1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV >
  4. De la teoría, a la experiencia de taller. (La confección como aprendizaje)

De la teoría, a la experiencia de taller. (La confección como aprendizaje)

Fernández, Marta [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV

XI Jornadas de Reflexión Académica febrero 2003: "En [desde] el aula"

Año IV, Vol. 4, Febrero 2003, Buenos Aires, Argentina | 124 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El vestido no har· (seg˙n un viejo proverbio) al monje, pero segura ente su realizaciÛn, con cierta precisiÛn, sobre el trazado de la olderÌa hace la diferencia.

Desde hace uchos aÒos la pasarela y los diseÒadores realizan con honores tributos a este instrumento, que, en una Època en la cual la producciÛn serial tiene el poder de hacer desaparecer la intervenciÛn hu ana, en la realizaciÛn de un diseÒo de indumentaria, queda una fase en la cual es a˙n posible personalizar y crear la diferencia.

Es el trazado de la molderÌa la que supera la barrera del modelo virtual, aquel en el plano bidimensional y el modelo real, el humano en tridi ensiÛn.

Es esta virtud esta capacidad de hacer algo ˙nico, a travÈs de la calidad de la sastrerÌa la que hace la diferencia.

Este instru ento es el elegido por los nuevos y viejos diseÒadores del undo es el ele ento necesario para hacer conocer el proceso de ideaciÛn de un diseÒo, es decir el traje sastre se torna lo m·ximo en calidad.

En este punto podemos hacer unas aclaraciones a nivel sem·ntico del tÈr ino sastre (en distintas lenguas). Los autores identifican la diferencia entre taylor (inglÈs), que determina la acciÛn de cortar, del italiano sarto ñdel latÌn sarcire- se refiere a remendar, toando del sastre sobretodo la acciÛn de reconstruir, de suturar, confir ando asÌ la necesaria y maravillosa capacidad de sÌntesis que tiene un trazado de molderÌa sobre un papel.

En esta tÈcnica el estudio del cuerpo y las sucesivas interpretaciones estilÌsticas hacen que este mÈtodo de trazado lleve a crear algo ˙nico: el indu ento fruto de la habilidad teÛrica, la capacidad tÈcnica y el gusto estÈtico. Porque la creatividad, y la genialidad pasan por el conoci iento en profundidad de la tÈcnica. Y sÛlo a travÈs de este conoci iento se puede desarrollar y hacer triunfar la creaciÛn.

Estas consideraciones est·n involucradas en la relaciÛn enseÒanza-aprendizaje. La creaciÛn del taller de confecciÛn en la carrera de DiseÒo Textil y de Indumentaria, es sin duda un logro conjunto de alumnos y docentes. De los alumnos por haber tenido la necesidad de acercarse al oficio de la confecciÛn y de los profesores por haber hecho posible el funcionamiento del taller.

Los jÛvenes alumnos, algunos principiantes y otros ìexpertosî en el tema, se sintieron motivados por el hecho de cÛmo saber hacer con sus propias manos aquello que pensaban y sÛlo existÌa en sus clases teÛricas. Durante la cursada fueron ensamblando los diferentes conocimientos adquiridos en las ·reas de diseÒo, molderÌa y tÈcnicas de producciÛn.

De este modo fueron aplicando su propia personalidad y estilo y la satisfacciÛn de haber creado algo personal con la magia de la costura a travÈs de sus propias manos. Siguiendo a travÈs de la producciÛn misma los lineamientos conceptuales, que hemos referenciado anteriormente.


De la teoría, a la experiencia de taller. (La confección como aprendizaje) fue publicado de la página 56 a página56 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº IV

ver detalle e índice del libro