1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. Video en internet

Video en internet

Saeed, Dario [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Sin duda este año 2006 ha sido el del video en Internet. Realmente se produjo una explosión de empresas, instituciones y principalmente usuarios que querían compartir sus videos a través de la Web.

Creo que han habido dos factores a nivel tecnológico y otro relacionado con el cambiante mercado, que han sido claves en este crecimiento sin igual.

Tecnología simple 

Hace muchos años que existen diversos CODECs de compresión para video, y año a año hemos visto como se iban superando a sí mismos, logrando que el video pese cada vez menos, se pueda ver a un tamaño respetable y que el plug-in necesario para verlo no sea demasiado pesado. 

Varias eran las empresas que se disputaban ser el estándar para video en Internet, entre ellas Microsoft, Apple con Quicktime y Real Networks con su formato Real Audio-Video. 

Pero quizás no esperaban que Macromedia (ahora Adobe) ofreciera que de manera muy sencilla y mediante Flash, su herramienta más utilizada, se pudiera incorporar video digital y distribuir a través de la Web con solo actualizar el plug-in. El nuevo formato FLV no solo permitió bajar drásticamente el peso de los archivos de video, sino que le permitió a los diseñadores multimediales darles un grado de interactividad que solo lo habíamos visto años atrás en CDROMs mediante Macromedia Director. 

Para los usuarios también fue sencillo porque solo tenían que actualizar un plug-in ya reconocido por todos y que por sobre todo, seguía siendo muy liviano de bajar. Sin duda la explosión fue de boca en boca, porque una empresa llamada YouTube (http://www.youtube.com) empezó a hacer algo que a ninguna otra le parecía negocio: ofrecer a todos los usuarios de Internet, la posibilidad de poder subir de manera gratuita sus videos a la Web. Esto tenía un doble desafío: en primer lugar que la interfaz debía ser muy sencilla para que cualquier usuario, no profesional, pueda subir sus videos y en segundo lugar, que el tamaño al que se viera el video fuera lo suficientemente grande como para que valga la pena el esfuerzo. 

Al mismo tiempo, en el mercado hogareño pasaba algo sin precedentes: nunca antes se había vendido tanta cantidad de cámaras digitales con capacidad de filmar y generar videos de buena calidad. Esto provocó que mucha gente quisiera compartir lo que filmaba con otros y qué mejor que poder hacerlo a través de Internet sin tener necesariamente que entender de formatos y/o codecs de video. 

A esto se le sumó el crecimiento importante de las conexiones de banda ancha en el mundo entero utilizadas principalmente para distribuir música y películas.

¿Vemos la televisión o subimos nuestros videos a la Web? 

Ya se sabe que Internet le ha quitado horas a la televisión, por algo las inversiones de las empresas en publicidad para Internet crecen año a año, pero ¿hasta dónde llegará la capacidad de Internet de promover usuarios activos? ¿Terminará derrotando la moderada pasividad de la televisión? 

Más allá de que YouTube ya se haya vendido a Google en la millonaria suma de 1650 millones de dólares y se hayan llenado las tapas de los diarios y revistas con esta noticia, creo que la verdadera noticia es que la gente encontró un espacio no solo para “ver videos”, sino para “ofrecer videos”. 

Quizás lo más interesante es que fueron los mismos usuarios los que dieron a conocer este sitio, dado que al subir sus videos, les enviaban a sus amigos los enlaces y de esta manera viral Youtube creció de manera exponencial.

Video para elearning, ecommerce, información, publicidad online y más 

Diversas áreas del mercado están viendo como utilizar esta potencialidad del video como la empresa Microshow (http://www.microshow.com) que cuenta con contenidos originales para audiencia de Internet en formato de video, dedicado al entretenimiento y la información. 

Cnet.com, una empresa reconocida por ofrecer guías y críticas especializadas sobre tecnología, lanzó Cnet TV (http://www.cnettv.com/) donde en vez de leer una opinión sobre una nueva cámara digital, se puede acceder a un video interactivo donde puede verse al crítico especializado y al producto al mismo tiempo para luego tomar la decisión de comprarlo.

Las discográficas no quieren perder espacio y una de las más importantes BMG lanzó Musicbox (http:// musicbox.sonybmg.com) donde se puede acceder a videos online de cientos de artistas. Es interesante como en este sitio se puede alcanzar otro nivel interactivo, teniendo la posibilidad de controlar el volumen del video, ponerlo a pantalla completa, enviarlo a un amigo y obtener el link del video, además de los controles clásicos. El crecimiento del Elearning es importante en el mundo entero ofreciendo desde carreras de grado y postgrado hasta simples cursos. 

Sitios como Lynda.com (http://www.lynda.com/) ofrece cursos para el manejo de software, tanto online como en formato CDROM, siendo su característica principal que los alumnos tienen acceso a videos donde pueden observar la pantalla del docente y escuchar sus explicaciones. Otro sitio similar es Profelearning.com (http:// www.profelearning.com/) pero en español y con posibilidad de acceder a un campus virtual para entrar en contacto con otros alumnos y docentes. 

La publicidad online sigue creciendo y en particular los video-banners, que son simplemente pequeños videos que aparecen en el mismo banner, sin tener que ir a otro sitio para verlos. En http://www.e-planning.net/ se pueden ver ejemplos.

El video salió de la TV, pero ¿hacia dónde va? 

Las videograbadoras siguen vivas, pero no sabemos por cuanto tiempo. Los reproductores de mp3 están siendo reemplazados por los de mp4 que incorpora la posibilidad de ver pequeños videos. 

El nuevo iPod permite ver películas y series de TV con una capacidad de hasta 80gb, unas 100 horas de video. Se viene el iPhone de Apple que transforma su clásico reproductor de mp3 además en un teléfono móvil. 

Decir “celular” ya es viejo. Nokia los llama “dispositivos móviles” y los últimos que están saliendo están preparados no solo para ver TV sino para que podamos filmar algo y enviarlo a donde sea. 

Este fascinante mundo de la tecnología sigue achicando nuestro mundo, cada vez nos acerca más, cada vez nos da más alternativas para comunicarnos. 

Ojala realmente podamos comunicarnos entre los seres humanos… y no olvidemos que como escribió un sabio oriental: “la cercanía es, en verdad, del alma, no del cuerpo”.


Video en internet fue publicado de la página 287 a página288 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro