Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III >
  4. La práctica como determinante del concepto de la enseñanza del diseño

La práctica como determinante del concepto de la enseñanza del diseño

Parada, Mabel

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

X Jornadas de Reflexión Académica Febrero 2002: "Estudiar, Crear y Trabajar en Diseño y Comunicación"

Año III, Vol. 3, Febrero 2002, Buenos Aires, Argentina | 118 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El filosófo estadounidense Donald Schon, observa en sus escritos sobre la preparación de profesionales cuya práctica requiere desarrollar competencias para enfrentar situaciones cambiantes y singulares, que tanto el docente como el estudiante se encuentran con dilemas para el cumplimiento del rol de cada uno en la experiencia de enseñanza y aprendizaje. 

Cualquier docente o estudiante de Diseño (cualquiera sea su especificidad: arquitectura, gráfica, indumentaria, audiovisual, etc.) se sentirá reflejado en los decires de Schon respecto a que las situaciones en que el docente hace propuestas de trabajo tendientes al aprendizaje de herramientas y mecanismos útiles para generar soluciones de diseño por parte del alumno, quien de todas maneras no sabe cómo llegar ni a dónde ya que la solución a la arriba cada alumno es diferente para cada cual, y además choca contra el docente que no sólo no lo da respuestas a sus incertidumbres sino que lo ataca señalándole sus errores, lo cual suele menoscabar su confianza en sí mismo: pero del otro lado, ese docente también se encuentra en una situación difícil como es la de saber que la metodología de pensamiento reflexivo necesaria para diseñar, aunque tenga algunas reglas básicas no se puede explicar porque solamente pueden irse captando por medio de la experimentación del propio proceso de diseño. 

Por otra parte, y a raíz de la aparición de la computadora y su aprovechamiento a veces mal entendido por los estudiantes que creen que puede evitarles el esfuerzo de aprender a dibujar usándola como sustituto de su incapacidad para la comunicación gráfica y que a veces los obliga a tratar de describir verbalmente ideas visuales cuya formalización no pueden llevar a cabo, el docente, como en mi caso, necesita blanquear la situación explicándole al alumno que las cosas que necesita saber pueden ser aprendidas y me pongo a su disposición para ayudarlo a que las aprenda, pero para ello debo disponer ejercitaciones que le convienen y además debo contar con su disposición a realizar ese esfuerzo y su confianza en mí. 

En el curso del ciclo lectivo 2001,y en el desarrollo de la asignatura Comunicación y Diseño Tridimensional II, cuyos contenidos contemplan el diseño de sistemas señaléticos, propuse a los estudiantes la formalización de una serie de pictogramas (representaciones muy usadas en las señales). 

La dificultad a que apuntaba el ejercicio era conseguir imágenes con la iconicidad propia de los pictogramas: síntesis llevada a la abstracción, significado unívoco y pregnancia, además de leyes de estructuración formal que definan la pertinencia a una familia. 

El camino obvio a recorrer para completar el proceso, debía pasar por la copia de fotografías, en este caso de especies animales y vegetales, en dibujos a mano alzada ya que la reproducción realista obliga a observar con el detenimiento necesario para empezar a conocer el todo y las partes que lo constituyen, pudiendo así descubrir sus relaciones estructurantes y por lo tanto las líneas básicas que permitan avanzar hacia la abstracción de manera de asegurar la comprensión correcta de cada pictograma por parte de los usuarios. Además, si se conoce la estructuración de cada tipo, se puede generar la serie utilizando formas adecuadas a todas las variantes necesarias. 

El ejercicio llevó cuatro clases: búsqueda de imágenes; dibujo realista, sintetización: geometrización, abstracción: definición en líneas y planos sobre campo circular y cuadrado. 

En la definición de los pictogramas, los alumnos podían descubrir por sí mismos los valores de línea o de color, las relaciones de tamaño y ubicación en el campo porque la experiencia de observación (la reflexión en la acción) los habilitó para conocer cuáles eran las formas que mejor caracterizaban a cada especie y para poder encontrar las similitudes que les permitieran crear las series pedidas.


La práctica como determinante del concepto de la enseñanza del diseño fue publicado de la página 84 a página85 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº III

ver detalle e índice del libro