Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. Una transformación continua del espacio de tiempo.

Una transformación continua del espacio de tiempo.

De la Torre, Silvana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Cuando nos encontramos frente a una obra pictórica clásica, presuponemos que se trata de una imagen fija. 

Sin embargo, en su interior encontramos tal vez la representación de personajes que se encuentran en un tiempo y un espacio determinado, no solamente relacionado con la fecha y el lugar donde fue realizada sino con su propia relación de tiempo y espacio. 

Un cambio cromático o los ojos de una madre que busca la complicidad de su hijo, conducen nuestra mirada, nos va guiando, deteniendo o apresurando nuestro recorrido en ese espacio. 

En una fotografía de alguien en movimiento, de una persona corriendo por ejemplo, encontramos la captación de un instante que solo nos muestra lo que no llegamos a ver ya que no tenemos la capacidad de detener el tiempo para observar. Dicho de otro modo, en la vida real no hay saltos en el tiempo, el tiempo y el espacio son continuos. 

A fines del s. XVI y principios del XVII la falta de escenografía en los teatros de Londres en los que se representaban las obras de Shakespeare, hizo que la palabra “creara” la noche, la mañana, una selva, el mar, ya que no existía ningún elemento que los remitiera a aquel otro espacio. 

Casi tres siglos después las primeras imágenes captadas por la cinematografía carentes de sonido, se trataban de secuencias en tiempo real, que por sobre todas las cosas describían una captación del movimiento de objetos, recorridos de trenes, carros, personas observados a través de una cámara que se encontraba en un punto fijo haciendo entrar a los personajes “a cuadro” de modo teatral como si fuesen representadas para un público que observaba desde una platea las imágenes contenidas dentro de un espacio escenográfico. 

Ese encuadre, lo que generaba y hoy en día sigue generando, es una relación entre la posición de la cámara y el sujeto, lo que establece una superficie imaginaria entre las dos zonas, de lo filmado y la de la que filma. 

Con la incorporación del relato hubo que representar relaciones de personas o lugares en tiempos distintos, países o planetas que describían otra realidad, ciudades del futuro que aún no eran imaginadas. 

Estos espacios creados a través de la escenografía debieron sostenerse por si mismos, sin la ayuda de la palabra se pasó de aquella observación desde un punto fijo a transportarnos y ser parte de la trama. 

Se dice que el cine es una imagen animada resultado de una sumatoria entre el teatro, la fotografía y la pintura que al igual que el teatro produce una ilusión, en un cierto punto nos da la impresión de vida real. 

Agregaría además, que desde sus orígenes sigue incorporando nuevos lenguajes y nuevas técnicas, y que seguramente nos permitirá tener nuevos puntos de vista de otras realidades y que nos ayudará a observarnos a nosotros mismos en los tiempos en los que nos toque vivir.


Una transformación continua del espacio de tiempo. fue publicado de la página 58 a página58 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro