1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X >
  4. Creatividad. Impredecible, imprevisible e indecible es decir, inefable

Creatividad. Impredecible, imprevisible e indecible es decir, inefable

Sapoznik, Marcelo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X

ISSN: 1668-1673

XVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2008.

Año IX, Vol. 10, Agosto 2008, Buenos Aires, Argentina. | 212 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Durante muchos años se creyó que el pensamiento creativo estaba reservado exclusivamente a algunas personas selectas. Pero en los años más recientes, esta idea ha sido desbancada gracias al descubrimiento de que todos compartimos la misma estructura mental. Con la excepción del 10 al 15% correspondiente a aquellas personas con daño o disfunción cerebral, el resto de la población contamos con la misma habilidad de involucrarnos en la experiencia creativa. De niños nos encontramos en un mundo ilimitado para crear pero a medida que el tiempo pasa y vamos llegando a la madurez perdemos nuestro potencial creativo hasta contar con solo el 2% del potencial creativo que teníamos cuando éramos niños. Por lo tanto esa habilidad debe ser reactivada y entrenada con estimulación y práctica.

La creatividad no es un rasgo humano como lo son el color de los ojos, ser diestro o zurdo, alto o bajo. La creatividad no es un cualidad inherentemente mayor o menor en las personas. Por tanto, es un error considerar el talento creador como un don exclusivo y reservado para científicos y artistas. Es, simplemente, un ingrediente básico del pensamiento que todos tenemos y podemos aprender a buscar. La capacidad creativa es una actitud, un estado permanente de expectación que se descubre a sí misma. 

Definir lo indefinible 

La paradoja es definir lo que por su propia esencia es difícil de definir ya que para algunos la creatividad es impredecible, imprevisible e indecible es decir, inefable, lo que provoca una gran cantidad de definiciones válidas sobre el tema. Sabemos que toda definición tiene ventajas e inconvenientes. La ventaja es tener un código común para entender de qué hablamos. El inconveniente es que toda definición, rigidiza y estereotipa, cristaliza un significado.

A manera personal una definición por lo menos atractiva de la creatividad es que es un proceso de pensamiento asociado a la imaginación, a la perspicacia, a la invención a la innovación, al ingenio, a la intuición y a la inspiración que lleva a la generación de ideas

Abajo la inteligencia 

Examinemos a continuación algunos mitos muy difundidos y las respuestas que la realidad contrapone a éstos acerca de la creatividad. 

Mito 1: Las personas creativas son siempre las de una inteligencia muy superior. 

Realidad: Las personas más creativas no son siempre las de más alta inteligencia. Si bien resulta indispensable contar con cierto nivel de inteligencia para ser creativo, los hechos muestran que buen número de personas de inteligencia normal promedio hacen gala de ideas ingeniosas y creativas. Aunque parezca curioso, también hay personas inteligentes y muy poco creativas. 

Mito 2: La creatividad es hereditaria y no puede aprenderse. 

Realidad: Esto no es enteramente cierto. Desde hace dé- cadas circulan en Europa y E.U.A. una serie de métodos y técnicas –basados en conocidas investigaciones psicológicas- que ofrecen desarrollar la creatividad y la producción de ideas. Esto nos lleva a concluir que la creatividad puede aprenderse, ser cultivada y, dadas ciertas condiciones, podemos ser capacitados para su dominio. Mito 3: Los inventores y creativos son siempre personas excéntricas y de trato difícil. Realidad: No existe un tipo único de carácter para las personas creativas, por lo tanto, toda generalización a este respecto resulta excesiva. Algunos creativos son personas apacibles, reservadas e introvertidas; otros son expansivos, temperamentales y muy sociables. Una de sus características distintivas sí parece ser una forma singular de captar y procesar la realidad, una forma particular de interpretarla. 

Mito 4: Los ejercicios que estimulan la creatividad son complicados y requieren un nivel especial de instrucción. Realidad: Casi cualquier persona de inteligencia normal promedio puede apropiarse, convenientemente orientada, de las técnicas que estimulan la creatividad. Estos ejercicios tienen dificultad variable y son de varios tipos. Por si fuera poco, no todos son de naturaleza teórica o intelectual. Hay ejercicios que implican hábitos de actividad física y de alimentación inclusive. Igualmente, hay música que aguijonea nuestro caudal de ideas. 

Mito 5: Sólo pueden desarrollar su creatividad los muy jóvenes. 

Realidad: Al contrario de lo generalmente aceptado, la creatividad puede desarrollarse- casi a cualquier edad si la persona se encuentra razonablemente saludable. En cualquier caso, el dominio de la creatividad es fruto de un conjunto de hábitos que preserven la salud mental y física.

Se puede aprender a ser creativo 

Según Kenichi Ohmae, el conocido consultor y estratega japonés, la creatividad no se puede enseñar, aunque se puede aprender. Eso significa que el mismo individuo que está buscando la creatividad (o la idea creativa) es quien debe bucear en su propia mente y trabajar en sí mismo para desarrollar sus propias habilidades de pensamiento y personalidad.

Platón dijo que las ideas se “ven” con la mirada interior. Es decir, las ideas no se generan de la nada, sino que nacen de referentes que ya poseemos en el mundo que nos rodea. La creatividad, por tanto, no está en la naturaleza de las cosas, sino en nuestra actitud personal hacia ellas. Para aprender a ser creativos tenemos que querer, creer y actuar... y este largo viaje comienza con un primer paso ¿Qué piensas hacer hoy mismo, que sea diferente y creativo?


Creatividad. Impredecible, imprevisible e indecible es decir, inefable fue publicado de la página 121 a página122 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X

ver detalle e índice del libro