Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº111 >
  4. Los límites del apropiacionismo. Richard Prince y las redes sociales

Los límites del apropiacionismo. Richard Prince y las redes sociales

Conti, Paula Mariel; Contogiorgakis, Melina

(Publicidad I. Docente: Carlos Andreatta)- Primer premio

Escritos en la Facultad Nº111

Escritos en la Facultad Nº111

ISSN: 1669-2306

Marea Digital Ensayos de estudiantes DC sobre negocios, comunicación y tendencias en el mundo digital

Año XI, Vol. 111, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 109 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Richard Prince es un controversial artista estadounidense conocido por su obra apropiacionista, quien ha causado gran conmoción en las redes sociales desde la explosión de su último trabajo Nuevos Retratos, en el cual ha utilizado capturas de pantallas de fotografías de Instagram de diversos usuarios, las ha colgado en una galería de arte, y sin el consentimiento de sus autores originales las ha logrado vender por 90 mil dólares.
El apropiacionismo es un movimiento artístico que surgió en el siglo XX que consiste en el uso de partes de obras o estilos preexistentes ajenos para la composición de obras nuevas y dándoles nuevos contexto, resignificarlas.
En este caso, lo que se pone en discusión es si esta obra realmente se trata de una innovadora forma de
apropiacionismo o es un plagio descarado y una infracción de los derechos de autor.

Palabras clave: apropiacionismo – Instagram – redes sociales – medios – derechos de autor.

Introducción
Este trabajo pretende analizar el trabajo del artista Richard Prince y la gran controversia que ha generado su último trabajo titulado Nuevos Retratos en los medios de comunicación y en las redes sociales.
A partir de esto se expondrá las características del movimiento apropiacionista y sus mayores exponentes, ya que es el movimiento dentro del cual se encuadra el trabajo de Prince. Con esto se busca determinar los límites entre el arte apropiacionismo y el plagio.

Richard Prince
Es un artista norteamericano nacido en Paraná en el año 1949. Su obra fue objeto de debate por su controversia en el mundo del arte debido a su cuestionable uso del copyright, al apropiarse del trabajo de otros artistas para crear nuevas obras.
Su último trabajo publicado en 2015 ha captado mucha atención en los medios y en las redes sociales. Esta obra
titulada New Portraits (Nuevos Retratos) consiste en una serie de 38 gigantografías de capturas de pantallas de fotos de diferentes usuarios de Instagram que han sido tomadas sin su consentimiento, tanto de artistas reconocidos, usuarios particulares, marcas de ropa y páginas web expuestas en la reconocida galería de arte Gagosian en las afueras de Nueva York, y fueron vendidas por no menos de 90.000 USD.
Este acontecimiento tuvo variadas opiniones encontradas: por un lado los que consideran esto como arte y por el otro los que se ven como una grave falta de respeto y una violación a los derechos de autor.
Algunas de las personas quienes se vieron involucradas en esto respondieron:
Sean Fader es un fotógrafo que subió una fotografía a Instagram y luego descubrió que Prince la exponía en la
galería de arte, él desconcertado no sabía cómo actuar al respecto, comento en una entrevista a la BBC que “Lo primero que hice fue preguntarme lo que podía hacer”. “La mitad de mis amigos me decían que tenía que denunciarlo y la otra mitad se emocionaban porque ahora era famoso".
En este caso la trasformación del artista consistió en agregar el comentario "La lucha por la tierra no terminará hasta que uno de los dos no esté".
Fader decidió no demandar y utilizo la repercusión para difundir su propia obra.
Selena Mooney, la cofundadora del sitio Suicide Girlsque es una comunidad de modelos alternativas, al verse afectada por la apropiación de cincos imágenes respondió de una manera inesperada ya que decidió vender por solo 90USD las mismas imagen impresas que Prince vendía por 90.000USD.
Además expresó a los medios que “beneficiarse por lo que la gente común comparte en las redes sociales es ir muy lejos, ¿tenemos permiso del señor Prince para vender estas imágenes? Tenemos el mismo permiso que él tuvo de nosotras al robar nuestras imágenes. Todo el dinero recaudado será destinado a la organización EFF.ORG que lucha por los derechos de autor de los fotógrafos”.
El fotógrafo reconocido Donald Graham quien publicó su obra en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York también fue afectado por la obra de Prince, él respondió de una manera negativa contactándose a través de su abogado con la galería y con el artista solicitándole que diera de baja su fotografía ya que no tenía autorización para exigirla.

