos tipos de percepción espacial según como este sea utilizado.
Este es uno de los puntos de estudio que se analizan en este PG. 
Las dimensiones tanto humanas como espaciales y de los objetos son indispensables en al momento de comenzar a proyectar un diseño de interiorismo, razón por la cual la antropometría y la ergonomía son estudiadas, ya que facilitan la tarea de los diseñadores y ayudan a que los espacios sean más funcionales y puedan cumplir con los requisitos espaciales que pueden tener determinados tipos de usuarios.
Los usuarios de la vivienda son el principal motivo de las propuestas de diseño ya que son los destinatarios finales de estas. Satisfacer sus necesidades, conocer sus gustos y modo de vida son tareas en las que los diseñadores de interiores deben centrarse para lograr alcanzar las expectativas que estos tienen respecto a los resultados de diseño que se conseguirán en sus viviendas.
Debido a que el PG se centra en el entretenimiento, otra de las ramas que se estudian es las tendencias de consumo de entretenimiento de los argentinos.
Para finalizar, el último capítulo presenta un análisis del proceso proyectual, el planteo de necesidades para el espacio y se proponen las soluciones más eficientes de acuerdo a el conocimiento en profundidad de los futuros usuarios del espacio.

María Verónica Díaz Romero
Delimitar el home office. Oficinas en espacios no flexibles dentro de la vivienda
Diseño de Interiores. Categoría: Proyecto Profesional. Línea Temática: Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes

El Proyecto de Graduación, inscripto en la categoría Proyecto Profesional y en la línea temática Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes, estudia la necesidad de crear un home office dentro de la casa que se separe de los espacios comunes, para trabajar dentro de la vivienda. La intención es crear un lugar ameno a nivel de diseño que puede influir en el rendimiento laboral de la persona que trabaja desde su casa. El trabajo se basa en los conocimientos de diseño aprendidos y en estudios en el área de diseño de interiores acerca de cómo el entorno que rodea al individuo puede influir en el modo en que el mismo vive, trabaja o se relaciona con los demás.
Por lo que se propone el proyecto de una empresa que preste el servicio de acondicionar oficinas para profesionales que trabajan desde sus casas.
Se revisaron obras de diseño en oficinas colectivas en donde se ayudó a crear un ambiente más productivo. También se toman como referencia trabajos anteriores en el tema. Así como se harán entrevistas a trabajadores cuyo lugar de trabajo es su casa y no disponen de un espacio específico para trabajar. 
Esto se hace para corroborar que sí es necesario crear este lugar sin romper con el lineamiento de diseño que la casa disponga y sin alterar el nivel de confort que requiere una persona estando en su casa. Y por último se revisaron los estudios de psicología que muestren cómo el entorno afecta el rendimiento de la persona.
Se dan a conocer las teorías y definiciones básicas de conceptos que necesitan ser comprendidos por el lector como home office, teletrabajo, ergonomía, entre otros.
Se hace el estudio de cuáles fueron los factores que intervinieron en esta nueva concepción de trabajar desde la casa.
Del mismo modo se estudia la evolución del teletrabajo en el mundo entero y específicamente en Argentina.
Luego de tener un amplio conocimiento del tema, se explica a través de ejemplos estudiados y analizados durante la etapa de investigación, cómo el crear un espacio con un diseño adecuado puede mejorar el rendimiento del profesional.
Por último, se propone la solución a la problemática planteada a través del diseño de modelos no flexibles que se adapten a diferentes tipos de vivienda, partiendo de un tamaño mínimo requerido para permitir el acondicionamiento de dicha oficina sin que interfiera en otro espacio común de la casa. Aquí se llega a la conclusión final del trabajo para corroborar si lo planteado es lo adecuado o no.

Romina Paola Gnarra Torrent
Jardines verticales. El aporte ecológico y de diseño de vanguardia para la oxigenación urbana
Diseño de Interiores. Categoría: Ensayo. Línea Temática: Historia y Tendencias

En este Proyecto de Graduación, inscripto en la categoría Ensayo y en la línea temática Historia y Tendencias, se destaca la importancia de sustentabilidad en la arquitectura actual y se plantea cómo realizar aportes ecológicos a edificios existentes en la ciudad de Buenos Aires, los cuales no son pensados ni proyectados como sustentables, específicamente mediante la aplicación de jardines verticales en sus muros.
Dichos jardines aportan al diseño paisajístico de la ciudad, por lo tanto se estudia el paisajismo en la misma y la cantidad de metros cuadrados de vegetación, junto con conocimientos brindados por la OMS y la OPS donde se entiende que la vegetación es escasa, por lo que la instalación de jardines verticales es una posibilidad para equilibrar el paisaje urbano, además de contar con beneficios para la salud de los habitantes y para el medioambiente.
Se analiza también la contaminación y cómo se genera, cómo afecta al cambio climático entendiendo el concepto de isla de calor urbana y cómo los jardines verticales bien instalados ayudan a regular las temperaturas y a oxigenar el aire haciéndolo más puro, se explica cómo la aplicación de los mismos funcionan como aislante acústico y térmico disminuyendo el consumo de energías para refrigerar y calentar ambientes. 
Por tratarse de diseños elaborados con vegetación se introduce al conocimiento de las especies ideales para su instalación y así el diseñador de interior cuente con las herramientas suficientes para tomar decisiones correctas sabiendo cómo viven, en qué tierra, cuánto riego y exposición solar requieren.
Para la correcta realización de un jardín vertical se da a conocer las tecnologías que complementan su instalación y funcionamiento, se sugieren sistemas de recolección de agua de lluvia para riego, se explica el sistema de riego por goteo como única opción por su eficiencia y por último las estructuras y sistemas de sujeción posibles utilizando la adecuada según el caso y las necesidades.
Finalizando el PG se toman algunos jardines verticales realizados en la ciudad de Buenos Aires como ejemplos y se analizan sus sistemas, funciones, tipo de plantas utilizadas y sistemas de riego, haciendo comparaciones con la teoría y destacando puntos a favor y en contra de dicha aplicación, demostrando que un jardín de este tipo mal instalado puede ir en contra del concepto ecológico que viene planteándose. Se analiza el mantenimiento ya que el mismo termina siendo problemático en jardines de amplias dimensiones porque requiere de mayores
tecnologías y gastos energéticos y económicos.
Se concluye con recomendaciones de utilización de jardines verticales en interiores, en espacios reducidos entre otros, para hacer de éstos un sistema más controlado brindando múltiples beneficios para las personas en contacto cercano y anulando los riesgos que puedan producir los mantenimientos, destacando la importancia de tomar decisiones correctas para que su aplicación no sea contraproducente.

Laura Victoria Grün
Luego de la comida, el juego…Diseño de espacio lúdico en un comedor escolar
Diseño de Interiores. Categoría: Proyecto Profesional. Línea Temática: Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes

El Proyecto de Graduación se enmarca dentro de la categoría Proyecto Profesional y en la línea temática Diseño y producción de objetos, espacios e imágenes. En este caso, el recorte elegido fue el comedor escolar, un espacio que se encuentra dentro del ámbito educativo. La elección del tema dio origen al interrogante: ¿cómo contribuir al aprendizaje infantil mediante el diseño de un espacio lúdico en un comedor escolar?
Para ello, se plantea como objetivo general el desarrollo de una propuesta en un comedor escolar existente, es decir, generar un espacio lúdico que contribuya a la creatividad y aprendizaje en los niños.
En este sentido, se estructuró el trabajo realizando observaciones y consultando fuentes bibliográficas. En primer lugar se describe el rol del diseñador de interiores, su metodología de trabajo y las normas y el funcionamiento del comedor escolar. 
Luego se expone a los niños quienes intervienen en el lugar, a partir de diferentes concepciones teóricas sobre pedagogía y juego. Se desarrolla la importancia del color e iluminación y los efectos que causan en los usuarios.
Se aborda la ergonomía y antropometría para zonificar el comedor escolar en cocina y salón comedor proporcionando una óptima calidad de vida a los usuarios. Por último, se realiza el proyecto de diseño de un comedor escolar en un colegio estatal, que se utilizará dentro del recreo de dicho establecimiento.
El aporte de este Proyecto de Graduación será fomentar la creatividad, imaginación, compañerismo de los alumnos que asisten a la escuela, compartiendo actividades conjuntas dentro del comedor escolar. En otras palabras, el PG plantea optimizar el recreo como un ámbito de aprendizaje, otorgándole de esta manera al diseñador de interiores, su importancia como profesional en el ámbito educativo.

Ricardo Aníbal López Taliente
Catálogo de diseño flexible. Soluciones adaptables a las necesidades humanas
Diseño de Interiores. Categoría: Proyecto Profesional. Línea Temática: Historia y tendencias

El Proyecto de Graduación corresponde a la categoría Proyecto Profesional y a la línea temática Historia y Tendencias. 
Flexibilidad es una palabra que aparece a diario en la vida de un ser humano, sea escrita o expresada oralmente. La flexibilidad espacial está implícita en los quehaceres diarios, basta relacionarla con la palabra adaptabilidad para empezar a comprender su significado. Pero no es tan sencillo encontrarla aunque esté ahí, para ello se necesita un cambio en la forma de pensar, de vivir y de actuar. Se necesita quebrar el pensamiento duro, junto con la manera de ver las cosas, de sentirlas o de experimentarlas. Una vez preparado se puede empezar a experimentar a conciencia la flexibilidad, dando paso a una nueva forma de vivir, la cual se irá desarrollando
a lo largo de este proyecto, tratando de inspirar soluciones que puedan construir espacios interiores.
La historia marca que siempre que el hombre llegó a un punto crítico, estuvo dispuesto a negociar para cambiar. Este cambio tiene que ver con nuevas necesidades que van surgiendo a medida que la evolución social avanza y va marcando la tendencia de vida. Este P.G. hace una introducción en los primeros capítulos, preparando al lector para captar el enfoque desde el comienzo. Las líneas siguientes muestran cómo se desarrolló la flexibilidad en las casas japonesas, algunos antecedentes en occidente que surgieron a partir de las ideas orientales, como las propuestas de Frank Lloyd Wright o Gerrit Rietveld.
También se plantean las condiciones que deben buscarse para armar el proyecto, incluyendo la factibilidad y la adaptabilidad.
La tecnología es un factor complejo y altamente necesario para buscar adaptar un espacio. El avance tecnológico permite resolver problemas con menor dificultad. Ya con todo esto en mente, se está en condiciones de poner la mente de lleno en el diseño. Al lograr la forma buscada a la hora de diseñar, el espacio queda sujeto a la misma, generando consecuencias que deben ser controladas por el diseñador.
Para darle un enfoque un poco más específico, se analizaron algunos ejemplos de oficinas, explicando lo que es la flexibilidad laboral, la relación con el tiempo de trabajo y los espacios que se necesitan en la actualidad para lograr una mejor producción. Luego de la optimización de estos espacios, el PG pone el enfoque en proyectos contemporáneos, analizando diferentes aspectos de la flexibilidad espacial que se deben tener en cuenta a la hora de empezar a bocetar.
Este PG aporta una metodología no convencional, para incorporar la flexibilidad espacial en cada proyecto, impulsando así al lector a pensar de la manera propuesta ampliando la concepción del espacio consecuente con respecto a la necesidad, al uso y a la forma.


Escena, hábitat y ciudad. Un cruce espacio-temporal entre acción, cotidianeidad, metáfora y proyecto. fue publicado de la página 49 a página54 en Escritos en la Facultad Nº108

ver detalle e índice del libro