1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación >
  4. Trabajos ganadores del Concurso Proyectos de estudiantes - Ensayos sobre la Imagen Segundo Cuatrimestre 2018

Trabajos ganadores del Concurso Proyectos de estudiantes - Ensayos sobre la Imagen Segundo Cuatrimestre 2018

Ferrari, Carla

Creación y Producción en Diseño y Comunicación

Creación y Producción en Diseño y Comunicación

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2018 Ensayos Contemporáneos. Edición XXII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2018

Año XIV, Vol.86, Julio 2019, Buenos Aires, Argentina | 194 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La catedral de mi ciudad. Análisis de la Catedral Nuestra Señora del Rosario de Azul

(Primer premio)

Valicente, Julia

Asignatura: Taller de Reflexión Artística II

En la asignatura se propuso desarrollar una investigación artística arquitectónica de algún edificio de la Ciudad de Buenos Aires. 

Me gustó la idea, pero no estaba muy segura de cómo llevarla a cabo, ya que nunca me había percatado de que me interesaba la arquitectura. A raíz de esto comencé a pensar de qué edificio emblemático de capital hablaría, y todos me resultaban o muy lejos o muy trillados por años anteriores. Así fue como surgieron las ganas de hablar de uno en particular, que ha estado en mi vida desde que tengo uso de razón, y al cual creo no haberle prestado la atención suficiente que se merece hasta el momento.

Se trata de la Catedral Nuestra Señora del Rosario, ubicada en la ciudad de Azul.

Como dije al comienzo este edificio formó siempre parte de mi vida, no solo porque se encuentra en el centro de la ciudad, como toda iglesia gótica, sino porque también está a dos cuadras de mi casa. Quiera o no, pasé todos los años que viví en Azul caminando por la vereda de la famosa catedral, y lo cierto es que de chica no entendía por qué la gente la veneraba tanto. Entré muchísimas veces, conozco casi todos los recovecos del lugar, incluso el campanario, pero nunca la había mirado como lo hice en mi anterior viaje hacia Azul. Claro que el viaje fue con motivo de investigar el estilo arquitectónico artístico de la Catedral, pero las sensaciones que se me abrieron fueron nuevas y la logré apreciar desde otro lugar. Casi sin poder creer que contemos, en una ciudad como Azul, con semejante monumento arquitectónico.

La Catedral es un lugar visible para todos los azuleños, y también para los que van de pasada. Recuerdo que, no hace mucho tiempo, cuando todavía vivía allí, los domingos a la tarde se estilaba después de matear en el parque, seguir la mateada en la vereda de la Catedral con amigos. Todos los jóvenes nos juntábamos ahí, hasta las ocho de la noche o más. La Iglesia fue testigo de muchas cosas.

Como dije antes, las veces que entré, fueron infinitas, pero esta fue especial.

Al llegar a la vereda del edificio para fotografiarla, me quedé contemplándola como nunca antes varios segundos, y lo único que se me venía a la mente era la frase “Qué bonita es”, casi sin poder creerlo, como si la catedral nunca hubiese estado allí, que de hecho esta desde mucho antes que nacieran incluso mis padres y abuelos.

Fue terminada de construir en el año 1906, y todavía tengo en la memoria los festejos por los cien años del edificio en 2006. Todos fueron partícipes del evento, seas o no creyente, porque fue imposible esquivar las veredas de la plaza central, sin haber experimentado algo de la celebración.

Es un edificio realmente impactante, su estilo arquitectónico es el gótico francés. Pararme frente a ella solo para observarla ya me dio la sensación de inmensidad, pero no una inmensidad tenebrosa, era más bien acogedora. Si bien no soy una persona que vaya seguido a misa, tengo un cariño especial por aquel edificio.

Por empezar la iglesia se llama Nuestra Señora del Rosario, dedicada a la Virgen del Rosario, las iglesias góticas en su mayoría eran en honor a la Virgen María.

Al ingresar me topé con la puerta principal, y me detuve a contemplarla, cosa que no recuerdo haber hecho durante mi estadía en la ciudad. Fue increíble. Son de hierro forjado y fueron pintadas imitación de bronce viejo. Tiene tres puertas, más la del obispado, que se encuentra a la vuelta.

La ornamentación es notoria e importante, en estas puertas el elemento ornamental es el follaje, tomando como elemento decorativo la flora autóctona, representada de forma sencilla. En el arte gótico el naturalismo estuvo muy marcado. 

Lo que más captó mi atención al acercarme fue la inscripción en la parte superior, con un estilo caligráfico gótico que dice: “Reina del Santísimo Rosario ruega por nosotros”, y en el arco quebrado de la ojiva: “Esta es la casa de Dios y puerta al cielo”. Realmente lo es, porque la puerta principal está en correspondencia con la subdivisión de las naves, una central y dos laterales. En el arte gótico esto era para representar el camino hacia Dios.

Al ingresar por la nave central, realmente se siente la sensación de inmensidad, pero en mi experiencia no fue una inmensidad que me produzca temor, más bien todo lo contrario, es linda la iglesia y es lindo estar ahí adentro. La planta es en Cruz Latina y tiene unos azulejos en colores ocre y marrón. Creo que los azulejos eran lo que más me gustaba y entretenía de chica, no sé por qué, pero de alguna que otra vez que me llevaron a misa, la tediosa hora eterna, se me pasaba jugando con esos azulejos.

Ubicada en la nave central, dirigí la mirada lateralmente hacia el fondo, donde está ubicado el altar y por ende además de la escultura de Jesús, la de la Virgen del Rosario, que fue traída de Italia en 1863.

El techo es alto, eso sí es algo que siempre me generó curiosidad sobre todo porque ubicado bien en el centro de la bóveda de crucería hay un alto-relieve que representa a Dios. Se le ven los brazos levantados y la cabeza y está saliendo del cielo, es algo avasallante. Todavía me acuerdo del día que la descubrí, era muy chica en ese entonces y no sé si me di cuenta que era una representación de Dios.