Apropiacionismo
Es un movimiento que promueve el uso de partes de obras o estilos preexistentes ajenos para la composición
de obras nuevas. Estos artistas buscan eliminar el sentido primigenio de la obra y, recontextualizándolo, otorgarle uno completamente nuevo. Sin embargo el apropiacionismo no se considera plagio ya que ofrece una nueva perspectiva creativa y una proyección diferente.
Este movimiento se origina a comienzos del siglo XX con el nacimiento de las vanguardias. El cubismo, el dadaísmo, el surrealismo y más tarde el arte pop utilizan esta técnica como medio para provocar a la sociedad y al arte.
Algunos ejemplos: en estas obras se puede ver cuatro diferentes técnicas utilizadas por el apropiacionismo de cuatro artistas y movimientos diferentes.
L.H.O.O.Q. de Marcel Duchamp, perteneciente al dadaísmo.
Inventa el readymade, objetos que han sido producidos en serie con un fin utilitario y ajeno al arte, en este caso una postal. Se transforma en obra cuando el artista así lo decide y lo muestra en un contexto artístico.
Las meninas de Picasso, perteneciente al cubismo. Es una reinterpretación de la obra de Velazquez, mantiene algunas características del original pero se adecua a las formas del movimiento.
Campbell's Soup Cans de Andy Warhol, perteneciente al arte pop. Plantea que como el arte se ha convertido en un mero producto más y su valor reside únicamente en el precio, cualquier objeto popular y que venda puede plantearse como arte. FurBreakfast de Méret Oppenheim, perteneciente al surrealismo. Utiliza el concepto de readymade, pero en este caso se interviene el objeto combinándolo con otro dando un resultado inverosímil.
David LaChapelle utiliza este concepto y reconstruye obras preexistentes, agregándoles características propias de su estilo y visión. Con esto busca crear hipertextos que logren que el espectador se cuestione diferentes conceptos y valores. A su vez, busca resignificar las obras y adecuarlas al contexto actual, pensando en cómo se relacionan dichas imágenes con los ideales, costumbres y creencias de la sociedad posmoderna.
Dinos y Jake Chapman son hermanos y artistas conceptuales ingleses; conocidos por su seudónimo Chapman Brothers y por pertencer, al igual que Demian, al movimiento jóvenes artistas ingleses. Su obra se basa fundamentalmente en acciones de apropiacionismo como, por ejemplo, comprar una edición de Los desastres de la guerra de Goya e intervenirla pintando narices de payaso a las figuras.
La muerte, el sexo, el nazismo o la infancia son algunos de los temas favoritos de los Chapman, siempre tomados desde un punto de vista grotesco que desafía todas las convenciones morales y lo políticamente correcto.

Derechos de autor
El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas que afirman los derechos que la ley concede a los autores por el hecho de la creación de una obra ya sea literaria, artística, musical o científica. El mismo rige según la ley vigente del país donde se utilice la obra, es decir, si una fotografía tomada por un autor argentino es utilizada en Francia estará protegida hasta 70 años después de la muerte del artista.
Estas normas de dividen en tres grupos:
Derechos patrimoniales: son los derechos económicos que tiene el artista, deben recompensar económicamente al autor por todas las publicaciones de la obra sin importar el medio.
Derechos morales: siempre debe figurar el nombre del artista de la fotografía.
Derechos de integridad: sólo el autor pude realizar modificaciones en la obra.
En Estados Unidos la obra está protegida desde el momento en que es creada, es decir, fijada en una forma tangible de expresión y se le concede un término de protección que dura la vida del autor más 70 años después de su muerte.
Además el registro de la obra es una formalidad legal y no es un requisito para la protección del derecho de autor, aun así provee ventajas en el caso de tener que realizar una denuncia por plagio o infracciones de esta ley.
En Argentina, la ley 11.723 especifica cómo se aplican los derechos de autor. La misma no hace ninguna diferencia entre una fotografía artística y una fotografía mera que carece de creatividad, de este modo es muy difícil establecer una valoración de la obra. El plazo de protección dentro del área de la fotografía es de 20 años desde la fecha de su primera publicación y es estrictamente obligatorio el registro de la imagen.

Instagram
Instagram es una red social que permite compartir fotografías y videos pudiéndoles aplicar efectos como filtros y marcos y también modificar variables como el brillo y el contraste.
La aplicación fue creada por Kevin Systrom y Mike Krieger y se lanzó en 2010, la misma se volvió una de las redes más populares y cuenta con 100 millones de usuarios.
Instagram no permite que un usuario guarde la imagen que subió otro usuario, la única manera de poder obtener una fotografía ajena es haciendo una captura de pantalla que fue lo que hizo el artista Richard Prince. Además Instagram brinda un formulario para denunciar una vulneración a los derechos de autor.

Comentarios
El artista Prince luego de toda la controversia en los medios, dado a que en varias páginas web y redes sociales se divulgó todo lo sucedido contestó en su cuenta personal de Twitter “¿estoy preocupado por idiotas y estúpidos? En absoluto.
Leyendo la única copia de la auto-biografía de Ted Kaczynski.
Solo una copia. Ahora eso si es una locura.”
Además agregó en un entrevista sobre la fotografía de Donald Graham utilizada en su exposición: “no me interesa hablar acerca de la cultura de los rastafari, simplemente capto mi atención su apariencia y su vibra de libertad. Capaz que estoy equivocado acerca de la libertad pero no me interesa una mierda estar equivocado”.
The New Yorcker opina que es arte aunque de una manera trillada ya que muestra un objeto icónico como lo hacía Andy Warhol y que parece insultar las convenciones de lo artístico.
La interpretación de Prince de una chica tatuada sacando la lengua no puede competir con un autorretrato de Rembrandt.

Conclusión
El apropiacionismo ha formado parte del mundo del arte desde el siglo XX, desde sus comienzos ha causado grandes controversias y ha generado gran rechazo por parte de los más conservadores. Pero en la actualidad el apropiacionismo ya es un movimiento completamente establecido y reconocido, por lo que no es habitual que siga generando polémica y capte tanta atención en los medios.
En este caso, lo que se pone en discusión es si esta obra realmente se trata de una innovadora forma de apropiacionismo o es un plagio descarado. Por definición el apropiacionismo es arte transformativo, es necesario que haya una intervención para ser considerado como tal, por lo que se considera a la obra de Prince como válida, ya que ha descontextualizado las fotografías y modificado el texto que aparece en ellas.
Lo que ha provocado más polémica acerca de la obra de Prince no es únicamente el hecho de que él haya expuesto el trabajo de otros artistas sin su consentimiento, sino que haya logrado vender estas imágenes por miles de dólares y se niegue a pagar ningún tipo de retribución a los modelos y fotógrafos a quienes estas obras pertenecen originalmente. Además de la manera despectiva en la que ha respondido a los reclamos y ha opinado acerca del trabajo de los artistas en cuestión.
Claramente, la intención de Prince es provocar a las masas y obtener fama a través de la controversia, tal cual como hacían Andy Warhol o Duchamp en su época. Con la diferencia de que esto ya se ha hecho repetidas veces y en la actualidad es algo trillado.
Por otro lado, este suceso hace reflexionar, como diseñadores, acerca de la naturalidad con la cual se comparten los trabajos en las redes sociales y la propensión a que la obra sea utilizada sin el consentimiento del autor.


Los límites del apropiacionismo. Richard Prince y las redes sociales fue publicado de la página 16 a página18 en Escritos en la Facultad Nº111

ver detalle e índice del libro