1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. El diseño de packaging como disciplina de interrelación. La aplicación teórica en el aula

El diseño de packaging como disciplina de interrelación. La aplicación teórica en el aula

Fernández, Guillermo

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Al comenzar cada año en la Especialidad de Packaging me encuentro en la necesidad de presentarles a los alumnos (estos ya casi profesionales) a una disciplina que en la mayoría de los casos no tienen presente si se basa en lo estructural, en lo gráfico, en lo tecnológico o incluso en lo comercial. Queda claro que si no arrancamos con estos conceptos establecidos todo lo que luego pueda venir corre serios riesgos de ser mal interpretado; o lo que sería peor in entendible. 

Mucho se ha hablado del diseño de packaging como disciplina en estos últimos tiempos. El advenimiento de una cultura de consumo y de las cuestiones psicológicas en el consumidor hace que, además de los desarrollos gráficos y de la elaboración de los productos, el envase haya alcanzado un papel protagónico a la hora de evaluar un negocio. 
A diferencia de otras actividades, el diseño de envases es sumamente abarcativo y por ello no se puede considerar que los productos obtenidos son el resultado de su sola existencia como técnica; más allá de ser una disciplina independiente. Personalmente considero que el diseño de packaging es una disciplina independiente que interrelaciona no sólo a otras disciplinas de la rama del diseño sino también que abarca otros espectros como la comercialización, la logística y los costos. Por todo esto se la debe considerar clave a la hora de desarrollar cualquier proyecto que incluya el lanzamiento de un producto al mercado. Muchas veces cuando escuchamos hablar acerca del diseño de un envase, no podemos imaginarnos todo lo que ello implica y en verdad sólo nos limitamos a trazar algunos conceptos relacionados a las formas, los colores y la gráfica y esto también es percibido en los alumnos que comienzan a transitar por esta senda; sin embargo, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que el diseño de packaging es mucho más que lo que uno puede ver e incluso percibir. Por lo general, cuando alguien investiga acerca del packaging encuentra cuestiones formales o gráficas pero difícilmente encontrará lo que, verdaderamente, es “la cocina” de un envase. Cocina que no sólo es la investigación del mercado o el brief del producto. 
Sabemos que, por lo general, la mayor parte de las actividades, por convivir en un medio se hallan en permanente intercambio; sin embargo muchas veces ese intercambio no se torna imprescindible para su desarrollo. Lo amplio de esta disciplina que nos ocupa hace que el olvido o el desconocimiento de ciertas especialidades puedan hacer fracasar el desarrollo definitivo a que apuntamos. 
• Un envase cuya gráfica sea agradable pero que su forma no sea la apropiada puede echar por tierra cualquier desarrollo. • Un envase cuya gráfica sea agradable, su forma sea la correcta pero donde el material seleccionado no fue el apropiado, resulta inútil.
• Un envase cuya gráfica sea agradable, su forma sea la correcta y el material el apropiado pero que no cumple con los objetivos de marketing va, casi seguro, directo al fracaso. 
• Un envase cuya gráfica sea agradable, su forma la correcta, el material el apropiado, que cumple con los objetivos de marketing pero que no puede ser fabricado por impedimentos tecnológicos, es decepcionante. 
• Por último, un envase cuya gráfica sea agradable, su forma sea la correcta, el material el apropiado, que cumple con los objetivos de marketing y que puede ser fabricado desde el punto de vista tecnológico pero que presenta inconvenientes logísticos traducidos en costos extremos ... póngale usted el calificativo que considere.

De esto se trata, el packaging convive con las demás actividades como cualquier otra disciplina; la diferencia es que el packaging como disciplina interactúa íntimamente con ellas obligando al especialista a dos alternativas notablemente ineludibles: tener conocimientos de todas las disciplinas que el packaging incluye y manejar su gestión. 
Así las cosas, y haciendo una primera consideración podemos estar hablando de un “coordinador” entre todas las disciplinas con las que el packaging interactúa. 
Muchas veces escuchamos que el diseñador debe conocer las necesidades humanas en sus dimensiones psicofísicas y sociales ubicadas en un contexto real, debe proponer soluciones que contengan óptimas condiciones de factibilidad técnica en cuanto a materiales y procesos, ambos adecuados al medio económico y productivo del país, debe lograr el máximo nivel estético significante y comunicacional ya que se trata de afianzar y mejorar las características de identidad cultural de la comunidad. Pero, ¿a qué se refieren con esto? .... Bueno, el desmenuzado, el análisis, la interpretación y la aplicación es nuestra tarea como profesionales y docentes y entonces este planteo nos sirve de puntapié inicial, en el aula, para el comienzo del largo camino que implica el mundo envase. La responsabilidad que implica lo transforma en un desafío más que interesante.


El diseño de packaging como disciplina de interrelación. La aplicación teórica en el aula fue publicado de la página 128 a página129 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro