1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII >
  4. Evaluando lectoescritura. El beneficio de incorporar la lectura y la escritura como criterio de evaluación

Evaluando lectoescritura. El beneficio de incorporar la lectura y la escritura como criterio de evaluación

Sarcinella, Ariana Vanesa [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ISSN: 1668-1673

XXIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVII, Vol. 27, Febrero 2016, Buenos Aires, Argentina | 192 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Actualmente en el nivel superior se perciben graves dificultades de los estudiantes para construir su Proyecto de Graduación.

La producción de una escritura académica, que implica un desarrollo cognitivo complejo, pareciera no predominar en el ámbito académico, generando resultados desfavorables en la instancia final de evaluación. Por tal motivo, resulta preponderante indagar respecto a estos obstáculos para promover un accionar docente que estimule un cambio ante esta realidad y así optimizar los resultados en busca de un aprendizaje significativo.

Palabras clave: aprendizaje - evaluación - escritura - lectura - desarrollo cognitivo.

Si el docente logra centrar más su atención en tratar de comprender qué y cómo están aprendiendo sus alumnos, en lugar de concentrarse en lo que él les enseña, se abre la posibilidad de que la evaluación deje de ser un modo de constatar el grado en que los estudiantes han captado la enseñanza, para pasar a ser una herramienta que permita comprender y aportar a un proceso. (Celman, 1998).

A través de un extenso y continuo proceso evolutivo el ámbito educativo intenta adaptar su estructura al actual escenario áulico, implementando un modelo constructivista como medio para que el alumno pueda desarrollar un aprendizaje significativo. Las metodologías utilizadas para lograrlo varían de acuerdo a las estrategias de enseñanza que cada docente aplique. De esta manera, en el nivel superior, los alumnos transitan por diversas etapas evaluativas en las cuales se intenta verificar que los conocimientos adquiridos cumplen con los estándares de excelencia que promueve cada institución.

A partir de la planificación los docentes abocan sus esfuerzos para promover el desarrollo de los conocimientos fundamentales de su respectiva asignatura, diseñando estrategias de enseñanzas que despierten el interés y motiven a los alumnos, planteando conflictos sociocognitivos que les permitan cambiar sus esquemas mentales y lograr un aprendizaje significativo.

Sin embargo, en el último período de la carrera, donde los alumnos se dedican a la construcción de sus proyectos de graduación, éstos muestran severas dificultades para plasmar sus ideas y conocimientos, presentan confusiones conceptuales propias de su carrera y problemas para construir textos coherentes, cohesivos y consistentes que demuestren una comprensión de la temática presentada, requerimientos indispensables para trabajos de esta envergadura. Lo cierto es que, al realizar las devoluciones a este respecto, los estudiantes alegan no haber desarrollado dicha habilidad de escritura a lo largo de la carrera y que no se sienten capacitados para realizar su proyecto, cuestionando el porqué de evaluar algo que no trabajaron en el transcurso de ninguna asignatura.

Por consiguiente, se plantea la siguiente problemática: ¿por qué los alumnos en el nivel superior presentan graves dificultades de escritura al momento de desarrollar su Proyecto de Graduación? Si bien no existe una única respuesta, se realizan a continuación algunas consideraciones a este respecto.

En primera instancia, se advierte que la práctica de la lectura y de la escritura parecerían quedar relegadas en el momento en que los docentes plantean los objetivos de cada materia, suponiendo que esos conocimientos o habilidades deberían ser adquiridos en los niveles educativos anteriores. Por tanto, en cada asignatura del nivel superior se evalúa el conocimiento que los alumnos poseen respecto a los contenidos más relevantes de cada programa, sin brindar relevancia a la expresión escrita que los alumnos desarrollan en ese proceso.