Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación >
  4. Las miradas retratadas por Da Vinci

Las miradas retratadas por Da Vinci

Canteros, Santiago

Asignatura: Taller de Reflexión Artística III

Creación y Producción en Diseño y Comunicación

Creación y Producción en Diseño y Comunicación

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXV Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2019 - Ensayos Contemporáneos. Edición XXIII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2019

Año XIV, Vol.88, Diciembre 2019, Buenos Aires, Argentina | 278 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Si una persona se pondría a pensar cuál fue su primer contacto con otra, algunos podrían decir que le vieron la vestimenta, otros el peinado, pero sin duda alguna, la mayoría diría que su primer contacto con otra persona fue a través de la mirada.

La mirada es un atributo que posee el ser humano con el cual es posible transmitir una numerosa cantidad de emociones, estados y/o sentimientos. Incluso es una cualidad que ejercitamos desde muy pequeños, a medida que se afianza el vínculo madre-hijo.

La mirada nos define. Dice quiénes somos y qué queremos. Es nuestra esencia como seres humanos.

 

Palabras clave: análisis - artes plásticas – ciencia – cinquecento - estilo artístico - figura humana - obra de arte – metodología - técnica.

 

Introducción

Para la realización de este ensayo se buscó descubrir la metodología de Leonardo Da Vinci para la realización de sus personajes anatómicamente perfectos. Detrás de ellos, no solo hay un sinfín de estudios del cuerpo humano, sino mucho más. Experimentos fisiológicos, que él mismo se ingeniaba, son la base de por qué las figuras retratadas por el maestro florentino son únicas.

 

Desarrollo

La mirada… cualidad compleja, si las hay en el ser humano. Factor principal de expresión en el rostro, por ende, canal fundamental de manifestación de los sentimientos ¿Por qué compleja? Bueno, es una cualidad que tiene el ser humano con la cual logra manifestar un sinfín de expresiones y sentimientos. Desde tristeza o amor, hasta cansancio y furia. Desde sorpresa o disgusto, hasta preocupación y alegría. Es una de las herramientas más importantes de la comunicación no verbal, y el punto de partida de la escucha activa. Una mirada es más que solo los ojos. Se compone además con las cejas, la frente y por la expresión facial. La mirada puede manifestar diferentes aspectos de nuestra personalidad. Puede manifestar ciertos rasgos de timidez si es que la persona no soporta la conexión entre ambas miradas. O rasgos de seriedad si se tiene una mirada firme acompañado del fruncimiento del ceño. La utilizamos cuando necesitamos enfocarnos en algo o para prestar atención a alguien, o más bien, para hacerle saber a la otra persona que nos interesa lo que está hablando. Por eso existen situaciones cuando estamos manteniendo una conversación con otra persona y, al momento que desviamos la vista hacia otro sitio, la otra persona nos llama la atención para restablecer la conexión entre ambas miradas.

La mirada no es algo que se tiene, es una relación en la que alguien entra. Es el medio para saber que estamos siendo observados o vigilados: una madre o un padre retando a su hijo, un jefe controlando a sus subordinados, un policía vigilando su zona de trabajo.

Dado que contamos con esta particularidad, no es sencillo para un artista que pretende reflejar la realidad, plasmar aquello que vemos, sentimos y se nos transmite en un espacio tridimensional, volcarlo a un espacio bidimensional y que continúe provocando los mismos sentimientos y emociones. No cualquier artista está capacitado para reflejar fielmente este atributo. Se requiere demasiada habilidad, práctica y destreza para alcanzar ese nivel de trabajo. Artistas con estas características no abundan. Por eso, se destacan aquellos que reproducen fielmente la realidad y, además, logran dotar a la figura retratada de un alma, la cual consigue expresar una variedad de emociones, estados y sentimientos. Leonardo Da Vinci fue uno de ellos.

En sus obras, por medio de una mirada, el personaje va cobrando vida, o una sonrisa apenas esbozada. Leonardo lograba que parecieran increíblemente vivos. Uno queda cautivado por esa mirada que parece seguir al espectador en cada movimiento. Pero ¿cómo es que Leonardo lograba plasmar en sus obras figuras anatómicamente perfectas? Y más aún, ¿cómo hacía para dotar a las figuras de una mirada tan penetrante?

En el documental Descubriendo el rostro de Leonardo emitido por la cadena de televisión History Channel, se muestra cómo se lleva a cabo una investigación en torno al posible descubrimiento de un retrato, perdido en el tiempo hasta ese entonces, que podría develar el verdadero rostro de Leonardo. Tavola Lucana, el retrato en cuestión, muestra a un hombre de avanzada edad que presenta los mismos rasgos conceptualizados que se tenían del polímata florentino, y además cuenta con la técnica de Sfumato, método que Leonardo practicaba con frecuencia en sus obras.

Diversos estudios e investigaciones de índole artística, histórica y al mismo tiempo ayudados con programas computarizados de modelado en 3D, se llevaron a cabo para descifrar si realmente el sujeto retratado es Leonardo, y más aún, si es un autorretrato.

En el trascurso de los estudios a la Távola Lucana, surgió un problema de correspondencia entre la reconstrucción en 3D y la obra en sí. Al momento en que se trató de ubicar el rostro modelado en 3D en la posición que se ubica la figura en la obra, las imágenes no coincidían perfectamente. En primera instancia, los estudiosos a cargo de la investigación, pensaron que se trató de un error de reconstrucción o algo que se les pudo pasar de largo.

En Tavola Lucana, el sujeto se encuentra en la posición de tres cuartos, pero si se observa con detenimiento en el retrato hay una divergencia entre las pupilas. El ojo derecho mira hacia el frente, mientras que el ojo izquierdo pareciera estar mirando hacia un costado. Dicho detalle se puede encontrar en otras obras de Leonardo como el San Juan Baptista, en La Gioconda y en menor medida en La belle ferronnière. ¿Podría ser que esta discordancia en las pupilas sea el causante de tan bellas y penetrantes miradas en las obras de Leonardo? En el Códice Atlántico de Da Vinci podría estar la respuesta. Entre los experimentos de óptica que realizó Leonardo, se encuentra un invento particular: la cámara de los espejos. En el manuscrito del Códice, se encuentra un texto acompañado de un bosquejo hecho por Leonardo que muestra un curioso artilugio. El aparato funcionaría de la siguiente manera: si se hiciese ocho espejos planos y cada uno tuviera dos brazos de ancho y tres de alto, y fueran colocados en círculo de manera que compongan una figura de ocho caras, con una circunferencia de 16 brazos y un diámetro de cinco brazos, en donde el ángulo que forma la unión de cada espejo, sea de 22,5º, la persona que allí se encuentre podrá verse por cada lado infinitas veces. Mediante un experimento en un programa computarizado se probó si realmente Leonardo pudo haber utilizado este aparato para la realización del autorretrato. Mientras avanzaba la investigación los investigadores fueron descubriendo que el ángulo en el que había sido pintado el retrato correspondía exactamente a la posición dentro de la cámara de los espejos cuando se miraba en el ángulo. Pero si se observa el cuadro con detenimiento, se nota un desnivel. La nariz y la boca están levemente orientadas hacia atrás con respecto a los ojos y al resto del rostro que rotan en la posición de tres cuartos. Entonces, ¿a qué se debe dicha diferencia de rotación?

Hacia fines del siglo XV, Leonardo llegó a la conclusión que el ser humano mira con ambos ojos, y para él que siempre trataba de pintar la realidad tal cual como la veía, ese descubrimiento representó un verdadero dilema ¿Cómo podía representar algo que normalmente vemos con ambos ojos? La visión binocular nos permite ver la realidad en tres dimensiones. Dos imágenes distintas. Una proviene del ojo derecho y la otra del izquierdo, y en el cerebro ambas se funden creando la percepción del relieve. Fue por medio de una serie de experimentos que Leonardo encontró la manera de traducir en pintura lo que sería la visión binocular. Tomó una esfera. Dibujó la primera mitad vista por un ojo, y luego hizo lo mismo con la segunda mitad y miró con el otro ojo. Descubrió que con ese procedimiento se obtenía una percepción espacial del objeto. Cada mitad parecía tener más relieve con respecto a la otra ¿Podría ser que por medio de este mecanismo Leonardo realizaba sus rostros, y por consiguiente, las miradas? De ser así, este sería el causante de por qué, al momento de trasladar el retrato de Lucania al programa computarizado de modelado en 3D, ambos no coincidían. En consecuencia, la imagen del cuadro Lucano sería la combinación de dos puntos de vista diferentes. La nariz y la boca orientadas a 40º, fueron pintados con la visual del ojo derecho. Mientras que los ojos y el resto del rostro, orientados a 22,5º, con la del ojo izquierdo. Esto explicaría la diferencia de eje que fue encontrada entre la nariz, la boca y los ojos y, por consiguiente, dotar al rostro, y en especial, a la mirada, de su singularidad.

 

Conclusión

En definitiva, creo que Leonardo no solo era un gran pintor. Las miradas retratadas por él no se encontraban en su sitio por mera intuición. Todas sus investigaciones estaban en función de su arte. Porque él consideraba el arte como un medio para exponer todos sus conocimientos. Por lo cual, sus retratos son fruto de todas sus investigaciones y de su inteligencia.

 

Bibliografía

Persello, A. (2019). Significados de la mirada. IAFI (Instituto Americano de Formación e Investigación). Disponible en: https://www.pnliafi.com.ar/la-mirada- significado/

Rovira, Á. (2014). La mirada. AlexRovira.com. Disponible en: http://www.alexrovira.com/reflexiones/blog/articulo/la- mirada

Trovellesi Cesana, L. y Kosinetz, F. (2018). Descubriendo el rostro de Leonardo. Italia: History Channel


Las miradas retratadas por Da Vinci fue publicado de la página 63 a página64 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación

ver detalle e índice del libro