1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº39 >
  4. Materia: Taller de Fotografía I

Materia: Taller de Fotografía I

Fernández, Carlos Alberto [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Escritos en la Facultad Nº39

Escritos en la Facultad Nº39

ISSN: 1669-2306

Propuestas para el mejoramiento académico Profesores de Diseño y Comunicación

Año III, Vol. 39, Febrero 2008, Buenos Aires, Argentina | 26 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Creo necesario, primeramente, describir con algún detalle, el
marco en el que deben considerarse mis propuestas.
Características de la asignatura
Originalmente, con la misma denominación y código, era una
asignatura troncal de la Licenciatura en Fotografía y también
curricular y transversal a las carreras de Diseño Gráfico,
Licenciatura en Publicidad, Diseño Textil y de Indumentaria
y Producción de Modas. En ambos casos el programa de la
asignatura era el mismo pero, en la práctica, en el dictado de
las clases y en los trabajos prácticos solicitados, se operaban
algunas diferencias.
El criterio para diferenciar los contenidos tiene su lógica. En
la Licenciatura en Fotografía, el programa resulta adecuado
(los contenidos deben ser estrictamente técnicos), ya que los
aspectos conceptuales y estéticos corresponden a otra asignatura:
Introducción al Diseño Fotográfico.
Posteriormente la asignatura correspondiente a la Licenciatura
en Fotografía se diferenció en su título con el agregado de la
letra “F”. Pero los programas no se modificaron. Considero
que el programa de “Taller de Fotografía IF”
es acertado para
la Licenciatura en Fotografía, a excepción de dos puntos:
1° Está faltando una unidad relativa al flash electrónico, un
accesorio imprescindible en la fotografía actual, tanto en su
versión portátil como de estudio, que debería estar incluida
en esta asignatura. Su conocimiento y empleo es necesario
en el cursado de todas las restantes asignaturas troncales de
la carrera.
2° Resulta necesaria una actualización de contenidos incorporando
lo referente a los equipos digitales y vincular
estos nuevos contenidos con los tradicionales, presentes en
el programa.
Consideraciones sobre Taller de Fotografía I
Esta asignatura, bajo este título, que ahora ha quedado identificada
como la curricular y transversal a varias carreras de
Diseño y Comunicación, presenta algunas dificultades que
intento superar a través de modificaciones progresivas, con
agregados en los contenidos y variaciones en las estrategias
de enseñanzaaprendizaje.
Las dificultades a las que hago referencia están fundamentalmente
en dos ejes:
a) Objetivos y contenidos de la asignatura.
b) Características del alumnado.
Objetivos y contenidos de la asignatura
Aunque la asignatura ha quedado diferenciada de la correspondiente
a la Licenciatura en Fotografía, comparten aún los
mismos objetivos y contenidos. Creo que ambos son muy
limitados para las necesidades de los futuros profesionales
de las carreras involucradas, a la vez que muy poco atractivos.
Básicamente refieren exclusivamente al manejo de una
cámara fotográfica y al conocimiento de algunos accesorios,
pero no hay referencia a los aspectos conceptuales y estéticos
de la fotografía.
Basándome en las sugerencias que me hiciera en su momento
Jorge Surraco, fui ampliando los contenidos. Es decir, no me
aparté de la estructura básica de la asignatura, sino que introduje
aquellos aspectos que, a mi criterio, le permitan al alumno
entender a la fotografía más allá de la técnica. Para mayores
detalles presento el Programa Analítico con el que estoy trabajando
y la Planificación Académica correspondiente.
Características del alumnado
Con la experiencia obtenida por el dictado de ambas asignaturas
a lo largo de tres años y con los aportes del Curso de
Perfeccionamiento Docente, fui ajustando una evaluación
diagnóstica que me resulta útil para elaborar las clases y practicar
una evaluación formativa a lo largo de toda la cursada,
sobre la base los trabajos prácticos solicitados.
Los estudiantes de la Licenciatura en Fotografía tienen un interés
por la disciplina que, justamente, ha signado su elección.
Pero los de otras carreras, que deben cursar obligatoriamente
la asignatura, no tienen, necesariamente y en su mayoría, un
interés especial por la fotografía y no perciben con claridad
qué más pueden aprender sobre algo que consideran sencillo
y sin mayores complicaciones.
Las cámaras digitales de alta sofisticación y facilidad de manejo,
permiten obtener imágenes antes imposibles: fotografías
con bajos niveles de iluminación, tomas a sujetos distantes,
acercamientos a pequeños elementos, correcciones de color…
sin necesidad de conocimientos especiales. Además, la instantaneidad
en la observación de los resultados permite, de
ser necesario, repetir las tomas inmediatamente.
La difusión de la fotografía resultó ampliamente favorecida
y se verifica en la gran cantidad de equipos comercializados
(incluidos los teléfonos con cámara), que continúa en alza. Las
cámaras digitales son fáciles de transportar –por su reducido
tamaño y peso–, y siempre están listas para su empleo. Esto
también impactó sobre las aplicaciones sociales de la fotografía.
Las personas ya no limitan las tomas a los acontecimientos
de su vida personal, sino que, cada vez más fotografían en todo
tiempo y lugar. Es habitual encontrar imágenes de aficionados
en los medios de comunicación reflejando hechos noticiables
a los que no han tenido acceso los profesionales.
Estos cambios radicales promueven ahora la creencia de que lo
único que separa a aficionados y profesionales es la diferencia
en los equipos que poseen unos y otros y en las oportunidades
para obtener tal o cual imagen, conceptos que son empleados
por los fabricantes de cámaras en sus mensajes. Asimismo,
esta tendencia devalúa el estatus de la fotografía frente a
otras disciplinas, porque se entiende que no se requieren
conocimientos especiales para practicarla; cualquiera puede
hacer fotografías.
Cada día se toman más fotografías y, aunque la calidad técnica
pueda ser superior, las fotografías no son mejores. Se
confía completamente en los automatismos y se presiona el
disparador con rapidez y sin mirar demasiado, generalmente
bajo un impulso emocional.
La mayoría de los estudiantes toma habitualmente fotografías
y lo hace con equipos digitales. Por sus edades, son pocos los
que han utilizado cámaras analógicas, a las que consideran, por
otra parte, como pertenecientes a una tecnología del pasado
superada por completo.
Así las cosas, la asignatura presenta el desafío de enfrentar
este diagnóstico para modificar los conocimientos previos
de los alumnos.
Es fundamental, primeramente, que el alumno comprenda cuál
es el concepto de fotografía; qué es la fotografía. Que no se
trata de un procedimiento arbitrario, indiscriminado y automático.
Que no es significativo si el dispositivo con el que se
obtiene emplea película o no. Lo esencial, por sobre todo, es el
individuo que opera el sistema, porque es quien decide aquello
que merece ser aislado de su contexto, aquello que tiene la
importancia suficiente como para ser conservado, guardado o
recordado a través de su fijación definitiva. Una fotografía es
una selección personal, única, que depende exclusivamente de
los significados intransferibles, racionales y/o emocionales,
que devienen del contenido de la fracción de tiempo y espacio
“encuadrada” por quien controla el sistema.
Después de alcanzar este primer conocimiento por parte del
alumno, al que se lo guía a través de trabajos prácticos de análisis
de fotografías propias y de otros autores, el estudiante está
predispuesto, aunque todavía con algunas dudas, a aceptar las
cuestiones técnicas de la fotografía. Es necesario convencerlo
de que, con su aprendizaje, él comenzará a dominar el equipo
que posee pero que no conoce.
Los siguientes trabajos prácticos consisten en tomar fotografías
resolviendo problemas técnicos. Aquí la enseñanza
se va personalizando cada vez más rescatando los aciertos e
indicando los errores y cómo resolverlos con la cámara que
cada alumno posea.
Los trabajos prácticos van introduciendo dificultades progresivamente
hasta llegar al último, en el cual los alumnos tienen
que resolver una producción fotográfica compleja.
En la Planificación Académica se incluye la Guía de Trabajos
Prácticos del presente cuatrimestre que puede ayudar a comprender
con más detalle lo expuesto.
Bibliografía
Las incorporaciones a los contenidos también requieren una
bibliografía acorde. Considero que el alumno debe tener acceso
a un panorama muy amplio sobre lo que es la disciplina.
También que pueda disponer de herramientas que actúen
como disparadores de su creatividad y que puedan facilitar la
concreción de sus propias producciones fotográficas.
Por lo tanto le brindo al alumno una bibliografía diversificada
que incluye aspectos técnicos, conceptuales, históricos,
estéticos y biográficos. Como resulta algo extenso, recurro a
la lectura en clase, por grupos, para fomentar la discusión y
también presento resúmenes a través de proyecciones.
Una parte de esta bibliografía está conformada por una selección
de textos de distintos autores que tienen puntos de vista
muy disímiles sobre la fotografía.
Otra parte la constituyen artículos y monografías propios,
sobre distintos temas, fundamentalmente técnicos.
Esta producción ha sido desarrollada con fines didácticos y
en muchos casos específicamente para apoyar el dictado de
la asignatura.
No desestimo la bibliografía que tradicionalmente se emplea
para la enseñanza de la fotografía, a la que también apelo,
pero hay que tener en cuenta que estas obras, si bien conservan
su valor teórico, han envejecido con rapidez frente a
la evolución técnica de la fotografía. Otros inconvenientes
son la falta de traducciones o, cuando existen, el empleo de