En los laterales las paredes están cubiertas de Vitrales, con imágenes de diferentes santos, se dice que los santos los elegían las personas que donaban los vitrales. Estos son originarios de Francia y permiten el ingreso de la luz. Gran fundamento del arte gótico. 

La luz es tenue, se concebía como símbolo de la divinidad, creadora de todas las cosas. Es mística, para mostrar que es el espacio de Dios y el hombre se siente pequeño. Eso es el fundamento gótico, a mi me agrada la luz mística, me relaja.

También tiene rosetones en los laterales del fondo.

Las naves están separadas por columnas, formadas por columnatas, las cuales van recibiendo el peso de la bóveda a través de las nervaduras y de allí a los arbotantes. Los pilares son cilíndricos, pero se encuentran subdivididos en finas columnillas o boquetones. En el gótico las paredes ya no son sostén, porque el piso de las bóvedas converge sobre puntos fijos que los transmiten los arcos apuntados. Los capiteles están decorados por esculturas florales, la parte superior de la columna apenas sobresale del pilar. Son de una gran belleza, y contribuyen a producir la sensación de un aumento de la altura y disminuir la sensación de materia y peso.

Por fuera del edificio, se encuentran las gárgolas, se dice que están en medio de la tierra y el cielo, inmóviles emergen teatralmente. Son amenazantes, se levantan hacia el exterior como esperando que algo suceda.

Como toda catedral gótica, posee tres campanas, fueron fabricadas en Orleans, Francia, especialmente para nuestra catedral. Son de diferente tamaño, y cada una lleva un nombre de mujer, Juana María, la mayor, María Magdalena, la mediana, y la más pequeña, Dominga. Pude conocer el campanario, porque hace no mucho tiempo había visitas guidas al mismo, está en la parte superior y lo acompaña un museo con la historia de la Iglesia.

En la torre principal y sobre el campanario, tiene un reloj, que se pude apreciar desde los cuatro lados. 

Como toda catedral gótica, posee el arco arbotante, que da sensación de volumen y a su vez distribuye el peso hacia los contrafuertes. Los mismos rematados por pináculos, que cumplen una función decorativa y simbólica a la vez, ya que dan sensación de mayor altura y estilizan el edificio.

La altura de las iglesias en la Edad Media (máxima representación del arte gótico), se debe a que el teocentrismo y la dominación del cristianismo eran muy fuertes. La construcción era la máxima ofrenda a Dios y el propósito era alcanzar la mayor trascendencia espiritual.

Hoy en día las cosas cambiaron y mucho. El sentido de estilización es algo que me encanta, por eso creo que Nuestra Señora del Rosario, es uno de los edificios más hermosos de la ciudad, y llama la atención, se destaca, no solo por estar en el centro, sino porque es vistosa. Si tuviera que ponerle un adjetivo sería elegante. 

Si ya tenía cierta admiración por el edificio, cuando lo visité sabiendo nuevos conocimientos sobre el estilo artístico arquitectónico, esta se enriqueció aun más.

No sé si es porque de chica me recordaba las iglesias de películas como El jorobado de Notre Dame y me transportaba, o porque fue la primera que conocí de estilo gótico. Pero aseguro que vale mucho la pena visitarla si se anda por la zona. Tiene un peso histórico importante para la ciudad, y es sin duda uno de los edificios más emblemáticos.  

Facultad de Ingeniería

(Segundo premio)

Morán, Lucila Pilar

Asignatura: Taller de Reflexión Artística II

Resumen: El edificio elegido para este trabajo es la sede de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, ubicada en Avenida Paseo Colon e Independencia. A lo largo de sus páginas, este ensayo pretende no solo remarcar las características del estilo grecorromano, que es la fusión de la arquitectura griega y la arquitectura romana,  presente en la construcción del edificio, sino también marcar las distorsiones del estilo en la construcción de la obra y a su vez hacer un relevamiento de las funciones e importancia del estilo grecorromano en su contexto histórico y demonstrar cómo estas son transferidas a la Facultad de Ingeniería, por medio de las sensaciones visuales que proporciona el edificio.

Palabras clave: arquitectura griega – arquitectura romana – estilo grecorromano – templos – facultad de ingeniería – columnas – civilización griega – imperio romano.

El edificio

El edificio de la Facultad de Ingeniería es claramente un edificio de arquitectura grecorromana. Una de las características principales de esta influencia es la forma del edificio, rodeado por una hilera de diez columnas en sus lados. Se trata de un edificio construido al estilo de un templo períptedo griego con columnas al estilo del orden dórico. Esto es así porque en su parte delantera tiene una hilera de diez columnas. Estas columnas no poseen basamento, y sus fustes están estriados; cabe mencionar que si bien las estrías características de la columna dórica son abiertas, las del edificio en cuestión son cerradas. Las columnas también posen un collarino, triple, ya que son tres anillos justo arriba del fuste estriado y un equino, sin embargo no tiene ábaco redondeado. El equino se encuentra debajo de una suerte de ábaco de forma de placa cuadrada que adosa las columnas al arquitrabe del edificio. Por otro lado este edificio no pose un frontón de forma triangular como los templos griegos o romanos, sino que solo pose un friso donde se encuentran grabadas unas letras en las que se lee “Facultad de Ingeniería”. Una particularidad que tiene este edificio es que las columnas, tienen una función decorativa y no de sustento estructural. A los lados de las columnas, se encuentran dos paredes anchas, que están conectadas a otras dos paredes ubicadas en sus laterales internos, que forman una suerte de pasillo entre las columnas y la pared donde se encuentra la puerta principal. Del mismo modo, las columnas ubicadas en sus laterales también están ubicadas entre dos paredes gruesas que sostienen el edificio. Este es un rasgo más relacionado con la arquitectura romana, en la cual las columnas pasaron a tener una función decorativa y se estilizaron con varios detalles como las ornamentaciones, en lugar de ser simplemente un sostén de la estructura. La fachada del edificio esta rodeada por una serie de escalones que elevan la estructura del suelo. Cada uno de estos escalones, pose una rampa para el acceso de los autos y los discapacitados en sus laterales. Esta es una característica compartida de la arquitectura griega, en la cual los templos se erigían sobre una serie de 13 escalones, para elevar el templo del suelo, este a su vez estaba construido sobre la acrópolis, que era la parte más alta de la ciudad. Las paredes de la fachada del edificio tienen relieves de forma rectangular, cada rectángulo pose en su interior una serie de asteriscos construidos a modo de ventana, que forman una hilera de cuadrados en vertical. La puerta de entrada posee un bajo relieve de cuadrados tallados de forma similar.

Cabe mencionar que la parte interior del edificio es muy diferente a la fachada exterior, se trata de una estructura moderna y sin molduras, no tiene columnas ni relieves. Se trata de un espacio mucho más modernizado para cumplir con los requerimientos de un edificio educativo.

Se podría inferir que el motivo por el cual se construyó la fachada exterior de este edificio con estilo de templo grecorromano, es por la connotación y la importancia histórica que estos edificios tuvieron en la historia occidental. En Grecia los edificios públicos como los templos no solo se usaban con fines religiosos, sino que había edificios civiles con características parecidas a las de los templos como la Ágora griega, donde los ciudadanos tenían reuniones donde se discutían los asuntos del pueblo en largos debates entre los ciudadanos. Este fue el inicio de lo que hoy llamamos democracia. Por otro lado el imperio romano tenía edificios civiles como las basílicas, donde se discutían asuntos administrativos y comerciales, estos edificios estaban a su vez fuertemente influenciados por la arquitectura griega. Estos eran puntos de reunión de importantes comerciantes y administradores que discutían tanto de economía y negocios como de los asuntos administrativos de la ciudad. Cabe mencionar que más allá del uso que estos edificios públicos pudieran tener en la historia, es a su vez su importancia histórica lo que hace que tengan tanta relevancia para la construcción de un edificio moderno educativo. Estos edificios representan la cuna de la civilización occidental, de estos pueblos surgieron conceptos como la democracia, la filosofía y la ingeniería sanitaria y la mayoría de los conceptos estructurales y arquitectónicos básicos que luego se fueron aplicando en el pasar de la historia. Estos edificios públicos eran un centro de encuentro para la sociedad intelectual griega y romana. Es lógico que se buscara construir un edificio que imitara estos estilos, para destinarlo a una facultad de ingeniería. Aquí se forman los futuros profesionales, que diseñarán y construirán las obras civiles que el resto de las generaciones utilizará en el futuro. Aquí se forman los futuros profesionales, nacen proyectos y se imparte la educación de la historia que atravesó la humanidad para poder llegar a  estar en ese edificio en la actualidad.

La arquitectura del edificio logra brindar una presencia visual que no escapa a los ojos del espectador. La serie de escalones que conduce hacia las monumentales columnas, da una imagen de imponencia, de importancia, con cada paso que se da al subir la escalera, se siente que se esta entrando a un centro de importante envergadura y da una sensación de orgullo el sentir que uno es parte esa institución. Al llegar al final de los escalones la fachada del edificio parece erguirse como una torre en frente de uno. Es imposible leer el friso desde este punto, las columnas se extienden hasta lo más alto alejándonos lo más posible del techo. Toda la fachada exterior del edificio despide un aura de superioridad y de calidad, en cuanto a las actividades que se desarrollan en su interior. Al acercarse uno siente que no esta entrando a cualquier universidad, sino que se esta entrando a una con excelencia en lo que imparte. Esa fachada de templo provoca esta rara sensación de que se esta entrando a uno. Se esta por iniciar una asamblea o lectura de vital importancia, de la cual el estudiante tiene la oportunidad de participar. Todas estas sensaciones son captadas, simplemente al caminar hacia edificio y posarse junto a las enormes columnas y pararse frente a la gran puerta de entrada. Uno se siente pequeño ante tanta inmensidad, pareciera que las columnas se imponen ante uno y lo dejan insignificante en comparación; el alto de las mismas hace que cualquier persona se siente de lo más baja en comparación y su ancho termina de hacer sentir diminuto y frágil a cualquiera que se pose ante ellas. Cualquier persona que se ubique al lado de estas columnas, se verá igual que cualquier insecto que alguna hayamos visto posado en una pared. Estas características no son solo propias de esta facultad, sino que justamente eran los templos griegos y romanos, junto con sus edificios civiles, los que marcaban la imponencia del edificio, ante la insignificancia del ser humano. En los templos se remarcaba la imponencia e importancia del mundo espiritual, su impoluta e indiscutible grandeza, comparada con la insignificancia del mundo terrenal de los humanos y la fragilidad de los mismos. El propósito o uso de estos edificios puede haber cambiado, pero la sensación visual que uno le llega al observar semejante construcción es la misma. Por un lado, el mundo intelectual de las ideas, representado a través de la historia y la sabiduría adquiridas durante siglos, por el otro la visión ingenua e inexperta del estudiante, quien debe adentrarse en el edificio por primera vez para lograr la tan deseada metamorfosis de alumno inexperto a sabio, profesional competente y especializado.

Es por todo esto que creo que se ha elegido el estilo grecorromano para esta construcción. La Facultad de Ingeniería sigue estos preceptos de la arquitectura griega y romana y tal imitación en su estilo, justamente para un edificio con fines pedagógicos, no es una coincidencia. Si se ubican otros ejemplos, como la Facultad de Derecho, veremos que este estilo ya ha sido utilizado anteriormente para transmitir esta sensación visual en quien sea que entre o pase por su fachada exterior. El estilo grecorromano se ha extendido a numerosas construcciones a lo largo de occidente, tanto en Argentina y en el resto de América Latina, como en los países anglosajones; edificios de envergadura política, pedagógica y cultural, utilizan el estilo neo grecorromano para lograr no solo una estética marcada en el campo de la arquitectura, sino también una sensación visual de imponencia y respetabilidad, que atrae a la persona que pasa e incluso la invita a adentrarse en el edificio, con el motivo que fuere. Estos edificios no son solo testigos de una historia arquitectónica pasada de generación en generación, sino que son también una prueba indiscutible de la importancia de nuestras raíces históricas, ante el mundo contemporáneo en que estamos inversos.

Archivo de investigación

Ficha técnica del edificio:

-  Año  de construcción: 1956

-  Arquitecto: Fundación Eva Perón (1956) e ingeniero Enrique Cáceres (1957)

-  Estilo: neo Grecorromano

Historia del edificio

El edificio empezó a construirse en 1956 por la fundación Eva Perón, lamentablemente tras el golpe de Estado de 1955, es ofrecido a la Universidad de Buenos Aires,  que decide usar las instalaciones para el estudio de la carrera de ingeniería. Ya que la obra estaba sin terminar, se asigna su finalización al Ingeniero Enrique Cáceres, que responde a la Dirección de Arquitectura de la Secretaría de Obras Públicas. El trabajo fue realizado por el personal de esta Dirección, incluyendo toda la carpintería y revestimientos de madera lustrada, a excepción de los revestimientos y solados pétricos e instalaciones. En 1957 comienza la habilitación parcial, pero recién en 1966 se da por terminado el trabajo y se hace cargo la Facultad de Ingeniería del edificio.

Características del estilo del edificio en su contexto de origen

La arquitectura griega puede encontrarse desde el siglo VII A.C (periodo arcaico) hasta el siglo II A.C (periodo helenístico). Esta arquitectura se encuentra en sus orígenes en la isla de Creta durante el periodo conocido como Periodo minoico o cretense, sin embargo a medida que avanza el tiempo, se extiende hasta el Peloponeso y el resto de las islas y ciudades estado del territorio, conocidas como polis. A grandes rasgos la arquitectura griega se destaca por ser una arquitectura adintelada. Su arquitectura se divide en arquitectura doméstica (la casa griega) y la arquitectura cívica, que puede contener tanto construcciones civiles (edificios públicos) y religiosas (los templos). La casa griega se caracteriza por ser un gran patio rectangular con habitaciones a su alrededor. Por otro lado la arquitectura cívica griega es la que más uso hace de la columna. El templo griego esta ubicado en la acrópolis (parte más elevada de la ciudad) y se encuentra elevado del suelo sobre una serie de escalones. El templo griego, al igual que otros edificios de arquitectura cívica, es muy ornamentado y se hace uso de otro tipo de arte griego como es la escultura. Se pueden encontrar tres tipos de órdenes arquitectónicos distintos dentro de la arquitectura griega. El dórico es el más antiguo de los órdenes. La columna dórica se caracteriza por no tener basamento, tiene unas líneas en su fuste llamadas estrías y finaliza en un capitel con un collarino, un equino y un ábaco. El templo dórico se caracteriza además por tener un friso, que no es continuo, sino que entre las imágenes aparecen unas líneas llamadas metopas que separan el friso en secciones. El segundo orden arquitectónico es el jónico, este se caracteriza por tener columnas con una base inferior, llamada basamento y una superficie superior debajo del ábaco, de forma redondeada llamada voluta, en lugar de un equino. El templo jónico es uno de los más finos y ornamentales. Sus columnas tienen más estrías que las dóricas y son estrías abiertas. Su friso es continuo, permitiendo la implementación de más estatuas y relieves que van acomodando sus posiciones de acuerdo al espacio disponible en la forma triangular del friso. Por ejemplo, las estatuas de las esquinas están recostadas y las más cercanas al centro van sentadas o arrodilladas y las del centro se encuentran de pie. Finalmente el último orden arquitectónico es el corintio, este es muy parecido al orden jónico, con la diferencia de que en su capitel, no hay volutas, sino que se talán hojas de acanto, a modo de ornamentación. Por otro lado tiene una hilera de cuadrados tallados, por encima del friso, llamados dentículos. Este fue uno de los órdenes más utilizados en el periodo helenístico.

La arquitectura griega se caracterizó no solo por su ornamentación o su uso de las columnas, sino por su armonía. Se utilizaban cálculos matemáticos y proporciones respetadas para lograr cumplir una simetría a la hora de construir. Los edificios eran la respuesta a la vida del ciudadano y una representación del poder político. El templo era la casa del dios y se colocaban estatuas en su interior que solo los sacerdotes o sacerdotisas podrían ver, ya que el ciudadano no tenía permitida la entrada. En los edificios cívicos, los ciudadanos griegos podrían ir a debatir asuntos políticos referentes a la sociedad en la que vivían.

Por otro lado los griegos tenían edificios para espectáculos. El teatro griego consistía en una construcción de planta circular ubicada en la ladera de una colina. Estaba rodeada por una gradería y el escenario se encontraba dividido. Había un espacio circular en la parte frontal llamado orquesta, donde se ubicaba el coro. El escenario tenía una planta rectangular que se llamaba suene o escena que era donde tomaban lugar las acciones y en el fondo estaba el proscenio que tenía un telón de fondo pintado donde había una o más entradas por las que entraban o salían los actores.

La arquitectura romana se ubicó por todo el territorio que constituía el imperio. Sin embargo si hubiera que ubicar los orígenes de esta civilización, podría hacerse en la península itálica a orillas del río Tíber, a partir del año 753 A.C hasta el año 476 D.C, cuando el imperio ya estaba constituido y expandido. La civilización romana era expansionista, por lo que su arquitectura se vio influenciada por dos civilizaciones distintas. Por un lado se influenció de la civilización etrusca de la que tomó la bóveda de cañón, que era un pasillo largo con un techo de bóveda de forma circular, que los romanos derivaron en otros cuatro tipos de bóveda. La bóveda semiesférica (una bóveda con techo semicircular), la bóveda de cuarto de esfera (una bóveda con un techo de mitad de diámetro que la bóveda semicircular), la bóveda anular (una bóveda de cañón pero alargada en un túnel en forma de U) y la bóveda de arista, que eran dos bóvedas de cañón atravesadas en forma de cruz.  Por otro lado los romanos se influenciaron muchísimo en la arquitectura griega, al invadir el territorio. Los romanos tomaron los órdenes arquitectónicos griegos y los mezclaron con los propios. Dentro de la arquitectura romana se pueden encontrar los órdenes dórico, jónico y corintio (provenientes de Grecia) y los órdenes toscano, que es una mezcla del orden dórico griego pero con el fuste liso, y compuesto, que utiliza elementos del orden jónico y del orden corintio. Los romanos utilizan una arquitectura sumamente ornamental por lo que cerca del siglo II, los fustes de las columnas se componen de figuras humanas. La arquitectura romana, si bien se influencia mucho de la griega, hace varios cambios en su estilo. Por un lado el templo ya no esta apoyado sobre 13 escalones, sino por un pedestal que solo tiene escalones en su parte frontal.

La arquitectura romana se divide en distintos tipos de construcciones: arquitectura civil, que incluye edificios públicos (basílicas, termas), edificios para espectáculos (teatro, anfiteatro y el circo), edificios domésticos (la casa o la villa romana), edificios funerarios (la tumba) y los edificios conmemorativos (los arcos del triunfo y las columnas). Por otro lado estaba la arquitectura religiosa como el templo y las obras de ingeniería como los acueductos.

El templo romano sigue el estilo del templo griego aunque hace algunas modificaciones. Por un lado hay un sólo pórtico con columnas, que forma la fachada y única entrada al edificio, junto con las escaleras que ahora solo se encuentran en la parte frontal.  Las columnas, ahora están adosadas a los muros laterales y posteriores de la cella. El templo romano seguía siendo de planta rectangular, sin embargo se podían encontrar templos de planta circular rodeados de columnas al estilo corintio y construidas sobre basamentos. Por otro lado el Panteón de Agripa presentaba una planta rectangular frontal y una planta circular que sostenía una enorme cúpula.

La arquitectura civil romana tenía distintos tipos de estilos arquitectónicos dependiendo del tipo de edificio del que se tratara. Los edificios públicos como las basílicas tenían plantas rectangulares y una nave central (con aberturas en la parte superior para facilitar la entrada de luz) y un  muro de fondo con forma semicircular.  Tenía cubiertas de bóveda de cañón en las naves laterales y de bóveda de arista en la central. Por otro lado edificios como las termas tenían muros porticados pero se dividían en distintas salas con diferentes temperaturas de agua, vestidores, gimnasios y en la parte inferior un sótano con calderas donde los esclavos calentaban el agua. Los edificios para espectáculos eran diferentes según se tratara de un teatro, un anfiteatro o un circo. El teatro era semicircular y estaba construido sobre una base hecha en la sima de una ladera, tenía gradas a su alrededor donde también se construían entradas y galerías abovedadas y un escenario en cual hay un pequeño semicírculo para el coro y un proscenio de fondo para los actores, en el cual el fondo estaba dividido en distintos niveles para incorporar balcones, escalera y columnas. Por otro lado el anfiteatro era de planta circular, rodeado por gradas y corredores de bóveda de arista y arcos. En la parte inferior por debajo de la arena donde se hacían peleas de fieras, había una red de celdas y establos donde se guardaban a los animales y gladiadores. Finalmente el circo romano era una adaptación del estadio griego, con una planta rectangular estrecha y alargada. Estaba rodeado por un largo muro y a su alrededor había gradas.

La casa romana es muy parecida a la griega con una planta rectangular y cuartos a su alrededor, aunque los romanos construyeron lo que hoy se consideraría como el primer sistema de departamento. Eran grandes casas con tiendas o talleres en la parte inferior y varios dormitorios en la parte superior para ciudadanos que no podían pagar una vivienda particular.

Por otro lado los edificios conmemorativos consistían en arcos compuestos de una o más bóvedas y columnas. La columna romana tenía tallados en su fuste en el cual se ilustraba la batalla o logro por el cual se había erigido la columna y había una estatua de bronce del emperador en su parte superior.

Debido a que la arquitectura romana se vio tan influenciada por la griega, se denomina arquitectura grecorromana a las construcciones o edificios que presenten características de estos dos tipos de construcciones o que evidencien la influencia griega sobre la arquitectura romana. Los primeros templos romanos son un buen ejemplo de este tipo de estilo, ya que se pueden ver rasgos tanto de la arquitectura griega y los cambios que la arquitectura romana impuso sobre esta.

Estilo Grecorromano en la Facultad de Ingeniería (Paseo Colón)

(Segundo premio)

Güernos, Micaela

Asignatura: Taller de Reflexión Artística II

Resumen: Este ensayo se centraliza en el análisis comparativo entre el estilo Grecorromano y el edificio de la Facultad de Ingeniería de la UBA, ubicado en Avenida Paseo Colón, en el barrio de San Telmo. Este edifico educativo se especializa por tener características del estilo griego. En este informe, se analiza su historia, su particular diseño, estructuras externas y algunas internas, desde su proyecto original y comparándolo con los elementos importantes del estilo griego.

Desarrollo

En cuanto a su historia, la Facultad de Ingeniería forma parte de la Universidad de Buenos Aires, en la actualidad compuesta por 13 facultades.

La Universidad de Buenos Aires fue fundada por una constitución en la fecha del 9 de agosto de 1821. La cual fue firmada por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires Martín Rodríguez e inaugurada tres días después. En la apertura de la universidad se crean cinco departamentos: ciencias sagradas, derecho, medicina, matemáticas y estudios preparatorios; aunque no se llegan a formalizar carreras de ingeniería.

Durante la gestión del rector Juan María Gutiérrez se reinstala el departamento de ciencias exactas, el cual había sido suspendido durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Por decreto del gobernador Mariano Saavedra, del 16 de junio de 1865 se establece en la Universidad de Buenos Aires un Departamento de ciencias exactas, correspondiendo la enseñanza de las matemáticas puras y aplicadas, y de la Historia natural.

La Facultad de Ingeniería (FIUBA) es una de las 13 unidades funcionales en que se divide la Universidad de Buenos Aires. La Facultad de Ingeniería de Paseo Colon es la sede principal, ubicada en el barrio de San Telmo.

Este edificio educativo fue diseñado en estilo neoclásico por la Dirección General de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas de la Nación en 1950. En el año 1951 comenzó su construcción como la sede de la fundación Eva Perón. Cuando Juan Domingo Perón fue derrocado en el golpe de estado de 1955, que instauró la dictadura autodenominada Revolución Libertadora, el edificio fue atacado por militantes anti-peronistas. Esta facultad contaba con 10 estatuas de seis metros de Mármol de Carrara del escultor italiano Leone Tommasi, las cuales fueron desmontadas mediante una grúa del puerto de La Plata. En su gran mayoría estas esculturas fueron decapitadas y arrojada al fondo del Río de la Plata. El Edificio fue destinado a la Facultad de Ingeniería en 1956.

En el análisis de la Facultad de Ingeniería de Paseo Colón, es una obra  inconclusa, la cual quedó en manos de un equipo encabezado por el Ing. Enrique Cáceres, dependiente de la Dirección de Arquitectura de la Secretaría de Obras Públicas. La construcción de los trabajos fue realizada por personal de esa Dirección, incluyendo toda la carpintería y revestimientos de madera lustrada. En 1957 comienza la habilitación parcial, pero recién en 1966 se da por terminado y la Facultad de Ingeniería se hace cargo del edificio.

Cuenta con una fachada y dos frentes laterales apoyados en columnas de estilo dórico. El estilo dórico es un orden que se inspira en lo masculino. Es un orden de columnas robustas. La columna no posee basa, descansa directamente sobre el basamento. Es conocido por ser el más antiguo y el más sencillo, utilizado para transmitir solidez y poder. Al igual que sus capiteles, los cuales son acojinados con terminación en un ábaco.

El fuste es más ancho abajo que arriba, posee estrías de cantos vivos, el éntasis, llamado a la sección de la columna que presenta mayor diámetro, de la columna dórica es fundamental; a éntasis más pronunciados, mayor arcaísmo de la columna dórica. Tiene de 16 a 20 estrías en arista viva, y el perfil es ligeramente convexo.

El capitel se compone de collarino, equino y ábaco, los cuales sobresalen considerablemente. Sobre el ábaco descansa el entablamento compuesto por arquitrabe o dintel de manera lisa. Podemos poner como ejemplo del estilo Dórico en su mayor expresión al Partenón.

La Facultad de Ingeniería de Paseo Colón se destaca por tener columnas alrededor de todo el edificio, este estilo se conoce como el Períptero. Significando que rodeaba el templo, determinaba una galería alrededor de toda la estructura denominada corredor o deambulatorio, que permite caminar alrededor del templo durante las celebraciones religiosas y ser visto desde el exterior por todos sus lados, por tanto, se concedía gran importancia al aspecto externo: proporciones, elementos decorativos y colores. Los dioses olímpicos a los que se consagraron la mayoría de los templos fueron Zeus, Hera, Atenea y Apolo.

La Facultad ocupa una superficie cubierta de 46.000 m². Consta de cinco pisos, planta baja y dos subsuelos, tiene una capacidad para albergar a 4.300 alumnos por turno y 2.730 m² destinados a dependencias administrativas. El edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional por la ley 26.714 de 2011.

Los griegos creían en los Dioses del Olimpo, creando diferentes polis, que son las ciudades estados. Estas son independientes a nivel político y económico. Ante un caso de guerra contra otras ciudades se alían para luchar juntos. Comienza la Grecia clásica, donde se dan los periodos arcaicos, clásicos y helenísticos. Para el griego el templo tiene que ver con las creencias, albergaba a un dios o una diosa. Todo estaba pensado al hombre, tiene un sentido escultórico. Utilizaban un orden arquitectónico. Manipulaban una arquitectura de arquitrabe, que utiliza elementos horizontales y verticales.

Para la construcción de la Facultad, se utiliza en este edifico el estilo griego cuya arquitectura se presenta como la respuesta de la vida del ciudadano. La mayoría de las áreas cívicas contienen edificios religiosos. Son edificios para contener la fachada del estilo griego y acoger la vida democrática. El templo Griego es el alma de la ciudad. Es la casa de la estatua de un dios. El templo, simplemente servía para alojar la estatua del dios al que estaba dedicado. Las ceremonias se celebraban al aire libre en el altar situado frente al templo.

A diferencia de las distintas instituciones del estilo griego, la Facultad de Ingeniería se destaca por ser una institución educativa y no religiosa, que remonta a la cultura del saber. Entonces, por una cuestión de comodidad para los estudiantes del edifico, este se compone por aulas con vidrios claros. No cuenta como el resto de los edificios griegos con un espacio religioso donde todos puedan encontrarse.

Podemos también relacionar a la Facultad con el estilo romano. El templo romano era un lugar de culto a los dioses en la Antigua Roma. Desde el estudio de la arquitectura romana se conoce que este tipo de templo fue originario de las ideas vinculadas entre los templos etrusco y griego con planta rectangular. A través de los años fue modificando su estructura que en su origen tenía una base entre la cella o templo etrusco y el pórtico de columnas del templo griego. Difiere en el orden toscano descrito por Vitrubio que era cuadrado sobre un zócalo al que se accedía por una escalera anterior o pódium. El podio, palabra proveniente del Latín pódium, es un pedestal que construían los romanos alrededor de los templos.

Podemos deducir que los romanos utilizaban el pódium para demostrar poder ante los siguientes. Su utilización en la Facultad puede también denotar el poder de la institución de aprendizaje.

Conclusión          

Disfruté poder relacionar la historia con la actualidad del edificio de la Facultad. Me llama la atención cómo es que los estilos se van reutilizando y amoldando en la historia para las diferentes necesidades de la sociedad.

Fue muy interesante descubrir la historia de la Facultad y las injusticias que sufrió a través de la historia hasta llegar a ser lo que es hoy en día.

La biblioteca es bellísima, todos los libros están bien cuidados y el espacio está perfectamente iluminado para poder darle un buen uso a la misma.

El edificio en sí es muy imponente, en su interior está recubierto con mármoles. Es una lástima que por dentro no se la cuide porque es una facultad muy interesante para analizar y disfrutar de visitarla.

Influencias grecorromanas en la Facultad de Derecho

(Primer premio)

Menalled, Melanie

Asignatura: Taller de Reflexión Artística II

Resumen: La Facultad de Derecho es un edificio que se encuentra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el barrio de la Recoleta. Fue construido en el año 1969, bajo la presidencia de Juan D. Perón, sus creadores fueron los arquitectos Arturo Ochoa, Ismael Chiappori y Pedro Mario Vicent. Su arquitectura está basada en el estilo clásico grecorromano. 

Este edificio no es solo un lugar donde miles y miles de estudiantes se forman académicamente año tras año, sino que representa en su arte, majestuosidad y poder. La universidad es imponente a todo aquel que transita por esa zona. En su acceso se observa una escalinata, cuya estructura remite a los templos romanos, junto con sus columnas del orden Dórico perteneciente a la antigua Grecia.

Considero que este tipo de arte no fue elegido al azar, el derecho romano es la fuente del derecho argentino, y sabemos que los orígenes están en la legislatura griega. Tanto los romanos como los griegos siempre se interesaron por el saber, por la educación y el progreso. Sin duda utilizar sus hallazgos y volcarlos en una facultad de leyes es algo que no deja de representar el auge de dichas culturas.

Palabras clave: arquitectura – arte – derecho - estilo clásico – justicia – libertad - órdenes arquitectónicos – saber – simetría - patrimonio arquitectónico – universidad.

El presente ensayo constará del análisis arquitectónico y fotográfico de un edificio seleccionado de la Ciudad de Buenos Aires siendo este la Facultad de Derecho, en donde se dictan las carreras de Abogacía, Traductorado Público y Calígrafo Público. El objetivo del mismo consta en reconocer y desarrollar dentro de un marco teórico cual es el movimiento artístico que influyó para su construcción.

Cabe reflexionar que la misma fue creada bajo las influencias Greco-Romanas lo que no considero que haya sido casual. El profesor de la Facultad de Derecho, Abelardo Levaggi, definió al derecho romano como fuente del derecho argentino y sabemos que este cuenta con sus orígenes en la legislatura griega. En el siguiente escrito se establecerá el contexto social, político y económico del país en el momento de su construcción junto con una reseña bibliográfica de sus arquitectos. Además de su comparación con el estilo Greco-Romano y sus características determinantes. Para finalizar, se expondrá una conclusión personal sobre la vivencia experimentada al realizar el trabajo del patrimonio arquitectónico. 

En la actualidad se encuentra ubicada en ubicada en Avenida Figueroa Alcorta 2263 en el barrio porteño de Recoleta. Siendo esta una de las zonas más frecuentadas en la Capital Federal elegida por turistas y residentes. Allí podemos encontrar el Museo de Bellas Artes, la Plaza Francia, el Centro cultural de Recoleta, el Cementerio de Recoleta y la Iglesia Nuestra Señora del Pilar entre otros sitios de relevancia social y cultural.  Sin embargo, la Facultad de Derecho se distingue no solamente por ser una gran fuente del saber, sino que también su arquitectura representa una expresión de monumentalismo y poder. En ella se educan más de 30.000 alumnos de nacionalidad tanto argentina como extranjera, entre ellos podemos destacar personalidades como los presidentes Roque Sáez Peña, Marcelo Torcuato de Alvear, Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde. Además, el reconocido ganador del Premio nobel Carlos Saavedra Lamas, estudiante, profesor y rector de la Universidad.

El 21 de setiembre de 1949, se realizó la inauguración del edificio, en conmemoración al Día del Estudiante y de la primavera. La Facultad funcionaba desde 1925 en el edificio de Avda. Las Heras 2214.Sus anteriores sedes fueron el edificio en la Manzana de las Luces (1821) y el Convento de San Francisco (1825).

La actual sede se inauguró bajo la presidencia de Juan Domingo Perón, acompañado por su esposa Eva Duarte, este edificio se construyó en una época de gran crecimiento de la Universidad de Buenos Aires, durante la primera presidencia peronista tenía 14000 alumnos. Bajo este mismo mandato se fundaron las facultades de Arquitecturas, Odontología y Ciencias Exactas. La nueva sede de Derecho se instaló en el lugar donde funcionaba Obras Sanitarias de la Nación, la empresa estatal de agua.

El concurso de anteproyectos fue convocado en 1939. En 1941 comenzaron a demolerse los filtros de Obras Sanitarias y el 9 de marzo de 1942 se ordenó la iniciación de los trabajos. Luego de que Perón asumió la presidencia, en 1946, la comisión honoraria formada para impulsar la construcción del edificio renunció y se formó una nueva. Fue entonces cuando la obra recibió su impulso definitivo, con la inyección de fondos presupuestarios para acelerar su realización. Los materiales utilizados en la construcción fueron nacionales. Por ejemplo, el revestimiento del frente, el pórtico de entrada y la gran escalinata están hechos con piedra traída de Mar del Plata. En los 40.000 m2 construidos, originalmente había 51 aulas con capacidad para entre 50 y 150 alumnos. Pero también se destacaban los espacios pensados para la realización de conferencias o actos académicos o artísticos. En el sector histórico de la facultad, inaugurado en 2007, hay una gigantografía y una placa que homenajea a los 15 presidentes argentinos que estudiaron ahí.

La facultad originariamente sería fundada en donde hoy se encuentra la Facultad de Ingeniería, como mencioné anteriormente en la Avenida Las Heras, pero por motivos de presupuesto esta idea se esfumó y el proyecto con ideales góticos terminó inconcluso. Coll, fue Ministro de Justicia e Instrucción Pública, también profesor de derecho en la Universidad de Buenos Aires. Afirmó que el lugar donde desarrollaba sus actividades docentes la facultad era inadecuado, hecho conocido por los diputados, muchos de los cuales eran universitarios. Expuso que la terminación del edificio de Avenida Las Heras costaría más de 17.000.000 de pesos y no podría efectuarse manteniendo el estilo gótico. Por otra parte, argumentó que los institutos docentes no debían estar en edificios suntuosos sino sobrios, por una razón funcional.

La arquitectura de la facultad fue inspirada por los templos grecorromanos, fue creada por los arquitectos Arturo Ochoa, Ismael Chiappori y Pedro Mario Vinent, que ganaron un concurso de anteproyectos en el que participaron muchos arquitectos. Era una época de gran crecimiento en cuanto a la Universidad de Buenos Aires, durante el gobierno de J. D. Perón en el año 1949. En un principio la elección de estilo grecorromano trajo disputas, ya que algunos consideraban a dicha arquitectura fascista y nazi, pero esto no impidió la construcción de la misma.

Continuando la línea de la reflexión mencionada anteriormente es importante destacar las asociaciones que estos dos imperios imponentes dejaron en su legado y que impactan directamente con su influencia en la Facultad de Derecho. En cuanto a Grecia es una fuente directa de la democracia, la filosofía y la constante búsqueda del saber, por su parte Roma continúa siendo la base del derecho civil en muchos estados incluyendo a nuestro país. Debido al constante crecimiento de su Imperio a raíz de su cultura expansionista y militar se vieron obligados a establecer un reglamento el cual les permitiera mantener el orden y la organización de sus tierras. Esto fue logrado bajo el mandato de Justiniano en su obra Corpus Juris Civilis.

El majestuoso edificio está ubicado sobre un pódium, estableciendo su acceso a través de sus escalinatas, este tipo de estructura remite a los templos Romanos a los cuales eran las casas de los dioses y por lo tanto debido a su gran santidad no se podía acceder, es interesante considerar como una universidad siendo un establecimiento de constante tránsito de personas toma la influencia estética de los templos pero adapta su interior para la funcionalidad del mismo pasando a ser esta la Casa del saber. Su fachada cuenta con catorce columnas correspondientes al Orden estético griego Dórico, conocido por ser el más robusto, sólido y asociado a la fuerza de los tres órdenes, con su fuste estriado y su capitel más limpio y serio, es relevante que haya sido seleccionado para ser la cara visible del recinto, ya que en ella se busca formar profesionales que sean capaces de establecerse, formarse y defender las leyes con objetividad, severidad, transparencia y sobre todo responsabilidad. Otra de las características vitales para un buen funcionario de la ley es su capacidad para mantener el eje en las situaciones difíciles y ser capaces de observar la luz frente a los disturbios presentes, la simetría de su fachada muestra como la organización y compostura de la Antigüedad clásica era un elemento fundamental en su cultura.

A través del pórtico accedemos al Salón de los pasos perdidos, analizándolo desde su parte superior a inferior podemos observar como su techo está compuesto por casetones, elemento tanto decorativo como funcional utilizado por los romanos para alivianar el peso de sus cúpulas, descendiendo a través de sus columnas dóricas podemos observar grabados en mármol el Acta de la Independencia y el Preámbulo de la Constitución. Además de sus dos esculturas ubicadas a los extremos del salón representando la justicia y la libertad, obras pertenecientes a los escultores Carlos de la Cárcova y Roberto Capurro del año 1953. Por último, sus pisos de mármol son una característica en la arquitectura romana. 

Considero que la Facultad de Derecho ha logrado satisfacer la necesidad de la sociedad argentina gracias a una arquitectura pensada racionalmente y funcionalmente como lo hacían en la Antigüedad Clásica.

Bibliografía

Cortes. H. (2017). La influencia romanista en el nuevo código civil y comercial. Recuperado de: http://argentinainvestiga.edu.ar/noticia.php?titulo=la_influencia_romanista_en_el_nuevo_codigo_civil_y_comercial&id=3019

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires - Secretaria de Turismo (Web Oficial) Recuperado de: https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/atractivo/facultad-de-derecho

Paolantonio. A. (2011). Detalles de Buenos Aires. Edificios y monumentos de Buenos Aires. Recuperado de: http://detallesdebuenosaires.blogspot.com/2011/03/facultad-de-derecho-y-ciencias-sociales.html

Universidad de Buenos Aires-Facultad de Derecho – Web institucional. Recuperado de: http://www.derecho.uba.ar/institucional/rinstitucionales/asuntos_institucionales_guia_visita ntes_03.php

Universidad de Buenos Aires-Facultad de Derecho – Web institucional. Recuperado de: http://www.derecho.uba.ar/derechoaldia/notas/descubriendo-espacios-y-obras-de-arte/+6436


Trabajos ganadores del Concurso Proyectos de estudiantes - Ensayos sobre la Imagen Segundo Cuatrimestre 2018 fue publicado de la página 61 a página67 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación

ver detalle e índice del libro