1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII >
  4. El valor de la imagen en la investigación social

El valor de la imagen en la investigación social

Faccia, Analía [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ISSN: 1668-1673

XXIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVII, Vol. 27, Febrero 2016, Buenos Aires, Argentina | 192 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Bajo los supuestos teóricos y metodológicos de la Sociología Visual, a través del presente escrito se propone una reflexión sobre el trabajo con imágenes en el marco de las clases de Metodología de la Investigación Social desarrolladas en distintas universidades e institutos de formación terciaria. Fundamentalmente, se pretende destacar la relevancia que poseen los recursos visuales para la identificación, descripción y comprensión de los procesos sociales, como en soportes icónicos que habilitan el análisis y conocimiento de la realidad social.

Palabras clave: imagen – metodología - investigación social - fotografía.

Durante las clases en las que se imparten conocimientos metodológicos para el conocimiento científico de un ámbito específico de la realidad, en líneas generales, los alumnos plantean un problema de estudio, lo cual implica generar una idea y estructurarla, diseñar los objetivos de la investigación, fundamentar la propuesta y contextualizarla. A su vez, definen la metodología a través de la cual se proponen recolectar la información y construyen un adecuado marco teórico. Luego, en los casos en que se propongan ir más allá de objetivos meramente exploratorios y/o descriptivos, y se orienten a la explicación de algún fenómeno particular de la realidad, elaboran una o varias hipótesis que guían el trabajo. A continuación, continúan con el procesamiento de los datos y su análisis y, por último, realizan una síntesis que se expone mediante la elaboración de un informe final y un póster capaz de integrar de modo significativo los hallazgos de la investigación.

En este contexto, en las aulas se reflexiona sobre los principales paradigmas teórico metodológicos en Ciencias Sociales -como lo son el Paradigma Funcionalista, el Paradigma del Conflicto y el Paradigma Interpretativista- y sobre los principales instrumentos de recolección de datos que de estos paradigmas se desprenden, y que se traducen en herramientas de tipo cuantitativas como, por ejemplo, la encuesta y la observación simple; o en estrategias cualitativas como la entrevista y la observación participante, entre otras.

Pero más allá de las ventajas que emanan de la implementación de cada una de las herramientas de recolección de datos en el marco de la investigación social, en este trabajo se desea enfatizar el aporte particular generado a partir del uso y análisis cualitativo de los recursos visuales para el conocimiento científico de la realidad social y, en particular, para la identificación de los valores e ideas principales que modelan las prácticas y se materializan en los productos realizados por los grupos sociales en un determinado lugar y momento histórico.

En este sentido, este escrito propone un distanciamiento de la tradición positivista en la que la imagen es considerada un elemento secundario de la palabra escrita y se orienta únicamente a ejemplificar una idea. Por el contrario, se considera que los alumnos deben lograr establecer una relación dinámica con las imágenes para comprender las formas en que una sociedad se percibe a sí misma mediante el conocimiento de los imaginarios sociales plasmados en las representaciones visuales que cada sociedad produce.

Por lo tanto, en lugar de concebir la imagen como elemento subsidiario de un conocimiento que se supone más valioso y que se encuentra fuera de ella, en los procesos de enseñanza y aprendizaje es importante promover el uso de las representaciones visuales en tanto permiten transmitir, fijar y visualizar saberes; residiendo el valor pedagógico de la imagen en su capacidad para enseñar y transmitir ideas, fijar una memoria y estructurar una referencia común (Ranciere, 2010).

Sin embargo, la simple incorporación de las imágenes en las aulas no implica necesariamente que los alumnos logren desarrollar procesos significativos de construcción del saber. Para ello, es necesario comprender cómo funcionan las imágenes en un cierto discurso visual en tanto prácticas sociales. En otras palabras, es necesario ubicar las imágenes en ciertos regímenes visuales que definen lo visible y lo no visible, los modos de mirar y de ser visto. Porque la manera en que vemos y nos representamos el mundo cambia con el tiempo y las particularidades de cada sociedad, y los sujetos se ven influenciados por los diversos discursos sociales sobre qué y cómo algo debe ser visto. Por ello, la forma en que valoramos y producimos las imágenes da cuenta de un cierto régimen de visibilidad que nos convierte en sujetos visuales (Mirzoeff, 2003).

Entonces, y fundamentalmente respecto al uso de la fotografía como recurso didáctico, en lugar de pensar que ésta constituye un testimonio veraz de los hechos, es necesario comprender que la realidad capturada a través de dicho soporte no es ni objetiva ni transparente (Berger, 1995). Es decir, toda imagen documental que nace como prueba sobre el mundo, constituye un discurso sobre ese mundo (Quintana, 2003). En este sentido, la decisión de utilizar imágenes en el contexto del aula no se orienta solamente a incorporar un recurso más destinado a captar la atención de los alumnos sino, fundamentalmente, se propone analizar las formas de visualidades instaladas y, desde allí, comprender las diversas representaciones sociales de la realidad que cada sociedad construye.

A partir de este marco conceptual, en el contexto de las aulas, se sugiere un trabajo de investigación orientado al relevamiento de fuentes primarias (revistas, diarios, catálogos, fotografías, etc.) y a su análisis, en articulación con los problemas específicos abordados durante el desarrollo de la asignatura y los marcos teóricos adoptados.

Sin embargo, puede ocurrir que en muchas ocasiones esta actividad apenas logre expresar el carácter explicativo intrínseco de las imágenes, si es que éstas terminan ocupando un lugar subsidiario de la palabra escrita al servir únicamente como apoyo de los saberes teóricos que se discuten previamente a través de los textos.

Frente a ello, además de producir un informe final o texto, se propone que los alumnos elaboren un póster capaz de sintetizar los resultados del análisis. De este modo, las imágenes pueden dejar de ser meros elementos secundarios para constituirse, mediante la construcción de un sentido claramente definido a través de una determinada disposición de las imágenes en el póster, en un discurso argumentativo sobre las formas en que es percibida y relatada la realidad. De este modo, el trabajo con recursos visuales puede permitirle a los alumnos el desarrollo de diferentes análisis comparativos que deriven en la identificación y construcción de diversas categorías analíticas para comprender cómo son construidas y percibidas socialmente ciertas problemáticas, observando el modo en que se integran en el imaginario social de una época.

Al respecto, una mención especial merece el trabajo con fotografías familiares, dado que puede habilitar la reflexión acerca de aquellas ocasiones y elementos que, según el tipo de sociedad, se consideran dignos de ser fotografiados.

En este caso, además de visualizar las ideas y saberes más relevantes de una sociedad determinada, las reflexiones suscitadas por las fotografías familiares permite a los alumnos desnaturalizar la propia vida cotidiana, dado que éstos pueden desarrollar procesos de autoconocimiento al conocer la evolución de la constitución histórico social de la propia identidad, tornándose por ello en una actividad sumamente significativa.

Por último, mediante una propuesta pedagógica basada en el uso analítico de imágenes, se puede transitar un camino para la construcción del conocimiento alejado del camino tradicional que -recordemos- parte de la legitimación de un saber previamente construido que debe luego corroborarse en el hallazgo de casos concretos que lo ejemplifiquen. Por el contrario, en el contexto del aula, el conocimiento se construye cotidianamente entre docentes y alumnos, e interactúa con las experiencias de vida que éstos atraviesan. En este sentido, el trabajo grupal y con imágenes permite visibilizar ciertos saberes no declarados en los textos y, entonces, no legitimados; permitiendo la elaboración de múltiples explicaciones de la realidad y estimulando el desarrollo constante de asociaciones variadas y significativas entre diversas categorías de análisis, lo cual enriquece no solo la práctica docente sino también los procesos de aprendizaje.

Referencias bibliográficas Berger, J. (1995) Another way of telling. New York: Vintage Books.

Dussel, I. (2010) “La imagen en la formación docente: ¿Por qué y para qué trabajar con imágenes?”. En Aportes de la imagen en la formación docente. Abordajes conceptuales y pedagógicos. Buenos Aires: Instituto nacional de formación docente. Ministerio de Educación de la Nación Argentina.

Quintana, A (2003) Fábulas de lo visible. El cine como creador de realidades. Barcelona: Acantilado.

Mirzoeff, N. (2003) Una introducción a la cultura visual. Barcelona: Paidós.

Ranciere, J. (2010) El espectador emancipado. Buenos Aires: Manantial

Abstract: Under the theoretical and methodological assumptions of the Visual Sociology, it is proposed through this written a reflection on the work with images under Methodology of Social Research classes developed at universities and institutes of tertiary education. Fundamentally, it is intended to highlight the significance possess visual resources for the identification, description and understanding of social processes, as iconic media enable analysis and knowledge of social reality.

Keywords: image - methodology - social research – photography.

Resumo: Baixo os supostos teóricos e metodológicos da Sociologia Visual, através do presente escrito propõe-se uma reflexão sobre o trabalho com imagens no marco das classes de Metodologia da Pesquisa Social desenvolvidas em diferentes universidades e institutos de formação terciária. Fundamentalmente, pretende-se destacar a relevância que possuem os recursos visuais para a identificação, descrição e entendimento dos processos sociais, em tanto suportes icónicos que habilitam a análise e conhecimento da realidade social.

Palavras chave: imagem – metodologia - pesquisa social - fotografia.

(*) Analía Faccia. Licenciada en Sociología (Universidad de Buenos Aires, 2004). Profesora de Enseñanza Media, Terciaria y Universitaria de Ciencias Sociales (Universidad de Buenos Aires, 2006). Profesora de la Universidad de Palermo en el Área de Investigación y Producción en la Facultad de Diseño y Comunicación.


El valor de la imagen en la investigación social fue publicado de la página 125 a página127 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ver detalle e índice del libro