vocablos incorrectos o diferentes para una misma técnica o
proceso. Finalmente, también hay una ausencia de bibliografía
orgánica para determinados contenidos, fundamentalmente
los referidos a autores argentinos.
Como periodista especializado y editor de publicaciones
destinadas a la enseñanza y difusión de la fotografía por casi
treinta años, dispongo de muchísimo material que he adaptado
y actualizado para aplicarlo al dictado de la asignatura.
La bibliografía de la asignatura la pongo a disposición del
alumno en un disco compacto, en archivos pdf que pueden
extraerse y copiarse sin inconvenientes para ser utilizados en
otras aplicaciones y facilitar su empleo. Ver CD.
Propuestas
A través de lo expresado he tratado de resumir de qué forma
intento enriquecer el dictado de la asignatura, partiendo del
marco insuficiente de un currículo de contenidos estrictamente
técnicos. Seguramente cada docente tiene miradas diferentes
sobre la misma asignatura, aunque también coincidentes en
su espíritu, por lo tanto:
- Resultaría enriquecedor realizar reuniones de trabajo con
todos los docentes que dictan la misma asignatura para compartir
criterios con la intención de establecer un currículo más
adecuado y consensuado de la materia.
Partiendo de la base de la incorporación de contenidos y
con la intención de ponerlos en práctica para que el alumno
pueda realizar más y mejores producciones, puntualmente
orientadas a fotoperiodismo, productos, moda y publicidad,
aprovechando las disponibilidades técnicas de la Facultad,
y considerando que un cuatrimestre no es suficiente para
realizarlos adecuadamente:
- Crear una nueva asignatura, “Taller de Fotografía II”,
orientada exclusivamente a la concreción de proyectos fotográficos.
Los principios técnicos para la obtención de una fotografía
son válidos tanto para cámaras analógicas como digitales. Sin
embargo, la mayoría de las cámaras que poseen los alumnos
no permite el control de los dispositivos de manera manual.
Por lo tanto, sería de utilidad que:
- La Facultad posea una cantidad de cámaras réflex, analógicas
y de operación manual, para poner a disposición de los
alumnos para la realización de sus trabajos prácticos.
Debido a la constante evolución técnica que tiene lugar en el
campo fotográfico es imprescindible contar con la información
más actualizada. Una opción es:
- Invitar a las empresas importadoras y distribuidoras de
productos fotográficos para que realicen presentaciones y
demostraciones, que tengan el carácter de clases especiales,
para la totalidad de los alumnos que cursan la asignatura.
- Una constante pedagógica en la Facultad de Diseño y
Comunicación es que el alumno integre los conocimientos
aprendidos en las diferentes asignaturas y que los vincule entre
sí. Para apoyar este proceso resultaría útil poder contar con
los programas y/o planificaciones académicas de las asignaturas
que el alumno cursa en paralelo a Taller de Fotografía
I, más aún cuando los alumnos de la asignatura pertenecen a
diferentes carreras. Con esta información seguramente será
posible diseñar trabajos prácticos que puedan relacionarse con
los de otras asignaturas y también trabajar con los docentes
de las mismas.
- Crear un espacio físico destinado exclusivamente a los docentes
que pueda servir de lugar de trabajo (correcciones de
trabajos prácticos, por ejemplo), y también de reunión para
intercambiar criterios. Un espacio de estas características
aportaría a la comunicación entre docentes.
- El trabajo práctico final de Taller de Fotografía I consiste
en un portfolio cuyo marco es “De la idea a la producción
integral” y dentro de él se acota la temática en relación con la
carrera en la que está inserta la asignatura, cómo, por ejemplo,
“Fotografía de modas”, en el caso de tratarse de Diseño de
Moda e Indumentaria. En los últimos cuatrimestres, los alumnos
que se inscriben en la asignatura no pertenecen todos a una
misma carrera, sino a varias y no hay tampoco una mayoría
predominante. Entonces, se solicita una temática que no tiene
relación con los intereses ni con la carrera de muchos de los
alumnos. Por consiguiente, resulta más adecuado mantener
el marco general, pero solicitar al alumno que proponga él su
proyecto, el que será discutido con el docente. El resultado
es altamente positivo porque el alumno se involucra mucho
más, su entusiasmo es mayor y, consecuentemente, realiza un
mayor despliegue creativo.
- He realizado el Curso de Perfeccionamiento Docente y ha
sido de gran utilidad para mejorar la planificación, dictado
y evaluación de la asignatura. Pero, además, muchos de los
contenidos me resultaron sumamente interesantes y me llevaron
a profundizarlos. Creo que sería importante extender esta
capacitación docente para perfeccionar, fundamentalmente,
las estrategias en la enseñanza y el aprendizaje.


Materia: Taller de Fotografía I fue publicado de la página 13 a página15 en Escritos en la Facultad Nº39

ver detalle e índice del libro