1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. Formación de profesionales de la comunicación Entre la práctica y los contenidos

Formación de profesionales de la comunicación Entre la práctica y los contenidos

Fattore, Fabián

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El presente trabajo se propone reflexionar acerca de la formación de nuevos profesionales en medios masivos de comunicación. Más allá de sus aspectos técnicos, pensar en la determinante influencia de dichos medios en la actualidad, en tanto constructores y reproductores de realidad.

La práctica docente, permite constatar un mayor interés de los alumnos en los aspectos puramente profesionales: manejo del lenguaje, capacidad de producción, éxito de público; estableciendo cierta resistencia a las instancias que planteen espacios de reflexión, sobretodo, de carácter sociológico.

Se parte de la siguiente premisa. Los medios masivos han desplazado a las instituciones educativas en general y al Estado como agente educativo principal, fundamentalmente en los segmentos de la educación básica general. El papel históricamente cumplido por la escuela, fue suplantado por otras instancias y agentes. Los profesionales y responsables de los medios excepcionalmente son conscientes de esta situación, ya que es un tema exclusivo del campo educativo. Además, prácticamente siempre, su formación excluye ese tipo de contenidos. ¿Qué sucede entonces con realizadores, productores, programadores y diseñadores multimedia que desconocen dicho estado de cosas? ¿Realmente lo desconocen, o simplemente lo comparten? ¿La enseñanza especializada, debería incluir contenidos que hagan evidente esta situación? ¿O simplemente forma parte de la formación personal de cada individuo, de sus propias elecciones, de sus inquietudes? En la medida en que el profesional tenga otro tipo de inquietudes humanas y filosóficas; ¿Corresponden a su propio ámbito privado?

Desde la teoría

Ante esta situación, ¿cómo actuar? Es necesario que la práctica docente la contemple. Si la escuela y las instituciones educativas en general están perdiendo espacios ante los medios masivos de comunicación en la educación de las personas, tomar posturas de responsabilidad en la producción de contenidos radiales, televisivos, cinematográficos, sitios en la red, que se correspondan con el análisis previo.

¿Cuál sería entonces, el límite entre al campo profesional audiovisual y el sociológico? ¿Realizadores audiovisuales con plena consciencia de la función que desempeñan? ¿No sólo ocupados en entretener e informar al público, sino conscientes de que al mismo tiempo los están educando?

Empezaré planteando conceptos de Beatriz Sarlo y Daniel Filmus, sobre la transformación del campo educativo en el último tiempo y al papel actual de la educación.

En su trabajo sobre Culturas Populares, Beatriz Sarlo ensaya un diagnóstico sobre los medios en la actualidad y sobre sus funciones, que tomaré como uno de los ejes argumentativos. “La escuela, empobrecida material y simbólicamente, no sabe qué hacer para que su oferta sea más atractiva que la de la cultura audiovisual. Donde llegan los mass-media no quedan intactas las creencias, los saberes y las lealtades. Todos los niveles culturales se reconfiguran cuando se produce un giro tecnológico de la magnitud implicada en la transmisión electrónica de imágenes y sonidos.” “Hoy la ciudad está en el medio rural no en ocasión de la visita de un caudillo, un cura o un mercader de folletines, sino siempre y sincrónicamente: el tiempo de la ciudad y el del espacio campesino que estuvieron separados por distancias que el ferrocarril, los diarios y los libros reducían semanalmente, ahora son tiempos sincronizados. Y dentro de la ciudad el mismo tiempo corre a través del sistema linfático de los mass-media.” (Sarlo:1994)

Abolición de las distancias. No exclusivamente físicas, sino sobretodo simbólicas, y los medios como protagonistas. La tecnología con su influencia y determinación sobre saberes y subjetividades.

En el mismo sentido, pero desde el campo pedagógico, Narodowski aporta ideas y analiza la crisis de la educación clásica, la “Didáctica Magna”, el fin de la escuela como ámbito exclusivo de conocimiento. Y, en ese sentido, señala la importancia de los medios, de sus funciones. La mediatización de la cultura y el acceso a ellos como nueva clave pedagógica. “El método predominante de organización del trabajo escolar siguen siendo la instrucción simultánea: un docente único enseñando simultáneamente a un conjunto de alumnos que comparten el mismo grado de dificultad respecto del conocimiento en proceso de aprendizaje. Sin embargo las cosas ya no son como eran: el lugar del docente como el lugar exclusivo del que sabe está puesto en cuestión por la explosión de los medios electrónicos de comunicación y el acceso al saber a través de mecanismos no-escolares.” (Narodowsky: 1996)

Si los medios educan, importa por un lado el acceso a ellos. Pero por otro lado, importa el análisis y la producción de los discursos, sus significados, qué ponen en circulación.

Daniel Filmus, en su trabajo sobre educación hacia fines de siglo XX, reflexiona sobre este punto y redefine la función de la escuela, o del sistema educativo básico. Al mismo tiempo se pregunta para qué educar en los albores del siglo XXI.

Entrado el siglo XXI, la escuela ha perdido el lugar monopólico de transmisión del conocimiento legítimo. Ante este contexto crítico, a mayor educación corresponderían mayores oportunidades laborales. Pueden pensarse las principales funciones de la educación, a partir de cuatro ejes.

• Educar para consolidar la identidad, siguiendo con la misma función que se le asignaba a la escuela normal. El Estado, a través de la educación, homegeiniza y fortalece los códigos comunes.

• Educar para la democracia. La docencia como práctica tolerante. Los educandos, no internalizan discursos, sino las conductas que observan.

• Educar para la productividad y el crecimiento.

• Para la integración y la equidad social. La educación argentina históricamente permitió la movilidad social ascendente. La escuela garantizaría la equidad en la distribución de conocimientos.

Identidad/Democracia/Productividad/Crecimiento/ Integración. Palabras que resumen las funciones claves de la educación en Argentina. Pensando en los medios y en la circulación de discursos ¿Podemos asegurar que los significados apuntan hacia estos conceptos? ¿Hay rastros, huellas, de estos valores en la circulación masiva y mediática de significados? Intentaremos entonces establecer algunos aspectos y propuestas acerca del estado actual de la educación, y dentro de este contexto, del campo del audiovisual exclusivamente.

Apuntes para una propuesta

Los autores citados hacen referencia a la “escuela” como institución educadora clásica y fundamental en Argentina. No es la intención de este trabajo reflexionar sobre la escuela, ese quizá sería motivo de otro análisis. Pero si pensar que a partir de la importancia que los autores otorgan a los medios en la producción y circulación de discursos con consecuencias “educadoras”, se debería pensar acerca de la formación de los responsables de dichos discursos. De los profesionales de los medios. De su formación.

Un análisis tradicional, partiría de la idea de incrementar la formación humanista, con asignaturas que excedan los conocimientos técnicos y narrativos. Sin embargo, de esta manera estaríamos trabajando sobre los llamados contenidos conceptuales, cuando en realidad, se trataría de trabajar sobre los contenidos que la pedagogía llama actitudinales y procedimentales.

La relación Enseñanza / Aprendizaje, no basada exclusivamente en la transmisión de conocimientos, sino en la producción de cambios en los procedimientos y actitudes. En las prácticas.

Si lo que buscamos es una mayor conciencia de los profesionales de los medios, respecto del ámbito social donde se desarrollan, no hablo de un compromiso necesariamente político ni militante, sino de un proceso de conscientización acerca de la influencia de los medios que excedan la propia circulación.

No sólo trabajar sobre los contenidos de los medios, “el mensaje”, sobre sus discursos; sino promover prácticas de participación en y con la comunidad. Trabajos que estimulen la interacción con el medio social donde el proceso educativo se desarrolla y al mismo tiempo con aquella hipotética audiencia.

Experiencias de los múltiples significados del discurso audiovisual, y las distintas lecturas que de ellos se tiene.

No sólo el desarrollo de trabajos en estudios o proyectos enteramente conceptuales, sino trabajos de mayor interacción e intercambio. Pensando en el género de no-ficción, modelos narrativos más próximos al documental, formatos menos previsibles.

Entiendo necesario aclarar que este espacio de experimentación apenas debe ser, obviamente, una parte de la currícula. Quizá, aquella que cumpla con alguno de los objetivos que nos planteábamos al principio de este texto.

Bibliografía

- Dussel, Inés; Finocchio, Silvia (comp.) (2003) Enseñar hoy. Una introducción a la educación en tiempos de crisis. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

- Filmus, Daniel. (1996) Estado, Sociedad y Educación en la Argentina de fin de siglo. Procesos y desafíos. Buenos Aires.:Ed. Troquel.

- Narodowsky, Mariano (1996) La escuela argentina de fin de siglo. Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas.

- Sarlo, Beatriz. (1994) Escenas de la vida posmoderna. Buenos Aires: Ariel.

- Sarlo, Beatriz. (1998) La Máquina Cultural. Maestras, traductores y vanguardistas. Buenos Aires: Ariel


Formación de profesionales de la comunicación Entre la práctica y los contenidos fue publicado de la página 124 a página125 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro