Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78 >
  4. Surrealismo en la postmodernidad. Estética surrealista en los films de Xavier Dolan (Primer premio)

Surrealismo en la postmodernidad. Estética surrealista en los films de Xavier Dolan (Primer premio)

Oliveros Rondon, Luis Alfredo

Asignatura: Taller de Reflexión Artística I

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XX Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2016 Ensayos Contemporáneos. Edición XVIII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2016

Año XIII, Vol. 78, Julio 2017, Buenos Aires, Argentina | 262 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El director, productor, guionista y actor de cine Xavier Dolan es L’enfant terrible de Cannes. Con solo 19 años realizó su primer largometraje el cual fue exhibido y aclamado por la crítica en el importante festival francés, actualmente con 27 años cuenta con siete films en su repertorio. Su estilo se destaca por una fotografía hermosa, un arte muy cuidado, historias cautivantes y acciones poderosas; entre uno de los recursos que emplea se encuentra la representación visual de la emocionalidad de los personajes. Son situaciones que saltan claramente de la realidad pero que cuentan con metáforas sobre las emociones que acogen a sus personajes en los picos dramáticos del relato. Esta distinción de la realidad lleva a la comparación de estos momentos del film con el movimiento de vanguardia llamado surrealismo, es allí donde se encuentra el objetivo del ensayo, comparar las características de dicho movimiento con estos momentos del film para así comprobar si dichas escenas caben dentro lo que se considera surrealista.

Introducción 

Xavier Dolan, un director amado por unos y criticado por otros, posee un estilo que lo diferencia de muchos de sus contemporáneos. En Dolan se destaca el cuidado en cuanto a todo lo que el arte de un film abarca (vestuario, maquillaje y escenografías), por esto logra una estética que salta a la vista y llama la atención del espectador. Sin embargo, el ensayo no se centra en este aspecto de sus films sino en una posible vinculación de sus obras con un movimiento vanguardista del siglo XX, el surrealismo. Esta relación puede establecerse inicialmente entre las obras e ideologías propias de la vanguardia con un conjunto de escenas en las que Dolan parece remitir a ese movimiento.

Dicho esto, se plantea lo siguiente: ¿tales escenas contienen elementos surrealistas? Y de tenerlos, ¿podrían pertenecer a la vanguardia?

Sobre el director y su obra  Xavier Dolan-Trados es un actor, director, guionista y productor oriundo de Montreal, Canadá. Nace el 20 de marzo de 1989 y con solo 6 años comienza su carrera como actor en un conjunto de publicidades. Posteriormente continuó interpretando distintos papeles para al menos dos cortometrajes premiados internacionalmente. Pero no es sino hasta sus 19 años que decide aventurarse a dirigir un largometraje sobre un guión que desarrolla desde los 16 años. Un año después, en el 2009 se estrena en el Festival de Cannes su película titulada J’ai tué ma mère (I killed my mother). Con esta cinta se llevó tres premios en dicho festival y se colocó ante la mirada internacional de los críticos de cine. A partir de allí despegó su carrera y actualmente cuenta con siete largometrajes de los cuales dos serán estrenados en el 2017.  En al menos tres de estas cinco películas se destaca el trabajo realizado por el departamento de arte, siendo este el principal punto de apoyo a la hora de definir la estética de cada uno de sus films. En el largometraje Laurence Anyways (2012), la historia se ve ambientada en los años 90 a lo cual se le suma el vestuario por momentos único que marcan, en conjunto con la paleta de colores pasteles, un look definido. Esta misma fórmula se repite en Les Amours Imaginaires (2010), donde se centra en el vestuario para definir el estilo visual. 

Estos dos films serán objeto de comparación para el ensayo, ya que en ambos se observan escenas en las que se representa visualmente la emocionalidad de los personajes. Siendo esto imposible en el mundo real, estas propuestas son llevadas a un ámbito fantasioso y onírico, si se quiere. Con elementos que se desprenden claramente de la diégesis de la historia, las circunstancias que se presentan se ubican automáticamente en el mundo de los sueños y es en este punto donde se cruzan con el surrealismo. Antes de adentrarse en la comparación se debe definir el surrealismo y su relación con el cine, lo cual tendrá lugar a continuación.

Sobre el surrealismo y su relación con el cine  El surrealismo surge de las ruinas del dadaísmo, un movimiento que termina autodestruyéndose en el momento en que niega todo incluso así mismo. André Breton parte con bases en dicho movimiento y realiza nuevas propuestas heredando de Dadá la actitud agresiva en contra del arte y la burguesía con la diferencia que el surrealismo establece una serie de teorías y principios los cuales no eran posibles establecer en el dadaísmo debido a su anarquismo. Fue Breton el que a través de su Manifiesto surrealista establece dichos parámetros que definen al movimiento, Ades (1975) lo describe de la siguiente forma:

Puro automatismo psíquico a través del cual se intenta expresar, verbalmente o por escrito, el verdadero funcionamiento del pensamiento. Pensamiento dictado en ausencia de todo control ejercido por la razón, y fuera de toda estética o preocupación moral. (p. 129).

Como se aprecia dicho movimiento fue pensado inicialmente para ser empleado en la literatura, pero luego las otras artes se fueron integrando. La pintura fue importante a la hora de representar esta vanguardia, ya que de ella emergieron muchos artistas importantes como Salvador Dalí y Max Ernst por mencionar algunos. Pero al expandirse de tal manera era inevitable que se encontrara con el cine. Matute Villaseñor (2006) menciona alguna de las obras más importantes:

Se realizaron obras serias en la cinematografía (y no las que mencioné anteriormente que del espíritu surrealista solo tienen en diversos grados el aspecto formal), dentro del movimiento surrealista como El retorno de la razón de Man Ray, Ballet mecánico de Fernand Leger, Entreacto de Rene Clair, La coquille et le clergyman de Germaine Dulac que también realizó Disque 957, Arabesque y Ritmo y Variaciones, La sangre de un poeta de Jean Cocteau, pero sin lugar a dudas las obras más logradas son Un perro andaluz y La edad de oro del mejor representante del surrealismo en el cine: Luis Buñuel. (p. 4).

Se evidencia la vinculación entre cine y surrealismo, tomando tanto su teoría sobre el automatismo y la libertad del subconsciente, como su transgresión hacia las instituciones y el arte. Albert (2009) explica que este era un cine destructor del cine que utilizaba este medio como una experimentación material y no estaba destinado a ser proyectado ni comercializado como es el objetivo final de toda producción cinematográfica. (p. 95). Es por esto que podríamos considerar a estos films realizados durante la época más activa de la vanguardia como obras que pertenecen al movimiento, no solo por su estética sino porque se ve aplicada la ideología que profesan.

Sobre el surrealismo en el cine postmoderno  Se le considera moderno a aquello que busca romper con la tradición, si se lleva a una ejemplificación se pueden tomar como referentes los movimientos estéticos de vanguardia (cubismo, dadaísmo, surrealismo, futurismo, expresionismo), así como también el abstraccionismo y el Pop Art posteriores a la Segunda Guerra Mundial (Varderi, 1996, p. 26). Bajo este concepto podemos enmarcar al surrealismo, como un movimiento estético de vanguardia o como lo nombra Varderi (1996), moderno. Sin embargo en el mismo texto aborda también la definición de postmodernismo y es aquí donde se puede identificar a los films de Dolan. Como lo explica Walter Benjamin, el postmodernismo usa la fragmentación, la ambigüedad, multiplicidad de sentidos y la mirada melancólica hacia lo clásico (Varderi, 1996).
Es decir, el postmodernismo toma aspectos estéticos de movimientos pasados pero dejando a un lado su propuesta filosófica. En este caso Dolan toma los elementos del mundo de los sueños pero mantiene la lógica dentro de ese sueño, esto es algo que se opone a la propuesta surrealista, pues esta utiliza el automatismo propuesto por Freud para hace realizar una obra en la cual no haya intervención de la razón.

Un ejemplo se puede dar en Les Amours Imaginaries, en el personaje interpretado por Dolan. Tras alejarse de la persona que ama compra malvaviscos y esto le trae recuerdos sobre ese otro personaje llamado Nicolás. En ese momento del film aparece Nicolas y sobre él llueven malvaviscos. Esta es una visión fuera de la realidad pero que si se mira dentro de la narrativa de la historia se le puede encontrar un sentido lo suficientemente claro como para no ser considerado algo que permanece en lo onírico. Es allí donde se diferencia del movimiento surrealista que practicaban los artistas del siglo XX. Ellos exponían sus obras y dependía del espectador interpretar el mensaje detrás de la pieza. Más allá de la introducción que pueda dar su autor, queda a libre pensamiento del observador otorgarle un significado a lo que mira. Este no es el caso de la escena de los malvaviscos, pues en ella el espectador en conjunto con la narración del director puede hacer una relación con otro fragmento del film en el que el protagonista comparte con Nicolás los malvaviscos. Este tipo de lectura más rápida, que es tan vital para el cine, es lo que lo separa de algún cuadro surrealista que puede ser apreciado por mucho más tiempo y tener infinidad de interpretaciones. Otra de estas escenas ocurre en Laurence Anyways, el film se centra en las adversidades que sufre un maestro al decidir cambiar de género masculino a femenino. En el momento en que Laurence, el protagonista sale a la calle por primera vez sintiéndose confiada con su nueva identidad como mujer, comienzan a llover prendas de ropa. Si se tratase de una obra independiente sería difícil de interpretar, sin embargo, este no es el caso. Al comienzo del film, la esposa de Laurence le lanza ropa recién lavada sobre él mientras duerme y se percibe su felicidad en la intimidad de la habitación. Esto lleva a una interpretación un poco menos obvia que la de la escena de Nicolas, no obstante, es probable que la mayoría de los espectadores pueda hacer esa relación y encontrarle un significado a esa imagen. 

La narrativa del cine impide que el mismo sea surrealista. El hecho de juntar secuencias dramáticas para que en conjunto formen una historia, limita la intención de automatismo que proponen los surrealistas. Cuando un guionista o director piensa cómo llevar su mensaje correctamente al espectador para que, luego, pueda ser interpretado con facilidad se separa de la propuesta de liberar la mente de toda razón.  Toda escena con características surrealistas no es completamente surrealista, pues esta termina siendo una parte de toda la narración de la historia. Un film surrealista puro sería Un perro Andaluz. Buñuel junto con Dalí, escriben el guión de una obra que sale de toda lógica dejando así trabajar al subconsciente de forma libre como Freud lo había propuesto. Esto permite que las verdaderas emociones del artista puedan ser expresadas sin que su propia censura lo silencie.

Conclusiones 

El surrealismo fue un movimiento artístico, filosófico, político y social cuyas propuestas iban más allá de una utilización plástica. Aquellas obras que verdaderamente pertenecen a esta vanguardia fueron realizadas por artistas que no llevaron estas propuestas a un ámbito plástico sino que profesaban la ideología más allá de lo plástico. No podemos clasificar a Xavier Dolan como surrealista puesto que utiliza aspectos del surrealismo con una finalidad estética dejando de lado su propósito teórico y los principios que estos artistas mencionaron. No es solo el caso de este director con este movimiento, se presencia una época de postmodernidad no solo en el cine y las artes sino también en la moda o en diseño donde se toman de movimientos o épocas pasadas para resignificarlos y recurrir a la melancolía de lo clásico.

Bibliografía 

Ades, D. (1975). El dada y el surrealismo. Barcelona: Labor. 

Albera, F. (2009). La vanguardia en el cine. Buenos Aires: Manantial. 
Breton, A. (1995). Manifiestos del surrealismo. Barcelona: Labor. 
Matute Villaseñor, P. (2006). El surrealismo en el cine, una visión a la obra de Luis Buñuel. Revista Digital Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, 7(8). Recuperado de http://www.revista.unam.mx/vol.7/num9/ art73/sep_art73.pdf 
Varderi, A. (1996). Severo Sarduy y Pedro Almodóvar: del barroco al kitsch en la narrativa y el cine postmodernos. Madrid: Pliegos.


Surrealismo en la postmodernidad. Estética surrealista en los films de Xavier Dolan (Primer premio) fue publicado de la página 76 a página78 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78

ver detalle e índice del libro