Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación >
  4. Trabajos ganadores del Concurso Proyectos de estudiantes - Ensayos sobre la Imagen Segundo Cuatrimestre 2018

Trabajos ganadores del Concurso Proyectos de estudiantes - Ensayos sobre la Imagen Segundo Cuatrimestre 2018

Carballo, Manuel

Creación y Producción en Diseño y Comunicación

Creación y Producción en Diseño y Comunicación

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2018 Ensayos Contemporáneos. Edición XXII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2018

Año XIV, Vol.86, Julio 2019, Buenos Aires, Argentina | 194 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El saqueo de la otredad

(Primer premio)

Labati Morochowicz, Melody Victoria

Asignatura: Taller de Reflexión Artística III

Solana Peña es una artista emergente en el campo de la fotografía. Nació en Buenos Aires, en 1973. Licenciada en Ciencias Antropológicas UBA. Docente de fotografía en el IUNA, UP y EAF (Salta). Revisora de portfolio en la 6ta Bienal de Fotografía Documental, 2014. Dictó seminarios sobre fotografía contemporánea, de modo  independiente  y  en  espacios  auspiciados  como  el Fondo Nacional de las Artes y UNT 2015. Fue seleccionada por la Dirección Nacional del Antártico para desarrollar la beca de artistas en la Antártida (2016). Desde el 2008 reside y trabaja en Tucumán.

El presente trabajo tendrá como objeto de estudio cuatro obras fotográficas, correspondientes a la serie Saqueo del año 2011. Aquí la artista intenta reflexionar sobre el uso del retrato fotográfico, de fines del siglo XIX y comienzo del XX, en medio del régimen político imperialista reinante.

En aquella época tuvo su desarrollo, en algunas de las principales capitales del mundo, uno de los puntos culminantes de la crueldad humana, acompañada del necesario morbo y la ignorancia que permitían que las diferencias entre personas se conviertan en un espectáculo de feria.

Así, en ciudades tan aparentemente avanzadas como París, Londres o Nueva York, se propagaron los zoológicos de humanos, donde los raros llegados de lejos, eran exhibidos para el solaz entretenimiento de los civilizados.

En realidad exhibir gente no era algo nuevo. A fines del siglo XV, Cristóbal Colon trasladó indígenas hacia la corte de Castilla, en el siglo XVI el Cardenal Hipólito de Médicis reunió un conjunto de bárbaros de múltiples etnias y en 1664 un grupo de groenlandeses fueron llevados a la Corte Danesa.

En la aparición de los zoológicos humanos, se articulan tres fenómenos concomitantes: en primer lugar, la construcción de un imaginario social sobre el otro (la otredad); luego, la teorización científica de la jerarquía de las razas consecutiva a los avances de la antropología física; y, por último, la edificación de un imperio colonial por entonces en pleno crecimiento.

El darwinismo social encuentra en esas exhibiciones de carácter etnológico la traducción visual de su distinción entre razas primitivas y razas civilizadas. La inferiorización de los exóticos es afirmada por la triple articulación del positivismo, del evolucionismo y del racismo.

La antropología física, como la antropometría, que refleja los caracteres somáticos de los grupos raciales (sistematizada en 1867 por la Sociedad de Antropología con la creación de un laboratorio de craneometría) y el posterior desarrollo de la frenología (teoría que postulaba la determinación del carácter y personalidad según forma del cráneo), legitimaron la difusión de esas exhibiciones etnológicas del Jardín de Aclimatación de París.

Todo converge para que entre 1890 y la Primera Guerra Mundial se imponga una imagen particularmente sanguinaria del salvaje. Esos espectáculos reflejan los estereotipos racistas más malsanos que forman el imaginario sobre el otro en momentos de la conquista colonial.

Pero en vísperas de la Primera Guerra Mundial, el salvaje se vuelve manso, cooperativo, a imagen y semejanza del Imperio, que por entonces, ya tiene sus límites territoriales de Ultramar bien demarcados. A la conquista sucede la misión civilizadora, discurso del cual las exposiciones coloniales se harán fervientes defensoras. Los indígenas son nuevamente ubicados en lo bajo de la escala de las civilizaciones. El indígena sigue siendo un ser inferior, pero se lo amansa, se lo domestica, y se le descubren potencialidades de evolución que justifican la gesta imperial.

En  Estados  Unidos,  durante  1896, el Zoo de Cincinatti abrió un poblado sioux con cien indios durante tres meses, y en 1904 la Feria Internacional de San Luis exhibió nativos de los nuevos territorios arrebatados a España (Guam, Filipinas, Puerto Rico). Estas exhibiciones tuvieron como objetivo refrendar la labor civilizadora estadounidense. En 1906 el Zoo del Bronx neoyorquino mostraba a un pigmeo del Congo llamado Ota Benga conviviendo con chimpancés y orangutanes en una jaula, sugiriendo así su proximidad taxonómica.

También los mares del sur fueron azotados por el flagelo, los Indios Onas de la Isla Grande de Tierra del Fuego eran raptados y alojados en un poblado artificial construido para la Exposición Universal de París de 1889; calificados de caníbales, se les mantenía en un estado lamentable para parecer más salvajes y cuando se formó cierta presión mediática para acabar con aquel espectáculo fueron transferidos al Musée du Nord de Bruselas hasta su liberación y repatriación definitivas (para entonces habían muerto la mitad de ellos).

A modo de recordatorio en el año 2012 el Musée du Quai Branly de París, una institución dedicada a etnología y antropología, organizó una exposición  titulada L’invention du sauvage (La invención de lo salvaje), que a través de fotos, carteles, películas y postales, puso en evidencia la bochornosa existencia de los inauditos zoológicos que exhibían seres humanos en vez de animales salvajes. No se trataba de ninguna perfomance sino de un concepto grotesco de ciencia que, al catalogar a los indígenas de inferiores intelectual y socialmente, consideraba normal mostrarlos en ese tipo de sitios para curiosidad del público.

Evidentemente la artista Solana Peña, influenciada por su formación antropológica, es que recurre a retratos de indígenas, fotos tomadas en estudio o en los zoológicos humanos, que a diferencia del retrato burgués de aquella época que gozaba de pleno consentimiento, en estos retratos impuestos, al sujeto se lo trataba como objeto; y esto se acentuaba doblemente, ya que estas imágenes eran también comercializadas.

En las cuatro fotografías intervenidas, a través de la sustracción de la imagen del cuerpo de esas personas, la artista ha intentado sacarlos de ese lugar de objeto, devolviéndoles así su identidad plena del ser.

El naturalismo de la fotografía supone un proceso cuyo punto de partida podemos ubicarlo en el Renacimiento. Y son precisamente esas fotografías originales las que nos acerca a los artistas del Renacimiento que conquistaron la realidad. Por ello los artistas que rodeaban a Brunelleschi se volvieron hacia la naturaleza, la ciencia y a la antigüedad. Y esta pasión por el nuevo arte también se extendería a artistas nórdicos, cuya inclinación sería más fiel a la naturaleza. Como indica Gombrich (1992): “desde los tempranos días de Van Eyck, los artistas flamencos fueron reconocidos como maestros perfectos en la imitación de la Naturaleza”.

El pintor Van Eyck fue un observador muy paciente de la naturaleza, la cual registraba en forma muy minuciosa con exactos detalles. Su máximo triunfo consistió en la pintura de retratos, dejando a un lado los esquemas de armonía y las curvas sinuosas, ya que los artistas europeos de aquella generación se propusieron desafiar las viejas ideas sobre la belleza.

Una muestra de esto la dio Conrad Witz al pintar su Cristo andando sobre las olas, que además de situarlo en el paisaje real del monte Saleve, pintó a los pescadores como verdaderos oscos hombres de pueblo, y no como sublimes e ideales apóstoles.

A mediados del siglo XIX, la fotografía valía en la medida en que era capaz de reproducir lo real. Aún se estaban depurando las técnicas y se planteaba la validez de un nuevo arte que estaba fuertemente determinado por la pintura realista. Y recién en el siguiente siglo y gracias a las vanguardias artísticas, pudo desvincularse de lo pictórico y volverse una expresión autónoma.

Por ello es que las fotos que toma Solana Peña para la concreción de su obra Saqueo, se encuadran dentro de la llamada fotografía academicista, que buscaba incorporar a esta disciplina elementos de la pintura, en especial captar el naturalismo propio del renacimiento del norte europeo.

La obra de Solana Peña puede relacionarse con artistas contemporáneos, como son Duane Michals y Hiroshi Sugimoto representantes de la fotografía conceptual o Diane Arbus, digna exponente de la fotografía social.

Hiroshi Sugimoto practica una fotografía conceptual a través de retratos, y se inspira en el Renacimiento. Su serie Portraits tomó como punto de partida al Museo de Cera de Madame Tussaud de Londres, donde fotografió a los maniquíes de figuras históricas sobre un fondo negro. En esta serie, Sugimoto fotografía figuras de cera de Enrique VIII y sus esposas, basadas en retratos del siglo XVI. Sus imágenes intentan recrear la iluminación que habría sido utilizada por el pintor del Renacimiento Alemán Hans Holbein el Joven. (Hi Fructose, 2016)

Diane Arbus (New York, 1923-1971) fue una fotógrafa conocida por el sufrimiento que retrataban sus fotografías al captar la brecha social que supone ser diferente. Retratos de personas marginales, discriminadas y de minorías de la sociedad neoyorquina tales como enanos, travestis, drogadictos, tatuados, enfermos mentales, gigantes, prostitutas, entre otras. El objetivo de la fotógrafa fue visibilizar ciertos sectores de la sociedad, ya que, para ella, había personas que no existían si no las fotografiaba. El trabajo de Diane Arbus se basa en la denuncia de realidades ajenas para una gran parte de la sociedad. Y este constituye quizás el punto de acercamiento con lo expresado por Solana Peña. (Gráffica, 2017)

Para el artista conceptual, Duane Michals (1932, Estados Unidos), lo importante es desarrollar emociones. En sus fotografías siempre pone a prueba al espectador, que se ve obligado a hacer un ejercicio y rellenar los espacios en blanco con los que el fotógrafo desea que su interlocutor complete la información. En el tema de una de sus imágenes más famosas, El hombre iluminado, Michals refiere que si bien todos poseemos el poder de encontrar iluminación, o una mayor conciencia, la mayoría de nosotros lo ignoramos por completo. En esta imagen es donde también podemos apreciar un parangón visual con la serie Saqueo, ya que en este caso se genera un vacío en el rostro de ese hombre. (Gráffica, 2013).

“Nuestra concepción del mundo, naturalista y cientificista, es, en lo esencial, una creación del Renacimiento”. (Hauser, 2002, p. 345).

Bibliografía

Bancel, N., Blanchard, P. y Lemaire, S. (2000). Los zoológicos humanos de la República colonial francesa. Insumisos. Le Monde diplomatique. N° 14. Disponible en: https:// www.insumisos.com/diplo/NODE/2444.HTM

Diane Arbus, fotografía marginal de la sociedad neoyorquina (2017). Gráffica. Disponible en: https://graffica.info/wp-content/uploads/2017/02/Diane-Arbus-fotografia- marginal-de-la-sociedad-neoyorquina-970x489.jpg

Duane Michals. Fotografía (2013). Gráffica. Disponible en: https://graffica.info/duane-michals-fotografia/

Gombrich, E. (1992). Historia del Arte. Madrid: Alianza.

Fotografía o Pintura. Fotografia academicista (2014). Valmodovar. Disponible en: https://valmodovar.wordpress.com/tag/fotografia-academicista/                 

Hauser, A. (2002). Historia social de la literatura y el arte; desde la prehistoria hasta el barroco. Buenos Aires: Debate.

La invención de lo salvaje en el Musée du quai Branly (2011) Culturebox. Disponible en: https://culturebox.francetvinfo.fr/arts/expos/l-invention-du-sauvage-au-musee-du-quai-branly-69537 (Fecha de consulta: 20/11/18)

La serie de fotografías “Retratos” de Hiroshi Sugimoto recrea las pinturas de Holbein (2016). Hi Fructose. Disponible en: https://hifructose.com/2016/02/24/hiroshi-sugimotos-portraits-photograph- series-recreates-holbein-paintings/

Los bochornosos zoológicos humanos de la era colonial (2017). La Bruja Verde. Disponible en: https://www.labrujulaverde.com/2017/11/los-bochornosos-zoologicos-humanos-de-la-era-colonial

Solana Peña, obras (2018) Bola de Nieve. Disponible en: http://www.boladenieve.org.ar/node/19230 


Trabajos ganadores del Concurso Proyectos de estudiantes - Ensayos sobre la Imagen Segundo Cuatrimestre 2018 fue publicado de la página 49 a página49 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación

ver detalle e índice del libro